arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Ôtez-moi d'un doute

5,9
148
votos
Sinopsis
A sus 45 años, Erwan descubre que el viejo lobo de mar que le crió no es su padre. Tras la búsqueda, se encuentra con su progenitor, un hombre octogenario, y cae bajo su hechizo, así como bajo el de la impetuosa Anna. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
13 de junio de 2018
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nuestro protagonista es un desactivador de minas y obuses de la segunda guerra mundial, algo simbólico le ocurre en su vida como en su profesión, al buscar en el pasado escarbar y al final acabar estallando. La directora Carine Tardieu se inspiró en lo que le ocurrió a una amiga suya al fallecer su madre que tras hacerle unas pruebas de ADN se enteró que su padre no era su padre.

La película juega muy bien con el enredo entre los dos padres, la hija de el y una hermana, todo un soplo de originalidad consiguiendo una película tierna, conmovedora y divertida porque últimamente el cine francés en cuanto a comedias no está en su mejor momento. 

François Damiens (La delicadeza, La Bailarina) interpreta muy bien a Erwan y Cécile de France (Alta Tensión, Más allá de la vida) consigue con su presencia llenar la pantalla. Los dos padres son Guy Marchand y  André Wilms (Le Havre) quienes dan el toque sentimental al film.

La historia está muy bien llevada y el tema resulta muy interesante. Película recomendable por ser ligera y profunda a la vez.
Destino Arrakis.com
videorecord
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de julio de 2018
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Melodrama francés con trazos de comedia, que relata una revelación familiar de un modo sencillo y verosímil. Aún así, y a pesar del realismo con el que la cinta está tratada, hay lugar para algunos giros de guión que animan la película en momentos puntuales en los que el interés decae, además de hacer partícipe al espectador de las inquietudes vitales que se plantean.

Eso sí, no esperéis reíros a carcajadas, provoca sonrisas y conmueve moderadamente, pero no deja de ser una película con actuaciones notables y cercanas, cuya única pretensión es contar una historia en la que no hay ni buenos ni malos, solo personas normales y corrientes.

Más mini críticas en cinedepatio.com
Cine de Patio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de julio de 2018
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
En el cine francés parece que se cultivan varios tipos de comedia: la obvia, casi podríamos llamarla la zafia o facilona, y otra más “profunda”, tachada por algunos ignorantes garrulos como “gafapasta”, pero que realmente se tratan de comedias agridulces, con fondo y realizadas con mucha inteligencia. En esta ocasión, la película “Sácame de dudas” de Carine Tardieu, pretende entroncar con un cine similar, por ejemplo, al de los aciertos de sus compañeras Coline Serreau o la casi infalible y genial Agnès Jaoui, escribiendo el guión (en colaboración con Michel Leclerc, Raphaële Moussafir y Baya Kasmi), mezclando la comedia y el drama con constantes parecidas, además de dirigirlo todo con “eficacia”.


Pero no. Aunque en futuros intentos puede que acabe consiguiéndolo, al menos en la ocasión presente, aunque gran parte de la crítica nacional haya señalado que no es la típica comedia y que es válida en muchos sentidos, personalmente no lo creo así, es más, a su término huele más a telefilm correcto que a cine, porque lo que empieza pudiendo prometer, se va hundiendo lentamente en una desidia, en algo tan previsible y reiterativo, que en su última media hora se hace cuesta arriba. La fusión entre el drama y la comedia se queda tan mal distribuidos como el agua y el aceite, y aunque en ningún momento llegue a ser irritable, todo en ella es mecánico y a fin de cuentas, poco ha importado lo que se nos ha contado, quizás por ser más pretenciosos que efectivos. También afecta el hecho de que mientras algunos personajes son creíbles, otros no lo son y el hecho de jugar con ciertos giros de guión nada certeros, empañan lo que podía haber sido un entretenimiento intrascendente.


“Sácame de dudas” es un ejemplo de que, aún contando con actores que podrían cumplir, no logran su objetivo. Sus personajes se lo impiden en muchas ocasiones, como a la pareja protagonista: François Damiens o a Cécile de France, muy agradable ella, o incluso el personaje “friki” secundario de Didier llevado a cabo por Estéban.
La dirección es funcional, impersonal casi y tampoco aporta nada.


El mezclar temas clásicos de Vivaldi o de Mozart junto a F. R. David o el simpático tema que cierra el film de las hermanas Barry, entre otros, ha sido un vano intento de revestirlo todo de cierto aire intelectual o retro con intenciones, pero ha quedado lejos de la propuesta en sí: la selección musical es más curiosa que lo que se nos cuenta.


Poco más. El resto está al servicio de lo que se les pedía, pero lo que falla es una base más segura y dejarlo todo en el buen rollo que pretende proporcionar, por lo que se queda en una película que no consigue sus objetivos, plana y olvidable con mucha facilidad.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Maggie Smee
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de junio de 2018
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tener dudas personales en la edad madura puede llevar a enredos inesperados, donde la balanza entre el bien personal y el común se contraponen. Sólo la entereza llevará a buen fin la búsqueda de la felicidad, compaginando todo. Una bella película sobre relaciones humanas, con su toque de drama y comicidad tan característicos del cine galo. Otro guión habría sido quizás predecible, pero el director lleva al espectador a través de la historia de manera amena, hasta conmovedora. Muy Recomendable.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Josecast
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de julio de 2018
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras una cita con el médico para comprobar si existe el riesgo de padecer una vieja enfermedad que atenaza a su familia, Erwan descubre una verdad todavía más dolorosa: aquel que durante toda su vida creía que era su padre, realmente no lo es en el sentido biológico. Comienza entonces el desafío de hallar a aquel hombre con el que comparte ADN, una tarea que no resulta nada sencilla dada la avanzada edad que a esas alturas tendrá ya el progenitor. Sin embargo, Erwan cuenta con la inestimable colaboración de su hija Juliette, una mujer de elevado espíritu a la que, igual que su padre, la vida no le ha terminado de conducir por el camino esperado.

Con Sácame de dudas, la directora Carine Tardieu intenta acabar con ciertos prejuicios en temáticas a priori interesantes como la relación padres-hijos, la importancia o no de obtener la verdad a toda costa u otros asuntos sociales como el cuidado de los mayores y los jóvenes parados sin cualificación. Una maraña de temas que la cineasta trata de resolver a golpe de comedia siempre que la ocasión se presenta. El propio argumento de partida ya se ve impregnado de un claro tono cómico pese a que el asunto pueda ostentar cierta solemnidad, pero la sucesión posterior de escenas que completarán las dos horas de metraje no se aleja en absoluto de esta perspectiva. El trabajo de Erwan como desactivador de explosivos, ciertas amistades de Juliette, la forma en la que el protagonista se encuentra con Anna o el misterio que se cierne sobre el padre de esta son algunos de los capítulos que componen el guion de la obra y todos ellos se abordan desde un punto de vista humorístico y poco informal, por más que su trasfondo ostente connotaciones no del todo amigables.

En línea con esa actitud de chascarrillo que Sácame de dudas muestra en la mayor parte de su metraje, la cinta también posee un evidente espíritu buenrollista. Aunque este adjetivo suele utilizarse en tono peyorativo, muestra de la escasa profundidad de una obra o de su predilección por un discurso almibarado, en este caso se trata más de una virtud que de un pecado. De haber perseguido la película un relato serio, es muy probable que el resultado hubiese devenido en fracaso, ya que el planteamiento inicial invita más a analizar las cuestiones planteadas a modo desenfadado que tratando de abrir directamente un debate sobre el contenido del guion. El perfil de los protagonistas contribuye a reforzar la idea; en este sentido, se puede decir que ambos intérpretes clavan sus registros habituales. François Damiens, al que hemos visto en cintas como La delicadeza, mantiene una actitud bonachona que contrasta con su aspecto físico. Cécile De France, por su parte, encarna con garantías el rol de mujer racional y preocupada por temas sociales.

El problema de Sácame de dudas es que, una vez finalizada la obra, es fácil pensar que el film realmente se queda en muy poca cosa. Sí, es una película amena de ver y narrada con corazón, pero su calado en aquellas temáticas que trata se reduce al mínimo. Además, no resultan del todo creíble ciertas cosas que suceden en forma de encuentros casuales o exageración de personalidades, entre otras secuencias que inicialmente pueden aceptarse por el mencionado tono poco serio de la obra pero que, aun considerando esta circunstancia, terminan por alejar en exceso a la película de su núcleo temático. Con todo, no se puede negar que Tardieu en verdad consigue componer una comedia que cumple con bastantes de sus objetivos, esencialmente basados en contar cosas profundas y apegadas a la realidad social desde una perspectiva bastante más relajada.


Álvaro Casanova - @Alvcasanova
Crítica para @CineMaldito
Kasanovic
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados