arrow

Pacto de silencio

5,6
2.844
votos
Sinopsis
Jim Grant (Robert Redford), un antiguo activista radical, vive ahora de forma anónima con su hija en los alrededores de Albany, en Nueva York. Pero su tranquila vida dará un vuelco cuando Ben Shepard (Shia LaBeouf), un joven periodista, revela su paradero al FBI, que llevaba buscándolo tres décadas por su participación en el atraco a un banco. Thriller político basado en la novela homónima de Neil Gordon. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 6 8 >>
20 de julio de 2013
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Robert Redford no sólo es una de las mayores leyendas de la historia del cine. Su nombre como director, es muestra de calidad, inteligencia, compromiso, riesgo, reflexión, y por su puesto entretenimiento. Fue su nombre el que me llevó a esta película.

Basada en una novela de Neil Gordon, muestra el resurgir de unos veteranos personajes sumergidos en la sociedad actual, que en su juventud participaron en hechos delictivos, como forma de protesta a situaciones políticas del momento.

Un joven periodista (Shia Laboeuf), descubre y se implica en el caso, sacando a la luz pública sus identidades actuales, descubriendo, comprendiendo y comprometiéndose con los motivos que llevaron a estos a actuar de esa forma.

Película con tintes políticos, muy ágil mentalmente, pero algo espesa en el desarrollo en determinados momentos. La sensación es que se desarrolla muy dinámicamente (género thriller), pecando de cargas intensivas demasiado trituradas y lentas (género político). El balance total es una gran película, pero no recomendable a quien no mueva el cine político.

Tiene algunas cuestiones discutibles, como el papel de "fugitivo" de Robert Redford (con más de 70 tacos) burlando a la policía de todo el pais durante toda la película, cuando hace poco vimos que los terroristas de Boston fueron capturados en menos de 48 horas, sin saber quiénes eran.

Shia Laboerf me encanta. Su energía "natural" mantiene toda la película, y da "caña" a todos los veteranos que salen (R. Redford, Nick Nolte, Susan Sarandon, Chris Cooper...), manteniéndoles el pulso, y diría que elevando su nivel.
JK04
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de noviembre de 2013
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Arriesgar, parece ser que no es una palabra que circule en exceso por Hollywood.
Los aciertos de esta película son varios, incluso me atrevería a decir que son muchos más a los que la industria nos tiene acostumbrados. Pero (siempre hay un pero) solo duran una hora de metraje.
El personaje de Shia LaBeaouf se nos hace atractivo pero incomprensible en algunos trozos del film. Todas, todas, absolutamente todas sus pesquisas son conseguidas gracias a los favores de féminas rendidas a sus pies inexplicablemente. Y este es uno de los primeros chirridos que por acumulación y por lo insulso de la trama en su final hace que la película decaiga de manera insalvable.
Reencontrarse con viejos amigos y revivir andanzas pasadas siempre es gratificante pero tendemos a la complacencia de quien nos hizo soñar con aquellas pasadas historias y simplemente nos fijamos en sus arrugas y esbozamos una sonrisa amparada en la nostalgia de lo que nunca volverá.
Y es que 38 años no son nada para el que en su día fue un Cóndor revoloteando por nuestras entrañas.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
constancepetersen
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de agosto de 2013
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algo que tienen en común la mayoría de los films que ha dirigido Robert Redford es la incorrección política. Podría decirse que él mismo es así. Recordemos su protesta ante la Academia por no haber participado a Jorge Drexler (por ser poco conocido) en la entrega de los Oscar, donde una canción de su autoría fue galardonada ("Al otro lado del río", soundtrack de "Diarios de motocicleta", producida por Redford).

El director es inteligente, y arriesgado. A costa de unos primeros minutos un tanto densos (considerar que hoy uno puede simplemente detener el reproductor con la velocidad de un click, en la comodidad del hogar y sin lamentar el costo de una entrada), Redford gana la posibilidad de plantear un tema sensible como no muchos se atreverían hoy en USA. En estos primeros minutos se nos muestra a dos terroristas en el seno familiar, como amos de casa y padres de familia, lo que prepara el terreno y predispone al espectador, desde la empatía, para la reflexión antes que el juzgamiento. Es decir, evita (como hoy se acostumbra) incomodar al espectador de entrada empatándolo con el "malo", dándole la posibilidad de evaluar. Por esto es un film de alta carga ideológica y política, no solo por las discusiones que se dan en el interior de la película, a veces demasiado "monumentales" para dos horas de duración (de las que rescato, sin embargo, la idea de oponer permanentemente discurso y realidad, de complejizar el lugar común al que casi siempre se llega cuando se habla de revolución, de izquierdas y derechas, de capitalismo, de "cambiar el mundo"). Además, toma una postura respecto del lugar que debe ocupar el periodismo, a la vez que lo utiliza como lógica de desenvolvimiento de la trama.

Los extremistas en cuestión fueron estudiantes que protestaban pacíficamente contra la guerra de Vietnam y, al no ser escuchados por el gobierno, decidieron traer la guerra "a casa". O fueron terroristas despiadados que detonaron edificios públicos hiriendo a cientos de personas. El terrorista justifica el terrorismo. O la violencia real es la de las personas sentadas en su casa mientras el gobierno comete genocidio. Mientras el film nos plantea estas cuestiones en el subtexto, en la superficie se nos cuenta una cuestión clave para la historia: los tres personajes buscados por el FBI están acusados del homicidio de un guardia de seguridad en un asalto a un banco. Nos hace ruido porque parece algo descolgado, pero es el interrogante clave que se ira desentrañando durante mas de media película.

Lo más importante, al margen de toda lectura, es la capacidad del cine que propone Redford en esta ocasión para generar emociones y sensaciones, para atraer, entretener y hacer que el espectador se enfoque solo en el relato. Y para esto, 'The Company You Keep' se hace multidisciplinaria, multigénero, una caja de herramientas a ser seleccionadas en función de un "atenciometro". Luego de unos primeros minutos de drama familiar se da lugar a la vorágine del periodismo de investigación donde se mezclan el thriller y la intriga, donde nos entretienen la caza de uno de los prófugos y el descubrimiento del otro. Entre medio, la entrevista de Ben al personaje que interpreta Susan Sarandon es esencial, es la escena que siembra la semilla de lo que serán los motores del film: la búsqueda de la verdad y de lo correcto. Llegando al final, cuando parece que un romance tirado de los pelos nos va a decepcionar, Redford nos engaña y nos ofrece una vuelta de tuerca imprevista y de buen gusto. Salvo por todas las escenas de huida de Nick Sloan, mal hechas, poco creíbles, mal interpretadas y llenas de clisés, 'Causas y Consecuencias' es una muy buena opción. Hay que bancarla los primeros diez minutos, que después no para.

Lee mas en www.quecinemirar.blogspot.com
gonzafer85
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de noviembre de 2013
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cada película dirigida por Robert Redford, con la excepción de su eminente opera prima cargada de Oscars ("Gente Corriente") obliga a sacar las mismas conclusiones:planteamientos ambiciosos para resultados que no pasan de correctos.

Nada hay en "Pacto de Silencio" que permita diferenciar esta película con cualquiera de la ya apreciable, por extensión, filmo grafía de la vieja estrella del cine setentero. Un historia con trasfondo crítico de la sociedad y las instituciones americanas, buenos actores (en esta ocasión el reparto es de lujo), una buena realización y sensación que la película se vé sin disgusto pero lejos de enganchar realmente, y a muchos kilómetros de sus pretendidas ambiciones iniciales.
En el Redford director hay una ausencia esencial, y es la presencia de guiones poderosos. Hay historias con mucho trasfondo, pero su desarrollo dista de alejarse de lo convencional. El "thriller" político es un material muy moldea ble y que puede derivar en cintas tan estimulantes como la oscarizada "Argo"; y es posible que esta película busque denunciar el acoso de las instituciones públicas a aquellos que en su día osaron desafiar al poderoso sistema; pero lo que queda no pasa de una cinta razonablemente entretenida que además queda lastrada por la inadecuación de Redford al papel protagonista, con sus 76 años de edad pesando como una losa en la credibilidad del personaje. En definitiva el legendario actor se vuelve a mostrar como una director siempre correcto y jamás entusiasmante, al que quizá le convendría más centrase en labores de producción y dejar a otros directores la capacidad de redondear sus, en principio, estimulantes historias.
ALVARO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de noviembre de 2014
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Patético Redford camuflado con su gorrita de beisbol.

Patético Redford corriendo por el bosque cual damisela.

Patético Redford frente a un imponente y grandioso Nick Nolte.

Patético Redford frente a una divina y maravillosa Susan Sarandon.

Patético Redford haciendo a sus años de vigoroso papi de una niñita.

Patético Redford con su cara acartonada, auténtica momia de Tutankamon.

Patético Redford, execrable, repugnante y ridículamente patético de principio a fin.
Talía666
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 6 8 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados