arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Groenlandia Groenlandia · Barcelona
Críticas de Ugrafiator
1 2 3 4 5 6 8 >>
Críticas 40
Críticas ordenadas por utilidad
8
26 de octubre de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
El film se mantiene entre los 1001 en la más reciente reedición de las 1001 de Schneider. Sin duda es una película clave. En distintos sitios leo que se la considera fundadora de la Nueva Ola del cine persa. La vaca, viva, muerta o enterrada, de Dariush Mehrjui, tiene el mismo rango que los salones de Marienbad, los balazos 'à bout de souffle' o las travesuras primarias de Antoine Doinel. No me cabe duda. Es sencilla, modesta, pero notable.

Las escenas, la fotografía, los contraluces, los primeros planos, los episodios corales, el contraste entre el loco tonto-del-pueblo titular y el protagonista que muta en pobre loco... Los diálogos, los mugidos, de bestias o de humanos; los siempre acechantes bandidos, los vecinos, la alberca, las alegorías...

La vaca es (y deja de ser) la madre y la hija. Es la respuesta y la pregunta cuando no hay respuesta.

Es realmente asombrosa esta película. Viéndola se pueden recolocar incluso otras imágenes históricas de otras obras cinematográficas atemporales de todos los rincones del mundo. Cine en estado puro, sin ser del país de los Lumière, ni de las majors gringas, ni de la aventura soviética. Cine de altísimo nivel. Cine de calibre planetario, pensado, interpretado y filmado a finales de los sesenta, cuando se inventó todo lo importante que aun no se había inventado.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ugrafiator
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
High School
7,1
250
Documental
8
21 de julio de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
La receta es sencilla. Servir la realidad crudamente, sin condimentar. Cortadas unas verdades en juliana y pelando solamente algunos de los ingredientes, no todos. El resultado es una felizmente ligera combinación de momentos de vida social.

Wiseman consigue hacernos testigos de lo que ocurre en las aulas, en los pasillos, en los gimnasios y en los despachos de un instituto yanqui, concretamente de la ciudad de Philadelphia.

Lo hace de forma que no nos sentimos intrusos ni alteradores en ningún momento de lo que de forma natural y espontánea acontece.

Encontramos distintos perfiles de estudiantes y de profesores en distintas situaciones. A veces parece haber más de una cámara, pero probablemente es solo un pequeño truco en el montaje.

Incluso lo aparentemente exterior es incluido de forma sutil, ya sea con la visita de los padres de una alumna o la entonces condicionante guerra en Vietnam.

Se nota, pero no como determinante, tan solo como acompañante, la intención pedagógica de la New World Foundation, a la que se cita sin ambajes en los créditos finales.

Javier Argüello, escritor nacido pocos años después del rodaje de este documental, se pregunta cuál es el límite entre realidad y ficción. Y se responde que "si tiene sentido es ficción, porque la realidad no lo tiene". De alguna manera el estilo de Frederick Wiseman es el que nos lleva a buscar ese sinsentido de la realidad. De manera profundamente interpelativa. Al no decirnos qué piensa él de lo que ocurre, nos obliga a decidirnos por qué pensar nosotros por nosotros mismos.

Seguiré buscando más documentales de este gran maestro. Son realmente notables. Desde los años sesenta hasta ahora mismo.
Ugrafiator
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
15 de junio de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es este un documental sobre los gatos de Estambul, o sobre Estambul con la excusa de los gatos, o sobre cómo en un lugar clave en el mundo, la clave también la tienen los gatos.

Si bien lo determinante en la evolución fue el pulgar oponible entre quienes caminaron de pie (recuerdo que también hablé aquí en FA del cortometraje "Isla de las flores"), entre quienes caminaron a gatas o a cuatro patas es obvio que la precisión quedó en la familia de lo felino. En un mundo en que lo canino y lo gregario marcan la historia del éxito de los imperios y sus rapiñas, poder contemplar y aprender de los felinos nos compensa, nos naturaliza. Como bien se dice en el documental, los perros creen que los hombres son sus dioses. Y por tanto sus amos. Los gatos saben que no es así.

De los lobos, chacales y demás caninos silvestres se han podido extraer alambicados resultados extremos: del caniche al doberman. Cualquier exceso humano tiene su raza de perro ad hoc. Cosa que nunca se podrá hacer con gatos. El gato es la adaptación de lo felino a lo civilizado, pero sin más transacciones que el menor tamaño y la menor fiereza. En cambio las degeneraciones de lo canino van en paralelo a las degeneraciones de nuestros caprichos. Lo dicho antes, del caniche al doberman. Por eso no hay gatos policía ni gatos falderos. Por eso muchos simpatizamos de esa esencia. Civilizada esencia, por otro lado.

El documental maravilla con su banda sonora, con su fotografía, con su combinación de situaciones de cámara, desde las más subterráneas a las del dron. Las siete historias, las siete vidas, que hacen de columna argumental, también tienen un equilibrio fenomenal. Obviamente es una cinta pensada para los amantes de lo gatuno. Pero no solo es eso: es un alegato de lo que puede darse en una ciudad clave, en una ciudad puente, en una ciudad ideal para los gatos pues todo transita por su historia de forma mucho más filosofal que instrumental.

Un buen rato, un muy buen rato, se puede pasar con este alegato en favor de lo que más alegatos merece: la razón última de la perfección no tuneable.ni tergiversable, la razón de la mirada profunda y sabia de cualquier gato del mundo. Cuando más si además vive en una ciudad que los arrulla desde tiempo inmemorial.
Ugrafiator
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
16 de marzo de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hasta cierto punto me sorprende que en FA nadie haya publicado aun una crítica sobre este primer documental que, según la presentación de su ficha en Filmin, "explora el fenómeno del humor tuitero en España con grandes referentes como Berto Romero, Ana Morgade o Ignatius Farray". Han pasado ya dos años desde su emisión en el canal Cero de Movistar.

Además de esos tres "famosos de la tele" participan otros también bastante conocidos como Pepe Colubi o directores como Rodrigo Cortés y Nacho Vigalondo. Sus opiniones y expresiones se tejen junto a la de tuistars más conocidos por su nick en twitter que por su cara o su nombre real, caso de @arcitecta, @ElHumanoide, @gerardotc, @hematocritico, @percebesygrelos, @yeyodebote, etc

Consta como guionista Beatriz Cepeda (@perradesatan), quien se suma a las intervenciones y hacia el final del documento dice que "los hilos" le parecen "muy antitwitter". Muy interesante que aun así, así titulen el documental.

El director/fotógrafo es Antonio J. García, que acierta bastante caracterizando los entornos de los entrevistados, de la misma manera que acierta la postproducción de Alejandro Pérez resaltando tuits en segundos y terceros planos de lectura de los temas y de los personajes.

Con el hashtag #hazmeelhumor el documental ya abre el melón enfocando su tesis, que se resume bien en que "el humor es un buen conductor de la información". Se hablará luego de invenciones como la de los 'tróspidos' y otros fenómenos cómicos variados.

Se le pone hashtag también a otros asuntos internos del mundo tuitero como la #twitterapia, el #metatwitter; o se tratan las interacciones con el medio televisivo (#teletwitter) o con la mercantilización vía tuistars (#twitpatrocinado). De uno de esos temas propios, que es el de "dar (o no) la cara" resalto una frase que parece críptica pero que respecto a las redes sociales es, a la vez, cristalina: "mi cuenta es anónima porque en realidad no soy nadie... pero sí se puede saber quién soy"

Muy interesante el contrapeso de las intervenciones de Emilio Pila, director creativo de @twitterespaña ("las marcas son aceleradores de proyectos")

Dan todo un repaso a los asuntos del 'troleo', la crispación, los 'haters' y ello va en paralelo al comentario sobre casos históricos tanto ligados a la LeyMordaza (HolocaustoVigalondo, caso Zapata, caso Cassandra...) como a otros fenómenos (cuenta @policia, ElhilodeBartual...)

Se concluye con reflexiones sobre el gran cambio que supuso el paso de los 140 a los 280 caracteres y sobre cómo se adentra en su propio futuro la "fórmula narrativa" tanto del tweet primigenio como de la tendencia al "AbroHilo" que da título al documental.

Se trata en resumen de una interesante introducción al mundo de Twitter, si bien enfocado solamente en el ámbito español, con las adhesiones y rechazos, de alguna forma, locales. No abarca (sería mucho abarcar) cuestiones más globales como el propio peso de la red social en el mundo de la política, el fenómeno generado por los hashtags a nivel de comunicación entre distintos medios o la proliferación de bots y sus contaminaciones de todos los sistemas en red.

La cuestión es que lo puntúo con un 8 pues he disfrutado de los comentarios de todas las personas influencers-'sinvergüenzers' hacen en la hora escasa que dura el "docu-trino". Personalmente, nunca he sabido ser nada más que un lurker (fisgón) en Twitter. Lo uso como un instrumento de filtraje de información (mediante la opción de listas de cuentas). No lo uso como canal válido para la expresión, pero inevitablemente cuanto más se usa una red más se expresa uno en ella.

No he conseguido encontrar un trailer incrustable en FA, pero añado que de momento Filmin lo mantiene disponible. Más y más a fondo, seguramente, en The Twittering Machine (La máquina de trinar) de Richard Seymour, libro recientemente publicado por Akal.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ugrafiator
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
30 de noviembre de 2021
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si bien en su tiempo pudo llamar la atención incluso en Berlin, la perspectiva histórica deja en muy mal lugar este film. Leí antes de verla que el debut, en los años 60, de esta directora, titulado 'Breves encuentros', fue prohibido en la Unión Soviética. De manera que me planteé ver ambas, precisamente por aquello de la perspectiva a la que aludí antes. Por comparar la 'oculta' y la 'famosa'.

Y así como aquella de 1967 es interesante, tiene atrevimiento y genera simpatías, esta otra, de 1989, sin ninguna excusa loable, llega a aburrir. Es más, provocativa solamente lo es en tanto provoca aburrimiento a propósito. Aburre y desconcierta esa falta de coherencia argumental, presuntamente justificada como si el rompecabezas fuera la forma natural de la cinematografía. Y no, va a ser que no, o al menos que no tanto.

Cine triste es una de las etiquetas con que se ha sellado el cine de Kira Muratova. Desde luego no es para menos. Alegrías, en esta cinta al menos, hay bien pocas. Sería una especie de calco en el séptimo arte del llamado arte pobre en el de la pintura.

Por ello creo que vale la metáfora de la gaseosa. Una mente, tanto dirigiendo como actuando, bien chisposa en los sesenta, fue desaprovechada. Todas aquellas burbujas de originalidad, formal y de historias, se perdieron con el paso de los años. Como se pierde el gas de una botella de gaseosa abierta y abandonada.

Llegados al tiempo de esta película, que habla de muerte, locura y sopor sin aportar nada nuevo, ni siquiera viejo, a estos asuntos... pues en fin... queda como pieza de museo, pero de las que pueden acabar sin problema en los almacenes. Archivable como ejemplo de la transición de lo soviético a lo pos-soviético. Y poco o nada más.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ugrafiator
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Cancelar
Aplicar
  • Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
    © 2002-2023 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
    All Rights Reserved - Todos los derechos reservados