arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Martyrs

6,4
9.720
votos
Sinopsis
En Francia, a comienzos de 1970, Lucie, una niña desaparecida un año antes, es vista mientras camina por una carretera. Se encuentra en estado catatónico y es incapaz de contar nada de lo que le ha sucedido. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 33 >>
27 de marzo de 2009
138 de 165 usuarios han encontrado esta crítica útil
Martyrs es un film de terror cuyo guión ha sido escrito por el propio realizador, Pascal Laugier, y empieza durante una noche en Francia en los años 70 cuando Lucie, una niña desaparecida desde hace un año, es encontrada perdida en una carretera y prácticamente catatónica y sin recordar nada. Todo resulta muy misterioso pues Lucie no muestra rastro de abusos sexuales. La niña es hospitalizada y se recupera lentamente, allí entabla amistad con otra niña que ha sufrido abusos en su familia. Años más tarde buscará venganza. Es importante para entrar en el mórvido juego del film no saber ningún dato más del argumento, ya que sino, se puede incurrir en una falsa expectación.

Más allá de la polémica provocada, Martyrs es un soplo de aire fresco en el cine actual de terror. La película comienza con unos primeros minutos demoledores que mantiene durante la primera hora de metraje, a partir de ahí, llega la parte más discutible y pesada del film. Cuando este pequeño paréntesis de monotonía “hostelniana” como único estímulo llega a su punto cumbre, comienza un perturbado y fascinante final que justifica en parte la violencia explícita del film.
En lo que se refiere al apartado técnico destaca sobretodo el realismo de las escenas violentas, ayudadas por las buenas interpretaciones de las protagonistas y por su excelente maquillaje. La banda sonora es correcta a lo largo del film, con mayor importancia durante el final.

Es evidente que el director francés, Pascal Laugier, quería ganar algo de protagonismo con “Martyrs”, sobretodo después de su desapercibida ópera prima “El internado”. La polémica surgida con la película es su única base publicitaria, y quizás, más efectiva que la habitual. Aún con toda esta parafernalia, el director sabía que iba a tener numerosos detractores que la tachan de demasiado violenta o de incoherencia en el guión.
Esta arriesgada producción europea es un caso claro de remake no realizable, por el mero hecho de que en Hollywood no se atreverían con algo de este calibre, tan poco comercial y tan poco, dada su conservadora ideología, moral. Se puede clasificar como una cinta de terror transgresora, hecha para provocar y polemizar, una auténtica experiencia demoledora.
Hacía tiempo que una película no me hacía sentir esa sensación de constantes escalofríos en el cuerpo, de escepticismo y repulsión hacia lo que estaba viendo. Al final del film, la impresión retenida es que por fin termina “el suplicio”, y que acabas de ver algo enfermizo, inmundo, reflexivo y cuanto menos diferente, aunque en realidad no termine de serlo…

Una valiente propuesta realizada por un director del que no esperaba nada (después de ver su mediocre primera obra), y del que espero, no defraude con el remake de “Hellraiser” que tiene entre manos, con la inestimable ayuda de su creador Clive Barker.
AndyHug
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de octubre de 2008
119 de 163 usuarios han encontrado esta crítica útil
Salí de Sitges ayer con muy mal cuerpo, hacía tiempo que no me pasaba eso; y a pesar de todo lo agradezco. Porque últimamente el cine me deja siempre indiferente. Claro que puedo decir que una película es buena o mala, o me ha gustado o no; pero no me despiertan muchos más sentimientos y esta película lo ha conseguido después de mucho tiempo.
Algo totalmente inesperado y original es lo que me he encontrado, el que vaya a verla pensando que se encontrará una película Gore al uso no la va a encontrar; cierto es que la violencia a priori es gratuita y sin ningún tipo de fundamento, pero la manera tan realista y humana con la que es tratado el tema la aparta enseguida de cualquier película de violencia gratuita antes vista. Además de tener un guión impresionante y unas actuaciones fuera de lo común últimamente en el cine.

Las personajes como alguien ha dicho en otra crítica no son para nada esquizofrénicas ni mucho menos, como han dicho en otra crítica son unas muchachas que no han tenido una infancia como la del resto de los mortales. Anna una de las protagonistas (con la que acaba moviéndose el final de la trama) es una chica coraje, no sé, era envidiable su carácter y su insaciable bondad.

La película por momentos me hacía sufrir, incluso estoy a punto de llorar y no quiero y por eso sufro más aun, dios mío..., pero como puede alguien ver esta película solo como algo sangriento y cruel. Toda la película es una gran obra, le pongo un 9 porque creo que hay gente que la está valorando solo como una película macabra y sin sentimientos y no es así.
Siento si la crítica es pobre, no suelo hacerlas, porque creo que no se me da muy bien, pero después de leer las otras críticas tenía que poner algo positivo e intentar dar argumentos.


Saludos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
vladimercury
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de agosto de 2009
83 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los asiduos a Sitges, Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya, hemos visto cosas que vosotros no creeríais. Coprofagia y toda clase de aberraciones en el Saló de Pasolini. Hemos visto violaciones de 9 minutos ininterrumpidos en la Irreversible de Gaspar Noé. Hemos visto gente corriente cometer crímenes atroces en los films de Haneke. Autofelaciones con cabezas decapitadas en la Alta Tensión de Alexandre Aja... Todas estas escenas se perderán en el tiempo como lágrimas bajo la lluvia después de ver la fechoría de Pascal Laugier, segunda película del director galo que parece eliminar las barreras de la transgresión.

Una sociedad secreta que se dedica a torturar sin límites a sus víctimas (todas niñas y jovencitas). Una niña que consigue escapar del martirio y 15 años más tarde vuelve decidida a consumar su venganza con una escopeta bajo el brazo. Una experiencia tan infernal (la de la niña) que la asfixia y le quita las ganas de vivir. Una buena amiga que cae en poder de la misma organización. Palizas sin guión. Centenares de cortes alrededor del cuerpo. Bandas metálicas clavadas en la cabeza con clavos de 10 cm. Aislamiento. Oscuridad. Silencio. Aturdimiento.

El repertorio de elementos tortuosos que utilitza Laugier es cuanto menos variado. Su dominio de las escenas más dramáticas, a pesar de caer a veces en los excesos, es contundente. La estética visual coge lo mejor del nuevo cine de terror francés, con una fotografia de la que se desprende el espíritu del slasher de los 70, aunque mucho más limpio y estilizado.

Pero después de visionar el film, la sensación que le queda al espectador es la de que alguna cosa no acaba de funcionar. ¿El principal problema de Laugier? La ambigüedad a la hora de imprimir un tratamiento y tono determinados. ¿Se trata de pura diversión, de llamar la atención, o de brindar a la reflexión entorno al tema de la violencia? Por momentos, el espectador no sabe dónde situar la cinta, si en un territorio slasher de diversión y provocación (Alexandre Aja o Gaspar Noé) o, por el contrario, en un discurso serio sobre los fundamentos de la violencia no exento de polémica (Michael Haneke). Esta ambigüedad hace de Martyrs un arma de doble filo.

En la rueda de prensa posterior a la proyección del film en Sitges, un aficionado (o freak, mejor dicho) le preguntó al director francés por qué no había incluído ninguna escena de sexo, cuestión que Pascal respondió con un claro y contundente: ‘Mi película no trata el tema del sexo’. Este comentario nos hizo creer a muchos que el director tenía las ideas muy claras y había creado un producto muy coherente. Pero cuando uno se mueve por encima de la línea imaginaria que separa los dos mencionados tonos (diversión gore y discurso serio sobre la violencia), debe hacerlo sin que uno ensucie el otro. Y si hay algo que le podemos reprochar al director galo es, desgraciadamente, el hecho de ensuciar demasiado su discurso trascendental.

****3/5****
kakihara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de abril de 2009
51 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Saint Ange" era (y es todavía) una película medianamente entretenida de terror de la rama sustos, niños y fantasmas, un film que pasó bastante desapercibido y que no nos hizo recalar en el nombre de Pascal Laugier como futura esperanza o artista a seguir. Le perdimos por tanto la pista.
Pues bien, "Martyrs" es un puñetazo en la mesa, un L-A-U-G-I-E-R así con mayúsculas y separadas para que no haya duda de que aquí hay un señor francés con ganas de hacernoslo pasar mal con la vertiente del terror actual más unida a las dos partes de "Hostel" que a espectáculos ya con fecha de caducidad como los de "Saw". Una de las mejores referencias que uno puede encontrar ante un film como éste es la enorme distancia que hay entre opiniones críticas, de un extremo al otro, como bien pudimos ver con esa "Irreversible" de Gaspar Noé, por ejemplo. Esto induce a pensar que hay materia para la discusión, algo es algo en tiempos más dados a lo bobo y repetitivo. Y ahora me respondo a dos preguntas corrientes al respecto de estas películas. ¿Es necesario mostrar tanta violencia explícitamente? Si se hace así probablemente no sea estrictamente necesario pero sí efectivo en tanto y cuanto uno sale con un odio abrasivo por la violencia que es bastante más interesante que una película donde Chuck Norris mate a 100 vietnamitas y parezca que no ha pasado nada. ¿El gore tiene que ir unido al cachondeo? Afortunadamente no, hay productos como "Martyrs" que muestran que puede aspirar a plantear otras disquisiciones que podríamos calificar porque no, de autorales y de reflexión.
"Martyrs" evoluciona con una agradable incertidumbre, libertad narrativa que mantiene al espectador distraido a la par que atento a la pantalla, arranca con un golpe Haneke, se precipita sorprendentemente rápido hacia un film de corte fantasmal-asiático que sabe abandonar a tiempo y de mitad para el final se torna más oscura si cabe, más dolorosa, de un considerable y profundo mal rollo de corte más frío y místico. No hay que decir nada más del argumento para no restarle interés a los que vengan.
Lo que casi no se podrá rebatir es que a día de hoy Francia está despuntando en este género y que los USA al márgen de hacer tontos remakes deberían ponerse las pilas y dedicarse a crear y no a fotocopiar.
Vargtimmen
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de abril de 2009
47 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
Frente al comatoso cine de terror que se fabrica en USA desde hace ya demasiados años se agradecen estas incursiones en el género que nos vienen desde otros puntos geográficos, películas donde se vuelve al terror como al ente angustioso, opresivo y provocador que este debe ser, alejado de las producciones en serie que son incapaces de causar sensaciones en el espectador más allá del hastío y el aburrimiento.

Martyrs tiene como primera baza ir directa a tu cuello. No hay preliminares, no hay in crescendo, la adrenalina va a empezar y su juego es intentar atraparte hasta los créditos finales. Habrá quien no lo acepte y habrá también quien opte por abandonar a mitad de viaje pero las cartas están ahí y por eso la película dentro de su dureza es valiente y honesta. No se produce además en Martyrs una innovación, pero si una ruptura. Muchos esquemas que venían siendo repetidos una y otra vez en el cine de terror se desquebrajan y aunque como iremos descubriendo la historia es bastante simple termina funcionando bien en su conjunto.

Hay sin embargo una sensación de haber querido abarcar demasiado. La primera parte es magnífica, inquietante, con unos mecanismos de suspense, ritmo y alucinación que consiguen causar verdadero desasosiego y desconcierto en el espectador, entonces se produce un giro que da comienzo a la parte final siendo este último tramo el más fallido por apuntar a pretensiones que parecía que la película en un principio no tenía. Aún así se hace una aproximación al mundo de las sectas que también tiene interés aunque no sea el objeto de la que se refleja en Martyrs en absoluto creíble, resultando tal vez demasiado forzado.

Recomendable especialmente para fans del cine de terror que ya hace mucho tiempo que se cansaron de las películas que inundan año tras año nuestras carteleras.
Wild In Love
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 33 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados