arrow

Críticas de: Luis Guillermo Cardona

7,5
Media votos
1871
Películas valoradas
1491
Críticas
4
Listas
Luis Guillermo Cardona Medellín - Colombia

Ordenadas por:
1491 críticas (Ver todas por título) Página: 108
Su valoración: Buena
12 de Junio de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Queréis buscar delincuentes? Los hallaréis profusamente en cualquier lugar donde halla competencia y donde se hagan apuestas. ¿Y cuál es la razón?: La señora Ambición sabe que por allí podrá tentar a los débiles que buscan siempre el dinero fácil. Y cada día, alguien se quedará con el dinero de otro… y ese mismo día, alguien le quitará a un tercero el dinero que antes había robado. Es el juego de la vida:”Las cosas con las que pecas son las mismas que te servirán de castigo”. ¿Saberlo? Lo sabe todo el mundo. ¡A ver si un siglo de estos conseguimos entenderlo!

“ATRACO PERFECTO” es la primera película que surgió tras la asociación entre el productor James B. Harris y el director Stanley Kubrick. El guión lo escribió Kubrick partiendo de la novela “Clean Break” de Lionel White y fue esta la primera vez que el director americano pudo hacerse de un reparto calificado que incluía a Sterling Hayden como el hombre que quiere dar su último golpe y por lo tanto lo planea con la precisión del mecanismo de un reloj, y con la paciencia y atención que reclama una partida de ajedrez. Elisha Cook, en un difícil rol del que emerge con suma eficacia la dualidad humana, como el cajero que por conservar a la mujer que desea, está dispuesto a torcer su rumbo con tal de complacerla. Y Marie Windsor, haciendo de Sherry, es la primera “dulce” jugada del destino para poner obstáculos a lo que parece perfecto.

El filme resulta bastante entretenido y considero un rotundo acierto la manera como se hace intervenir al indefectible Fatum para redundar las cosas. Es lo que nos hace inevitable esbozar una sonrisa, cuando alguien en su arrogancia-ignorancia al planear algo incorrecto, sostiene que “saldrá perfecto pues no tiene falla”.

No obstante que el rodaje también fue planeado aplicando el método del ajedrez que le enseñara su padre, siento que a Stanley Kubrick se le fueron las luces en dos cosas básicas: 1. Al incluir esa burda narración en situaciones que pudieron suplirse con un solo plano. Doy un ejemplo: decir que “Mike llegó a la estación de autobuses a las 11:29”, cuando detrás suyo hay un reloj desde el cual pudo iniciarse la escena. Pero el peor error, me parece, fue ese “novedoso” montaje siguiendo el estilo de la novela, donde se repiten algunas situaciones dizque para mostrarlas desde el punto de vista de otro personaje. Su improcedencia fue clarísima: confunde al espectador, no agrega nada nuevo, y no era en absoluto necesario.

Me gustó volver a ver a James Edwards (“Clamor humano”) como el amable guardián del aparcadero del hipódromo y, en resumidas cuentas, el filme sale avante con esa historia donde la ambición y el destino juegan una estupenda partida.

Título para Latinoamérica: “CASTA DE MALDITOS”
Luis Guillermo Cardona
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
Su valoración: Muy buena
1 de Junio de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sí, Selma Lagerlöf (1858-1940) es una insigne personalidad que honra al sexo femenino: fue la primera mujer en obtener el premio Nobel de literatura, en 1909, y fue también la primera dama en hacer parte de la Academia de la lengua sueca, en 1914. Tras un viaje que hizo a Palestina entre 1900 y 1901, la señora Lagerlöf comprendió que, aquella enriquecedora y significativa experiencia, daba para escribir una gran obra y de inmediato se dispuso a esta tarea publicándola en dos volúmenes con el título “Jerusalem” que, junto con “La saga de Gösta Berling”, llevada también al cine, se ha convertido en su obra más representativa.

Sería el director danés, Bille August, el hombre que asumiría la adaptación cinematográfica de “JERUSALÉN”, logrando un estupendo filme sociológico colmado de drama y de fuerza espiritual, que describe en forma muy sobria y respetuosa, pero no exenta de la necesaria crítica, los hechos que rodearon el surgimiento en Dalecardia, Suecia, de la secta de los Hellgumianos entre los habitantes creyentes y esperanzados que adoptaron, sin reserva alguna, las aspiraciones del pastor americano Hellgum, quien les hizo la promesa de crear una nueva Jerusalén y de llevarlos luego a tierra santa como los elegidos para la salvación.

El filme contrasta, con sapiencia, las experiencias en aquella tierra liderada por los Ingmarsson, cuyo padre fallece pronto en un accidente, quedando en cabeza de su hija Karin las decisiones esenciales y a la espera de que crezca el pequeño Ingmar (entonces de 10 años) para seguir apoyando a aquella gente cuya fe en Dios se incrementa cada día. Después, tendrá lugar el viaje a la tierra de Jesús, y allí comenzará el otro contraste que dará sentido a las inspiradas palabras del viejo Hans en el momento de la partida, que comienza diciendo: “¿Pueden las colinas de Jerusalén ser más bellas que nuestros campos?...”

Fe, credulidad, renuncia, la búsqueda exterior de un tesoro que se lleva dentro, visiones, alucinaciones, esperanzas… y unas cuantas decepciones, se entremezclan en una historia cargada de bellas, profundas y encontradas emociones, en la que Bille August se luce con su equilibrada narrativa, su preciosa puesta en escena y con ese estupendo conjunto de personajes pletóricos de vida y de esperanza.

Para Selma Langerlöf, amor, bondad y trabajo responsable, son fuerzas muy poderosas en este mundo. Para Bille August, actuar con conciencia es más importante que toda fe. Creo yo que, caminar por estos senderos, afianzaría sensiblemente la vida en sociedad.
Luis Guillermo Cardona
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
Su valoración: Excelente
26 de Mayo de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lasse Carlson ha quedado viudo, y ahora que siente que su juventud se ha marchado para siempre, le ha quedado un hijo tardío y unas condiciones económicas bastante difíciles. Pero él todavía se siente con fuerzas y su hijo Pelle es un pequeño de una vitalidad admirable, así que deciden salir de su tierra natal Suecia, para irse a Dinamarca donde creen que encontrarán mejores oportunidades. Al llegar a la isla de Bornholm, pronto consiguen trabajo en una granja donde reciben vivienda, alimentación y un modesto salario… y entonces, la realidad social con su eterna lucha de clases cargada de explotación, prepotencia, castigos infames, humillaciones y abusos, entran en escena para dejar bien clara la situación de enorme desventaja en que vivían los campesinos de finales del siglo XIX.

Basado en unos pocos capítulos de la inmensa novela “Pelle erobreren” del escritor danés Martin Andersen Nexos (1869-1954), el director Billie August nos brinda un verdadero fresco cinematográfico que resplandece con sus magníficas imágenes, su esplendorosa puesta en escena, su emotiva banda sonora con un bellísimo tema en los títulos de crédito y su excelente dirección de actores. Pero sobre todo, August se luce con su equilibrada adaptación, donde logra entender a plenitud los motivos de unos y otros, los matiza muy sabiamente… y así, consigue que veamos una serie de hechos sin que se nos anime a sentir odio por ningún ser en particular. Su mayor alegato apunta contra una sociedad plena, en la que aún hay lugar para toda suerte de agudas contradicciones y donde se truncan hasta las más pequeñas esperanzas de los seres más modestos.

Todavía resuenan en mis oídos aquellas esperanzadoras palabras del viejo Lasse a su hijo durante el viaje en barco: “Allí el brandy es casi tan barato como el agua, y los salarios son tan altos, que los niños no tienen que trabajar y pueden jugar todo el día con sus amigos”. Es triste, muy triste, cuando se comprueba luego que, en los países ricos, la miseria es mucho más grande porque hay dinero en abundancia, pero solo para unos pocos, y el calor humano parece perdido para siempre porque la ley que rige es la explotación infame del hombre por el hombre.

Magistral la interpretación de Max von Sydow. De antología la relación que sostiene con su hijo, estupendamente representado por Pelle Hvenegaard (el nombre fue pura coincidencia). Y hago reconocimiento de Björn Granath, muy efectivo en su papel de Erik, el acordeonista rebelde.

Este es el cine que permanecerá para siempre.
Luis Guillermo Cardona
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
Su valoración: Interesante
14 de Mayo de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cada guerra del siglo XX en la que intervinieron los Estados Unidos de Norteamérica, contó con la participación de los directores de cine que, durante cada confrontación, hicieron películas patrioteras y propagandistas, y en tiempos de postguerra, alabaron a los héroes que hicieron posible el triunfo o cuestionaron la crueldad de la guerra ante las tantísimas víctimas que produjo.

Victor Fleming tampoco pudo sustraerse a poner su granito de arena a la propaganda bélica durante la Segunda Guerra Mundial. Un guión escrito por Dalton Trumbo (uno de los Diez de Hollywood) fue puesto en su mano, y para Fleming, una palabra sonaba plena en la historia que se contaba: LIBERTAD. Un sólido argumento para justificar la guerra, para involucrarse en ella y para luchar denodadamente… más, cuando hasta Dios, sirviéndose de sus almas justas, “parecía dispuesto a orientar las armas que disparaban contra el enemigo y celebraba la aniquilación de los alemanes y japoneses que, tan infamemente, querían imponer el tenebroso fascismo a nuestro planeta”.

Hasta aquí todo suena a validar una guerra que, es bien claro, estaba justificada. Pero, lo que a mi me interesa de este filme es que, cada tanto, se evade muy sutilmente del cuento guerrero entre naciones, para decirnos que la libertad no es solo un interés de beneficio colectivo, sino que es, fundamentalmente, una conquista personal. Así, se entrelaza una historia de amor entre el jefe de cuadrilla aérea, Pete Sandidge (el siempre correcto Spencer Tracy), y la bella piloto Dorinda Durston (la agradable Irene Dunne), quien pone los pelos de punta al enamorado Pete, toda vez que la ve surcando el aire. El amor hace entonces que cada uno piense en como sacar al otro de estos riesgos, pero una tragedia sucede y Pete terminará convertido en el ángel guardián de aquella chica a la que no quiere perder ¡ni muerto!

De esta manera, aquella inamisible libertad que antes lo llevó a sacrificar su vida sin reparo alguno, le queda ahora como asignatura pendiente para sí mismo y hacia la acongojada Dorinda que, atada a su amor por él, no consigue rehacer su vida. ¿Será capaz nuestro héroe de conquistar este relevante sesgo de la libertad?

En este contexto, se salva un filme que a ratos decae y al que hay que meterle el diente para conseguir extraerle algo más que la tendenciosa e ingenuota propaganda que ofrece a simple vista.

Dizque un ejército de Dios, al servicio exclusivo de los americanos y dirigiendo aviones lanza-bombas que acaban con todo el que se encuentre dentro de su onda expansiva… ¡Puras patrañas gringas!
Luis Guillermo Cardona
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
Su valoración: Excelente
13 de Mayo de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta es una película inolvidable. Si eres muy chico, te complacerás con la magnífica y leal relación que sostienen el pequeño Joe y su perra Lassie. Si eres un adolescente, la perseverancia de ese magnífico ejemplar collier, te despertará aprecio y profunda admiración. Y si eres un adulto, verás la sabiduría con la que algunos mayores consiguen tratar a los animales, dándonos ejemplo de cómo relacionarse inteligente y amorosamente con la naturaleza.

“LA CADENA INVISIBLE” es de esos filmes que obedecen a un especial momento de inspiración que el universo concede a ciertas privilegiadas personas. Tiene que haber una circunstancia especial o un propósito muy firme de ser maestro de luz en algún momento de la vida para que, repentinamente, se nos conceda la medida exacta de cada línea escrita, de cada momento narrativo, de cada actuación… de tal manera que el conjunto redunde en una obra de arte de gran significado para toda la humanidad.

Creo que no hay un ser humano a quien no le haga falta alguna de las pedagógicas salidas que nos ofrece esta aventura, y menos aún, puede haber alguien que permanezca indiferente al compromiso ejemplar conque actúa cada uno de sus personajes. Aquí brilla, en todo su esplendor, la buena educación, la honestidad, la comprensión, el sentido de justicia… y un buen número de valores que fluyen de entre los maravillosos potenciales que, tan generosamente, nos ha dado la existencia.

Opera prima de Fred M. Wilcox, un virginiano que se había iniciado como script para el director King Vidor, y quien luego de hacer tareas como director de segunda unidad y asistente de dirección, consigue del mayor, Eric Knight, esta adorable historia que, convertida en una gran película, inmortalizaría a la perra Pal con su fílmico nombre Lassie, y pronto ameritaría numerosos filmes (cuatro de ellos con Pal como protagonista) y muchos otros –series de tv incluidas- con diversos colliers aptos según la época.

Llegó a tal punto la estima que los americanos sintieron por Lassie, que hay estadísticas que afirman que, en la década de 1940, en los EEUU se pasó de tener cerca de 3.000 perros collier a 18.400. Cada niño quería tener uno en su vivienda, y para los adultos, era un verdadero orgullo sacarlos a paseo.

¡Cuánta falta le hacen filmes como este a los pequeños de hoy!
Luis Guillermo Cardona
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados