arrow
Haz click aquí para copiar la URL

El club

7.1
9,943
votos
Sinopsis
Cuatro sacerdotes conviven en una retirada casa de un pueblo costero, bajo la mirada de Mónica, una monja cuidadora. Los curas están ahí para purgar sus pecados y hacer penitencia. La rutina y tranquilidad del lugar se rompe cuando llega un atormentado quinto sacerdote, y los huéspedes reviven el pasado que creían haber dejado atrás. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 19 >>
29 de enero de 2016
105 de 111 usuarios han encontrado esta crítica útil
El título lo he tomado de otra crítica (gracias compañero) y me parece que denota dos cosas muy claras: la película es muy cruda, necesariamente salvaje, y bucea en la inhumanidad de los personajes, metiendo el dedo en la llaga hasta el mismísimo fondo.
Mucho de interesante se ha dicho en otras críticas, pero también se han olvidado o no se han visto algunas cosas interesantes que el film apunta. No digo más, sigue leyendo en el apartado de spoilers, solo si ya has visto la película. Si no, ¡¡¡a qué estás esperando, no seas mojigato!!!
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Chord
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de octubre de 2015
100 de 119 usuarios han encontrado esta crítica útil
Luz crepuscular y fría, como visionado a través de un espeso velo plomizo y ceniciento que enturbia la mirada e impide o dificultad la cabal aprensión de lo que se ve, de lo que acontece, de lo que pasa ante nuestros ojos inocentes y expectantes. Faltan color y calor. Predominan las escenas nocturnas, en espacios cerrados, claustrofóbicos o bien asistimos a fugaces exteriores tomados desde la lejanía, la asepsia, como visto a través de un microscopio – o de unos prismáticos, que no acercan nada, sino que recalcan la infranqueable distancia que separa dos mundos que si bien coinciden en el tiempo, divergen en cuanto a leyes y reglas que les aplica.

Un destierro al fin del mundo. El infierno en vida. Pero sin apenas remordimiento, ni censura, ni contrición, ni arrepentimiento, ni propósito de enmienda. Exiliados de todo, del trato de tus semejantes, deportados para no dar pábulo a las maledicencias, ni el escarnio público, ni al oprobio de las lenguas viperinas, ni a la deshonra de tus vecinos, ni a la humillación por tus acciones u omisiones, ni al vilipendio o la vergüenza que a buen seguro mereces. Allá a lo lejos se reescribe la historia personal (o se olvida o se borra como la espuma del mar), se justifica, se recompone, se tergiversa, se reconstruye hasta hacerla irreconocible. La mentira, el disimulo, la ocultación, el fingimiento, el engaño o la farsa como una segunda piel inmutable.

Sobresale la consecuente estética mísera, menesterosa, carente de todo del relato. Falta humor, falta amor, falta calor y colorido, falta cariño y cercanía. Se amontonan las fórmulas vacuas de los rezos, las pálidas plegarias, los pueriles cánticos ñoños, meras artimañas falaces para rellenar un vacío vital que no hay forma cobijar en el pecho herido. Destaca también que todos los personajes sean de una grisura anodina, de un maldad zopenca y timorata, incapaces de llamar a las cosas por su nombre. Ni siquiera el supuesto personaje positivo tiene nada de que alardear. Su carácter áspero y hostil está en abierta contradicción con su supuesta labor salvífica que se le ha encomendado, de limpiar, rectificar y deshacer entuertos.

No hay posibilidad de expiación cuando ni tan siquiera hay un mínimo atisbo de culpa. Son siempre los demás los que no han sabido ver y entender la realidad, que han malinterpretado las vivencias o que han retorcido los hechos hasta deformarlos y desvirtuarlos. Estamos ante una película adulta, nada mojigata ni complaciente, en absoluto fácil de ver ni sencilla de digerir. Más que una denuncia es un retrato, pero la pintura es tan tóxica e implacable que genera sarpullidos y urticaria. Vayan advertidos y bien pertrechados… porque las fabulaciones producen monstruos.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de noviembre de 2015
72 de 111 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para informarse sobre las virtudes de esta película (a mi juicio sobrevaloradísima), vean las numerosísimas críticas que la otorgan puntuaciones de 7 en adelante. Pero es que para gustos, los colores. Y yo debo ser raro porque la película me ha resultado aburrida, intrascendente y con varios problemas de guión.
El filme se desarrolla en un permanente ambiente lóbrego, pesado y deprimente, lo que es acertado con la propuesta de la película, pero aquí se acaban lo bueno. La calidad de la imagen me pareció bastante mala. Los diálogos no son tan buenos como pretenden tantas críticas. Los personajes y escenas, tanto por su orden de entrada como por su relevancia en la película, no parecen estar elegidos o pensados con especial meticulosidad. Al contrario, todo me parece puesto al hazar y remplazable para contar la misma cosa.

Las actuaciones son modestas, puesto que los roles no permiten un gran lucimiento. Los curas apenas transmiten emociones salvo una escena por personaje, permaneciendo el resto del tiempo impasibles. Desde el comienzo, aprendemos que su reclusión es una penitencia por una serie de crímenes, que se pueden achacar a su trastorno mental, ya sea congénito o como sugiere la película, adquirido por deformación eclesiástica. Las decisiones de los personajes no son creíbles. Entre los pocos personajes de la película, varios no aportan nada a la historia (i.e. los surfistas), y lo que es peor tampoco los personajes principales son necesarios, salvo la monja o el psicólogo. Da lo mismo que sean cinco curas que dos o que siete. Sus historias nos importan poco, sus pasados no afectan a la trama, sus interacciones no permiten saber nada sobre su complicidad o desprecio (spoiler), y en definitiva su contribución al problema principal, a la penitencia o a la ambientación son inexistentes. Hubiese sido interesante por ejemplo que hubiesen tenido un significado simbólico, pero no es el caso.
La trama se resume en dos líneas. Esto no es que sea malo en sí. El problema es que la película se nos plantea de manera que tenemos toda la información relevante en el primer cuarto de filme, y después no sucede básicamente nada. El tema que se trata, de tratarse de una denuncia, no es nuevo (ver por ejemplo “La mala educación”), y no tiene una manera de ser construida que vaya más allá. Por otro lado, si el objetivo era una intriga, o bien un thriller, tampoco lo consigue. Un incidente se nos plantea nada más empezar, y los acontecimientos que se precipitan como consecuencia del mismo, parece (al menos a mí me pareció) una presentación de un misterio, un dilema moral, o al menos una situación que puede de alguna manera poner en peligro un secreto guardado por los curas. Nada de eso sucedió. Todo lo que nos relatan al principio, es lo que sabremos al final. De modo que durante tres cuartos de película presenciamos un soporífero espectáculo, donde con lentitud se suceden una serie de escenas vagamente conectadas, y que van dejando cabos sueltos.
Lo que me decepciona principalmente es haber ido al cine a ver "El Club", con grandes expectativas acordes a las puntuaciones que aquí pude ver. El cine alternativo no tiene por qué saltarse el objetivo de contar una historia de manera decente, con un cierto ritmo, una cierta reflexión de las partes que dan forma a la trama para que el total tenga un aspecto equilibrado. De modo que me siento bastante confuso entre la película que esperaba ver, y lo que he visto finalmente.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Reurnal
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de junio de 2015
26 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Y vio Dios que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas". No es gratuito este epígrafe proveniente del Génesis, sino uno necesario, y quizás aviso de que la película será de un tinte oscuro. La imagen es a propósito brumosa y crepuscular, de poca nitidez, resaltando la pobreza y fealdad del pueblo de La Boca. El contrapunto es la impecable simbología de lo filmado durante las cenas en penumbra y los primeros planos al rostro y pies de Sandokan. La historia es potente y encierra una irónica, pero sepulcral visión de algunos sacerdotes de la Iglesia Católica; es hiperrealista en su puesta en escena aunque esconde un soterrado humor negro en medio de cánticos religiosos. De alguna forma nos insinúa las atrocidades que cometería la Iglesia para esconder a sus ángeles caídos. Las personalidades de los sacerdotes recluidos en la casa de acogida se confunden en un cinismo demencial proveniente de verdaderos delincuentes que son incapaces de reconocerse como tales. Estos viles seres no tienen redención (prácticamente no existe una sola gota de bondad en el filme) y la verdad, no se requiere de un guión demasiado elaborado para acontecimientos narrados linealmente y que se disponen a la manera de una crónica maniqueísta de claroscuros, con diálogos que pueden resultar procaces a un nivel casi escatológico y muy poco espiritual, aunque hay que reconocer que el final es tan sorprendente como poco probable de que ocurra en la realidad. Es una película mucho más cruda que "El Bosque de Karadima", debido a que da cuenta de los sacerdotes del Chile real y no solo de uno de la elite. El guión de esta última debe alinear no solo más personajes, sino complejidades de dulce y agraz de los protagonistas. "El Club" sostiene actuaciones memorables, pero menos complejas que la de Karadima y de su pupilo Thomas Leyton; lo anterior debido a que la retorcida historia es la verdadera protagonista de este Club.
Anibal Ricci
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de octubre de 2015
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace tres años llegaba a las pantallas españolas, casi de tapadillo, la película “No”, del director chileno Pablo Larraín. Una nostálgica cinta resuelta con absoluta eficacia, que venía a contar un suceso histórico clave de los últimos años de la dictadura de su país.
Con la misma fuerza y sencillez nos llega ahora su nueva propuesta. Un relato que bien se puede enmarcar dentro de los límites del drama intimista y de autor, y que viene a mostrar con mucha dureza, diferentes aspectos mentales del ser humano.
En ocasiones no es necesario enseñar la violencia filmando escenas escabrosas. El discurso cinematográfico tiene la capacidad de recrearla desde diferentes puntos de vista y, en este caso, se decanta por una actitud reprimida que pende de un hilo durante todo el metraje.
Los paisajes de una playa desolada y perdida, y el ambiente de la casa de acogida donde vive un pequeño grupo de religiosos, son las piezas de un juego peligroso, en el que los diferentes personajes se ven obligados a convivir.
Sacerdotes acusados por toda clase de actos impúdicos, difíciles de entender y clasificar, pero que a su vez dentro de su mente, resultan ser fruto de su trabajo y de sus buenas intenciones.
Larraín utiliza largas conversaciones y primeros planos para mostrar dicha violencia. Momentos realmente escalofriantes, de un grupo de personas que creen actuar correctamente, bajo una institución que los coarta y los reprime.
Nunca una película ha mostrado el tema de la represión sexual del celibato de una manera tan clara. Hombres y mujeres condenados por su fe, que terminan cruzando la línea en más de una ocasión, y que no dejaran que nada ni nadie se salga con la suya en su pequeño microcosmos.
Lástima que sea una cinta resuelta de una manera excesivamente parca, ya que con una fórmula técnica más estándar, hubiera llegado a más gente. Es un tipo de cine que no sale de las salas minoritarias y de los festivales.
Francisco Javier Millan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 19 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados