arrow

Ponette

6,8
536
votos
Sinopsis
Historia de la desolación y desamparo de una niña de cuatro años que ha perdido a su madre. Un drama que obtuvo unanimidad al calificar como impresionante la actuación de la niña. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
28 de octubre de 2005
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
El planteamiento de la película es sin duda forzado y a muchos puede parecerles que lo que resta, quizá por este motivo, es absolutamente impropio de niños. Si es así deberíamos preguntarnos, ¿es una película sobre cómo los niños entienden la muerte o sobre cómo la entendemos todos? Sería necio pensar que la película es sólo para niños (aunque pueda serlo está pensada sobre todo para adultos) y siendo así, ¿qué hemos de reprochar a los diálogos y a las reflexiones de los infantes de la película? Sin duda no son sólo ellos, sino los adultos, los que hablan a su través y al mismo tiempo esos adultos tratan de ponerse en un lugar donde lo preconcebido y los prejuicios a cerca de la muerte todavía no han vencido una cierta inocencia. Todo esto podría parecer a la postre sumamente artificial y pretencioso y sin embargo, gracias a las imágenes, a la recuperación de la inocencia infantil a través de gestos y poses que paradójicamente imitan un tono marcadamente adulto, lo sentimos como verdadero.
roscao
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de septiembre de 2006
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
La pequeña Victoire Thivisol ganó la Copa Volpi en Venecia por su… no sé si llamarlo interpretación, porque es evidente que una niña tan pequeña no interpreta, sino que vive su papel.
La verdad es que es difícil no conmoverse al ver a la niña llorando de verdad y llamando a su madre.
Y si encima esa madre muerta se nos muestra con los rasgos de Marie Trintignant, que todos sabemos cómo acabó en la vida real… pues la emoción es doble.

Sin embargo, viéndola con frialdad y distanciamiento, a la película le falta un poco de veracidad para resultar redonda: en varias ocasiones me distanció de la película la típica sensación de “eso no lo diría un niño de esa edad”.

En cualquier caso me pareció interesante, porque no es un argumento habitual contar la pérdida desde el punto de vista de un niño tan pequeño, quizá por la dificultad que entraña abordar la psicología infantil, o por el riesgo de hacer daño al niño-actor...
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Sahar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de agosto de 2015
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
No recuerdo dónde, leí que, en el proceso en que la ingenuidad infantil va siendo sacrificada por la áspera realidad adulta, tiene especial significación el día en que el niño toma conciencia de que sus padres, algún día, van a morir.

Yo recuerdo ese momento, supongo que con siete u ocho años, no más. Al preguntar a mis compañeros de clase por la edad de sus padres y comprobar que los míos eran los más mayores de todos, comprendí que, muy probablemente, me quedaría sin padres antes que el resto. Ese día, al llegar a casa, lloré mucho pensando en ello. Han pasado casi veinte años y siguen vivos, y con salud, pero en ese momento sus muertes me parecían inminentes. En realidad, lo que entendí es que eran 'inevitables'.

...

Doillon confía muchísimo en la niña Victoire. En la dirección de casting se encontraron, inesperadamente, con un diamante en bruto, y no dudaron en cargar en él una parte importante del dramatismo de la película. Todo actor ha de tener algo de mentiroso, de farsante; nunca puede 'ser' su personaje, pero ha de imitarlo, de suplantarle en la medida de lo posible. Victoire Thivisol, tan pequeña, dudo que interpretase nada; al menos, no con el rigor y la técnica de una actriz. Uno siente que, cuando Victoire llora, llora de verdad, no para ganarse al espectador: paradójicamente, el efecto emocional se multiplica. Ella, su rostro, su voz titubeante, sus ojos tristes y auténticos, son el vértice sensible de 'Ponette'.

...

No hay en esta película ningún ingenio visual notable. Su planteamiento predispone a la empatía. Doillon juega una mano difícilmente perdedora. No obstante, el desarrollo me sorprende: no se limita a procurar que el espectador moje continuamente el pañuelo.

Hay algo evocador y elevado en esa inocencia con que los niños de 'Ponette' tantean la metafísica. A temprana edad, el niño obtiene ya un concepto de muerte, de Dios, de más allá, y se acercan a estos conceptos con sencillez de espíritu, con nobleza. Los manejan de formas inauditas, curiosas y puras. El adulto medio está atiborrado de prejuicios religiosos; ya sea vanidad atea o creencia ciega. Cuando se es niño, "Dios" no es nada más que un ser inexplicable, misterioso, intrigante y alentador que habita, y quizás gobierna, ese paisaje de figuras mágicas que, bajo la imaginación infantil, están del otro lado del mundo. Cuando se es mayor, ese imaginario se esfuma, del otro lado del mundo no hay gran cosa, ya sólo queda pelearse con la Filosofía y sentir la ausencia de esperanza, u obviarla. Hay algo profundamente enternecedor, y sabio a su manera, en la forma en que 'Ponette' intenta traer a su madre del más allá; lo hay porque ella lo intenta con convencimiento de que puede hacerse, y es un convencimiento real, no autoimpuesto.

No es una película sobre la religión, quizás tampoco sobre la muerte. Es una película sobre la humildad de espíritu que tuvimos todos alguna vez en nuestro intento por comprender la vida.

Gracias.
Redeker
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de julio de 2009
5 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Todo un hallazgo la niñita que protagoniza esta historia, sin duda, pero confiar casi exclusivamente en este factor no permite desarrollar una idea -el enfrentamiento de la infancia con la muerte de un ser querido- que ha alcanzado altas cotas en la Historia del Cine. "Juegos prohibidos" (René Clément) o "A las nueve cada noche" (Jack Clayton), son infinitamente más tiernas, creíbles y, sobre todo, entretenidas.

El filón de la "loquita simpática", como la llama su primo, no da para más de veinte o treinta minutos curiosos, y hace de "Ponette" una película reservada para los que adoran a los pequeñuelos como Victoire Thivison, pero poco más.
Hitch
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de julio de 2010
1 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Des de los primeros minutos de la película, la interpretación de la niña que da vida al personaje de Ponette me ha provocado desidia e irritabilidad por partes iguales. El discurso de la película, demasiado trillado, y por supuesto, mucho mejor elaborado en multitud de otras cintas. Por lo demás, totalmente prescindible, ya que el peso del film recae casi íntegramente en esa niña y sus forzadas expresiones. Una lástima, el intento de querer transmitir tristeza, se quedó en un ejemplo de historia deshumanizada y espectral.
Invomitus rex
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados