arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Madrid
Críticas de chechu
Ordenadas por:
533 críticas
10
9 de diciembre de 2008
27 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Saint Seiya nos sumerge en un maravilloso cosmos mitológico en el que se enfrentan las fuerzas del bien (encarnadas por la Diosa Athenea) y las fuerzas del mal (encarnadas por el Dios Hades). Cada uno de esos dioses cuenta con la ayuda de unos guerreros (llamados santos) que tienen un poder sacado de sus armaduras sagradas. Además de esos dos dioses, hay otros dioses que a lo largo de la serie van tomando partido por uno u otro bando.

La historia cuenta la última de esas guerras. En un tiempo lejano, las fuerzas de Atenea consiguieron encerrar al Dios Hades y a sus esbirros. Pero el sello que protegía ese confinamiento se ha roto y la guerra vuelve a producirse formando las cuatro Sagas que forman la serie: la saga del santuario, la saga de Asgard, la saga de Poseidon, y la saga de Hades.

La serie se dedica a recopilar distintas mitologías del mundo y a adaptarlas para formar parte del guión: así vemos como la serie da cabida a numerosos mitos griegos, celtas, escandinavos e incluso asiáticos. Precisamente ese aspecto la convierte en la mejor serie de animación jamás escrita. Todos esos mitos le dan uan fuerza argumental y una profundidad en los personajes que dificilmente podemos encontrar en otras series. Además, en todo momento se trata de afianzar valores como la amistad, el amor, el afán de superación, la no violencia, el ayudar a los demás altruistamente...

Otra de sus mayores virtudes es su banda sonora, de la que se han llegado a sacar varios discos. La música le da una intensidad emocional espectacular en los momentos claves de la serie. Además cuenta con dos aperturas llenas de fuerza con su conocidísimo "Los Caballeros del Zodiaco, al triunfar el mal..." y la menos conocida apertura de la saga de Hades. También, cuenta con unos dibujos muy bien perfilados con un diseño de las armaduras asombroso.

La nota negativa la pone su personaje principal y su repetitividad. Seiya, el personaje principal, no es que no sea carismático, es que llega a ser odiado. La trama llega a su punto culmén durante la Batalla de las 12 Casas, bajando su nivel poco a poco hasta que empieza la Saga de Hades que es sin duda su mejor parte.

Hay muchos que critican la serie por el terrible doblaje que hicieron al español. Por tanto, es muy recomendable verla en versión original.

También se la ha criticado por ser muy violenta para el público infantil. Hay que ser muy necio para no darse cuenta que esta serie no está concebida para el púbico infantil: con sólo ver la profundidad de los personajes uno se da cuenta de ello. Sí, es violenta. Pero la violencia que aparece es fruto de la crítica hacia las guerras o el uso gratuito de la violencia. Los personajes buenos, los que el espectador se tiene que identificar, tratan de usar lo menos posible la violencia: incluso alguno pone la otra mejilla.
chechu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
31 de enero de 2009
34 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un malhumorado personaje con una extraña capacidad para poder visualizar tanto a ángeles como a demonios trata de redimir sus pecados ayudando a los ángeles en una guerra milenaria contra los demonios. Ese es el argumento de la película; el del cómic en que está basada ni lo sé ni me importa. Digo eso porque entiendo muy bien la críticas de todos aquellos que se quejan de que no se parece al cómic, pero es que estamos ante una grandísima película.

Otra cosa que está muy bien dejar clara es que estamos ante una película cuyo propósito es entretener; y, sí, hay alguna que otro debate pseudo-teo-filosófico, pero estos no entran dentro del propósito de la película sino que forman parte de la personalidad de los personajes. Si no existieran dichos diálogos, los personajes no estarían tan bien perfilados. Por tanto, criticar esta película por eso es totalmente desproporcionado.

La realidad es que el guión es muy bueno con unos personajes y un entramado muy bien construidos y algún que otro diálogo llamativo. El montaje es fabuloso con el ritmo adecuado a cada momento y dándonos a conocer los detalles justo cuando se necesitan conocerlos. Pero lo mejor de todo es la ambientación, el sonido y los efectos especiales: tres aspectos que se conjugan para dar un tremendo salto de calidad a una muy buena película. Dicho esto me parecen ridículas todas aquellas críticas negativas cuando estamos ante una película sobresaliente en el aspecto técnico.

Otro cantar son los personajes y sus actores. Entiendo que John Constantine, Medianoche u otros no puedan gustar... a mi desde luego me parecen unos personajes muy carismáticos. Entiendo que alguno se queje de las licencias de usar al arcangel Gabriel como un ser malévolo o a Satanás como un ser bondadoso; pero también hay que entender que es sólo una película. Desde luego, hay películas con personajes menos carismáticos o que se permiten licencias mucho peores.

En cuanto a los actores... me parecen más que correctos dándole en cada momento el toque que necesita el personaje. De los dos protagonistas, Rachel Weisz no me acaba de terminar de convencer, pero Keanu lo borda. Se escuchan muchas críticas hacia él por no ser un actor extraordinario o que mezclan a Neo sin venir a cuento. Matriz es Matrix y Constantine es Constantine: vamos a dejar de mezclar cosas que no tienen nada que ver. Una cosa muy distinta es que ésta película tome prestadas cualidades de otras como, por ejemplo Matrix. Pero en el cine actual ¿qué película no lo hace? Sobre la calidad de Keanu... si el señor Reeves es un actor bastante normalito, pero para este tipo de películas no hace falta un actor mejor. La realidad es que Keanu le da el toque preciso que necesita su personaje, y eso a veces también es bueno recalcarlo.
chechu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
19 de mayo de 2009
20 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una abogada más buena que el pan y más inteligente que el hambre tiene a unos ex-agentes del KGB intentando liquidarla. Por suerte tiene a un policía experto en todo tipo de cosas y con mucha suerte para ayudarla. Ese argumento no pasaría de ser una película más de tiros sino fuera por la presencia de la escultural Cindy Crawford. Se trata de una película hecha para que la chiquilla nos muestre a todos que bien la hicieron sus padres.

La verdad es que esa frase resume toda la película, quien la vea verá a la Crawford en todo su explendor y unos cuantos tiros. Del resto sólo se salva ver la situación que monta el personaje interpretado por Salma Hayek al principio y la curiosidad de ver alguna que otra escena de acción. Las actuaciones son normalitas, las situaciones exageradas y absurdas, la labor de documentación inexistente.. vamos lo habitual en las cintas del género.
chechu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
22 de julio de 2009
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gerald Brenen fue un escritor inglés que después de la Primera Guerra Mundial (en la que combatió) llega a Yegen, un pueblo de la Alpujarra granadina, buscando un lugar inhóspeto y tranquilo para escribir. Una vez allí, se prendó del lugar y la forma de vida de sus gentes; lo que le valió para pasar en España gran parte del resto de su vida. La película supone una libre interpretación de la vida de Gerald en su primera etapa en España: la que vivió en Yegen. En esa época, Gerald era un joven aficionado a las grandes caminatas que se sorprende ante la diferencia cultural entre el mundo de alto estanding conocido por él y la españa más profunda llena de analfabetismo, cacequismo, y curas. Todo eso no impide que se quede maravillado por la joven que le hacía los quehaceres de la casa; a la que termina dejándola embarazada. Ese romance se ve suspendido cuando a las pocas semanas de embarazo Gerald tiene que volverse a Inglaterra. Tres años más tarde, un Gerald Brenan casado con otra mujer vuelve a por la niña.

Primeramente hay que recalcar que aunque la historia cuenta en lineas generales los sucesos acontecidos en la realidad, estos no sucedieron exactamente como se ven reflejados. Gerald Brenan más que admiración, sentía pena por los habitantes de Yegen. Además tampoco era tan buena persona como se indica. La película cuenta la relación entre Gerald y Juliana de forma muy romántica cuando la realidad es que esa chica fue utilizada por Gerald. Tras regresar a España, Gerald se llevó a Helena porque no podía permitir que su hija fuera educada por unos ignorantes; es más, rechazó el nombre de Elena puesto por Juliana y la nombró Miranda.

Otra cosa que no se corresponde con la realidad es la falsa realidad érotico-festiva existente en la cinta: es inconcebible eso en una sociedad dirigida por la moral eclesiástica. Visualmente se agradecen los desnudos integros de una belleza como es Verónica Sánchez, pero como ya he dicho no tienen ningún sentido. Tampoco tiene mucho sentido que una mujer de 30 años ( la edad de Verónica) interprete a una niña de 15, ni los para nada logrados acentos (especialmente cantoso es el de Guillermo Toledo).

Resulta curioso que también se mienta sobre la identidad de las personas que le visitaron. La segudna visita que recibe no fue realizada por los primeros que le visitaron (Dora Carrington y Lytton Strachey) como cuenta la película, sino por Virgina Woolf (sí, la famosa escrtora) y su marido.

Por el resto, muy bien aprovechados los paisajes de la alpujarra granadina, una gran interpretacción de Verónica Sánchez, y un Antonio Resines que desde que interpretó al padre del del uno más uno son siete no hace que repetir el mismo personaje.
chechu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
17 de septiembre de 2009
23 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nadie podía pensar a mediados de los años setenta que la idea de meter a unos individuos a bordo de una nave espacial junto con un bicho muy feo con bastante mala uva podría convertirse en una de las llamadas obras maestras de la ciencia ficción. Por eso mismo; la tarea recayó sobre un director cuya prácticamente nula experiencia albergaba muchas dudas, se le cambió de sexo al protagonista, y se añadió una subtrama inspirada en cierto afamado largometraje sobre un computador al que se le cruzan los cables en mitad del espacio. Todo eso bastaba para convertir la futura película en una película con gancho, pero sin esa aureola de obra maestra. Ese calificativo se lo otorgó lo impactante que resultó la puesta en escena final. Lo primero que llamó la atención fue un trailer y una campaña de marqueting que aprovechaba perfectamente las cualidades de la película. Una vez dentro de la sala, el espectador quedaba embriagado por un aire de misterio presente en el bicho unido a lo angustioso de sus decorados. El remate final para alcanzar el título de obra maestra es la famosa escena del nacimiento del bicho parodiada e imitada infinidad de veces.

Al César lo que es del César; los decorados, la caracterización del malo malísimo y alguna que otra escena interesante, suponen puntos muy fuertes a favor de la película. Pero, en mi opinión, ésta dista mucho de ser una obra maestra. Para empezar, tiene un tufillo a "2001, una Odisea en el Espacio" que se vuelve bastante desagradable. No porque se copie la idea del ordenador que se vuelve en contra de los ocupantes de la nave, sino porque en ocasiones hereda el ritmo insufriblemente lento de la película de Kubrik. No te puedes tirar la mitad de la película presentando la situación y los personajes para que la falta de argumentos para identificarnos con ellos haga que nos importe un bledo su muerte. Tampoco es muy razonable que de las tres partes en la que se suele dividir una obra, la que más dure sea la presentación. Sí, podemos alabar la claustrofóbica atmósfera de los decorados y recalcar la buena interpretación de los actores; pero si eso viene acompañado de un guión que da la sensación de estar muy poco elaborado, no hacemos nada. Relacionado con eso, está muy bien usar la oscuridad para aumentar la sensación de angustia; pero, ante la posibilidad de que el espectador no vea nada, no hace falta pasarse.

Finalmente me gustaría recalcar la reflexión inherente de la película: las emociones humanas es nuestra condena. El alien es frio, no tiene emociones, sólo se preocupa de matar. Por eso es, tal y como indica el personaje interpretado por Ian Holm, la creación perfecta. Todos los pasajeros de la nave mueren por alguna debilidad (curiosidad, miedo, impetuosidad..) a excepción de Ripley que se muestra en todo momento como inhumana. El ejemplo de eso lo vemos cuando no tiene repaos en dejar morir o matar a compañeros suyos por un bien mayor.
chechu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados