arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Héroes de ocasión

Comedia. Musical La República Democrática de Freedonia, un pequeño país centroeuropeo, a cuyo frente se encuentra el muy liberal señor Rufus T. Firefly, se ve amenazada por la dictadura de Sylvania, país de vieja y reconocida solvencia como agresor. Dos espías de prestigio, Chicolini y Pinky, sirven a Sylvania, lo que no impide que acaben siendo ministros del ahora ya excelentísimo Firefly. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 18 >>
10 de septiembre de 2005
95 de 115 usuarios han encontrado esta crítica útil
Último de los 5 films de los Marx realizados por Paramount. Se basa en un guión original. El productor fue Herman J. Mankiewicz (hermano de Leo). No obtuvo el éxito que se esperaba.

La acción se sitúa en un país imaginario centroeuropeo, Freedonia, vecino de Sylvania. La falta de recursos mueve al Consejo a pedir a la adinedara viuda Gloria Teasdale (Margaret Dumont) un préstamo de 20 millones de dólares, que ella acepta conceder si se nombra presidente del país a Rufus T. Firefly (Groucho), de quien está enamorada. El malvado Trentino (Louis Calhern), embajador y presidente de Sylvania, planea anexionarse Freedonia. Envía dos espías, Chicolini y Pinky (Chico y Harpo) para obtener información que desprestigie a Firefly y a la bella Vera Marcal (Raquel Torres) para que le seduzca y le prive del favor de Gloria. El humor se basa en la incoherencia de los personajes (nunca se sabe por dónde van a salir), excelentes gags verbales y visuales, la caracterización de los protagonistas, situaciones absurdas y surrealistas. La obra incluye frases ingeniosas: "¿A quién vas a creer, a mi o a tus propios ojos?", "No permitiré injusticias ni juego sucio, pero si se pilla a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, le pondremos contra la pared y daremos órdenes de disparar", "Si nos encuentran, estamos perdidos". Contiene parodias sorprendentes: la de los musicales de la época y las imitaciones de Paul Revere (héroe norteamericano de la Independencia), Lee, Grant y otros. Son sobresalientes las escenas del juego de sombreros, el puesto de venta de limonada (un crescendo de irritación), el espejo inexistente. Son antológicas la fiesta de bienvenida del presidente (acogido como un mesías salvador), el canto, baile y saltos de los diputados tras la declaración de guerra y la batalla final (evocada en numerosas ocasiones). El humor corrosivo y demoledor de los Marx ridiculiza la figura del tirano, el régimen dictatorial y la guerra.

La música está presente en los momentos culminantes, aunque en menor medida que en películas posteriores. Es destacable la canción "We're Going To War", que se canta en combinación con una brillante coreografía y la que interpretan juntos los cuatro hermanos. La fotografía, de Henry Sharp, ofrece un recital de negros intensos, grises de una gama amplísima, blancos y brillos (collar de Gloria, ribetes del vestido de Vera, pijamas de Groucho). La cámara se mueve con suavidad, presenta enfoques imaginativos y destaca imágenes cómicas (las muecas de Harpo, las cosas que éste saca de su bolsillo -soplete de fuego, campana, tijeras, etc.). El guión está muy trabajado y resuelto con acierto. La dirección de Leo McCarey pone orden a la anarquía de los Marx y consigue una de las mejores obras de su propia filmografía.

Considerada por muchos como la mejor película de los Marx, explica con maestría y buen humor que lo absurdo no está en la película, sino en la realidad.
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de marzo de 2006
80 de 99 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sopa de ganso es para mí la mejor obra de los Marx. Dura setenta minutos debido a la escasez de números musicales, por tanto las risotadas se suceden sin interferencias. Hay escenas inolvidables; la entrada de Groucho a la fiesta en su honor y posterior monólogo contra Margaret Dumont, el esquetch de los sombreros -absolutamente impagable-, o la que es recordada como la mejor secuencia, la del espejo, tronchante a más no poder y que constituye junto a la antes mencionada, un homenaje al cine mudo. El final surrealista y gamberro acompaña perfectamente todo este despropósito de historia que es Sopa de Ganso.

Humor universal que el tiempo no consigue menguar. Humor excelente que perdura y perdurará para siempre porque los Hermanos Marx sí sabían hacernos reír. 10.

"¿Está usted casada? ¿Tiene mucho dinero? Responda primero a la segunda pregunta."
"Claro. Mi marido me dejo toda su fortuna al morir."
"¡Pues permítame decírle que la amo...!"
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de mayo de 2007
102 de 169 usuarios han encontrado esta crítica útil
- Su nombre, por favor...
- Dromedard.
- ... ¿Dromedard...? ¿Dromedard de Xoroba y Camell, el insigne pintor?
- El mismo.
- Cuánto le admiro, monsieur Camell. Sepa usted que tengo un Dromedard en el salón de mi oasis...
- ¿En su salón? Entonces es una copia...
- Por descontado... Mi vulgar conexión no me permite bajar un Dromedard auténtico... ¿Cuántas habitaciones quiere?
- Mil y una. ¡Perdón! Una habitación, mil y una noches...
- ¿Viene con su mujer?
- No, viene conmigo... ¿a que es guapa?
- Aquí tiene la ganzúa. Segunda palmera a la izquierda, según baja a mano derecha...
- ¿La trescientos siete?
- No, la veinticuatro...
- Disculpe. Es que soy daltónico.
- ¿Con los ojos verdes?
- Son pardos, caballero... No se olvide de despertarme antes de las nueve.
- Le despertaré a las seis.
- Así me gusta. Buenas noches.
- ¿Todas ellas? Dios le oiga... ¿Se acordará de pagarme?
- Lo dudo. Por si acaso, recuérdeselo a ella. Tanto monta, monta tanto...
- ... Macarrón como Servando.
- Me lo ha quitado de la boca.
- Sí, es que aquí no se puede fumar. ¿Es habano?
- No, soy francés.
- Sin embargo, no tiene acento...
- ¿Cómo que no? Es aguda acabada en ese.
- Me habré confundido. Es la noche, ¿sabe?
- Uy, de noches yo sé un rato... y más que sabré al salir de aquí...
- Lo que me extraña no es que salga, sino que haya venido...
- ¿Por qué lo dice, buen hombre?
- No está al tanto de la guerra que nos invade?
- Yo es que prefiero ver los Serrano, sabe usted?
- Pues deje que le cuente, deje...
- El que lo ha dejado es usted, ¿recuerda?
- Un momento... ¿sabe quién soy?
- Rigodón de Tomine y Tomine, para servirme... veo que ha abandonado el CROF...
- Sí, el Consejo Regulador de la Opinión Fílmica... Compréndalo, allí sólo servía los cafés...
- Y aquí, además, sirve las tostadas...
- ¿Tostadas? Será por el sol, que aquí quema que pa qué.
- No sabía que hablase usted turco...
- ¿Yo? Soy turko hasta la muerte, caballero... ¡Forza Dépor!
- ¡Oé!
Tomine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de diciembre de 2011
56 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película, absurda, sin pretensiones, donde se ridiculiza más que caricaturiza, a cargo de los cuatro hermanos Marx, cada cual en su papel y sus pertinentes aberraciones humorísticas.

Sobre la película, es la trama eterna, un país desconocido en crisis, con un dirigente inestable, envidiado por otro país desconocido inestable, entre ellos políticos malvados y corruptos, junto a espías, algo inútiles, y todo ello con el toque de una locura e insensatez humorística que les puede dar los hermanos Marx.

El problema, es que se llega a tal punto en las bromas, que con tantas que hacen es normal soltar alguna carcajada, pero la gran mayoría son payasadas sin gracia, algunas soporíferas y otras ya tan vistas, no por ellos si no por otros grandes del género, que llegan a hacer algo cansina la misma.

Hay que destacar, dos buenas coreografías o por lo menos son interesantes durante la misma, donde la mezcla de baile, canción y humor están muy bien, y para mí gusto lo mejor con diferencia.

Un defecto es el abuso de los decorados interiores, llegando a los extremos que parece que muchas de las escenas solo se desarrollan en una habitación, sin interactuar con el medio y desde donde se debe obtener lo máximo, pero que por desgracia, esa limitación de espacio aburre, y hace perder sensación de realismo, algo que debe estar presente en toda película de humor, razón y realidad, es de donde se obtienen las mejores carcajadas.

Nuevamente, se sobrevalora una película de los hermanos Marx, hasta el punto de calificarla de obra de arte, pero sigo sin ver la originalidad y la soberbia de la misma, que no deja de ser una comedía de la época.
Ranxomare
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de septiembre de 2010
38 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera vez que uno se planta ante "Sopa de ganso", con una visión abierta y esperanzadora, le parece que es un film de escenas antológicas (principalmente la del espejo) y de gran ritmo.

Pero, vista a posteriori y comparada con lo hecho por otros en los mismos años, duda no cabe de que a la acidez y sátira política de Chaplin, estos musicos/payasos (como decía "El Tricicle", con todo el cariño) no se acercan. No deja de ser "Sopa de Ganso" una comedia de sobremesa, muy bien llevada, pero cuyo argumento no trasciende el humor, y roza un absurdo que muchos alaban pero a varios aburre (solo que la opinión generalizada acalla estas voces).

En resumen, hay dos formas de ver una película de los Marx, con benevolencia o con crítica, y la segunda no es la correcta forma de verla (pues el resultado será muy decepcionante).
Follawski
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 18 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados