arrow

Mr. Brooks

6,3
10.909
votos
Sinopsis
Earl Brooks (Kevin Costner), un brillante hombre de negocios que lleva una vida aparentemente tranquila, es en realidad un asesino en serie. Brooks se esfuerza por reprimir sus instintos homicidas, pero su alter ego (William Hurt) se lo impide. Una dura y tenaz detective (Demi Moore) capta la atención del misterioso asesino al que persigue. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
23 de abril de 2008
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película he de comentar que comienza de una forma muy extraña. Es más, se suceden diálogos un tanto incomprensibles entre alguno de los personajes de la misma. Pero eso no es lo peor... ¡¡Que va!!
Para empezar, Kevin Costner no creo que haya estado a la altura del gran actor que todos conocemos, y menos todavía cuando interpreta su alter ego alguien como William Hurt.
Para seguir diré que hay personajes que todavía no sé muy bien qué es lo que pintan... ¿una coartada?, ¿un ápice de sensiblidad por parte del protagonista?... No lo sé, el caso es que me han llegado a resultar molestos y cansinos.
Pero dentro de todo lo malo hay un rayo de esperanza, y ese aparece aquí con el cuerpo y la voz de Demi Moore... para mi sin duda lo mejor de toda la película.
Para terminar, la historia no está del todo mal, pero me dejó con una sensanción de no plenitud, como si algo le faltase. Además, también me ha parecido que existía cierto desorden o cierto caos, pero no he sabido ubicarlo bien.
En conclusión, esta película me ha dejado bastante desconcertado y ha sido todo un fiasco... pensaba que sería mucho mejor de lo que ha sido. Y lo peor es que hay algunos espacios en los que la acción resulta un peñazo.
El 3 va para Demi Moore, para William Hurt y para la idea que, a mi entender, no han sabido desarrollar correctamente, pero no está mal pensada.
Kosti
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de septiembre de 2008
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Grandísimo guión elegido por Kevin Costner para su vuelta a la gran pantalla, papelazo el que interpreta en esta película, el de un peculiar personaje muy enrollado aunque algo malvado pero con su corazoncito. Sin embargo el de Demi Moore es un tanto lamentable. Demi, vuelve a los dramas y deja el papel de poli megabuenísima para otras.
Sukina
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de marzo de 2008
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es una película original, divertida, sarcástica, entretenida, sorprendente y enigmática, para quienes como yo disfrutan del cine negro. Muy bueno el guión, buen ritmo y muy buena actuación de Kevin Costner y William Hurt. Demi Moore regular como siempre, nunca fue buena actriz.
Dorothy
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de agosto de 2015
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Se puede leer en diversas fuentes que entre los políticos y empresarios, a veces también se nombra a los líderes religiosos, se cuenta entre cuatro o cinco veces mayor número de psicópatas que en otras profesiones. El dato parece preocupante pero si se analiza un poco no es para tanto. Si el 1 % de la población general se puede considerar psicópata, en estos ámbitos la cifra llegaría al 4-5 %, lo cual sigue siendo una minoría muy reducida. Además mi opinión no es que dedicarse a tales oficios te vuelva un psicópata sino que estas personas se sienten atraídas por esta forma de vida, en el amplio sentido de la expresión.

Una de ellas, empresario de éxito, es el señor Earl Brooks (Kevin Costner), hombre adinerado y de familia feliz que siente el impulso de asesinar, representado por una especie de alter ego, Marshall (William Hurt). Ya lo ha hecho muchas veces y de hecho, está perfectamente preparado para tal "hobby". Sin embargo, la cosa se le complicará con una poli y sobre todo, cuando aparezca un testigo de su último crimen. La verdad, la doble trama está bien llevada, con una estructura inteligente, cierta capacidad de sorpresa y un villano que demuestra otra vez que no hace falta ser "bueno" para que caiga bien al espectador.
Reaccionario
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de abril de 2008
Sé el primero en valorar esta crítica
Han pasado ya bastantes años desde que Anthony Hopkins se enfundara la piel del canibal Annibal Lecter. Desde entonces, han aparecido por la gran pantalla una gran multitud de "parientes próximos", tantos que incluso se podría hablar de un género de "serial-killers" dentro del "thriller".
Earl Brooks (Kevin Costner) es un exitoso empresario que parece tenerlo todo: una empresa que funciona, una esposa encantadora y comprensiva, Emma (Marg Helgenberger), y una hija en la universidad, Jane (Danielle Panabaker). Sin embargo, bajo esa apariencia respetable, se encuentra un despiadado pyscho-killer conocido por la policía como "el asesino del pulgar", un asesino que sorprende a las parajas mientras están haciendo el amor, y que apenas deja pistas. Sin embargo, un buen día, comete un error y es visto por un testigo, llamado Smith (Dane Cook), el cual le pide intervenir en su próximo crimen.
Dirigido por Bruce A. Evans, el film viene a ser una especie de relectura del clásico “Dr. Jeckyll y Mr. Hyde”, actualizada a los tiempos modernos. Si bien, el protagonista no sufre mutaciones físicas para hacer el mal. Mr. Brooks lleva consigo allá donde va, una sombra perversa, Mr. Marshall (interpretado por William Hurt), que viene representar el lado malo de su conciencia, el que le obliga a matar, a pesar que él no quiere. De hecho, Brooks enfoca los asesinatos no como una enfermedad mental (séria lo lógico ya que va siempre con un tipo que sólo ve él), sino como un vicio, por eso acude a las reuniones de alcohólicos anónimos, para desengancharse de su peculiar “vicio”.
Evans no juega con el espectador al engaño y desde el principio ya nos damos cuenta que Mr. Marshall es un producto de la imaginación del protagonista, ya que a pesar de este buen punto de partida, lo que le interesa es complicar la trama con el aprendiz de asesino, con la policia que le persigue (interpretada por Demi Moore), y con la hija del propio Brooks que parece que también ha heredado alguno de sus “vicios”. El film, no exento de originalidad, acaba discurriendo por los caminos del convencionalismo cinematográfico en materia de “thriller”, con vuelta de tuerca incluida. No hay excesivos discursos filosóficos-metafísicos sobre la convenciencia de matar, aunque en los últimos crímenes, el guión se orienta más bien hacia una cierta idea de justicia, más que un asesinato (en el sentido que el espectador incluso se alegra que Brooks elimine a los dos últimos, ya que de alguna forma se lo merecían). Costner por fin da la talla en una película, aunque la inquietante presencia de William Hurt le roba prácticamente todos los planos en los que aparece.
Por su parte Demi Moore cumple sobradamente con el papel y los minutos de cancha que le otorga el guión. En definitiva un film entretenido, y que al menos aporta otros puntos de vista en un género excesivamente trillado en el cine.
manulynk
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados