arrow

Mad Men (Serie de TV)

7,9
22.425
votos
Sinopsis
Serie de TV (2007-2014). 7 temporadas. Aclamadísima serie dramática que narra los comienzos de una de las más prestigiosas agencias de publicidad de los años sesenta, y centrada en uno de los más misteriosos ejecutivos de la firma, Donald Draper. Un hombre con un gran talento. "Mad Men" es la mirada a los hombres que dieron forma a las esperanzas y sueños diarios de los americanos de la época. En 1960 la publicidad era ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 10 15 >>
user-icon jesus (of suburbia)   Málaga (España)
Excelente
30 de Diciembre de 2008
151 de 158 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vaya obra maestra se ha sacado de la manga Matthew Weiner (guionista de Los Sopranos), con unos elementos simples pero tremendamente bien hilvanados. Es cierto, ambientada en los años 60 en el mundo de la publicidad, es ésa la excusa, la fachada tras la que se esconde toda una sucesión de turbias historias, de personajes atados a su destino, orientados hacia una tragedia griega.

Son esos personajes tan bien diseñados: Draper el genio de la publicidad, con su bella esposa, sus bellos hijos, su bella casa, y su miserable existencia. Su esposa, con su bello marido, sus bellos hijos, su bella casa, su inmensa soledad. Campbell con sus deseos de ascenso, con su exagerada codicia, con su fracaso matrimonial, con su amor inconfeso. La señorita Olsen, con sus miedos, sus incertidumbres, su pasmosa creatividad, sus problemas en un mundo de hombres.

Y así podíamos seguir con cada uno de los personajes. Todos unidos por la publicidad en momentos de expansión. Un mundo tremendamente machista, gris del humo incesante de tabaco, gris también por los deseos inconfesables. Lo que es tremendamente bello por fuera, se pudre por dentro.

Y ése deterioro se percibe capítulo a capítulo, lenta, pausadamente, cada escena se alarga un instante más para añadir pesadez a la acumulación de drama. Puede parecer aburrida, pero cuántas cosas pasan en la simple exhalación de humo.
jesus (of suburbia)
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Toni   Benidorm (España)
Muy buena
16 de Diciembre de 2008
67 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
No se muy bien como comenzar este escrito, ya que no soy muy dado a prodigarme por las críticas, pero el caso es que cada vez que acabo un capítulo de Mad Men siento un impulso que me ha llevado a intentar explicar con palabras lo que me hace sentir dicha serie.
He llegado a la conclusión de que esta serie tiene algo; algo que hipnotiza y reconforta, pero que me resulta muy difícil de concretar; con lo que me veo en la obligación de bordear brevemente lo que engloba este relato a modo de intentar no dejarme ningún condimento de esta suculenta receta.
Comenzaré, como no, por el brillante Don Draper, este enigmático personaje que lejos de ser el protagonista perfecto, se nos antoja políticamente incorrecto, reservado, egoísta y machista, pero a la vez tan brillante, tan respetado y tan envidiado que cuando lo juntamos con su aparente seguridad de sí mismo, nos resulta cuanto menos adictivo.
No puedo dejar de mencionar el gran elenco de secundarios que nos presentan capitulo tras capítulo; cada cual más singular. La preciosa Betty, la “extrañamente” sexy Peggy, el odioso Pete Cambell junto con su tropa de pipiolos publicistas, los Sterling…en fin…
Dado que no pretendo alargar esto mucho más, concretaré rápidamente más detalles como la bellísima factura que nos ofrece Mad Men a modo de un impecable vestuario, unos escenarios cuidados al milímetro, una iluminación ostentosa (los labios de Betty te ciegan y no se contempla otra cosa mientras permanecen en pantalla) o una cámara siempre bien situada que consigue unas secuencias relajantes que te hacen digerir el capítulo lentamente, como si lo pudieses paladear, mientras disfrutas de un guión cuidado y elaborado que te muestra lo justo, lo necesario, poco a poco, como el cigarrillo Lucky que se consume lentamente y que nunca falta en las manos de ningún personaje de esta elegante historia.
Toni
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon willieyenka   madrid (España)
Muy buena
8 de Enero de 2009
48 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
En 1999, David Chase inauguró una serie sublime sobre unos mafiosos de Nueva Jersey, una serie a la altura de los mejores trabajos de Coppola, Scorsese o De Palma: Los Soprano. Desde entonces, en América las series superan a las películas: con el permiso del señor Eastwood y su obra maestra Sin perdón, Deadwood (David Milch 2004) es el mejor western que he visto en décadas. Creo que ninguna película policiaca supera la colosal serie The Wire (David Simon 2002), pocos dramas igualan a Six Feet Under (Alan Ball 2001), y así podemos continuar con un largo etcétera de series de géneros diversos; Generation Kill, True Blood, OZ, The Office, El séquito...
La nueva joya de la TV se llama Mad Men cuyo creador, Matthew Weiner, fue uno de los directores ejecutivos de Los Soprano, y se nota: aunque no sea de HBO, cumple con todos los requisitos de las series más célebres de esta productora; pasta, buenos guiones y grandes interpretaciones.
Mad Men es adictiva, y el excelente personaje de Jon Hamm, secundado por un elenco perfecto, nos muestra el ritmo de vida de una agencia publicitaria en la NY de los 60.
Es una serie contenida, clásica y elegante, cruel e irónica. Don Draper, un excelente director creativo, nos muestra las dos caras del sueño americano: un afeitado perfecto, un café impecable hecho por su linda esposa y un Lucky Strike delicioso... cuando abre la puerta de casa, la vida deja de ser como en los anuncios.
willieyenka
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Neathara   Demonlandia (Tajikistan)
Notable
18 de Junio de 2011
39 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un lujazo de serie. Hazme caso y si se te presenta una tarde aburrida huye del obsceno griterío de los programas de cotilleos y de las pelis malas de sobremesa y sumérgete en la pura elegancia de esta magnífica producción.

"Mad Men" es, además de un lujoso entretenimiento visual, una narración que utiliza como catapulta dramática todo el germen del cambio social que acontece desde los últimos años 50 hasta el inicio de los convulsos 60, mostrando a una plétora de magníficos personajes inmersos en las contradicciones de la época, entre lo que realmente desean y entre lo que la sociedad dicta que deberían desear (no es casualidad que la serie se desarrolle en una agencia publicitaria). El espíritu de "Mad Men" se condensa en una sola escena: aquella en que el personaje principal, Don Draper, pregunta a su mujer que cómo podría ser infeliz teniendo todo lo que tiene: una vida de anuncio. Ella dice que no es infeliz, pero es su mirada quien nos da la auténtica respuesta. Y es que "Mad Men" está llena de personajes que luchan consciente o inconscientemente por encontrar su rol vital en un mundo cambiante.

La serie no tiene grandes intrigas ni giros muy sorprendentes y carece de cliffhangers o "continuarás" o golpes de efecto (a no ser que se considere como tales los pechámenes de la guapa Christina Hendricks): su apuesta se basa en el puro y duro conflicto dramático que además no se sirve al espectador con rotundida, sino que se devana en gran parte con miradas, comentarios de doble sentido y gestos aparentemente triviales. Como en el dicho, en "Mad Men", el diablo está en los detalles. Es, por tanto, una serie que satisface tanto a observadores de la conducta humana como a hedonistas visuales: la labor de los estilistas es como mínimo tan meritoria como la de los encargados del guión.

También es una serie para enamorarse poco a poco de los personajes, a pesar del entorno machista en que se narra la historia, no hay mujeres ni hombres floreros, todos tienen su estilo, su personalidad y su signicado en la historia. Si es por ponerle una pega, es que cuando la cámara y la historia sale de la agencia, estamos ya deseando que nos vuelvan a invitar a entrar en ella.

Si tuviera que definirla en pocas palabras, cada capítulo de 'Mad Men' es como una puerta tentadoramente abierta que conduce a una sala de la máquina del tiempo, donde por el precio de sólo cincuenta minutos se nos ofrece la posibilidad de ser testigos invisibles de una época y de un lugar totalmente fascinantes.
Neathara
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon juanson   galicia (España)
Notable
20 de Julio de 2008
61 de 91 usuarios han encontrado esta crítica útil
hablar de políticamente correcto no tiene sentido: desconecte esa función. Machismo en estado puro. Y, perdón, pero la serie me encanta.
Por un lado es como un minucioso documental del final de los años cincuenta. Fíjense en los detalles, desde la cocina a los despachos. La ambientación es soberbia (hay mucho dinero en esta serie, se nota). Y por otro lado, los guiones son muy buenos. La historia engancha.
Para un mejor visionado aprovisiónese con lo siguiente: dos cartones de lucky, una botella de whisky de malta, una de ginebra, y otra de vodka por si acaso. Nada de refrescos: hielo. Tenga a mano un amante en las cercanías.
Que alegría que salgan series con esta calidad.
juanson
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 3 4 10 15 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados