arrow
Voto de Nestie:
6
5,9
6.506
votos
Sinopsis
Rumbo a un remoto planeta al otro lado de la galaxia para colonizarlo, la tripulación de la nave 'Covenant' descubre una señal proveniente de lo que creen puede ser un paraíso inexplorado, y que resulta ser un mundo oscuro y hostil... Secuela de "Prometheus" (2012). (FILMAFFINITY)
19 de mayo de 2017
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Servidor considera Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott, y Aliens: el regreso, de James Cameron, como obras magnas del cine de terror y de ciencia ficción (en segundo plano) de todos los tiempos, y siempre ha seguido las andanzas del xenomorfo de Giger con mucho interés pese a los numerosos patinazos que ha sufrido desde entonces. No en vano ya disfruté en su día de Prometheus, el retorno a la saga de Scott, pese a los numerosos y graves problemas que aquejaban a aquel filme. Si bien su argumento presentaba mil agujeros, ideas confusas y preguntas sin respuesta, su intención de ampliar la mitología de la serie y de explicar el origen de la criatura no se mostraba exenta de interés. Es por ello que cuando Scott (que dicho sea de paso, nunca volvió a rendir al nivel de aquella soberbia trilogía con la que debutó, compuesta por las exquisitas Los duelistas, Alien y Blade Runner) decidió filmar una secuela de aquella precuela, que continuaría el camino hacia los hechos de la primera película, me mostré muy interesado, aún más al contemplar el material promocional de la misma, sus prólogos en vídeo y, como sucediera en su predecesora, sus experimentos con el transmedia. De todos modos había motivos para la desconfianza, vistos los errores ya cometidos, los elementos argumentales conocidos y las primeras impresiones de la crítica, por lo que acudí al Capitol de Madrid por primera vez dispuesto a gozar sin cortapisas pero con reservas de cara a esperar un peliculón. Y el filme que encontré me dio a grandes rasgos lo que esperaba. Pues si bien es un espectáculo excelente en el plano audiovisual e interesante en el plano textual, la descompensada suma de sus partes hace de ella una película aceptable pero decepcionante, que queda por debajo de Prometheus.

Tras un excelente prólogo en el que el todopoderoso científico y empresario Peter Weyland (Guy Pearce, que interpreta al fundador de la empresa colonizadora de mundos capital durante la saga) conversa con su más avanzada creación, el recién nacido androide David (un Michael Fassbender escidido en dos que se come el filme), sobre la capacidad de crear y el origen de manifestaciones inteligentes, nos introducimos en la nave Covenant, en la que el androide Walter (Fassbender, interpretando a un prototipo más moderno y más inofensivo psicológicamente) y su tripulación de 15 miembros surcan el espacio con un cargamento de colonos en busca de un planeta habitable en el que desempeñar su misión colonizadora. Durante el trayecto reciben una transmisión de auxilio emitida por un locutor humano procedente de un planeta con características sorprendentemente óptimas para la habitabilidad. Conforme aterricen en este nuevo mundo se desatará el caos, en un encuentro con viejos conocidos, civilizaciones destruidas y organismos letales de diferentes formas cuyo único fin es erradicar la vida orgánica.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Nestie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados