arrow
Críticas de Major Reisman
Ordenadas por:
148 críticas
1 2 3 4 10 20 30 >>
10
29 de noviembre de 2005
245 de 275 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tuve la suerte de ver por primera vez "Senderos de Gloria" (1957) en una pantalla de cine y no en la tele. Ya de por sí es una película impactante, pero en una sala de cine puedo asegurar que ese efecto se multiplica por diez.

Kirk Douglas interpreta uno de sus mejores papeles y Kubrick consigue una de sus mejores obras maestras. De hecho, el tandem funcionó tan bien que intentaron repetirlo para la película "Espartaco", pero esa es otra historia.

En mi opinión, la escena del asalto infructuoso a las trincheras alemanas es uno de las mejores reflejos de como debió ser la lucha durante la Primera Guerra Mundial. Lo que me sorprende es que las tropas tuvieran tanto aguante y no se rebelaran en 1915 o en 1916
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Major Reisman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
5 de octubre de 2008
73 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras la Segunda Guerra Mundial, la causa judía era vista con una gran simpatía por la izquierda política y los intelectuales del mundo occidental. Y no sólo por la gran tragedia que significó el Holocausto. El sistema de kibbutzs se consideraba como el paraíso socialista del proletariado en la tierra por lo que era muy fácil hacer una equivalencia entre el David socialista judío y el Goliat capitalista árabe, - los países árabes en aquellos tiempos eran sobre todo monarquías-, si bien es cierto que la crisis de Suez de 1956 había comenzado a hacer cambiar ese punto de vista. Leon Uris fue precisamente uno de los muchos periodistas que cubrieron dicha crisis.

La novela de León Uris en la que está basada la película fue publicada en 1958 y se convirtió en un best-seller desde el primer día. Uris se inspiró en sus experiencias y entrevistas como periodista durante la crisis arriba indicada. "Exodo" recoge en un gran fresco la gestación y nacimiento del Estado de Israel tomando como base la odisea del barco "Exodus 1947", un desvencijado vapor que fue utilizado por la Haganah para llevar a unos 4.500 judíos supervivientes de los campos nazis desde Francia al territorio de la Palestina bajo dominación británica. A diferencia de la historia real, Uris hizo que la travesía del "Exodus" se viera coronada por el éxito, pero cambiándolo por un barco más pequeño con tan sólo 600 refugiados.

Otto Preminger quedó entusiasmado con la lectura de la novela y propuso a la Fox que comprará los derechos para realizar una superproducción. La Fox no lo dudó ni un segundo. Para Preminger "Exodo" era un drama similar a la de la Independencia Norteamericana, en que el Estado de Israel nace a pesar de la oposición de Gran Bretaña y sus aliados árabes. Pero también fue lo suficiéntemente listo como para darse cuenta de que Uris no era el guionista adecuado para llevar su propia historia a la pantalla. Preminger decidió que el guionista fuera Dalton Trumbo y que firmara con su propio nombre. En esa época, Trumbo estaba incluido en la infame lista negra y esto animó a Kirk Douglas a hacer una declaración reconociendo que Trumbo también estaba elaborando el guión de "Espartaco". Ese fue el fin de la lista negra.

Como suele suceder, el tiempo va poniendo a cada uno en su sitio. En el caso de "Exodo" la película no ha ido envejeciendo bien. Si olvidamos el conflicto que aun sigue desgarrando dicha zona del planeta y hacemos el esfuerzo de fijarnos tan sólo en el aspecto cinematográfico, podríamos decir que sigue siendo una película correcta, pero demasiado larga y maniquea. Sin embargo hay una cosa que sigue mantenido su prestigio intacto y es su banda sonora. Ernest Gold consiguió realizar una destacable partitura con una cierta grandiosidad "bíblica". De hecho, mi parte favorita de la película son los títulos de crédito con la llama sobre fondo azul mientras oímos la magnífica partitura de Gold.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Major Reisman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
28 de noviembre de 2005
64 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película del año 1959 es para mí la mejor película bélica de todos los tiempos.

¿Por qué creo que es la mejor?

Refleja perfectamente lo cruda y absurda que puede llegar a ser una guerra sin necesidad de hacer una gran superproducción llena de efectos y grandes estrellas. De hecho se nota bastante que los tanques americanos son un poco de "carton piedra". Pero en 1959 y en la Alemania de la posguerra no creo que un productor tuviera muchos mas recursos.

Gracias a esta película, su director Bernhard Wicki, fue luego elegido para dirigir la parte alemana de la película "El día más largo".
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Major Reisman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
11 de noviembre de 2007
61 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ummmh, veamos. A mi me gustan mucho las películas históricas y me gustó bastante “Elizabeth”así que confieso que tenía ganas de ver esta segunda parte. Y cuando lo he visto lo que he pensado es que es una yanquilada made in Britain

También reconozco que incluso iba con buena voluntad a verla. Acepté como una “necesidad del guión” el que Cate Blanchett (38 años) interpretase nuevamente a Isabel I de Inglaterra aunque ésta última tenía más de 50 añitos cuando sucedió el desastre de la Armada Invencible. También iba prevenido para ver que los españoles íbamos a ser los malos malísimos.

Pero tenía esperanzas. Si hay algo que saben hacer bien los habitantes de la pérfida Albión son las películas históricas. Sólo hay que recordar la serie sobre Isabel I que pusieron por la TV española en los años 80. Y además generalmente suelen pintar a sus enemigos dignamente ya que siguen la máxima de “el enemigo era bueno, pero nosotros somos mejores porque les derrotamos”. Pero esto, esto ha sido un insulto a la inteligencia de los espectadores. Sobretodo en el aspecto de mostrar a unos enemigos no sólo malos malísimos, sino que además tontos. Es el mismo tipo de error que uno ve en las películas españolas como “Las trece rosas”. Ese tipo de malos es que no me lo creo en absoluto.

Al principio crees que será una buena película. Buena ambientación, buen vestuario. Pero al poco te preguntas ¿Y el guión? Sobre los aspectos históricos de esta cinta no voy a entrar porque lo dejos para mi blog. Si señalaré que al contrario que en “Alatriste” aquí casi todo el presupuesto se lo han fundido en efectos especiales digitales. Algo escasos, pero al menos bien utilizados al final. Aunque a esas alturas ya estaba bastante cabreado porque he tenido que esperar casi dos horas de aguantar una historia sin guión para ver unos efectos digitales estilo “Piratas del Caribe”. Eso está bien para quienes gusten de las escenas navales de ese tipo y supongo que el “holligan” británico medio (IQ menor a 5) disfrutará un montón. Yo no.

Sin embargo una cosa que si ha sabido hacer bien el director es lo siguiente. Demostrar de forma fehaciente porque un actor británico actual es superior a uno español. Cuando el primero lo hace mal, el segundo lo hace peor. Sólo hay que ver al Jordi Molla en la piel de Felipe II para confirmar este punto.

En fin, unas recomendaciones finales: si alguien va a ver esto por el interés histórico le recomiendo que no lo haga. Alquílese “La reina Margot” o incluso “Alatriste”. Si alguien quiere ir a ver efectos especiales que se alquile “Piratas del Caribe” y si alguien quiere ver una película de aventuras marina con buenos actores que se alquile “El capitán Blood”.
Major Reisman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
10 de septiembre de 2007
55 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
"La Kermesse heroica" es una pequeña obra maestra realizada en 1935. Está ambientada en una pequeña villa del Flandes de inicios del XVII, cuando dichos territorios y España estaban unidos bajo la misma corona. En el 1568 una parte de dichos territorios se sublevó por diversos motivos religiosos, políticos y económicos. Así comenzó una larga y sangrienta guerra conocida como Guerra de Flandes o Guerra de los Ochenta Años (1568-1648).

Sorprende realmente que una película francesa haga un retrato tan bondadoso de los españoles. Quizás sea debido a que Feyder, su director, era belga. Incluso el fraile que acompaña a las tropas sale bien parado, a pesar de tener aspecto de inquisidor. Destacaría la escena en la cual los oficiales españoles junto con el fraile, llegan al lugar donde está el lienzo del pintor al que me he referido al inicio. En lugar de destruirlo, lo que hacen es discutir de estilos pictóricos, incluido el fraile.

A nivel técnico la película destacó por ser la producción más cara del cine francés hasta ese momento. La villa flamenca de Bloom es un decorado, y se cuidó con bastante detalle el vestuario de los personajes, sobretodo el de las mujeres. Es lógico si tenemos en cuenta que ellas son las protagonistas de la cinta. Adicionalmente Feyder intentó reflejar el aspecto de la Holanda Barroca basándose en las descripciones pictóricas de la misma. Así, las secuencias dedicadas a la Kermesse recuerdan bastante a los cuadros de Brueghel (y es evidente que el nombre del pintor protagonista es un guiño a dicho artista).

Aparte del mensaje de igualdad para la mujer, también hay una referencia a la homosexualidad. En una divertida escena en la que los soldados españoles se están corriendo la juerga con las holandesas, uno de los oficiales se retira a una habitación a hacer punto y encaje. Y allí descubre al dueño escondido. Pero éste también resulta que tiene la misma pasión con lo que comienzan a discutir sobre que tipo de agujas usar y como sienta mejor las medias en las piernas.

Pero lo que más sorprende de esta película son las vicisitudes que tuvo que soportar. En España por ejemplo, aunque estrenada en enero de 1936, fue posteriormente prohibida durante la dictadura. En Alemania inicialmente fue un éxito y hasta fue bien vista por los nazis, pero luego dicho regimen la prohibió también. Y a pesar de que ganó numerosos premios, entre ellos el Grand Prix du Cinema, en Francia llegó a prohibirse su exhibición por un tiempo. Por un lado por el mensaje de igualdad de sexos que proclamaba, por otro por sus burlas a la autoridad y a los "héroes", y por otro porque se decía que fomentaba el colaboracionismo con un invasor. Paradójicamente, en eso la película resultó algo profética reflejando el comportamiento de parte de los franceses durante la ocupación alemana.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Major Reisman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 30 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados