arrow

Antes del anochecer

7,4
13.066
votos
Sinopsis
La tercera parte de la trilogía se desarrolla en Grecia. Nueve años después de su segundo encuentro romántico, el destino vuelve a unir las vidas de Celine (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke). (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
<< 1 5 6 7 8 9 10 11 20 27 >>
user-icon Weis   Madrid (España)
Notable
27 de Enero de 2014
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
El broche de oro para todos aquellos que hayan envejecido durante 18 años, desde aquel tren vienés, por el romance universal entre Jesse y Céline. Una tercera parte que continúa atesorando los placeres que sedujeron a tantos espectadores desde el amanecer del camino: diálogos brillantes, profunda reflexión por la vida y las personas, sinceridad, honestidad emocional y dos enamorados como rara vez se ha visto en el cine moderno.

Linklater y su dúo protagonista cierran el círculo en consonancia con el realismo de su ficción y lo frugal de la juventud da paso a las responsabilidades de la madurez. Así, agotando etapas y tirando porque les toca, vemos pasar una aventura con escala en Grecia que cruza el amor, el desamor, la reconciliación y la asimilación de que los cuentos de hadas y príncipes existen en nuestro día a día, siempre y cuando seamos capaces de creer.
Weis
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Vivoleyendo   Huelva (España)
Muy buena
24 de Febrero de 2014
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Entre tanto romanticismo enlatado de las carteleras, una vez cada nueve años desde 1995 Richard Linklater ha desarrollado una relación de amor con la que identificarse por completo. No hay nada hollywoodiense en ella, ni música sinfónica arrebatadora en los momentos álgidos, ni cientos de chorradas cursis, ni mega-pijos ricos de la muerte que le regalan a su parejita una isla en las Bahamas, ni final de cuento de hadas fueron-felices-y-comieron-perdices, ni suegros repelentes, ni casa unifamiliar en una cuca urbanización de los extrarradios de Chicago donde los residentes cortan el césped, pasean al perro y organizan amistosas barbacoas todos los fines de semana para cotillear y rajar del prójimo a sus espaldas.
No ocurren catástrofes, nadie se lanza en un paracaídas con un "te quiero" en letras gigantes, nadie dice pamplinas para pedirle a otro que se case con él o ella.
Lo que pasa aquí es tu vida, la de tus parientes, amigos y vecinos, la de tantos con los que te cruzas en la calle a diario.
Celine y Jesse podrían ser una pareja real. Su amor es real, su convivencia es real, sus problemas son reales. Las relaciones sentimentales al desnudo están aquí, son ellos dos, lo suyo no es idílico, no viven en una balsa de aceite, y todo eso toca tan de cerca que te agita el corazón porque has vivido cosas parecidas o casi idénticas.
A lo mejor tú, como ellos, has tenido que pagar un alto precio para estar con el amor de tu vida porque al principio dudaste y lo dejaste marchar con esa arrogancia de la juventud que cree que la vida es eterna, y cuando por fin te decidiste a dar el salto y quedarte a su lado ya llevabas un bagaje encima que no tenías en aquella primera estación de Viena, en la que te bajaste del tren tan ligero como el aire y paseaste con la persona a la que ya intuiste que amarías para siempre. Pero entonces, tonto de ti, no la retuviste. Es lo que tiene la primera vez de cualquier cosa, solemos meter la pata por inexperiencia o por miedo.
Pasaron nueve años y te resignaste a no estar con tu amor, te conformaste con otras parejas que no te llenaban, hasta tuviste algún hijo. Y llegó la segunda vez. Os volvisteis a encontrar.
Ya no era como en aquel tren de Viena, había madurado como una fruta agridulce al sol, no erais dos jovencitos enamorándose en la noche de su estreno, pero en el horizonte de repente oíste silbar sobre las vías una nueva oportunidad y la agarraste porque en esta ocasión no vacilaste, ya no eras un pimpollo que se creía eterno, atrás quedaba el tonto primerizo que se permitía perder algo tan valioso.
Ahora eras muy consciente de lo que te perdías.
Y con toda la carga de los nueve años que pasasteis separados, por fin os lanzasteis.
Desde entonces lleváis nueve años conviviendo. Dieciocho han transcurrido desde que os conocisteis camino de Viena.
Y no vivís en un cuento de hadas, no flotáis en una balsa de aceite. Pero vuestro amor es uno de los más preciosos que se puedan ver en una pantalla.
Porque podría ser el mío, el tuyo, el de millones de parejas que mueven el mundo.
Espero volver a veros dentro de otros nueve años. Y de otros nueve más. Y todos los que tengáis la suerte de compartir.
Me gustaría envejecer con vosotros.
Recordad, la siguiente cita es en 2022.
Ojalá no faltemos.
(Sí, ya sé que de momento es una trilogía, pero soñaré que esto no es el final y que en 2022 Celine y Jesse volverán antes de la madrugada).
Vivoleyendo
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon GabiAguilera   Murcia (España)
Mala
21 de Julio de 2013
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
No os dejéis engañar por la puntuación tan alta que tiene porque realmente no lo entiendo.
Película plana, lineal, sin trama ni acontencimientos, solamente se dedican a hablar y hablar mientras los espectadores esperamos que pase algo interesante durante toda la película, y nos quedamos así ESPERANDO porque yo nunca me he planteado irme del cine antes de que termine una pelicula, pero con ésta estabamos deseando salir de allí. Por no ser no es ni de romance... Verdaderamente mala y por dios no os gastéis el dinero en verla porque es de lo que me arrepiento.

Un saludo.
GabiAguilera
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Jenny Mellor   Ciudad Esmeralda (España)
Excelente
8 de Julio de 2013
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Culmina la historia de amor de… ¿Jesse y Celine? Sí, ¡por supuesto!, pero iba a decir de Richard Linklater y los veneradores de esta trilogía, entre los que me cuento. Con una espera de casi diez años entre entregas (que yo afortunadamente no he tenido que sufrir) director y protagonistas, coguionistas todos ellos, cierran el círculo con el broche final: “Antes del anochecer” es la mejor de las tres películas, logro increíble teniendo en cuenta las expectativas acumuladas durante tanto tiempo, y con el listón tan alto marcado por sus predecesoras.
Antes del anochecer permite al espectador asomarse durante 109 minutos (y prometo que cuando aparecieron los títulos de crédito pensé: “¿Ya? ¿Ha pasado en serio una hora y media?” Y resulta que habían pasado la hora y cuarenta minutos, y yo no sentía el trasero, no porque se me hubiese quedado cuadrado, sino porque estaba levitando en el asiento, demasiado etérea todavía para levantarme y salir de la sala).
Pero volviendo a la película, éste es el relato de la madurez del amor, superado el enamoramiento en el que todo es color de rosa llega el verdadero amor, conscientes ambos de los defectos del otro. El tono es menos vitalista, más sereno, y las reflexiones más profundas, los conflictos más amargos. A destacar, sin embargo, que es la entrega con más momentos cómicos de las tres, y también, la que más nudos en la garganta proporciona. Las emociones se polarizan.
Los diálogos son tan fluidos y realistas como siempre, o quizás incluso más, porque discurren por senderos más oscuros, menos agradables de tratar, como la caducidad del amor, el sacrificio del “yo” por el “nosotros” y las frustraciones que produce, etc. Ethan Hawke y Julie Delpy siguen derrochando esa maravillosa química y compenetración que los hace personas de carne y hueso, y todo, en conjunto, crea la sensación para el espectador de haberse convertido en un voyeur, en un mirón de una escena privada, de dos personas reales que se desnudan emocionalmente frente a la cámara.
Por último, a destacar la ambientación, esta vez gracias al encanto del verano en el Peloponeso griego, pero en segundo plano, como fondo privilegiado, como en Antes del atardecer, y no la Viena protagonista de Antes del amanecer.
En resumen, una obra maestra sobre el amor de pareja y el amor de familia, el paso del tiempo, las expectativas, la maduración y la necesidad de ir cerrando etapas.
Recomendable es poco. Necesaria es casi literal.
Jenny Mellor
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Bdange   Reus (España)
Interesante
14 de Julio de 2013
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tercera entrega de este viaje que empezó en Viena, que se afianzó en París y que ahora llega a Grecia. En esta última entrega, sus personajes se encuentran en una nueva etapa de su vida, en la que vamos viendo el desgaste que han provocado los años de convivencia. Van compartiendo los buenos y los malos momentos que tienen que afrontar a lo largo de estas vacaciones.
Sin duda, la química de su pareja protagonista está más que demostrada a estas alturas...aunque, en conjunto, al film parece faltarle brillo, ya que algunas secuencias se alargan más de lo deseado, quitándole al final la frescura que sí tenían sus predecesoras.
Bdange
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
<< 1 5 6 7 8 9 10 11 20 27 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados