arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Carlos Muñoz Muriedas
Ordenadas por:
21 críticas
1 2 3 4 5 >>
6
18 de junio de 2014
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Sinatra" es de aquellas películas que o bien pueden agradar o por el contrario, decepcionar. Todo depende de las expectativas que se crea uno antes de verla. La mezcla de drama y comedia no acaba de cuajar como debiera, lo primero funciona sobre todo por la gran interpretación de Landa y su papel de perdedor eterno en una contraposición curiosa con el Sinatra de verdad, la excelente caracterización de ese mundo de las porterías (geniales Manuel Alexandre y Luis Ciges), los bares de mala muerte, las azoteas de ese barrio chino barcelonés de antes del 92...
Sin embargo, cuando a la historia se le quiere dotar de cierto humor falla, algunos personajes resultan demasiado cargantes como el "Hermano Blanco Sol" o el hijo de la viuda, que resulta del todo inverosímil y prescindible. En cuanto el personaje de Ana Obregón cumple, a pesar de que se le critique su forma de actuar. Algo más desubicado es el personaje de Maribel Verdú del cual uno esperaba más. La película también falla en presentarnos de forma tan elíptica el personaje de Sinatra en su cabaret, apenas lo vemos aunque bien es cierto que lo poco que sale es bueno, sobre todo gracias a esa caracterización que hace Joaquín Sabina de Groucho Marx.
Pero la película resulta aceptable en su conjunto, la elección de la noche resulta del todo acertada para poder seguirla de forma más convincente con ese mundo de los bingos y las trampas, la prostitución, la inseguridad...Imágenes como la de ese Cine Coliseum barcelonés con el cartel de "Pal Joey" y Landa viéndolo nos atrapan y acabamos cogiéndole cierto cariño a él.
En definitiva una película fallida pero también con cierta dignidad hecha por un Betriu que demuestra sus dotes pero que le falta algo, ya sea porque se redujo metraje o se le obligó a incorporar escenas para desdramatizar la película.
Carlos Muñoz Muriedas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
22 de junio de 2014
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película que Rovira Beleta dirigió justo después de su mayor éxito comercial "Los Tarantos" fue esta adaptación de la obra de Alejandro Casona.La película empieza como un cuento con su "Érase una vez..." quizás según su director por tener cierta atmósfera de ello. Los niños, aunque no protagonistas, juegan un papel importante en el devenir de la historia al principio... El realizador ambienta el film en un pueblo leridano, bastante bien buscado por cierto, pues su paisaje, sus casas, sus altas montañas de fondo, el río...contribuyen a la atmósfera fantasmagórica de ensueño y realidad de la película.
Una obra de teatro nunca resulta fácil de pasar al cine, para esta ocasión su director se atrevió con algunas innovaciones y cierto manejo de técnica cinematográfica como la utilización de imágenes subliminales que no podemos ver, pero que sí se quedan grabadas en el cerebro. Hay por otra parte un continuo sonido de la naturaleza: el agua, los truenos, el viento que van marcando ciertas escenas y tienen cierta función de alerta, pasando lo negativo a positivo y viceversa. También tenemos una buena utilización de la cámara, especialmente en momentos como cuando Dolores del Río hace varias cosas a la vez sin salir del mismo plano, la repetición de un abrazo desde diversas perspectivas, panorámicas rápidas que van de un personaje a otro, o la utilización de los escenarios sin las personas para explicar un hecho de la historia.
Mención especial, y también curiosa, es la fiesta de San Juan ya que el mismo realizador también la saca en "Los Atracadores”, la alegría de la fiesta ofrece un curioso y original contraste con esa presencia de la muerte.
En definitiva, una película con muchos temas para analizar y debatir y que convendría revisar y redescubrir.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Carlos Muñoz Muriedas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
30 de mayo de 2014
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Infravalorada película del siempre interesante Rovira Beleta con toques originales como la farola de Canaletas (lugar en Barcelona donde la gente se reúne para celebraciones o hablar de fútbol...) que hace de narradora.
Obviamente, estamos en una época muy distinta a la actual, y más en el terreno del fútbol, aquí los jugadores viven en una residencia, y no lujosa, más bien lo contrario...Ya no hablemos de los vestuarios pobres que tienen, sobresale un Ramallets presumido con fotos de chicas en su armario o peinándose en pleno entrenamiento.
La rivalidad entre clubes está bien servida, ya desde el comienzo, con esa guerra entre clubes para fichar a la estrella y el papel cómico de la chica, digno de la alta comedia, que concluye con ese beso que solo "vemos" al ver la cara del revisor. La directiva del club aparece bien caricaturizada, se les nota que comen bien y ya no hablemos de los puros....Aspectos dramáticos como la compra de un jugador o el sensacionalismo de la prensa también aparecen bien reflejados, así como las reventas o esas pastillas curiosas que toman para rendir más, algo así como un pre-dopaje.

Pero la película tiene algo especial, y eso es el retrato de las costumbres que comporta este juego, ahí vemos un Manolo Morán forofo que hasta se rompe las gafas al celebrar un gol, un cura (Pepe Isbert) que no le importa gritar en un estadio con el hábito o que le manda al monaguillo que ponga la vela a un santo o a otro, según sea el gol.
Por otra parte está la importancia de la radio, la película acierta bastante mostrándola de diferentes maneras, desde la narración del locutor con el anuncio insertado de la época, o la muestra de aparatos en diferentes espacios, ya sea en una casa como el centro de todo mientras se come, o en la casa del cura del pueblo con la gente oyéndola en la plaza.
Ya no hablemos de los tranvías que iban a los estadios, requetellenos de gente, o la manera de celebrar la liga que tiene la gente, sabiendo que al día siguiente volverá a la rutina diaria con ese taxista que aquel día no cobrará.
En fin,un gozo verla por mucho que le hayan pasado sesenta años, ahí es nada...Hay un momento en que la chica le enseña unas películas rodadas del futbolista cuando jugaba en segunda división y asistimos también a otra muestra de las costumbres de ver un partido en un pueblo con la ira hacia al árbitro incluida, "es una película de Vittorio de Sica" dice ella. Pero no, estamos ante la eficacia de un Rovira Beleta que perfeccionaría el estilo neorrealista en la trilogía policíaca que haría justo después.
Carlos Muñoz Muriedas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
19 de junio de 2014
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Excelente film de terror cuyo visionado supondrá una sorpresa para más de uno. Con un presupuesto modesto, algo corriente en la AIP, el realizador Gordon Hessler sabe aprovechar muy bien el material y regalarnos una hora y media de excelente terror. Por una parte está la habilidad de no hacer una mera adaptación de la obra de Poe "Los asesinatos de la Calle Morgue" sino que el director nos la presenta desde un teatro donde se está representando. La película es más un visionado de temas constantes de la obra de Poe como el tema de los muertos enterrados, con el añadido de recurrir también a "El fantasma de la ópera" de Leroux y al terror gótico y sensual en general. A partir de esa función teatral se van difuminando las barreras entre la ficción y la realidad. Otro acierto es que podemos ver la reacción del público ya sea desde su caracterización física o psíquica. Las callejuelas de alrededor del teatro también sirven para incrementar la sensación de suspense y están sabiamente iluminadas. Otros aspecto a destacar es también la utilización de esa singular feria con algún que otro toque a "Freaks"
Por otro lado, tenemos las pesadillas de Madeleine (Christine Kauffman) que irán "in crescendo" y que nos ayudarán a ir completando las piezas. En estas es notable la utilización del paisaje, esos parques otoñales con abundantes hojas caídas, troncos rotos y luz grisácea.
La utilización de la cámara es inteligente, en la película abundan la variedad de planos desde diversas perspectivas y encuadres, la fotografía de Manuel Berenguer también merece destacarse así como la gama cromática de los vestidos y los objetos, elementos muy bien confeccionados. Todos estos ingredientes, más la música característica de Waldo de los Ríos, convierten esta película en una pequeña joya a redescubrir y que también ha de servir para reivindicar la obra de su director.
Carlos Muñoz Muriedas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
9 de septiembre de 2013
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Divertida y a la vez dulce comedia con una historia que no da para mucho, pero que la habilidad de Tashlin logra que tenga interés al evitar los excesos de sensiblería en que la historia.podría caer. En la primera parte sobretodo abundan gags muy divertidos y desternillantes como los del conejo en el avión o los líos de Jerry Lewis con la estrella.
Resultan destacables las referencias cinéfilas, desde la autoparodia de Sessue Hayakawa (recordemos "El puente sobre el río Kwai"), las estrellas de la Paramount, Marlon Brando...
Rodada en Vistavisión, con el vestuario de Edith Head y todo lo bueno de la Paramount de entonces, la película se ve con bastante agrado, fue el debut de la bella Suzanne Pleshette y resulta magistral el ingenio visual de Tashlin incluso en el The End. En resumen, para reir y sacar alguna lagrimita también.
Carlos Muñoz Muriedas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados