arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Walker

5,2
230
votos
Sinopsis
En 1853, el idealista William Walker (Ed Harris) es un médico, abogado y periodista que encabeza una cruenta y bárbara invasión de Nicaragua a petición de Cornelius Wanderbilt, un ambicioso capitalista. Apenas logrado su objetivo, Walker se autoproclamó presidente del país, guiado por la creencia de que los Estados Unidos tienen un derecho moral de ”proteger a nuestros vecinos de toda opresión”. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
3 de junio de 2012
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película está inspirada en un hecho real y tiene unas premisas de desarrollo, por desgracia, muy reales: un poder económico (el empresario) quiere sacar beneficios comerciales y llenarse el bolsillo de dólares aprovechándose de un país convulso y falto de libertades; para ello debe derrocar al autoritario gobierno vigente y sustituirlo por otro igual pero afín a sus intereses (los revolucionarios), sirviéndose de un poder militar fuerte (el fanático Walker y su tropa) que equilibre la balanza del lado que le interesa.

Y como suele pasar en muchos casos, la cosa acaba saliéndose de madre porque el ser humano es como es (el nuevo gobierno no quiere compartir el poder con el mercenario y el mercenario se cree con derecho a intervenir en los asuntos del país en lugar de ceñirse al papel de discreto perro guardían de Mister Dolar).

Los mimbres de la situación son pues 100% reales y 25 años después de su filmación continúa siendo un actual instrumendo de crítica al imperialismo económico que mueve el mundo (no en vano, fíjense en el reciente caso de ese cruel dictador que cometió el error de darle le patada a la compañía norteamericana que explotaba sus pozos de petróleo para dar entrada a compañías europeas... acabó acusado falsamente de algo, invadido, derrocado, ahorcado y ¿a que no saben adivinar quién vuelve a explotar los pozos de petroleo de su país?).

El problema de la película es que a pesar de tener un buen mensaje no lo expresa de manera adecuada. "Walker" padece una sobredosis de histrionismo exagerado que termina por sepultar la crítica a ojos del gran público, que se queda con el estrambótico y muchas veces desquiciado exterior. Además, en medio de este argumento tan propenso al exceso, las (creo yo) ingeniosas referencias que nos advierten de que esto en el presente también se da (por ej. ese coche que surge de la nada y que podría perfectamente transportar a los revolucionarios que sabemos que van en la calesa que hay detrás) terminan por quedar tan descolocadas y caóticas como las situaciones en las que se enmarcan (spoiler).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Messer E Vork
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de abril de 2010
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
William Walker (Ed Harris) viaja a Nicaragua en busca de fortuna, apoyado por Cornelius Vanderbilt (Peter Boyle) un interesado hombre de negocios que financia su expedición, a pesar de las riñas que mantiene con su prometida Ellen (Marlee Matlin). La intención de ambos es ganarse una inmensa fortuna con los puertos comerciales que enlazarían las costas de California con las de Nicaragua. Al morir Ellen inesperadamente por la epidemia de Fiebre Amarilla, Walker tiene otros planes, hacerse amo y señor de Nicaragua, una tierra prometida castigada por una cruel guerra civil a fin de disputar una presidencia de la que Walker acaba accediendo a su llegada, no ausente de pillaje y pólvora.

William Walker realmente existió. Nacido en Tennessee a mediados del siglo XIX éste polifacético abogado, médico, periodista sólo le quedaba un oficio, más práctico que académico, por cumplir; el de colonizador. Aunque la impresión no parezca así una vez vista ésta película. Porque por momentos el film llega a ser extravagante; una delirante aventura semibiográfica con toques de “western” anticapitalista, y que el director de “Sid y Nancy” nos obsequia con algún que otro “presunto” gazapo a modo de juego (las escenas de los jornaleros bebiendo coca-cola o el coche entrando en un poblado a toda velocidad sin salir de campo, es decir con toda fuerza y la mala leche de lo que nos pretende sugerir el realizador inglés, y ya no por explicar el derroche tecnológico que se utiliza en el desenlace). No obstante, “Walker” reside en esa gracia que tiene el realizador Cox para ir a su onda alternativa y nunca carente de sentido del humor.
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de mayo de 2013
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pintoresco filme que plasma con singular ironía y mofa un suceso real ocurrido en Nicaragua bien avanzado el siglo XIX.
Alex Cox, que en otros trabajos ya había narrado sucesos que suelen tener que ver con el presente, narra el filme como si de un suceso grotesco se tratara. Lleno de personajes pintorescos, desarrapados, sucios y malolientes y perfectos ejemplos de los defectos humanos. Comandando a todos ellos esta Walker, un personaje lunático (o así se nos presenta al menos), inteligente (pero lleno de delirios de grandeza) que combina algunos aciertos con verdaderas tropelías.
El filme es entretenido, pero no bueno. Pretende ser no ya desmitificador (cosa que no era necesaria después de cómo se nos presenta al héroes y sus impresentables hombres), sino que, por medio de elementos modernos que no nombraré, presenta un claro paralelismo a aquella situación histórica, casi una anécdota en los libros de historia, con la situación actual (estamos en los años ochenta). Asi, se nos muestra al final de la peli imágenes televisivas de sucesos actuales de aquellos años ocurridos en Nicaragua. Por si no lo sabíamos, se nos dice que en los tiempos actuales los norteamericanos siguen haciendo prácticamente lo mismo que en aquellos años de Walker, algo profetizado por el propio señor, que dice en un momento dado de la peli a los lugareños que los yanquis jamás dejaran las tierras de Nicaragua, que se podrían ir un día pero que sin duda volverán.
El filme lo muestra de una forma simplona y sin ningún tipo de refinamiento estilístico, pero la realidad lo confirma. Eso es lo triste, al menos en mi opinión.
David Mudarra
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de junio de 2016
Sé el primero en valorar esta crítica
Pintoresca película que plasma con singular ironía y bastanta mofa, un suceso real acontecido bien avanzado el siglo XIX en Nicaragua.
Alex Cox, que en otros trabajos ya narra sucesos que suelen tener que ver con el presente, narra el film como si de un suceso grotesco se refiriera.
Llena de personajes pintorescos, desarrapados, sucios y malolientes, y ejemplos perfectos de los defectos humanos. Comandados por ellos está Walker, un personaje lunático (así se nos muestra al menos), inteligente, pero lleno de delirios de gradeza, que combinaba algunos aciertos con verdaderas tropelías.
El film es entretenido, pero no bueno. Pretende ser no ya desmitificador, que no hacía falta dado cómo se nos presenta al "héroe" de la película y a sus imrpresentables hombres, sino que, po rmedio de elementos modernos que no nombraré, presenta un claro paralelismo a aquella lejana situación histórica, casi una anécdota en los libros de historia, con la situación actual (estamos en los años ochenta, con el sandinismo, etc).
Así, se nos muestran al final de la película imágenes televivivas de sucesos actuales (años ochenta) ocurridos en Nicaragua.
Por si no nos habíamos dado cuenta, se nos dice que en los tiempos actuales, los norteamericanos siguen haciendo practicamente lo mismo que en aquellos años de Walker, algo profetizado por el propio señor, que dice en un momento dado del film a los lugareños que jamás dejarán los yanquis las tierras de Nicaragua, que se podrán ir un día, pero sin duda volverán.
El film lo muestra de una forma algo simple y sin ningún tipo de refinamiento estilístico, pero la realidad lo confirma. Eso es lo triste, al menos en mi opinión.

http://filmsencajatonta.blogspot.com.es
Constancio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de enero de 2007
5 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como el gran Ed Harris ha sido capaz de hacer esta soberana bazofia.
Dura unos 90 minutos más o menos quitando los títulos de crédito, pues aun así se hizo eterna. Confiaba en pasar una buena noche viendo al magistral Ed Harris y por Dios vi un tío estático, con algún toque genial, pero claro hasta cuando está desganado hace mejor papel que muchos esforzándose.
Película muy rara y lo que parecía que sería la vida de un tal Walter, que supongo lo conocerán en su casa o en la Nicaragua donde se basa la acción, se tornó una película de las que miras más tiempo el reloj que los artistas que salen, pues ni viéndola en versión original ganaba un ápice de frescura en la narración, todo lo contrario una lentitud en los hechos trascurridos nos hacía bostezar cada dos por tres.
Para colmo el señor Alex cox, un hombre que seguro se fumó algo mientras rodaba, pues no es normal lo que veía, cuando te conseguías meter en la acción aparecía una chorrada ya fuera un coche Mercedes en el 1850 y algo no estoy seguro o un helicóptero o tonterías parecidas.
Solución, mal tenía que estar monetaria mente mi Ed Harris cuando aceptó este burla del celuloide, si no, no me imagino por que demonios salió en tal esperpento ya que nada aporta a mi amado séptimo arte.
max
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados