arrow
España España · Fuerte Chungo
Voto de fantomas:
4
7,5
146.220
votos
Sinopsis
Un pequeño ser de otro planeta se queda abandonado en la Tierra cuando su nave, al emprender el regreso, se olvida de él. Está completamente solo y tiene miedo, pero se hará amigo de un niño, que lo esconde en su casa. El pequeño y sus hermanos intentan encontrar la forma de que el pequeño extraterrestre regrese a su planeta antes de que lo encuentren los científicos y la policía. (FILMAFFINITY)
3 de enero de 2009
17 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay películas que con el paso de los años siguen sorprendiendo y estarán siempre presentes, pero otras, como ésta, el paso de los años descubre su trampa y su cartón.
Esta película queda hoy día, pasada la época, y es la verdad, como un cuentecito de Navidad del tipo americano: sensiblera, medio mágica y con el correspondiente despliegue de medios científicos y policiales acorde al Estado que más se preocupa de su seguridad para crear los aires de autenticidad.
Hoy día se echa de menos que no se tuviera el debido cuidado en los aspectos más importantes del argumento. Después de los minutos iniciales, los que realmente intrigan, el cepo que atrapa a los espectadores, la película cae cuesta abajo y se desmorona. No se supo calibrar, no hubo visión de futuro.
El muñeco ET, un bípedo vertebrado que se desplaza caminando, no puede tener las patas tan cortas, coño. Parece un pingüino, a pesar que se le supone una evolución mayor, allá de donde proviene. Si el pingüino, que es un ave que bucea estupendamente porque se alimenta de peces, tuviera su hábitat en la tierra desde el principio, sus patas serían tan largas como las del avestruz. Un error de diseño, pero sobre todo de la imaginación que faltó a espuertas.
El despegue de pista del escuadrón bicicletero, al mando del caza con capota de bebé, ocasionó que en su día el espectador infantil, adolescente y demás, se preguntara a qué imbécil se le habría ocurrido tal idea para resolver esa secuencia. Sólo faltaba que se hubieran chocado con Mary Poppins.
La constante presencia de los niños ante un muñeco que se comunica como si fuera un turista que se ha perdido a la salida de un parque temático, y no entendiente el inglés, nos acerca más a un guiñol que a un ser venido de otros mundos, y nos impidió tristemente el poder saborear cierta intranquilidad, un velo de misterio, una palpitante espera de una escena sorprendente... Nada.
En su día, me decepcionó, como digo, su acomodo en la magia sensiblera y apocada.
¡Que venga Depredador!
fantomas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados