arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Santander
Críticas de Maria
Ordenadas por:
61 críticas
1 2 3 4 5 10 13 >>
3
26 de julio de 2013
68 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con un guion que ocupará, a lo sumo, dos páginas escritas, Refn pretende contextualizar infinitas dosis de violencia. Pero la violencia gratuita solo tiene una explicación (que no justificación), el sádico placer de disfrutarla, y, puesto que yo no comparto dicho placer, este salvajismo me parece inexcusable.

De todas formas, atendiendo a la dirección de la película, concluyo que Nicolas no pretende basar la violencia en una trama, sino más bien crear una especie de poema visual a través de la brutalidad. Pero para mí, por mucha estética que le imprimas a la sangre, los puñetazos y los asesinatos estos no cambian su repugnante naturaleza y siguen siendo despreciables, no admirables como se pretenden presentar aquí.

La estética visual de esta cinta es impresionante, eso hay que admitirlo. La fotografía es inmejorable por su fantástica utilización de la iluminación y el color; hay ciertas escenas que enamoran. Pero el resto de atributos no tienen nada que YO pueda defender.
La dirección me parece técnicamente buena pero extremadamente pedante, con unas tomas eternas e insulsas que pretenden mostrarse profundas y solo consiguen ser pretenciosas hasta el agotamiento.
El montaje es tan lento que da tiempo a echarse una siesta en cada toma y despertarse sin que esta haya terminado. Algo que reafirma el hecho de que este director es un magnífico vendedor de humo.
La dirección de actores está tan milimétricamente calculada que los personajes se presentan totalmente antinaturales, parecen robots en vez de personas.
La única actriz mínimamente salvable es Kristin Scott Thomas, los demás protagonistas son todos sustituibles por figuras de cera con ruedines. Estos actores deberían aprender que introversión no es sinónimo de apatía. Sobre todo Gosling, que repite y, aunque parecía imposible, intensifica la inexpresividad de su papel en “Drive”.
La banda sonora es musicalmente anodina pero sobrecargada de violentos efectos sonoros. Y en cuanto al resto de características de la cinta no hay nada destacable, ni malo, ni bueno.

En conclusión, aunque rocíes una mierda con pepitas de oro, la bañes en Chanel Nº5 y la hagas llamar “excremento melifluamente ornamentado y sutilmente perfumado”, sigue siendo lo que era antes, una mierda.
Maria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
23 de agosto de 2013
168 de 307 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de comenzar a desvalorizar “La caza” me gustaría señalar sus puntos positivos, que son bastantes. Es una película técnicamente correcta que se hace muy entretenida. Tiene una temática atrayente y deja una sensación global favorable. Además los actores son sobresalientes, sobre todo “Lucas” y “Clara”. La actuación de la joven es la mejor que he visto hasta el momento en un niño de esa edad.

El guion, a grandes rasgos, es interesante, con una historia inquietante; sin embargo, al analizarlo en profundidad se encuentran una gran cantidad de fallos que hacen perder muchos puntos a la película.
El director ha centrado tanto esfuerzo en demostrar su “tesis” que se ha olvidado de garantizar la verosimilitud de la historia. La verdad, para ser una película tan trabajada en todos los demás aspectos da pena que el realismo del guion sea tan pobre. No hay ni el más mínimo rigor técnico a la hora de tratar el tema de los abusos sexuales. A continuación expongo algunos de los fallos más gordos:

En primer lugar: la entrevista entre la niña y el supuesto “psicólogo”. Digo supuesto porque dudo mucho que una persona que haya estudiado la carrera de psicología pueda hacer una entrevista clínica tan desastrosa.
Lo primero que se hace al comenzar una investigación de este tipo es tratar un tema banal y atractivo para la niña para que ésta vaya cogiendo confianza; jamás se empieza con la brusquedad que lo hace este “psicólogo”.
NUNCA, y lo pongo con mayúsculas porque es algo de absoluta importancia, se hacen preguntas cerradas en una entrevista clínica, y muchísimo menos si la entrevistada es una niña. En la supuesta “entrevista clínica” de la cinta se hacen un conjunto de preguntas que van guiando absolutamente a la pequeña a contar una historia: ¿Te enseñó el pito? ¿Se lo tocaste? ¿Salió algo blanco?... Evidentemente si se pretende comprobar la veracidad de una historia no se pueden hacer preguntas dando por hecho las respuestas, lo natural es dejar que la muchacha cuente lo que vio. Si a un niño no le das información de más nunca va a poder inventarse algo que no ha visto, sin embargo, si haces preguntas cerradas la historia resultante puede ser tan depravada como le haya dado por imaginar al entrevistador.

En segundo lugar: la forma de tratar un asunto tan serio. Antes de hacer una reunión de padres y soltar una bomba de esas dimensiones hay que estar absolutamente seguros de la veracidad de la historia. En el supuesto de que nuestros personajes lo estuvieran (cosa que dudo con la lamentable entrevista clínica), lo primero, antes de hacer pública la noticia, hay avisar a las autoridades y a los servicios sociales encargados de llevar estos asuntos, ellos son los que deben decidir cómo se actúa.
Continuando con este segundo punto, no se puede decir a los padres, tras soltarles dicha desagradable noticia, que busquen signos de abuso en sus niños, ya que probablemente los encuentren donde no los haya. A parte muchos niños tienen dolores de cabeza, se hacen pis en la cama etc., y son mínimas las veces en las que esto es debido a un abuso.

En tercer lugar: la credibilidad que se le da a la niña. Es cierto que una niña es difícil que se invente algo así, más que nada porque son cosas que las crías de esa edad no conocen y por tanto no pueden inventar. Pero una cosa es eso y otra es dar absoluta credibilidad a la acusación y luego hacer oídos sordos y taparla la boca cuando ella dice que todo era mentira. Sobre todo porque está demostrado que cuando un niño dice que ha sido abusado y luego lo niega lo más probable es que sea mentira.

En cuarto lugar: la forma de abordar los sentimientos y comportamientos de los diferentes personajes. Creo que no está nada trabajado este aspecto, las reacciones son incoherentes en su mayoría.
Clara: para que una niña de esa edad suelte una burrada como la que dice no es suficiente con que haya oído a su hermano soltar cuatro palabras que probablemente no sepa ni lo que representan. Una niña que solo oye “mira, apunta derecho al cielo […] es un zipote gigante”, no puede inventarse de la nada una frase coherente como es: “Lucas tiene pito […] si pero el suyo apunta derecho al cielo como un Zipote”, más que nada porque no sabe ni que “zipote” es lo mismo que pito ni nada sobre el tema. Con esto quiero decir que no se ha trabajado suficiente el pasado de la niña para justificar su actuación. Tendría mucha más coherencia si de verdad hubiera sufrido abusos pero por parte de otro miembro de su familia o entorno, ahí sí que estaría contextualizada la frase, una especie de representación de la realidad por medio de otro personaje. Pero aquí el director te suelta una escena en la que su hermano dice una frase, que para la niña no tendrá ningún sentido, y se queda encantado, pensando que con eso es suficiente para justificar el comportamiento posterior.
Lucas: una cosa es que el hombre sea un “buenazo” y no haya hecho nada y otra muy distinta que sea estúpido. ¿Qué clase de persona es acusada de abusos sexuales y se queda tan tranquilo sin contratar a un abogado ni defenderse de ninguna manera? ¿Qué clase de persona recibe una paliza en un supermercado, le apedrean la casa o le matan a su perro y no lo denuncia? Parece que el bueno de Lucas no tiene sangre en las venas.
El padre de Clara: otro que no tiene sangre en las venas. ¿Qué clase de persona cree que han abusado sexualmente de su hija y sigue dirigiéndole la palabra al supuesto abusador? Si de verdad crees la historia no podrías ni verle la cara. No tiene sentido que los demás pueblerinos le peguen palizas y el padre de la niña le compadezca, da igual que fuera su mejor amigo o su hermano, hay cosas que no se pueden perdonar.

En último lugar: el final. Si un pueblo cree que uno de sus habitantes es un pederasta es algo que no van a perdonar en la vida, da igual que pase un año u ochenta, eso es algo que jamás se olvida, no es como una discusión tonta entre colegas.
Maria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
24 de septiembre de 2016
34 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
No he tenido el placer de leer el libro "Un monstruo viene a verme", la verdad, pero la película me sugiere un cuento dulce y sutil.

Ya con las películas previas de Bayona me he dado cuenta de su tendencia hacia el cine grandilocuente. La verdad es que "Un monstruo viene a verme" está muy bien rodada. Y en lo puramente técnico no hay nada que reprocharle.
Pero a veces la técnica no lo es todo. El estilo también es una parte muy importante a tener en cuenta. Y para mi esta historia encajaría mejor con un estilo más sencillo, no tan digital. Me sobra monstruo: sus luces, su ruido, su tamaño..., el despliegue técnico que supone su aparición. Sinceramente, me corta el rollo.
Veo a un niño en su pueblo, viviendo sus angustias familiares, en un entorno rural, con una vida sencilla, y me meto totalmente en el relato. Pero, de repente, me plantan un bicho digno de Avatar o El Señor de los Anillos... Y toda la magia se diluye.

Pero bueno, todo esto también es cuestión de gustos. Aún con todo la película no se resiente demasiado. Con una buena historia y un buen director es difícil hacer una mala película.
Maria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
4 de noviembre de 2015
30 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
La nueva película de Jonny Deep es una copia cutre del gran cine de mafias. Cuando se han hecho tantas y tan buenas películas de este género es difícil conseguir un producto que sobresalga. Sin embargo, no debería ser tan difícil crear un producto pasable, porque es sencillo copiar las fórmulas de los maestros y crear algo, aunque no original, si entretenido e interesante. Al fin y al cabo los buenos aprenden copiando a los mejores.

Pero, en eso de imitar, esta película se pasa de rosca. Y es que “Black Mass” es tan típica que parece una caricatura, una burla a los tópicos del género. El exagerado personaje de Deep recuerda al “Ghostface” de “Scary Movie”. Los diálogos plagados de palabrotas suenan totalmente forzados. Los personajes siguen absolutamente todos los clichés propios de su papel. Incluso la estética, la forma de dirigir y, sobre todo, el montaje son definitivamente repetitivos.

Por otro lado, una de las características más destacables de este género es la complejidad de sus guiones. Y, por desgracia, esta es la única fórmula que no se repite en “Back Mass”. La historia es totalmente básica, no se centra en ningún tema en concreto, no concluye ninguno de los frentes paralelos al hilo principal, no profundiza en la personalidad de ninguno de los personajes, no se trabaja las situaciones lo suficiente como para que resulten realistas. En definitiva, carece de ese distintivo tan atractivo de esta clase de cine.
Acaba la película y nos damos cuenta de que el narrador que comenzó a contárnosla no pinta nada, no sabemos que sucede con el hijo de Whitey, ni con la mujer de Connolly, no se nos muestra ningún trabajo que realice la banda criminal. Al final, han pasado dos horas y seguimos sin saber nada. Nos han contado la “historia real” de Whitey Bulger pero podría haber sido la de cualquier otro.

Podríamos resumirlo todo diciendo que “Black Mass” es cine de mafias sin carisma. Es al cine de Scorsese lo que “Scary Movie” es al cine de Wes Craven
Maria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
30 de diciembre de 2014
22 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bastante alejada del estilo de otros trabajos de Tim Burton, Big Eyes presenta, al igual que las pinturas de Keane, un carácter ligeramente caricaturesco.
Una dirección artística cuidada genera en el espectador la sensación de estar, en cierto modo, dentro de un cuento. Un enfoque curioso para una historia basada en hechos reales.
En la misma línea, la dirección de actores sigue también un tono exagerado y sarcástico. Esto, aunque como he dicho sigue el estilo general de la dirección, en ocasiones se me hace molesto por resultarme demasiado absurdo.
Las interpretaciones no tienen pega. Dos actores de moda, dan lo mejor de sí. Para mi ligeramente superior Amy Adams.

Pero los ojos de Burton no transmiten tan bien las emociones como pretendían hacerlo los de las pinturas de Keane. La película es un dulce niño con grandes ojos vacíos de sentimientos. No me hace reír, no me hace llorar, pero me apetece dedicarle unos minutos y entretenerme mirándole.
Maria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 13 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados