Haz click aquí para copiar la URL

Encuentro en París

Comedia. Romance Un productor de Hollywood encarga al escritor Richard Benson (William Holden) el guión de su última película. Benson se instala en un apartamento de París, pero, en vez de escribir, se dedica a la buena vida. Cuando se da cuenta de que sólo le quedan dos días para acabar el trabajo, contrata a Gabrielle (Audrey Hepburn) como secretaria para poder cumplir el encargo. (FILMAFFINITY)
<< 1 2 3 4 >>
Críticas 17
Críticas ordenadas por utilidad
28 de diciembre de 2019
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Encuentro en París es una comedia romántica dirigida por Richard Quine, director de Me enamoré de una bruja, La indómita y el millonario, y Un extraño en mi vida, entre otras muchas.

Richard Benson (William Holden) es un guionista de cine que debe escribir un guión para una nueva película en dos días. Para ello, contrata a Gabrielle Simpson (Audrey Hepburn) como su secretaría.

Lo especial de esta comedia es que intercala la trama principal, en la que ambos protagonistas escriben el guión, y la historia en la que están trabajando. Ambas líneas argumentales giran alrededor de la tensión que existe entre los personajes, y se complementan entre ellas. La historia de ficción en la que Richard y Gabrielle crean va cambiando conforme crear nuevas y estrambóticas escenas, a cada cual más cómica e inverosímil que la anterior.

La química que existe entre Holden y Hepburn es palpable desde un principio. El elemento de romance se demora a lo largo de toda la película, ya que los roces entre ambos personajes no dejan de emerger. Esta combinación resulta refrescante, en gran parte gracias a los ingeniosos diálogos y al carisma de esta gran pareja.


http://ellagodeloscines.blogspot.com/2019/12/encuentro-en-paris-1964.html
El Lago de los Cines
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de noviembre de 2023
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
*Cine sobre cine y una tierna comedia romántica

Uno de los aspectos más originales y llamativos es la propuesta de su trama. Richard Quine nos ofrece una simpática comedia romántica en la que el productor Alexander Meyerheimer (Noël Coward) encarga a Richard Benson (William Holden) la redacción de un guion para una película. La ajetreada vida social de Benson le lleva al fin de semana de la entrega sin haber escrito una sola página y, junto a su nueva secretaria, Gabrielle (Audrey Hepburn), dará rienda suelta a su imaginación para que, entre los dos, consigan crear un argumento y escribir el guion en tan solo dos días.

Esta propuesta se desarrolla por medio de un montaje paralelo. Por un lado, tenemos a Benson y Gabrielle en el apartamento parisino del guionista, conversando e intercambiando ideas a través de un divertido y magistral intercambio de diálogos entre ambos con el objetivo de comenzar y dar forma a su guion.

Por otra parte, las ideas que Gabrielle va plasmando en el papel van tomando forma en la pantalla según aquello que dictan sus narradores (Gabrielle y Benson) que son, a la vez los protagonistas de la propia historia que están creando (bajo las identidades que ellos mismos se otorgan) y que se está inmediatamente reproduciendo ante nuestros ojos (con cambios de guion sobre la marcha incluidos).

Y todo esto toma forma de comedia romántica con ocurrentes y divertidos diálogos y situaciones, mientras se desarrolla, por un lado, la historia que ambos crean y, por otro, su relación durante el fin de semana que pasan juntos en aquel lujoso apartamento de París.

*El brillo de Audrey, la presencia de William Holden y dos sorprendentes apariciones

Encuentro en París destaca, principalmente, por sus dos personajes principales, Richard Benson y Gabrielle, William Holden y Audrey Hepburn, que mantienen el nivel de la película a través de sus diálogos y su química en pantalla.

Y es que Audrey Hepburn, sin ser uno de sus mejores papeles, logra encandilar al espectador con cada intervención, cada mirada y cada sonrisa que ofrece a la pantalla, con ese brillo tan especial que le caracteriza, siempre lleno de ternura, belleza, bondad, simpatía e inocencia. Además, Audrey dejó escenas icónicas como la del baño de espuma.

William Holden, por su parte, ofrece una viva y enérgica actuación llena de carisma y comedia que le aporta presencia en pantalla cada vez que interviene, siendo el personaje que funciona de motor-narrador en la historia que idean Benson y Gabrielle.

Por último, y no menos importante, sorprende el cameo de Marlene Dietrich y la aparición de Tony Curtis como actor secundario, prácticamente en una actitud paródica.

*París, color y glamour

Como no podía ser de otra forma, Encuentro en París se grabó en diversas localizaciones de la ciudad parisina y en los Billancourt Studios, situados en la misma ciudad. Richard Quine y su director de fotografía, Charles Lang, aprovechan los magníficos exteriores llenos de color y recrean en el estudio lugares como plazas, cafés o fiestas con el glamour que caracteriza a una ciudad como París.

*El guion, la pata coja de la película

Si antes destacábamos la interesante propuesta de la trama, las buenas actuaciones de sus protagonistas y las ventajas que ofrece grabar o recrear la ciudad de París, en contraposición a todo ello hay que destacar un guion que no está a la altura del resto de sus elementos.

En primer lugar, si bien estamos ante una comedia romántica con buenas intervenciones de los personajes principales, sí que es cierto que la película busca ese toque de comedia hilarante propia de películas como Una noche en la ópera (1935), Uno, dos, tres (1961) o La vida de Bryan (1979) que, realmente, no logra conseguir, dejando en “simpática” lo que podría haber sido una comedia desternillante.

Y es que esto se debe, sobre todo, la historia de trasfondo que nos cuentan Benson y Gabrielle que, si bien la propuesta es buena, es la película que arman y que “vemos” mientras vemos la película no termina de tener la calidad u originalidad suficiente como para parecer atractiva o lo divertida que pretendía ser, restándole algo de fuerza, ritmo y verosimilitud.

El último aspecto que no logra convencer en Encuentro en París son sus personajes secundarios que, sin ser malos papeles, no consiguen adoptar ese tono que requería la película, quedándose en meras caricaturas que no consiguen funcionar del todo.

*Conclusión

Encuentro en París es una película con elementos muy interesantes y puntos a favor, sin embargo, todo ello se ve afectado por un guion mediocre que no permite a la película situarse un escalón por encima del que se encuentra, pudiendo haberse situado entre las grandes comedias románticas clásicas de la historia.

Aun así, siempre se recordarán las bonitas escenas por las calles de París, las ocurrentes intervenciones y la presencia de William Holden y, sobre todo, el inigualable brillo de Audrey Hepburn.

Crítica de Javier Suárez de la Iglesia
Cinemagavia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de septiembre de 2005
10 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
A mí el tema en general de esta película no es que me entusiasme. Pero valoro las escenas románticas que hay, que llegan a ser muy bonitas.
Destaco la canción: "That Face"( esa bonita cara), donde él le expresa, sin palabras y de una manera peculiar, que se ha enamorado de ella.
Ella consigue hacer cambiar al hombre y volverlo sensible y romántico.
huroncita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de julio de 2011
6 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estamos ante una película global, un entretenimiento completo realizado desde una perspectiva de lo más original, y creativa hasta decir basta. Los recursos empleados son incontables, los cameos interesantes y los guiños a la industria del cine, ilimitados. En esta magnífica obra de arte se engloban casi la totalidad de los géneros cinematográficos, envueltos en una deliciosa cobertura de cine dentro del cine.
Audrey está fantástica, es una joya en este estuche para cinéfilos, y sus deliciosos vestidos y peinados son absolutamente impecables desde el punto de vista estético. Sin duda es ella la que insufla la vida en este extraño combinado de romance, humor y aventuras. Sólo por los grandes ojos de esta belleza merece la pena sentarse ante la pantalla y disfrutar de dos horas inolvidables.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
sandgirl
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de agosto de 2009
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Brevemente, creo que es una excelente parodia-homenaje al cine de hollywood, con cierta autocrítica a la industria. Parece ser que en principio era un film de encargo para liquidar los contratos de Holden y Hepburn. No si por eso, la peli tiene un aire como de que les dejaron hacer bastante a los guionistas y el director. La encuentro divertida.
Pedro
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow