arrow

Chained

6,1
1.299
votos
Sinopsis
Una tarde de sábado, Tim, de ocho años, y su madre, Sarah, son elegidos por un demente taxista, Bob, a la caza de su próxima víctima. Para su horror, Tim presencia su primer asesinato, el asesinato de su madre. Pero no será el último. Bob mantiene a Tim como un esclavo, encerrándolo bajo llave y forzándolo a limpiar y enterrar los cuerpos de las jóvenes mujeres que lleva a casa. Cuando es un adolescente, Tim comprende que se le ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
20 de octubre de 2012
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nada hacía presagiar que Lynch, tras dirigir una road movie tan descafeinada como Surveillance, volvería a Sitges con una película tan sólida como Chained, con la que ha repetido presencia en el palmarés. Chained tiene todos los ingredientes para ser una película de culto y merece estrenarse en las salas para dejar su huella más allá de los circuitos especializados. Una consideración del todo pertinente porque Chained, en contra de lo que podría parecer, no es una película gore, de violencia gratuita o alcance restringido al fan del género fantástico. El mejor cine de horror no pierde de vista lo humano y sus propuestas más loables son aquellas que saben conciliar su alma claramente terrorífica con su vertiente social. Por eso Chained sorprende, va expandiéndose a medida que avanza y finalmente explota. Es festiva, porque el espectador disfrutará con los sorprendentes derroteros y giros de trama que va tomando la cinta. Y al mismo tiempo es cruda, porque la historia nunca se desgaja de lo real, cuanto menos de lo plausible, y nos zarandea hasta escupir su corazón podrido, reformulándose como relato terrible sobre los males heredados, las psicopatías consanguíneas que pesan y pasan de generación en generación.

Lynch es muy inteligente. Al principio inserta el horror desde fuera y nos pone en la piel de la víctima: un niño de nueve años retenido contra su voluntad en la casa de un asesino en serie. A continuación explora la psique del malvado en una parte central muy tensa en la que el terror queda implícito, escondido en una rutina diabólica: el niño, encadenado en una casa sin apenas muebles, se convierte en el esclavo de su raptor. Y aprovechando ese constante estado de alerta en el que ciertas reacciones de los protagonistas no parecen tener demasiado sentido (el malo trata al niño como a un perro y le da libros de anatomía para leer), la película se desnuda, desvela sus verdaderas intenciones y sacude siguiendo los mecanismos del género (las últimas escenas son a nivel técnico una delicatessen para el seguidor del terror) y de la reflexión (hay catarsis, debate abierto y hasta final con múltiples lecturas).

Por todo ello, Chained es una de las cintas más interesantes sobre la falsa moral estadounidense y un reflejo de toda la negrura que se esconde debajo de las alfombras familiares. Chained es tal vez la mejor crítica en muchos años sobre la mala educación y sus consecuencias, sobre los lastres y las costumbres que dejan nuestros padres a modo de legado malvado. En Chained no hay buenos ni malos sino hombres con muchas aristas y matices, con debilidades y perversiones ('las personas son una imagen hecha mil pedazos como los puzles, dice el protagonista a su 'hijo'). Y para colmo, Vincent D'Onofrio borda ese ser carnívoro por el que sentimos asco, miedo y pena. Lynch ha dado un golpe de autoridad y ha parido con rabia y con certeza una película importante: es tanto una obra hecha desde la militancia del género de terror como la cinta de alguien que ha investigado y ha escarbado en la herida de todo un país. El terror es una estrategia más para contar lo inenarrable, para relatar aquello que parece carecer de explicación: lo que empuja a alguien a ser, directamente, un 'hijo de puta'. Sin complacencia y sin caer en lo escabroso. Chained es pequeña y a su manera inmensa: no pueden perdérsela.

@Xavicinoscar, Cinoscar & Rarities
http://cachecine.blogspot.com
Xavier Vidal
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de octubre de 2012
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
La hija de David Lynch estrena peli de terror por la puerta grande con una de las películas que más espectativas ha despertado en el último año, favorecida por una campaña de márketing y un tráiler más que decentes que hacen que uno olvide sus cuestionables antecedentes en las dos últimas décadas. Debo reconocer que la he disfrutado como un niño chico, si bien, como dice el refrán, "después de haber metido, nada de lo prometido".
Me explico. La historia de un niño de nueve años secuestrado junto a su madre y obligado durante una década a permanecer casi literalmente encadenado al psicópata culpable, interpretado terriblemente mal por un Vincent D'Onofrio ternesco que pretende emular al Marlon del padrino con una dicción chirriante, era un punto de partida más que jugoso y deseable por cualquier fan del género. Si a ese punto de partida le sumamos una parte técnica brillante, con una fotografía premiable y una banda sonora absolutamente tormentosa, una interpretación dignísima del chaval secuestrado, el "Conejo" Eamon Farren adolescente, a ratos redivivo del Gólum digital más enclenque y unas dosis de suspense, terror y angustia considerables apartadas de la corriente facilona del gore (que tantísimo aprecio), el resultado debería ser la película del año.
No lo es ni lo será, fundamentalmente porque en los últimos cinco minutos da un giro de guión sorpresa de esos marujiles que encantan a los programadores de Antena 3 y nos deja con la mandíbula inferior a ras del suelo. Error tremendo y fatal. Perdonable porque la hora y media previa y pese a la interpretación espantosa del chubbie D'Onofrio, me repito más que el ajo, se disfruta tanto y uno se monta en la cabeza el final que debería ser de manera tán clara que éste se diluye entre lo realmente visto y lo que realmente se tenía que haber visto.
Y sí, las teorías educacionales del mal son muy cuestionables, pero amigos, aquí es lo que tocaba, y aunque el uso de abundantes flashbacks encuentre justificación en el dichoso giro final, se sostenían más que de sobra por sí mismas.
La anecdótica participación de Julia Ormond, actriz a la que la directora ya sacó jugo hace cuatro años, se agradece, y la presencia del marido de la Arquette en Médium parece sacada de una de las pelis de papá directorazo.
No es una genialidad, pero lo roza.
Lo mejor: Un guión extrañamente sólido que se descompone en seis minutos. Técnicamente es superior a la mayoría de lo que acostumbramos a ver últimamente.
Lo peor: El casi mórbido protagonista, que francamente da más risa que miedo. Con el morbazo que tenía hace unos añitos...
Recomendada absolutamente. Aunque hayan visto ese bodrio de la mujer serpiente que la directora pertrechó dos años atrás.
Los créditos finales con la audición de ese final convincente tras la bajada del telón-puerta de garaje final son escalofriantes.
javieritos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de octubre de 2012
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una pena. La película me estaba gustando. El inicio te atrapa, con el secuestro-asesinato por el taxista de la inocente madre con su hijo. El argumento que arranca a partir de ahí engancha al espectador, y ello gracias a las correctas interpretaciones de los protagonistas (muy bien D'Onofrio, ganador en Sitges) y a la agobiante puesta en escena. La ambientación y la fotografía juegan a favor de la película. Quizá son redundantes las reiteradas referencias al pasado del malvado asesino y a sus conflictos psicológicos, pero el conjunto funciona. Los papeles de víctima y verdugo se empiezan a difuminar, y eso ayuda a empatizar aún más con los personajes. El "bautismo" o "rito de iniciación" en el que se pretende introducir al protagonista están relatados mediante escenas de gran tensión. De verdad, bien...

Pero al final todo se va al garete. Quizá Jennifer Lynch no sabía cómo resolver esto, pero la verdad es que se me ocurren una docena de finales distintos que a mí me habrían convencido más. El giro final del argumento es totalmente inverosímil, incluso yo diría absurdo. No le encuentro el sentido a semejante plan, la verdad. Con ello, he salido con un sabor de boca bastante amargo.
rober
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de octubre de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aunque caiga en el olvido, “Chained” sabe como mantener al espectador en espera. Aunque en ocasiones casan un rato con un dramatismo absurdo, pero no lo suficiente para decepcionar.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Emanuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de febrero de 2013
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
D'Onofrio está soberbio, escalofriante, perturbador. Merecidísimo premio en Sitges para él, qué puñeteramente inquietante me resulta desde que vi, años ha, The Cell. He leído otras críticas y comparto la opinión de que el final me resultó un poco "anti clímax". No por mala técnica cinematográfica, sino por un guión visual repentinamente precipitado y confuso.

En suma, entretenida y original en su género. No soy fan del Señor padre, pero la hija se deja ver.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ipathia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados