arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Oviedo
Críticas de Gould
Ordenadas por:
601 críticas
10
29 de diciembre de 2014
18 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mézclese con inteligencia "Fury" de Fritz Lang , "Intruder in the dust" de Clarence Brown, "To Kill a Mockingbird" de Robert Mulligan y "Ace in the Hole" de Billy Wilder y tendrán esta extraordinaria película de ¡1937! dirigida por un Mervin Leroy pletórico, puro acero, pero de bayoneta, para clavársela en la cara al desprevenido espectador. Nadie se salva en esta ácida visión de la condición humana: la política vampírica, el periodismo buitre, la masa siempre fascista. Prejuicios, intereses egoístas, linchamiento: la turba matarife. Pareja exacta y perfecta junto a "Soy un fugitivo" cinco años anterior. Cine sin esperanza, atroz, precursor, maestro y tan actual que asusta.
Gould
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
11 de febrero de 2017
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Producción de carácter coral dirigida por el montador, productor y futuro director de series de televisión Leslie Norman que relata la historia de la evacuación del ejército expedicionario británico de las playas de Dunquerque, durante la segunda guerra mundial, a través de varias historias paralelas que acaban por confluir en las playas de la ciudad francesa: una patrulla de soldados británicos, comandada por John Mills, buscando su unidad en una Francia plagada de alemanes, un periodista –interpretado por Bernard Lee- concernido por la terrible amenaza que se está cerniendo sobre Europa o un fabricante de hebillas -Richard Attemborough- a quien la guerra le está dando enormes beneficios pero no quiere comprometerse y al que sólo la evacuación pone ante sus ojos y los de toda Inglaterra la inminencia del horror que se cernía sobre Inglaterra y toda Europa.

Pese a su aparente modestia, la película atesora grandes cualidades. La reconstrucción del sufrimiento de los soldados británicos en las playas de Dunquerque esta magníficamente expuesto y refleja de igual modo el ambiente de desinterés que provocó en los ingleses el inicio de la guerra, pensando que Hitler se conformaría con unos cuantos territorios, cuando pocos parecen querer darse cuenta del verdadero significado de la amenaza alemana. No hay ninguna espectacularidad, sólo un buen trabajo de gran dignidad y corrección sobre todo aquello que rodeó la evacuación de los soldados británicos.

La película expone con estilo realista las andanzas de estos hombres comunes, nada excepcionales, que dudan sobre el siguiente paso a tomar. En ese sentido es magnífico el papel de John Mills como Cabo que no está muy seguro de sus decisiones y tiene que ir improvisando en un aprendizaje para salvar su vida y la de sus compañeros. La descripción de los soldados es excelente con las dosis justas de emoción, sufrimiento, empatía y dolor, sin excesos ni dramatismos superfluos. Muy buena película.
Gould
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
5 de agosto de 2015
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Intensa indagación en torno a los motivos que llevaron a Dominique, la protagonista –Brigitte Bardot en el que, posiblemente, sea el mejor papel de su vida aunque, todo sea dicho, tampoco tuvo muchos muy buenos-, a asesinar a su amante, un estudiante de música demasiado celoso y egoísta, tras una breve pero tormentosa relación, hecho por el cual está siendo juzgada. Análisis clínico y minucioso, mediante numerosos flashbacks, de todos los pormenores del caso, es también un análisis cortante de la hipocresía y bienpensante sociedad francesa –serviría cualquier otra- a la que Clouzot somete a la misma visión distanciadora, ambigua, gélida, casi misantrópica que reprodujo en buena parte de sus títulos –por recordar uno citemos la magnífica “Le Corveau” (1943) – y en los que no toma partido por ningún personaje, sino que nos va mostrando y desvelando hechos - “todos tenemos nuestras razones”- para mostrar, tal vez “la verdad” a la que hace referencia el título y dejar que sea el espectador el que juzgue. Con una Bardot exuberante y plena de erotismo, la película también es un irónico retrato de la juventud existencialista parisina con su parla superficial y sus poses inanes, como si fuese parte de esa misma sociedad de la que Clouzot no deja títere con cabeza. Para Clouzot, en suma, no hay inocencia, no hay justicia, no hay verdad. Muy buena.
Gould
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
29 de octubre de 2014
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Amarga historia del maestro Naruse. Divida en dos partes, la primera, de unos 30 minutos, es una historia digna de Ozu con sus habituales preocupaciones sobre el matrimonio, pero en un tono ligero casi de comedia. La segunda parte, que ocupa el resto del metraje, es el relato del lento proceso de destrucción de un matrimonio provocado por el resentimiento del marido, un aspirante a escritor, alcohólico, mezquino, susceptible y auto compasivo que paga su frustración con su mujer y el padre de ésta. Con su habitual maestría y serena amargura Naruse nos muestra el drama familiar sin estridencias, con enorme hondura, y donde la mujer, como todas las mujeres protagonistas de sus películas, es la verdadera heroína, inteligente, práctica, vital. Extraordinario uso de la música, de inspiración romántica y occidental, como suele ser habitual en su cine, que define el espíritu de las escenas -música de Mozart en la casa del padre como reflejo del equilibrio del hogar familiar-. Como escenas a destacar la enorme tensión de la escena en la que Ryokchi, el marido, destroza el jardín de la casa del padre y, sobre todo, la hermosa relación que mantienen padre e hija a lo largo de toda la película. Como todo el cine de Naruse merece una oportunidad.
Gould
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
28 de octubre de 2014
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin llegar al nivel de sus obras maestras, esta mezcla de cine negro y melodrama moral rodado con la habitual exquisitez de Naruse, en una suerte de crimen y castigo dostoyevskiano en clave doméstica y burguesa, nos brinda una nueva oportunidad para admirar el sensible trabajo del director japonés y su delicada preocupación por los callados dolores, y los sonoros silencios de sus personajes. Naruse retrata no sólo los quebrantos de quién se siente culpable por un acto infame y erróneo pero imborrable sino también las repercusiones que provoca en su entorno familiar más cercano, la preocupación ante el futuro o el honor de la familia. La elegida música subraya con precisión milimétrica el subconsciente de los protagonistas. Magníficas interpretaciones de Keiju Kobayashi y Michiyo Aratama como la pareja protagonista.
Gould
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados