arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de prosikito88
Ordenadas por:
256 críticas
1 2 3 4 10 20 52 >>
7
2 de septiembre de 2013
46 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
Juntar a James Franco, Seth Rogen, Jonah Hill, Danny McBride, Michael Cera, Christoph Mintz-Plasse, Jason Segel y Jay Baruchel en la misma comedia no tiene mucho mérito, al fin y al cabo son amigos; pero juntarlos, hacer que se rían de ellos mismos y que sea en una de las comedias del año tiene mucho más. Y eso es Juerga hasta el fin, una sátira de la vida de las estrellas de Hollywood, El Séquito (serie) hecho parodia y en forma de película, la vidorra y las fiestas de los actores bajo el sol de California hechas burla. Y eso es lo que se va a encontrar el espectador, una descacharrante comedia donde los reyes de la comedia se las tendrán que ver con el día del juicio final.

Seth Rogen es el encargado de dirigir a este grupo que tantas veces no ha hecho reír en las diferentes maneras en las que han participado juntos, Superfumados y Supersalidos son claro ejemplo de ello. Para ello ha contado con el acompañamiento del también novato en la dirección Evan Goldberg. Juntos realizan una más que atractiva propuesta de cachondeo y jolgorio, donde lo autoparódico es disparatado y los clichés rozan lo desternillante.

La sinopsis es bastante clara y sencilla. Seth Rogen y Jay Baruchel, haciendo de ellos mismo, son invitados a una fiesta en la casa de James Franco, ahí es presentado todo el elenco de actores y estrellas, en los que abría que destacar los cameos de Rihanna y Emma Watson. Tras 15 minutos de juerga en casa de Franco todo se derrumba de manera inexplicable, el Apocalipsis se les hecha encima y empieza a reducir el número de estrellas hasta un puñado, los auténticos protagonistas de la cinta. Es entonces cuando comienza de verdad Juerga hasta el fin, se verán los singulares instintos de supervivencia de los actores y comenzarán a salir a flote las verdaderas amistades y traiciones dentro del grupo. Se verá una fiesta truncada a lo Monstruoso y raptos al estilo Skyline, habrá momentos que recuerden a La niebla (de Darabont) y otros a posesiones en clave de humor, por no hablar de parodias y chistes sobre películas protagonizadas por los mismos actores. Se mostrará quienes son los valientes héroes dispuestos a sacrificarse por el grupo y los cobardes dispuestos a salvar únicamente su culo dentro del clan. Los chismorreos y las habladurías darán paso a la desconfianza, todo ello bajo el techo del destrozado hogar de James Franco.

Una película para disfrutar y no tomársela en serio, donde los actores muestran el nivel interpretativo a los que nos tienen acostumbrados, al fin y al cabo hacen de ellos mismos. La fiesta del año a la que estáis invitados por los grandes cómicos de Hollywood, y a la que Adam Sandler y Eddie Murphy no lo están, afortunadamente. La comedia más gamberra y alocada del año, a la espera de Bienvenidos al Fin del Mundo. ¿Se puede pedir más?

Más críticas y noticias en la revista digital ojocritico.com
prosikito88
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
3 de septiembre de 2013
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como viene siendo habitual desde hace bastante tiempo, Woody Allen no puede fallar con si cita anual con el cine, una por año, ni más, ni menos. Un trabajo nuevo cada 12 meses, así lo decidió hace tiempo y así sigue siendo. A lo que su filmografía respecta, su última cinta, a la espera del estreno de Blue Jasmine, A Roma con amor es una comedia por episodios con la capital italiana de fondo. Fue abandonar su querida Gran Manzana y no parar de hacer turismo por la vieja Europa. Tras visitar Londres, Barcelona y París le tocó el turno a la ciudad del amor. Amor, infidelidades y fama son los ingredientes de la última cinta del veterano director.

Penélope Cruz, Alec Baldwin, Roberto Benigni, Jesse Eisenberg, Ellen Page y el propio Woody Allen, son algunos de los protagonistas de las cuatros historias que el cineasta neoyorquino muestra en pantalla. Un conjunto que tiene como resultado una cinta extraña e irregular, una bajada de nivel en su filmografía. Las cuatro historias que nos narra nada tienen que ver entre sí, esto no es Babel, Traffic o Crash, aquí nada va a concurrir en el mismo punto al final. Los sucesos van desde la fama inesperada vivida por Benigni, hasta el encuentro de una pareja con sus futuros consuegros. Pasando por terceras personas que aparecen en medio de una relación, o prostitutas que se hacen pasar por mujeres por temas de negocio. Todo ello de manera intercalada.

La historia del matrimonio americano que viaja a Italia para conocer a su yerno y a los padres de este es buena, con momentos brillantes en el personaje de Allen. La de la pareja del pueblo que se traslada a la ciudad, y donde el marido se va con una prostituta, que acude a su habitación por error, a una comida de negocios también lo es, pero desaprovecha totalmente el juego del papel de Penélope Cruz, que podía haber llegado a ser delirante y tremendo si el director se lo hubiera propuesto. La tercera historia, la de la pareja joven que mete a la amiga en su casa, para prácticamente romper la relación, es predecible y carente de sorpresas. Da igual la presencia de un Alec Baldwin que nada pinta en la historia, da igual que esos jóvenes sean una buena Ellen Page y un justito Jesse Eisenberg, la verdad que da igual si no hay ni un ápice del cine de Woody. En cuanto a la cuarta historia, la de Roberto Benigni, debería haberse eliminado del metraje, a lo Terrence Malick, el director podía haberse ahorrado los minutos de una historia sin pies ni cabeza. Un hombre que de la noche a la mañana es famoso en todo Italia, que es perseguido día y noche por los paparazzi, y todo ello para contarnos una vida sin gracia ni interés. Pura vergüenza ajena, la comicidad del actor italiano queda aquí totalmente desvirtuada y retratada. El resultado final, es una serie de historias en tono de comedia, incoherentes y absurdas. Una película regular carente de ingenio o gracia.

Tras la elegancia mostrada en Midnight in Paris, y el retorno a los Oscar con la nominación a mejor película, parecía que el viejo Woody volvería a la senda de los éxitos académicos, pero nada de eso, más bien todo lo contrario. A Roma con Amor se queda en la mera banalidad de un cineasta genial que cuenta con grandes obras maestras entre sus películas. A estas alturas puede que nadie busque sorprenderse con el cine de Woody Allen, pero hay un mínimo exigible para cada director, y aquí no se cumple. El film resulta aburrido en mucha parte del metraje, siendo predecible y poco sorprendente. Y es que, a excepción de alguna pincelada de ingenio, no hay nada del cine de Allen. Ni siquiera Roma sirve como postal de fondo.

A Roma con Amor queda muy lejos de éxitos cercanos, como Midnight in Paris o Match Point, siendo la película menos brillante de Woody Allen de la última década. Para él por lo visto una película al año no le hace daño. Pero a veces es mejor dejar de lado records y marcas del tipo “llevo haciendo una película anual desde…”; a veces es mejor tomarse un respiro entre rodaje y rodaje, sentarse, darle unas vacaciones a la cabeza y volver cuando las pilas estén bien cargadas y la inspiración sea mejor.

Se podría decir que esto es Vacaciones en Roma; mejor dicho, las vacaciones que Woody Allen se tomó a costa de una película hecha con poco esfuerzo y sin mucho amor. Siempre nos quedará París.

Más y mejores críticas en la revista digital ojocritico.nom
prosikito88
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
19 de enero de 2013
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una película bestial, salvaje y brutal, otro regalo más de la factoría Tarantino, un dulce caramelo sacado de la chistera de un gran genio. Una película que te cautiva desde su comienzo hasta su final, que te evade, que te 'encadena' con gusto y que si hubiera durado dos horas más tampoco hubiera importado. Un satisfactorio producto de divertimento, éxtasis absoluto, una cinta desvergonzada y avergonzante (por las atrocidades que el ser humano es capaz de hacer), un punto de sentimientos encontrados, en definitiva, espectacular.

La conexión Tarantino-Waltz vuelve a funcionar a las mil maravillas, con una actuación para quitarse el sombrero, además de poder repetir Oscar a su servicio de nuevo. Por no decir la actuación de un Samuel L. Jackson que no sólo lo borda, sino que consigue transmitir al espectador verdadero asco y desprecio. Leonardo DiCaprio está fabuloso en uno de sus mejores papeles, no sólo es un villano repugnante a la vez de con un cierto encanto, sino que interpreta un personaje que le ha sentado como un guante. En cuanto a Jamie Foxx hay que decir que hace una grandísima actuación pero se ve eclipsado por este trío de ases. También cabría destacar la escena del KKK, una escena que sin duda alguna será mítica, descacharrante.

Tarantino da un paso más al frente tras 'Malditos Bastardos' y llega a su madurez absoluta pero sin perder ese humor tan agrio que siempre le ha caracterizado. Deseamos que Django se convierta también en un cazarrecompensas en la gala de los Oscar.

Ójala en una futura película Tarantino regale al público a Uma Thurman, Christoph Waltz y Samuel L. Jackson; eso si, se requeriría la supervisión de un adulto.
prosikito88
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
27 de abril de 2013
26 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una chocolatina de película para los fans de las adaptaciones al cómic. La armadura de Iron man se convierte en un kinder sorpresa, donde el que nos impresiona no son ni un siempre efectivo Robert Downey Jr., ni un eficiente Guy Pearce, ni un gran Ben Kingsley, el que nos asombra esta vez es su director y co-guionista Shane Black, que logra plasmar en pantalla un excelente e inteligente guión, cual gran pintor plasma sus ideas sobre el lienzo. Iron man 3 es desconcertante, fascinante y diferente a todo lo que uno puede imaginar. Gran guión, buenas actuaciones y mejores escenas de acción, con lo que sólo queda decir que el camino de 'Los Vengadores 2' queda bastante alisado.

Muy, pero que muy recomendable. Marvel empieza a funcionar como un buen reloj suizo y se acerca al nivel de los héroes de la WB (El Caballero Oscuro), pero con su toque particular.
prosikito88
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
2 de noviembre de 2013
15 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Por esta línea, por la continuista de lo bien hecho en Los Vengadores, así es como Marvel ha decidido seguir con su fase 2. Lo hicieron con la tercera parte de Iron man y lo han vuelto a hacer con la secuela de Thor. El principe Asgardiano ha vuelto con su martillo lleno de ganas de golpear a villanos y con un importantísimo cambio en la dirección (sale Kenneth Branagh del proyecto y entra Alan Taylor).

Thor: El mundo oscuro, no es una película del universo Marvel al uso. Si bien la primera fue la más rara, por sus escenarios y por la mitología de la que estaba rodeada; esta cinta se desmarca aún más del universo de la casa de las ideas y del mundo de Los Vengadores. Alan Taylor y su equipo logran que el mundo oscuro en el que sumergen a Thor sea una mezcla perfecta entre lo antiguo y mitológico con lo tecnológico, creando un lugar particular; una combinación rara y bella de universos como el de Juego de Tronos, El señor de los anillos, La Guerra de las Galaxias y el mundo Marvel, pero a su vez intentando desmarcarse e intentando parecerse lo más mínimo a ellos para crear un Asgard único. No sólo el escenario es una aleación notable de los mejores mundos épicos; la cinta también equilibra de manera satisfactoria la acción, lo cómico, lo épico y lo dramático (esta parte muy bien acompañada de una gran banda sonora que hace enfatizar esos momentos).

Mundos creados aparte, la cinta no funcionaría igual de no ser por el gran tandem creado por el director y los guionistas. Con la presentación del héroe realizada y la posterior reunión de héroes marvelitas, las bases estaban realizadas más que de sobras con Thor. El guión no se olvida del éxito vivido en Los Vengadores y enlaza muy bien la aventura vivida con Iron man, Hulk y compañía y tiende un puente hacia la fase 2 vengadora (cosa que ya vimos en la tercera parte de Iron man). Aquí se pasan de las medias tintas de la primera parte de Thor y se va más directamente al grano. Más acción, más repertorio de golpes con el martillo, mayor dosificación de humor y romanticismo…y lo que es más importante, actores más afianzados en sus respectivos papeles.

Desde el primero y más importante, Chris Hemsworth, hasta Tom Hiddleston o Natalie Portman, todo lo referido al plano actoral es muy superior al de su predecesora. Aquí vemos a un Thor afianzado en su trono, al nivel de Los Vengadores pero con una cuota de minutos en pantalla mucho mayor, lo cual nos permite ver al semidios asgardiano en su máximo nivel. Su hermanastro Loki, aunque con menos protagonismo que en Los Vengadores, al contrario que Thor, vuelve a estar muy afianzado para Tom Hiddleston, el actor se ha adueñado del hermano y rival del protagonista de la cinta, y pese a perder peso en la trama muestra su máximo potencial como hechicero y maestro del engaño. En cuanto a Natalie Portman, la profesora Jane Foster, deja de ser la científica enamorada de Thor para tener un mayor peso y relevancia en la trama, no hay nada que objetar en cuanto a su actuación, ella siempre está muy bien, pero la evolución positiva de su personaje hacen sumar a una cinta muy superior a su predecesora.

Como personajes secundarios, pero con menor relevancia en la saga, nos encontramos a un formidable Anthony Hopkins en el rol de Odin, rey de Asgard y padre de Thor, a una sorprendente Rene Russo en cuanto a peso, a un loco y gracioso Stellan Skargard (muy afectado por los sucesos de Nueva York), a un villano de nivel interpretado por Christopher Eccleston (cumple y al menos no da risa), o a un Idris Elba que repite en el papel de Heimdall.

Pero no todo es positivo en esta cinta notable y entretenida. A pesar de todo lo bueno nombrado con anterioridad nos encontramos con lastres como un mal uso del 3D, hecho menos importante desde que productoras y salas de cine decidieron suprimir los costes de dicho suplemento. La tercera dimensión es un bien innecesario en la cinta, más aún después de haber visto maravillas como Gravity. En Thor 2, el ojo tarda mucho en adaptarse a un 3D que no explota el potencial de su acción, y no sólo eso, cansa y daña constantemente enfocando directamente a lo que el film quiere que veamos, olvidándose del resto de la escena que le rodea. Hagan caso y si pueden eviten entrar a salas con este suplemento, porque la verdad que es totalmente innecesario.

Otro de los problemas que se le puede achacar a la cinta es la falta de más minutos de batalla, un servidor pensaba que se encontraría con más guerra en pantalla, y tal vez la falta de 20 minutos más nos haya privado de algo más de belicismo en la cinta (o tal vez encontrarnos ante un producto Disney para todas las edades). A pesar de esa pequeña decepción, la papeleta está bien resuelta por un gran final en Londres (ni un sólo minuto en tierras americanas, cosa de aplaudir), donde héroe y villano se retarán en un duelo definitivo.

Si con Iron man 3 se afianzaba el camino hacia la fase 2 de Los Vengadores, con Thor: el mundo oscuro se corrobora. Sólo queda las confirmaciones del Capitán América: el Soldado de Invierno y, la que puede ser la sorpresa de 2014, Guardianes de la Galaxia. La fase 2 de Marvel pinta muy, pero que muy bien.

Posdata: no abandonen las butacas con las primeras letras de créditos, porque hay doble sorpresa (una tras los primeros créditos y más sorprendente, y otra tras los largos y segundos créditos).

Más y mejores críticas en la revista digital ojocritico.com
prosikito88
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 52 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados