arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Córdoba
Críticas de Eduardo
Ordenadas por:
6 críticas
1 2 >>
8
17 de agosto de 2011
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ópera prima del genial Terrence Malick, director que, desde 1973 hasta hoy, sólo ha estrenado cinco películas. Su filmografía es extraordinariamente escasa, pero de gran calidad. Se trata de un artista, totalmente alejado de los convecionalismos de Hollywood. Se preocupa más de contar las historias a su manera, sincera y original, que de los resultados en taquilla, cosa poco común en el cine de hoy en día. Este filme narra las desventuras de una joven pareja de proscritos de Dakota del Sur. Está inspirada, aunque con importantes variaciones, en la historia real de Charles Starkweather y Caril Fugate, que sembraron el terror en Nebraska en los años cincuenta.

Malick describe los hechos desde una posición de objetividad. No juzga los actos de los protagonistas, sólo relata su andanzas. El estilo austero y carente de adornos contrasta con la belleza de los paisajes, lo que dota a la película de un tono poético. La historia es muy cruda, y el director no se molesta en suavizarla. El guión es muy original. La voz en off de Holly leyendo su diario aporta un acertado toque de ambigüedad a la ya de por sí distante estructura narrativa .

Sheen y Spacek, futuras estrellas del cine, bordan sus papeles. Él se muestra frágil y encantador, a la vez que salvaje e impredecible. Ella resulta también extraordinariamente creíble como chica ingenua y enamorada, pero que muestra una frialdad pasmosa ante los horribles crímenes que se cometen a su alrededor. Destaca también el breve pero intenso trabajo del gran Warren Oates como el detestable padre de Holly.

Una excelente, y no demasiado conocida, película de criminales, de una enorme influencia en la evolución de dicho género a lo largo de las décadas posteriores.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
29 de julio de 2011
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los responsables de la enternecedora película de 2001 "El hijo de la novia", el director Juan José Campanella y el actor Ricardo Darín, vuelven a trabajar juntos por cuarta vez, pero en esta ocasión se alejan enormemente de sus anteriores obras (comedias dramáticas) para embarcarse en la realización de un oscuro thriller criminal. Sin embargo, no se trata de un thriller al uso, ni muchísimo menos. La mezcla de intriga, suspense, drama romántico y comedia es original, realista y perfecta. En verdad, todo en esta película es perfecto. Tenía muchas expectativas depositadas en ella, aunque, realmente, no imaginaba que fuese tan buena. Esperaba una gran película, pero resultó ser una obra maestra. Sencillamente eso.

Benjamín Expósito (Ricardo Darín) es secretario de un Juzgado de Instrucción de la Ciudad de Buenos Aires. Una vez jubilado, decide escribir una novela sobre un caso ocurrido en 1975, el cual le dejó una profunda huella. Para ello, tendrá que remover el pasado, y recordar no sólo el brutal asesinato, sino también el amor que él mismo sintió por aquella época hacia su antigua compañera de trabajo, Irene (Soledad Villamil).

Aunque ya había dirigido algunas grandes películas, con su último trabajo Campanella pone el listón inalcanzable y se establece, si no lo había hecho ya, como uno de los más importantes realizadores del mundo. La brillante y contundente puesta en escena de esta magnífica obra se palpa en cada fotograma. Sin embargo, es necesario destacar, como cima absoluta del trabajo de este genial director, la maravillosa escena del estadio de fútbol, cargada de tensión y adrenalina, y que comienza con ese portentoso plano aéreo del campo de juego.

Y por si no fuera suficiente, resulta que el reparto es también de auténtico lujo. Ricardo Darín, desde luego, no es ninguna sorpresa. Está, como siempre, brillante. Soledad Villamil no se le queda atrás. Está absolutamente fantástica. Entre los secudarios, cabe destacar el trabajo de Pablo Rago en el papel del afligido Morales, y del español Javier Godino, sorprendente y genial como el detestable Gómez. Mención aparte merece Guillermo Francella, que da vida a Sandoval, compañero de trabajo y mejor amigo de Expósito: logra sacarles partido de forma inmejorable a los numerosos matices de su complejo personaje.

Profunda, conmovedora, inteligente, sombría e hipnótica. Pocas películas son capaces de aportar tantas emociones distintas al mismo tiempo. Pura magia cinematográfica. Puro arte.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
19 de agosto de 2011
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
John Singleton se convirtió, con tan sólo 23 años, en la persona más joven (y primera afroamericana) en ser nominada al oscar al mejor director. Tal reconocimiento se explica, además de por la evidente calidad de la película, por el enorme impacto que causó en la sociedad norteamericana a principios de los años noventa. Nunca antes se había mostrado de una forma tan clara y directa la penosa realidad de los jóvenes negros de los suburbios de Los Ángeles. Una realidad que, por aquel entonces, era ignorada por el resto del país, y que encontró en el cine el medio ideal para manifestarse e incrustarse definitivamente en la conciencia de todos los estadounidenses.

Singleton debuta como realizador con este poderoso alegato contra la violencia, el racismo y la corrupción. Para conseguir su propósito no se ayuda de sentimentalismo barato, sino que basa su éxito en la veracidad y fuerza de sus personajes. Curiosamente, pese a tan prometedor debut, ésta es su única película mínimamente estimable, y su filmografía está plagada de fracasos y mediocridades.

El reparto al completo realiza un gran trabajo. Sobresalen por su intensidad las actuaciones de Tyra Farrel, interpretando a la autoritaria señora Baker, madre de Ricky y Doughboy; Laurence Fishburne como Jason Furious, padre de Tre, que lucha por apartar a su hijo de las calles; y, sobretodo, Ice Cube, famoso rapero que sorprende con un brillante debut en la gran pantalla al dar vida al problemático Doughboy.

Una película necesaria y honesta, cuya importancia en la historia del cine supera ampliamente a su calidad artística (que no es poca, ni mucho menos), al ser el origen de una especie de subgénero muy explotado en los años noventa, el de los dramas centrados en la comunidad negra urbana.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
5 de agosto de 2011
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Preciosa película, una de las muchas obras maestras de Zhang Yimou, sin duda uno de los mejores directores chinos de la actualidad. Sencilla y directa, de una fuerza emocional tremenda, veraz y absolutamente enternecedora. Toda la película gira en torno a su personaje principal, la preciosa y adorable Zhang Ziyi en su début cinematográfico, ahora muy conocida por su participación en filmes como "Tigre y dragón", "Hora punta 2" o "Memorias de una geisha". Realmente, resulta encantadora. Parece imposible no enamorarse de ella. El director es consciente de su gran magnetismo, y lo explota en casi cada escena. La época y el lugar de la historia son retratados con gran sensibilidad y realismo.

Zhang Yimou es famoso por ser un gran conocedor de la psicología femenina. Desde luego, y como se muestra en esta obra, las mujeres en sus películas hacen gala de una fuerza y riqueza interior sin parangón. El estilo de Yimou es delicado, sencillo y poético. La historia de amor es creíble y conmovedora, sin cursiladas ni trucos.

Zhang Ziyi está brillante. De una naturalidad pasmosa. Se muestra como una chiquilla inocente, viva y angelical. Sin ella, está película no sería tan grande. Su elección para este personaje es un acierto magnífico de Yimou, gran descubridor de la que se ha convertido años después en una de las mejores actrices del mundo.

Una película totalmente imprescindible, de las más hermosas que he visto en mucho tiempo. Obra maestra del cine asiático e internacional.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
15 de agosto de 2011
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Última obra del mítico Stanley Kubrick. El maestro puso fin a su carrera con una extraña y provocadora película que dividió a crítica y público. En su momento fue muy polémica y contó con una enorme publicidad incluso antes de su estreno, debido a su alto contenido erótico y, sobretodo, a estar protagonizada por la más famosa pareja de actores de aquel tiempo: Tom Cruise y Nicole Kidman. El rodaje fue largo y problemático. El incidente más famoso fue el despido de Harvey Keitel que, al parecer, no congeniaba con Kubrick. Su papel finalmente fue para el famoso director Sidney Pollack.

Doce años después de su anterior película, Kubrick volvió a dar señales de vida con esta obra inquietante, de un enorme poder de atracción. Un filme raro, tenso, incómodo y, sobretodo, fascinante. Para muchos es la peor de Kubrick, lo cual no significa que sea mala. Reconozco que es difícil sacar una conclusión clara de qué quiere decir exactamente el director. Pero, ¿es eso realmente importante? Yo, personalmente, prefiero dejarme llevar, ser hipnotizado por el talento del genio neoyorquino.

Cruise resulta creíble. Creo que es una de sus mejores actuaciones. Lo mismo puede decirse de Kidman, bastante corecta también. Entre los secundarios, destacaría al gran director Sidney Pollack, magnífico al dar vida a Victor Ziegler, amigo de William, y al croata Rade Serbedzija, que interpreta de forma divertidísima y brillante al excéntrico señor Milich.

En mi opinión, un película algo infravalorada. Quizás esto se deba a la gran exigencia (entendible, por otra parte) del público hacia uno de los grandes genios del siglo XX.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados