arrow
Haz click aquí para copiar la URL

I Smile Back

Drama No todo está bien en los suburbios. Laney Brooks, una esposa y madre al límite, ha dejado de tomar sus medicamentos, sustituyéndolos por drogas recreativas y los hombres equivocados. Avecinándose la destrucción de su familia, Laney hace un último y desesperado intento de redimirse. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
6 de diciembre de 2016
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Camino a la perdición.

Les quieres pero te importa un carajo, tu familia es importante pero no lo suficiente para pararte, tu egoísta necesidad adictiva te lleva por delante.
Oyes pero no escuchas, miras pero no estás presente, te esfuerzas por ser pero te tienta perderte; la rutina te agobia, nada tiene sentido excepto liberar el ansia, el descontrol, la perdición de enviarlo todo a la porra.
Una auto destrucción placentera de dolor continuo, que vuelve incesantemente a su loca noria, para revivir sentimientos extremos de castigo/bonanza de forma constante, en una agotadora tortura sin fin, que aumenta su velocidad y demanda, a cada paso, de mayor hambre.
Cambios de humor repentinos, de apatía a júbilo, de depresión a éxtasis de una energía en exceso, que lleva a fatales actos de consecuencias desastrosas; impredecible, eres una bomba a punto de explotar en cualquier momento, quieres ayudarla, quieres entenderla, quieres seguir amándola pero todo tiene un límite, que ella se empeña en poner a prueba hasta destrozar tu persona.
“¿No quieres ser feliz?”, sí, por supuesto, y parece sencillo, y lo intenta, y lo desea, y pone todas sus fuerzas en esa esperanzadora recuperación y adaptación a la nueva persona, de serenidad lograda con voluntad y empeño; pero es débil, es frágil y la ansiedad golpea con delirante insistencia, para volver a tocar fondo y llevarte a quien sea por delante, incluso a ti misma.
Y se ve reflejada en los ojos de quien la observa humillada, rebajada y convertida en un desperdicio, en una completa desconocida, sin respeto por ella ni por nadie que la conozca.
Un ser humano, madre culpable/esposa infiel, que acierta y erra sin propósito ni dominio, que se ama y odia por igual, que quiere vivir pero se está matando anímicamente; una típica historia de drogadicción, de enganche personal a un doloroso pasado, que marca en un presente inestable incapaz de manejarse con éxito, de progreso positivo.
Es llevadera, fácil de ver y consumir, atrae lo suficiente para verla con interés aceptable y acompañarla con gusto en su balanza de devastación y construcción ininterrumpida; templado desasosiego que juega con corrección sus estragos, demolición conocida para una herida familiar, que se aprecia con honestidad y cumplimiento de tarea.
Un pulso a los coercitivos instintos que devoran y atormentan, una lúcida Sarah Silverman como sobrio escaparate de ese desenfreno de sexo, alcohol y drogas que comen y mutilan, para sentir un dolor físico que apacigüe la ruina emocional que oprime por dentro; Josh Charles, como pareja soporte, redondea un filme sencillo, sincero y capaz, que se gana esos modestos halagos de quien cuenta una historia atractiva y entretenida, con certeza en su plasmación y sólida credibilidad narrativa e interpretativa.
“I smile back”, sonrío de vuelta, sonrío de lado, sonrío de cara, sonrío mientras me estoy muriendo por dentro, hasta que desaparece la sonrisa y ya no hay vuelta.

Lo mejor; su veracidad y actriz principal.
Lo peor; su modestia impiden que alcance marcada profundidad de tema.
Nota 5,6
interpretación 6 guión 6 música 5 fotografía 5,5 realización 6 montaje 5,5

lulupalomitasrojas.blogpsot.com.es
lourdes lulu lou
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de diciembre de 2015
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desasosegante cinta del director Adam Salky, mostrándonos el lado oscuro de una madre de familia en contínua lucha entre lo socialmente correcto (su ejemplar y tradicional marido, y su pareja de hijos) y sus profundos demonios que permanentemente pugnan por aflorar. Sarah Silverman borda el papel de una mujer llena de matices y de traumas, en lucha contínua con sus adicciones, más por causa de los traumas de su infancia que por los problemas psicológicos con los que su entorno pretende justificarlo todo.

La película da varios giros, manteniendo interesado al espectador, y el director despista también incluso en el título, pues el final es muy diferente al que se pudiera intuir de éste, dándole un toque más de autenticidad. Muy recomendable, sin duda.
silversurfer66
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de enero de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Rutinario drama sobre una mujer enganchada a la droga y a los hombres equivocados pese a tener un buen marido y dos hijos. La interpretación de Silverman salva de lo más olvidable la película, de desarrollo plano que no sobresale nada en el panorama del cine independiente. Enfoca el tema de la depresión, una enfermedad tan común y peligrosa en nuestros días.
kafka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de agosto de 2016
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vi “I Smile Back” (USA, 2015) dirigida por Adam Salky (con sólo tres película a su haber, siendo esta la primera que le veo). Cuenta con un buen reparto, encabezado por Sarah Silverman (aplausos) y Josh Charles (que no lo hace mal, pero es opacado por su colega). La película narra la vida de una mujer (Silverman), madre y esposa, que ha dejado de tomar sus medicamentos psiquiátricos y se hunde en una espiral de drogas, alcohol y sexo, el cual termina estallando frente a esposo (Charles) y su familia. El filme ha pasado con elogios modestos por parte de la crítica. La mayoría de los comentarios positivos giran en torno a la actuación maravillosa de Silverman que hace el papel de la madre adicta. Sin embargo, el mérito de la película no se agota en eso. Yo creo que tiene carácter propio y muestra con crudeza el dolor interno de una mujer que no es capaz de controlar sus instintos pero es capaz de juzgar sus actos. Además, el final, fuera de la esperanza, me gustó mucho. Cómo ella cierra la puerta ante la mirada de censura de su esposo. Ya en lo que respecta a temas más de análisis, la cinta sería idea para reflexionar los estadios de la inimputabilidad en materia penal y de psiquiatría forense, por ejemplo. Sin embargo, al no ser mi campo, prefiero llevarlo a algo más cercano a la filosofía: es un filme que refleja las pasiones humanas que se entrecruzan. Está el perdón, el amor, la reconciliación y la alegría, a la par que el odio, el miedo, la vergüenza y el dolor. Si se trabaja sobre la naturaleza humana, en especial sobre la vivencia pasional, se encontrará en esta película excelentes excusas para buenas reflexiones. Ideal para aplicar los pensamientos de Hume. En consecuencia, debo señalar que la cinta me gustó, recopilando, porque tiene carácter propio. La recomiendo entonces. 04-08-2016.
Andres Botero
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de julio de 2017
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para mí, el título es absolutamente irónico. Si la odisea de la protagonista (extraordinaria interpretación de Sarah Silverman) deja en claro algo, es que las adicciones se ríen de nosotros. Se ríen de tu pasado, de tu familia, de tus buenas intenciones. Acá hay una lucha inútil por hallar la salida del abismo, aunque nos atraiga más la oscuridad que nos rodea.
José Carlos Chávez Torres
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados