arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Salamanca
Críticas de Maetterlinck
Ordenadas por:
20 críticas
1 2 3 4 >>
The Russian Woodpecker
6,1
102
Documental
2
25 de octubre de 2015
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una vez superados los momentos de inicial perplejidad por encontrarte súbitamente en medio de las revueltas provocadas por el conflicto entre Ucrania y Rusia, te sumerges de pronto en una especie de loa de lo que debería ser una especie de conductor de la historia, pero que termina convirtiéndose en su protagonista. Teóricamente la cinta quiere abordar el tema de cómo y por qué se produjo la catástrofe de Chernobyl, pero en lugar de eso se pierde en confusas entrevistas que no terminan de aclarar trama alguna y una serie de planos en lugares devastados para mayor gloria y loor de su protagonista.

Es un debate duro el de desdeñar una obra directamente sólo porque no coincidas con su ideología. Personalmente, creo que hay que intentar evaluar méritos y errores mas allá de lo que se critique o ensalce. El problema en este y otros casos es cuando crece la sospecha de que es el principal argumento de la obra. Si, como decíamos, el visionado comienza con las revueltas por la ocupación rusa, el intentar llevar las pesquisas una y otra vez a responsabilizar a Moscú de la tragedia nuclear y terminar otra vez en el mismo punto en el que se empezó, despierta sospechas. Muchas sospechas.

Decía Holmes que unos de los grandes problemas que se encuentra el investigador es la tendencia a ordenar los hechos de tal forma que corroboren la teoría ideada a priori, en lugar de ser las evidencias las que se encarguen de recrear lo sucedido. Como en una serie de intriga de baja calidad, esta es la impresión que me queda de la teoría conspirativa expuesta en el documental.

Si unimos a la descarada apología, el constante egocentrismo predominante en la cinta, personalmente no puedo darle una valoración en absoluto positiva. Es decir, un documental, a la postre, depende de su credibilidad, y este hace tan evidente y constante estos dos defectos, que a ratos te induce a pensar si no es una comedia que no estás entendiendo. Mi consternación ante el premio recibido en Sundance.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Maetterlinck
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
3 de marzo de 2015
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
No voy a contar las vicisitudes sufridas por esta película a lo largo de su historia porque para eso ya hay un libro homónimo. Sólo citar que, ante el temor del propietario del cine en que se estrenó Un bigote para dos, optaron por hacer una breve introducción explicando la circunstancia de esta película, y yo voy a hacer lo mismo.

Esta película de Miguel Mihura y Antonio de Lara "Tono" se realizó a partir de una opereta austriaca, una película que al parecer no tuvo excesiva trascendencia sobre la figura de Johann Strauss. Y con la base de las imágenes de dicha película, Mihura y "Tono" reescribieron diálogos y añadieron cuantas morcillas cabían en la duración del metraje, para convertirla en una película distinta (y tanto), dejando a un lado el romanticismo de la figura de Strauss, para convertir el filme en una comedia absolutamente delirante.

En estas tenemos que Enriqueto, pobre de solemnidad, se siente atraído por Manuelita, aunque no quiere casarse con ella a causa de su voz de barítono. Manuelita cree que si le toca la lotería, Enriqueto podrá por fin comprarse una batuta y dirigir una orquesta, y entonces podrán casarse, pero Enriqueto empieza a sentirse atraído por Lilí, una joven cantante de moral un tanto distraída que le regala patatas fritas y con la que se irá a beber agua, aun a riesgo de ahogarse.

Y este es el punto de partida de una película cuyo punto fuerte, los diálogos de los comediantes "Tono" y Mihura, van destruyendo cualquier atisbo de argumento coherente, pero aportan una constante hilaridad basada en un absurdo muy bien traído.

Lógicamente es una película difícil de evaluar, puesto que está hecha a partir de "retales" (por llamarlo de algún modo) de otra, pero en lo que compete a la tarea de Mihura y "Tono" decir que consiguen crear un ambiente delirante lleno de comicidad extrema que hace pasar un rato muy divertido a quienes gustan de ese tipo de humor.
Maetterlinck
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
15 de noviembre de 2013
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me veo en una diatriba. La película es ciertamente entretenida y no puedo desdeñar lo cuidado de la producción, especialmente el momento flashback sobre ese set de rodaje absolutamente mítico. Incluso me atrevería a elogiar la interpretación de quienes recreaban ese momento antológico de la historia del cine. Bastante igual. Asimismo, es un acierto centrarse mas en el recuerdo de La novia de Frankenstein que en la primera película, por ser esta continuación a mi parecer una obra mas compleja en varios aspectos.

Y aun con todo y con eso, lo mas espectacular de la película es Ian McKellen, que borda el papel. Por otro lado, eso no es necesariamente positivo, puesto que en demasiados momentos todo parece quedar demasiado a merced de las excelsas artes interpretativas de McKellen. Una cosa es poner determinados momentos al servicio de la interpretación, y otra dejar toda la responsabilidad en sus manos.

Porque quizá el personaje sea de esos que dan para bastante, pero no así el argumento. Un derroche como el de McKellen para que sea sólo una película entretenida da que pensar que tiene que fallar bastante por otros lados. El personaje es jugoso, tuvo historia, fue un director destacado en una época maravillosa del cine. Pero... Quizá, para mi gusto, se centran demasiado en su homosexualidad y sus recuerdos de la gran guerra. Es decir, evidentemente pueden tener una relevancia enorme en la vida de una persona, pero James Whale fue famoso por ser un director de cine con un sentido muy artístico, casi pictórico, no por su sexualidad.

La intensidad emocional de esta película ha sido muy alabada. Supongo que es muy complicado enjuiciar artísticamente lo que le llega a uno, puesto que es una cuestión empática mas que artística. La mayor parte de esos momentos emotivos están relacionados con la gran guerra o con la homosexualidad, y en su mayor parte los encuentro insulsos. No tienen ninguna particularidad, nada que los distinga o los haga especiales.

Así pues, mi conclusión es que la película reposa demasiado en la interpretación magistral, por parte de un gran actor, de uno de esos personajes extremos y marginales que tanto gustan a Hollywood, aunque curiosamente en esta ocasión el único reconocimiento se quedó en nominación para McKellen. Se come bien, pero no es gastronomía.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Maetterlinck
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
26 de noviembre de 2012
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pese a los muchos detractores que parece tener Rosalind Russell por su participación de Luna Nueva de Howard Hawks, aguantarle el tipo a una bestia cómica que se desataba con Hawks como lo hacía Cary Grant no es si no síntoma de que estamos ante una mas que competente intérprete de este género. Evidentemente no llega al nivel de Katharine Hepburn ( pero al fin y al cabo... ¿Quién lo ha hecho en mas de cien años de historia del cine? A veces ni la propia Hepburn), pero a mi juicio, no está por debajo de otras actrices con mas estrella como Myrna Loy o Jean Arthur. Incluso un mito (sustentado en una portentosa capacidad interpretativa, desde luego) como Carole Lombard ha tenido interpretaciones mas flojas en algún que otro momento que Rosalind Russell que si bien no llega a tales extremos de brillantez, mantiene siempre una cierta dignidad.

Una vez restituido el honor de la protagonista, hay que decir que cuenta con un guión bien trabajado y que permite el lucimiento (con algún que otro "saltito argumental" un tanto forzado, eso si). En el aspecto negativo hay que decir que la película se apoya mas en algunos secundarios de gran nivel que en el partenaire de Rosalind Russell, para mi gusto un tanto falto de encanto. No llega a parecer ni un príncipe azul como Grant ni un intérprete cómico tan efectivo como puede ser Melvyn Douglas o hasta Ray Milland, o al menos se hubiera agradecido el aire mas canallesco de un William Holden o hasta un George Sanders.

Aun así, y no queriendo estirarme mucho mas, la película presenta algunos sketches dignos de antología. Sin duda un excelente ejemplo de lo que se conoció como Screwball comedy, subgénero que ha aportado grandes películas a la historia del cine.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Maetterlinck
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
11 de septiembre de 2013
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al servicio secreto de su majestad era una película envenenada para un actor que se metía en la piel de James Bond por primera vez con la dura tarea de sustituir a un Sean Connery que no sólo era un icono de la saga y una estrella de Hollywod, era, además, un gran actor. Por esto se consideró durante años que la participación en la saga del australiano George Lazenby era la peor película de la saga de Bond.

Pues bien, pese a lo discutible de algunos momentos de Roger Moore, Timothy Dalton o incluso Pierce Brosnan, este reborn de 007 ha llegado para dignificar aquella controvertida película de 1969. Si Casino Royale y Quantum of solace se disputaban el dudoso honor de si eran mas aberrantes como películas de James Bond o simplemente como películas, Skyfall ha venido para introducir un elemento mas en tan arduo debate.

Uno se para a pensar en los brillantes o al menos en los bizarros planes de SPECTRA, Goldfinger o el Dr. No y encuentra que la trama de reventar el MI6 a través de los ordenadores no es si no una fantasmada de patio de colegio. Como trama en absolutamente insulsa. La historia no es fluida en absoluto y parece una sucesión de bravuconadas de agente secreto machito o de super villano histriónico con pelucón.

Mucha acción, muchas explosiones, muchas espectacularidad vacía. La cámara de cualquier manera, muchos movimientos... En resumidas cuentas, artificio sin lenguaje. Es como hablar a gritos soltando única y exclusivamente palabrotas. Resulta increíble que pueda durar tanto tantísimo una película en la que no sucede prácticamente nada.

Interpretaciones... Nos olvidamos totalmente del brittish style. Eso es cosa del pasado. Judi Dench se despide de su personaje por motivos de salud soltando un discurso propio de un George Bush explicando los beneficios de recortar la libertad en aras de la seguridad (recomiendo investigar sobre el derecho penal del enemigo). Entra un Ralph Fiennes que, si bien es un interprete mas que correcto, tiene un personaje absolutamente paródico pero que al menos da físicamente un perfil correcto. Y Daniel Craig... Uno ve su torso depilado y se acuerda del impacto que producía la pelambrera pectoral de Sean Connery a aquellas chicas asiáticas, y no puede evitar pensar por enésima vez "no, este no es James Bond". Ni atisbo de gracia, ironía, estilo... Cuesta pensar que el Bond de Craig sea mas sofisticado que el ex boxeador de La ley del silencio.

En otro orden de errores, tengo que declararme totalmente en contra de esa ruptura total con el Bond de Pierce Brosnan, ejemplificado por ejemplo en el reparto. El nuevo Q resulta un niñato bastante odioso y John Cleese no sólo tiene carisma, si no que recogió el testigo directamente del clásico de toda la vida.

En resumidas cuentas, Bond es una cosa. Si quieren hacer otra, no lo llamen James Bond.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Maetterlinck
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados