arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Guillermo01
Ordenadas por:
39 críticas
1 2 3 4 5 6 8 >>
10
4 de noviembre de 2006
155 de 176 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera vez que oí hablar de “Evangelion” fue cuando tenía 16 años, en pleno “boom” del anime de la década de los noventa. Recuerdo haber leído un artículo en una revista que comenzaba con una frase contundente: “Neon Genesis Evangelion es una orgía”.

Y el tiempo le daría la razón: es una orgía, y una tan grande que para analizarla no hay por donde empezar. Fue un hito tan grande para el anime como expresión artística, como lo fue “Dragon Ball Z” en el nivel comercial. El punto de partida de la serie fue el anime “mecha” de robots gigantes (la pasión de los creativos del estudio Gainax, los responsables de la serie), y su trama más clásica: un chico que pilotea el robot gigante de su padre para salvar al mundo. A ello le añadieron diversos elementos que le dieron identidad propia a la serie y que, a la vez, revolucionaron el anime.

Entre esos elementos está la complejidad psíquica de sus personajes; como alguien dijo, “en Evangelion todos están totalmente fregados”. No hay un solo personaje que no tenga algún tipo de obsesión, complejo, trauma o fijación morbosa, lo que les da un riqueza que no tuvo antes ningún personaje en el anime. Empezando por los niños: el pusilánime Shinji Ikari fue el primero de la serie de personajes traumatizados que llenaron el anime de fines de la década de los noventa, junto a la bella, misteriosa y (a la postre) sexualizada Rei Ayanami. Asuka Langley comienza como un simple personaje competitivo, para terminar totalmente destruida por sus traumas y su propia obstinación. Para no hablar de todos los demás. Otro elemento resaltante es el lenguaje audiovisual tan avanzado que utilizó la serie: tomas largas junto a cuadros de menos de un segundo, diálogos a velocidad de vértigo junto a largos silencios, primeros planos junto a ángulos aberrantes, picados y contrapicados extremos… La mezcla no da un instante de respiro.

Entre otros elementos resaltantes están el argumento (que va de lo simple a lo complejo, e incluso polémico), la animación (muy buena y fluida), el "mecha" (que formaría escuela al mezclar lo biológico y lo orgánico), la música (excelente, incluido el Himno a la Alegría de Beethoven), las secuencias de acción (de vértigo), y un largo etcétera.

Lo que impidió a “Evangelion” alcanzar la cima total fue su extraño final, ininteligible para muchos y que quedó como un recurso debido a problemas de presupuesto. A pesar de ello, tiene una gran profundidad y cierra la serie de manera digna. Gainax intentaría saldar esa deuda con las cintas “Evangelion Death-Rebirth” y “The End of Evangelion”, que dejarían aun más perplejos a los aficionados.

Pese a ello, “Evangelion” permanece como el anime por excelencia, y en buena parte responsable de su “boom” por todo el mundo.
Guillermo01
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
25 de octubre de 2006
40 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me resulta extraño que, habiendo 450 votos para esta serie, sólo haya dos críticas, pero en fin...

"Dragon Ball GT" se encargó de demoler alegremente toda la mitología creada alrededor de Goku y sus amigos, al replantear las cosas de la peor manera (la infantil), y sin contar con su creador original más que como consultor. Todo lo que hizo atractivo a "Dragon Ball Z" fue sencillamente descartado, sin tomar en cuenta que los seguidores de Goku le darían la espalda a semejante atrevimiento. Y eso fue justo lo que ocurrió, en tal grado, que la saga terminó repitiendo la vieja fórmula de "Dragon Ball Z", sin pizca de originalidad. Puede tener cierta emoción en algunos pasajes, pero nada más.

Es por todo ello que, para mí y para muchos, "Dragon Ball" terminó en la saga de Majin Buu.

Eso sí, debo reconocer que el tema de entrada, "Dan Dan Kokoro Hikareteku" se convirtió en un clásico al instante (al menos para mí).
Guillermo01
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
22 de julio de 2006
22 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
A más de veinte años de su realización, "Back to the Future" sigue interesando.

No sólo porque lanzó la carrera de Michael J. Fox por las nubes, sino por su propuesta diferente (creo que en materia de viajes en el tiempo, no se ha vuelto a hacer nada igual de osado: ¡un coche-máquina del tiempo!). Además, la fantasía se mezcla perfectamente con la comedia: esta película es pura diversión fácil, sin ser estúpida, y realmente con eso nos basta. Ni qué decir de los actores, cada uno con un rol escrito especialmente para él. ¡Y la música! El guión tiene algunos vacíos, pero, ¿a quién le importa?... En pocas palabras, un goce.

Eso sí, que a nadie se le ocurra hacer un "remake", por favor. Un clásico de su época sostenido de tal manera por los actores (Michael J. Fox y Christopher Lloyd) es irrepetible. Sería un atentado a la imaginación desbordante que mostró esta película.

Dedicado a todos los niños de más de veinte años (como yo) que alguna vez soñaron con subirse al Delorean, andar en la patineta voladora o tocarse un rock en 1955.
Guillermo01
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
7 de diciembre de 2006
19 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo bueno:
- Algunos efectos: Superman se estrena en el bullet-time, y además, se acabaron los mattes.
- Las secuencias de acción (incluida la muy publicitada escena del avión).
- La música (con los temas originales de John Williams, pero dándoles un tratamiento nuevo).
- Brandon Routh, que no es Christopher Reeve, pero se esfuerza (aunque sus cejas...).
- La última hora de película, en que por fin se ve acción después de una hora y media de lentitud (atención a la golpiza en la isla negra; para mí es la mejor secuencia del film).

Lo malo:
- Kate Bosworth, anodina como interés romántico, aunque sea la más hermosa Lois Lane de toda la historia.
- La poca empatía entre la pareja protagónica; no es que no quieran, sino que no pueden conectarse.
- Lo poco que importa Clark Kent en esta historia.

Lo feo:
- El traje de Superman: botas altas, escudo diminuto, color rojo oscurísimo, ¡y sin escudo en la capa! (¿acaso no es obvio que el escudo ayuda cuando el personaje se pone de espaldas?). El de Christopher Reeve le ayudaba a verse forzudo; este, hace que Brandon Routh parezca un larguirucho.
- Los villanos, planos, estúpidos, tristes y patéticos. De poco sirve la presencia de Kevin Spacey cuando está rodeado de malos de comedia norteamericana de los años 80.
- El guión y el tratamiento en general, que dejan una especie de “remake” más que una nueva historia. Ni se avanza ni se retrocede; a lo sumo se vuelve a cierta indefinición.

Lo inclasificable:
- Marlon Brando, reciclado treinta años después de personificar en Jor-El (es el primer papel póstumo de la historia del cine, que yo recuerde).
- El personaje del hijo de Lois Lane; la sorpresa mayor de toda la historia, desperdiciada.

En resumen: ¿qué pasó con Bryan Singer? Mejor se hubiera quedado en X-Men: The Last Stand, que resultó inclusive una decepción mayor. Lo cual hace surgir una pregunta: ¿habrá alguien capaz de hacer evolucionar a Superman?
Guillermo01
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
24 de julio de 2006
20 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace quince años leía en el periódico sobre una serie nortamericana de dibujos animados llamada "Los Simpsons", presentada como "la familia sensación en los EEUU, que le quitó el primer lugar del rating a Bill Cosby". Yo no pasaba de diez años, aun no habían estrenado la serie en mi país, y lo que más recuerdo es que los personajes me parecieron francamente feos.

¿Quién iba a imaginar que esos seres tan feos iban a quedarse por el resto de mi vida?

Homer (u Homero, da lo mismo), el hombre de la década de los noventa, un retrasado mental obeso, trabajador sub-empleado, atiborrado de cerveza barata y amante del fútbol americano... pero amante de su familia, tierno, con valores y con una arrolladora y heroica iniciativa que le permite vencer... bueno, le permite acabar cada capítulo; Marge, uno de los personajes más importantes de la serie, el pilar maternal ultraconservador que le permite a Matt Groening y compañía dibujar lo que les de la gana y seguir con vida (sin Marge, eso sería imposible); Bart, el "niño terrible de América" (según él mismo), el enano gamberro hasta decir basta y fresco como una lechuga, que todos hubiéramos querido ser; Lisa, la mini-erudita contestataria y rebelde contra la injusticia social, futura líder de Greenpeace o WWF; Y Maggie, la eterna bebé que, sin embargo, empuña un rifle si la ocasión lo requiere (sólo habló cinco veces en todos sus guiones). Sin hablar de toda la población de Springfield...

"Los Simpsons" son más que una serie: son un hito en la historia de la animación.
Guillermo01
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados