arrow
Haz click aquí para copiar la URL

We Can't Live Without Cosmos (C)

Animación. Drama Dos cosmonautas, muy amigos entre sí, tratan de dar lo mejor de sí mismos en el día a día para hacer de su sueño una realidad. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
4 de marzo de 2017
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
En "Mi ne mozhem zhit bez kosmosa", Bronzit construye una combinación bella de comedia y drama, con una historia franca y directa, como siempre, sobre la relación de dos grandes amigos que alcanzan su sueño de ser astronautas antes de que llegue la tragedia que los habrá de separar. Un trabajo que explora la amistad de un modo emotivo, tal vez demasiado emotivo en ocasiones, pero que sin duda emociona y también divierte. Algo en lo que la música compuesta por Valentin Vassenkov tiene mucho que ver, acompañando en todo momento a una historia sin diálogos, llena de sorpresas, de silencios elocuentes, dando especial fuerza a cada una de las fases del guión, a los sentimientos de los dos protagonistas, al espacio en que se mueven, al sueño al que se dirigen, entre gags a lo Tati y espacios íntimos y hermosos a lo Tarkovski. Es por todo ello que este cortometraje de animación 2d está triunfando entre la crítica y público de festivales de todo el mundo, habiendo conseguido, entre otros, el primer premio de Annecy este año.

En "Mi ne mozhem zhit bez kosmosa" se dan cita la amistad incondicional, el anhelo compartido de dos personas del más acá pensando en un más allá, de un sueño de largo recorrido, de llegar a volar, juntos, algo importante, desde una realidad gris y rectilínea donde sus miradas al cielo confunden la nieve y las estrellas, atravesando techos y otros límites, contando una historia universal que muestra las cosas importantes de la vida.

La primera parte del cortometraje es puro anhelo, un despliegue divertido e infantil de dos cuerpos robustos y atléticos que están unidos por conseguir algo que llevan deseando desde que son niños. Pero acabaremos sabiendo que también todo esto supone presencia. Una presencia que se opondrá a la ausencia que se vuelve protagonista en la segunda parte. Una ausencia llena de drama, un drama contenido y que es abordado con el humor que caracteriza siempre a Bronzit. Y aunque no perderemos la sonrisa en ningún momento, tampoco nos dejará olvidar el dolor del amigo encerrado y acurrucado en un traje espacial, buscando grietas en el techo a través de las cuales pueda alcanzar el reencuentro con la nieve, con las estrellas, con su amigo. Bronzit decide no maltratar más el dolor del amigo que ha quedado en tierra y resuelve el drama con una bella imagen onírica, de una forma que no incomoda pese a ser tan inconclusa como irreal, aunque en modo alguno deja de ser verdadera, ya que es su forma, la forma que tiene Bronzit de romper ciertas normas narrativas y crear así las suyas propias, mostrando su propio universo plástico y semántico, más maduro, más depurado, con el fin último de emocionar al espectador, también de hacerle sonreír. Y desde luego que lo consigue. Con creces.

Tomado de: http://cortosfera.es/cortometrajes/criticas/ficha/116/
cherburgo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados