arrow
Voto de antonalva:
8
7,5
90.429
votos
Sinopsis
Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de “El lobo de Wall Street”. Dinero. Poder. Mujeres. ... [+]
8 de febrero de 2014
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los años ochenta parecen lejanos pero apenas han pasado menos de treinta años. Y han dejado secuelas que nos siguen desazonando y hostigando: el consumo indiscriminado de drogas entre los dirigentes de “éxito”, el discurso del “vende lo que sea, cómo sea, a quién sea y quédate con cuánta más comisiones mejor” machaconamente repetido, exigido e idolatrado, la falta de moral pública o privada, el amasar fortunas de forma obscena, la ñoñería perturbada de la monserga del “hombre hecho a sí mismo” cuando en realidad se está hablando de la falta de escrúpulos y del engaño sistemático al consumidor… ¿Nos suena? Pues bienvenidos al paraíso terrenal en el que estamos abocados a perecer de éxito, de crisis o de náuseas.

Pocas veces Leonardo DiCaprio, ha transmitido y reflejado tan bien lo asqueroso, pútrido y enfangado que habita tras toda fachada de éxito y energía vital desaforada como la del personaje que interpreta: hace suyo el exceso, el histrionismo, el poder y seducción de la palabra, el rodillo del dinero y la loca creencia en la impunidad de los hechos, como si uno no fuera responsable de lo que hace. Su interpretación es memorable y encumbra una película tan fascinante como repulsiva y que si no tienes bien asentados tus baremos y principios vitales, te puede confundir y hacer parecer como fascinante lo que no es sino la encarnación del más canallesco y taimado de los malnacidos.

Porque estamos ante un retrato del éxito, de la locura por el dinero, de la adicción por el engaño, del uso de la prostitución como señal de escala social, del abuso de las drogas como necesidad vital: todo brilla, todo hipnotiza, todo huele a caro y a logros… pero en realidad es repugnante, infecto y deleznable porque vivimos en una sociedad que se ha dejado ensuciar por el culto a la corrupción, a la añagaza vital, al engaño corporativo y el ninguneo de los valores humanos y de las más mínima madurez.

Pero no es una película moralista, ni mojigata, ni plañidera, ni maniquea, ni que trate de predicar la recta vía o los valores correctos, ni aleccionar o servir de ejemplo de lo que se debe o no debe de hacer. Es un retrato, un reflejo, un mero pedazo de vida… y que cada cual saque sus conclusiones como mejor pueda y sepa, según su saber y entender. Lo malo es que más de uno querrá seguir el torcido ejemplo. Así nos va.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es una web independiente, en ningún caso comparte los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados