Haz click aquí para copiar la URL

Entreacto (C)

Comedia Obra de carácter dadaísta y surrealista, donde las secuencias se van sucediendo de manera inconexa e incoherente. Todo un montaje de imágenes nos conduce hacia una bailarina que se transforma en un hombre barbudo y un vehículo fúnebre que circula por los raíles de una montaña rusa. (FILMAFFINITY)
Críticas 2
Críticas ordenadas por utilidad
14 de agosto de 2011
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera parte de Entreacto, creada para ser proyectada tras la obertura del ballet Relâche del que Francis Picabia escribió el libreto, anuncia el cautivador y perturbador despropósito de lo que va a ser el resto de la película, proyectada en su estreno durante el intermedio del ballet.
Erik Satie puso la música, una partitura que no cumple una simple función de acompañante. La música y las imágenes se integran en una sola entidad, hay una compenetración total entre el ritmo sonoro y el visual.
No hay historia pero sí un guión, escrito a partir de unas anotaciones de Picabia, que comprende sucesivos fragmentos inconexos unidos entre sí por el leitmotiv de la imagen de una bailarina. La película nos golpea desde distintos ángulos: sorprende, inquieta -por ejemplo con esas cabezasglobos que se deshinchan-, rompe con la normal percepción de lo real mediante superposiciones, fundidos, giros, cambios de perspectiva y encuadres incoherentes, divierte cuando juega, cuando hace malabarismos con las imágenes y además nos intriga y atrapa mientras narra la aventura surrealista de una carroza fúnebre, su ataúd y sus acompañantes con un ritmo musical y visual cada vez más rápido, y en la que no sucede nada, pero corremos junto a los dolientes y la carroza, cada vez más y más de prisa por caminos, carreteras, campos, parques de atracciones, cruzándonos con barcos, aviones, coches, bicicletas llegando a un final que es como la guinda de un pastel, pequeña pero imprescindible y que cierra la película con un guiño que invita a sonreír.
Victoria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de marzo de 2012
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Poco que añadir a la estupenda exposición de Victoria. Quizás envidiar como se lo montaban estos artistas representantes durante un tiempo del Dadaísmo, una manifestación artística surgida en Zurich en la segunda década del XX, y que básicamente se traducía en la negación de la razón, lo que también negaba su propia existencia. Una reaccón hacia la debacle de la primera guerra mundial a base de absurdismo, arbitrariedad y espontaneidad. O algo así, porque ni siquiera los propios representantes definieron su manifestación ya que también la cuestionaban como real.

En cualquier caso, a mi entender, una de las cosas más interesantes que le han pasado al S.XX. Una expresión que negaba las grandes palabras sobre el hombre y su historia y cualquier forma de teoría o definición. Al menos te ayuda a cuestionar los grandes discursos de los catequistas de turno.

Creo que a la hora de ver este corto conviene tener en cuenta este marco artístico para comprender un poco la Filosofía de ese conjunto de imágenes desbarajustadas y bufonescas. También resulta interesante ver como en esos inicios de siglo ya existían vanguardistas del cine que siguen dando cuatro vueltas a muchos de los supuestos modernetes de hoy en día que cuentan con una tecnología muy superior.
Gepeto
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow