arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Argentina Argentina · Buenos Aires
Críticas de kubrickkurosawa
Ordenadas por:
35 críticas
1 2 3 4 5 6 7 >>
5
4 de marzo de 2010
55 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
"...Ni siquiera el estilo extravagante marca de la casa del director te prepara para el espectáculo intensamente disfrutable que es 'Alice in Wonderland'" (Michael Rechtshaffen: The Hollywood Reporter)

Concuerdo con la primera parte. Alicia en el País de Las Maravillas no puede ser más que de Tim Burton, por el estructura visual, los personajes y los objetos que bailan por la pantalla, más allá de que por unos momentos ese estilo parezca haberse esfumado. Eso sí, la película padece gravemente el humor negro de los diálogos entre los personajes, y además dichos personajes no resultan ambiguamente oscuros e inocentes como en sus otras películas. Parecen más bien más... ablandados.

Con la particularidad de siempre diferenciarse del resto pero de ser tremendamente disfrutable, este querido director parece haber tomado otro camino. Desafortunadamente, se vuelve convencional. Jonhy Deep no da risa como en "El Jinete sin Cabeza" o "Charlie y La Fábrica de Chocolate", no conmueve como en "Eduardo manos de Tijeras", ni perturba como en "Sweeney Todd", ni ninguno de los extravagantes personajes de la película. Burton parece haberse quedado en la superficie. Su personaje desconcierta por la falta de impacto que tiene. La reina blanca tampoco está bien hecha. La única que safa pero que no sobresale es la protagonista, y la única que logra aportar un poco de brillo es Helena Bonham Carter como la horrorosa reina roja.

La acción se torna convencional (la batalla final me sacó algún que otro bostezo; la narrativa no tiene mucho sentido, pero tampoco busca otro camino, simplemente consigue hacerme aburrir alguna que otra vez; la música no depara ninguna melodía discernidle ni memorable, como en otros clásicos de Burton... En fin, me decepciona. No consigue emocionarme, o quizá soy muy exigente.

No es mala, ni tampoco buena.

El único que me gustó fue el gato sonriente y aristocrático. Nunca sentí un Jonhy Deep tan ambiguo y frío en una de Tim Burton, y no lo neguemos: este actor es un punto fuerte de este directoraso.
kubrickkurosawa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
19 de noviembre de 2009
37 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
Edward dice, con su cara de amargado: "Sólo tu puedes herirme". Todo el público suspira. Mis amigos se ríen ante esto y yo sollozo en voz alta, hasta que el de la butaca de atrás me calla.

Jacob dice: "A ver, dejame cuidarte esa herida" (o como mierda haya dicho) y se saca la remera. Todo el público suspira. Mis amigas se quedan calladas; mi amigo se hunde en la butaca. Mi novia grita justo cuando el público está en silencio: "Yeah baby, quitate la remera"; el público vuelve a suspirar o a reír; yo le aprieto la mano y le digo a mi amigo: "¿Así eras? ¿Que te pasó?" a lo que este me responde: "Sigo igual boludo". El de la butaca de adelante me calla.

Jacob aparece en jeans cortos y en cuero. El público suspira. Mi novia dice: "Yeah baby", mientras mis amigas hablan de lo trabado que está. Yo empiezo a suspirar estruendosamente. Los de la butaca de adelante y la de atrás me callan.

Kristen Stewart va con la hermana de Edward para verlo por que algo ............(revelación de trama)....... y esta se rasca la cabeza. El público está tenso. Yo pienso: "La actriz es tan mala como decía el ranking". Susurre "¡No!¿Qué pasa?¿Qué está por pasar?" Los de la butaca de adelante y atrás y de al lado mío me callan, y mi novia me da un puñetazo a la cara.

Aparece Jacob, pero con remera. El público suspira. Mi novia grita: "Sacátela bombón". El público coincide al unísono.

Edward apunto de…. (Revelación de trama)… El público casi llora. Mi novia me pega por hacerme el boludo. Pongo la mano en mi pecho y grito: ¡No! ¡No lo hagas!; mi novia me pega; mi amigo me dice: “los del cine te van a linchar”; los de la butaca de adelante y al lado me callan y el de atrás me lanza los pochochos. Y fue oportuno, por que a mí justo se me cayeron los míos.

Termina la película. Salgo. Me tengo que sentar. Me falta el aire. No recuerdo haberme reído tanto desde la peli de las Vegas y los tipos que buscan al que se está por casar perdido luego de una noche de soltero; con Tyson. Y de repente me doy cuenta, se me ilumina la mente: "¡La rubia era Dakota Fanning!"
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
kubrickkurosawa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
10 de julio de 2012
39 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
A estas alturas Woody no teme nada. Año a año da una película como mínimo digna de estrenarse en todo el mundo, y escrita cada una por él, muchas de ellas y casi todas con las situaciones más extravagantes y los personajes más bizarros que se puedan imaginar y logra anclarlos a nuestra cotidianidad que nos podemos creer que lo que vemos pueda pasarle a nuestro neurótico vecino. En los últimos años, ha demostrado que maneja como ninguno la narración cinematográfica, maneja todos los códigos y formas de forma tan natural que la historia es una entera delicia en su forma de mostrarla.

"A Roma con Amor" no es una obra maestra, pero es lo mejor que veo del año hasta ahora, y es, como mínimo, un prodigio en todos sus sentidos: la hermosa fotografía, que rectifica a Woody como el tipo que más ha sabido convertir a las ciudades en paraíso de ensueño, e insisto en que para mí no hay como otro como él que filme de forma más romántica los momentos románticos, como las cenas a la luz de una vela.

Pero si hay algo que elogiar de esta película, es el guión. Tiene las situaciones más graciosas y surrealistas que he visto de Woody en muchísimo tiempo, y las que mejor se insertan en la diégesis. No hay otro como Woody para partir magisterio: un hombre se vuelve famoso de la noche a la mañana, sin razón alguna. Ya de por sí muchísimos guionistas tratarían de buscar una situación rebuscada que justifique esto, pero Woody Allen es directo, con pocos elementos logra crear historias increíbles, enredos divertidos y que parecen rebuscados pero que son tan naturales (indecible el de la habitación de hotel). El cantor de Opera en la ducha es desde ahora mi gag favorito de Woody.

Es cierto que no llega a la satisfacción de Medianoche en París, y que muchos se han decepcionado, quizá por que los críticos y los adeptos del director siguen esperando que vuelve su lado fatalista y cínico que mantenía hasta Match Point y que volvió con la mediocre Vicky..., pero ese Woody ya no está. Hasta "Si la cosa funciona" es una película espiritualmente gratificante. Esta es una comedia que divierte, se deja admirar sin presumir, y deja con una buena sensación en el cuerpo que dura. Me hace sentir bien. Que más puedo pedir de una película; no siempre quiero que una peli me deje destrozado y pesimista sobre el mundo y la humanidad, como Match Point, Crimen y castigo, Desmontando a Harry.

A veces prefiero lo dulce sobre lo ácido.
kubrickkurosawa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
12 de enero de 2014
29 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
Reescribo mi crítica a raíz de toda la polémica que ha suscitado el estreno de la última película del genio de Scorsese, a la sazón la mejor que ha hecho en años, desde Casino incluso me atrevo a decir, y la más ágil y divertida de cuantas haya hecho en toda su extraordinaria carrera, y esta polémica radica en que muchos la acusan de apología al desenfreno, a los excesos y al abuso del poder que nos muestra la película, un tornado de secuencias que se agolpan consecutivamente sin dar respiro, un punto por punto de todos los excesos y lujos que pueden darse aquellos que dominan el mundo. Y no estoy de acuerdo, pero doy mi punto de vista en el spoiler.

Es una película sobre el poder. Los primeros 3 minutos, que comienzan con Leonardo Di Caprio y sus colegas lanzando enanos a un tiro al blanco, es una lista de todas los estupefacientes, estimulantes y alucinógenos que su personaje toma al día para poder llevar el ritmo frenético de su vida, y concluye al final, mostrándonos en un primer plano un billete de Franklin que acaba de usar para aspirar su dosis de mediodía de cocaína, que es el poder la más poderosa de todas las drogas, y la que mueve todo su ser.

Y del poder gira toda la película. A medida que escala el protagonista, mayores los desenfrenos. Se critica que la película parece no progresar, ya que se estanca en un torbellino de andanzas cada vez más locas e insólitas de los personajes. Es verdad. En la película hay unos 90 minutos que son de corrido secuencias consecutivas de los excesos, orgías, abusos, y formas cada vez más insólitas y creativas para traer nuevos elementos en los cuales darse al desenfreno. Y la verdad es que no me importa: es divertidísima. La escena de 15 minutos en que Leonardo Di Caprio se arrastra y conduce su Ferrari con el cerebro completamente paralizado de desternillante, y ni que hablar de la secuencia de Popeye, jamás creí que vería a un ídolo de mi infancia siendo utilizado de una manera tan desvergonzada.

Son 190 minutos en que Scorsese mueve frenéticamente la cámara de un lado a otro, en cámara lenta o volando por los pasillos de Wall Street, o por los yates de 20 millones de dólares, o en orgías en aviones de lujo, o Jonah Hill probando su poder comie´ndose el pez de un empleado. Todos lo pasan en grande en una épica que carece de modestias, sobre un personaje nada modesto contando su vida sin tapujos, sin verguenza sobre las acciones más vergonzosas y sobre todo, sin redención.

Y esto último es lo que me gusta de Scorsese y sus personajes. No se vuelven moralistas. Nos describen y cuentan y meten de lleno en su vida y su mundo, un mundo en que tienen todo el podes y son ellos los redactores de la moral y la ley, hasta que caen, pero no hay redención. Y es esto lo que se le critica tanto. Y bueno, es como es. Beldfort se hizo rico a base de desfalcos, y creo todo un nuevo sistema de movimiento de dinero, y creo un culto entre sus colegas. Es él quien dictamina las reglas, en su discurso de 10 minutos a todos los que trabajan con él, todos lo vitorean sobre como sermonea en aprovechar la debilidad de los demás, en ser maestros del engañó. Es el poder, detentado desvergonzadamente.

Y esto, como dije, es lo que se le critica tanto, por que Scorsese tampoco lo condena con su cámara, no hay un discurso paralelo al del personaje. Pero si hay algo que Scorsese ha metido, muy sabiamente en mi opinión.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
kubrickkurosawa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
15 de julio de 2010
19 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primero, no tuve la suerte de ir a verla en el estreno. Ahí podría repetir la experiencia de "Luna Nueva": en lugar de morirme de vergüenza viendo la pantalla, me mato de risa viendo al público crepusculero.

Segundo. la mina, el vampirito y el lobo transexual tienen cada vez menos registros: el director de fotografía hizo lo que pudo, pero no logró evitar la captación de la expresión de idiota de nacimiento constante que tiene Stewart. Robert Pattison conserva la mirada: "Me está aplastando los huevos", y el lobito... no se.

Tercero. Nada. En realidad todo, pero está sobreentendido. Es las más profunda de las tres, o sea, tan profunda como una hoja plana. Pero tienen un contrato, como dicen, y deben continuar con la producción.

Ahora voy a Yahoo, y leo las opiniones de aquellas... y aquellos que la vieron en cine y ahora la aclaman como su peli favorita... y trato de pensar que por ahí yo soy el que está mal.
kubrickkurosawa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados