arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Madrid
Críticas de Patri
Ordenadas por:
98 críticas
<< 1 4 5 6 10 20 >>
7
1 de septiembre de 2009
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Igual que ocurre con las comidas más suculentas, algunas películas se saborean mejor lentamente, con un ritmo pausado que ayuda a sentir mejor cada momento. Esto ocurre con Mapa de los Sonidos de Tokio, una película intimista sobre la soledad, la muerte, el amor, los eternos temas que siempre ha tratado el arte y de los que nunca nos cansamos, ya que son parte del motor que mueve la vida.
He empezado hablando de la “lentitud” porque siempre hay quien crítica una película llamándola lenta, como si esto fuera algo malo, a mi no me parece que sea algo negativo cuando la historia requiere que el ritmo sea más suave de lo que serían otras películas, lo importante son los personajes, la historia, el espíritu de la película y si todo el conjunto te llega de alguna manera o te dice algo o al menos te hace reflexionar sobre algún tema que tenías olvidado.
La película de Coixet es un mapa de sentimientos humanos desgarradores y trágicos con la soledad como hilo fundamental que lo mueve todo, la soledad suele ser un elemento muy presente en su filmografía como algo que causa la tristeza más profunda en el ser humano, en Mapa de los Sonidos de Tokio la soledad de los personajes está expresada a través de los silencios y de la cotidianeidad de una vida que no parece tener ningún sentido. De repente alguien irrumpe en la vida de otra persona y aligera esa soledad (aunque no deja de existir), lo que provoca una ligera sensación de estar viv@ de nuevo pero que sólo es un paréntesis de una soledad aún más profunda que llegará en el momento de la despedida.

La soledad, Tokio, la cultura japonesa, un español, una asesina a sueldo y un padre que no soporta la pérdida de una hija, esos son los elementos de este mapa que Isabel Coixet ha creado y combinado con habilidad formando un todo que no llega a la altura de Mi Vida Sin Mí o La Vida Secreta de las Palabras, pero que, sin duda, tiene el mismo espíritu.
Patri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
20 de febrero de 2007
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Acabo de ver esta película, ya que estoy intentando ver todas las películas de Scorsese, y me ha gustado, pero me ha dejado una sensación de inquietud y angustia en el cuerpo.

Se supone que es una comedia, y realmente sí que tiene algunos toques de humor, yo diría que es más bien humor negro, a algunos les puede hacer gracia y a otros no. A mi más que hacerme reír me ha hecho sentirme identificada con el protagonista, y como el protagonista lo pasa tan mal a lo largo de la película yo también lo he pasado bastante mal.
El actor que encarna al protagonista es Griffin Dunne, no le he visto en ninguna otra película que yo recuerde, pero aquí me ha gustado bastante, en un papel que podría prestarse fácilmente al histrionismo consigue hacer una interpretación bastante buena.

El comienzo de la película me ha gustado mucho, sobre todo por la música, eso es algo habitual en el cine de Scorsese, siempre sabe elegir una buena música que vaya con la escena.

La película se hace muy corta, tal vez sea porque tiene un ritmo ágil, y todo transcurre en una sola noche como indica su título en español, una noche en la que al protagonista le pasan las cosas más raras que le puedan pasar a una persona en New York, cuando cree que nada le puede ir peor le ocurre una nueva desgracia, ahora que lo veo desde la lejanía, lo encuentro gracioso, jeje.

No sé si serán imaginaciones mías, pero he visto influencia hitchcockiana en este film (no sería extraño), lo he visto en el protagonista convertido en falso culpable perseguido, algo muy recurrente en la filmografía de Alfred Hitchcock, y también en algunos movimientos de cámara,y concretamente al principio, cuando está en la oficina, y el empleado nuevo le está hablando, su vista va hacia otro lugar, y mientras oímos hablar al otro personaje de algo que no importa, lo que realmente importa es lo que nos dice la cámara, y eso también es muy de Hitchcock.

Le he puesto un 7, porque tampoco se merece más nota, es una buena película, pero nada más, un simple entretenimiento, y sirve para ver la evolución del cine de Scorsese, uno de los mejores directores de la historia, en mi humilde opinión.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Patri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
16 de enero de 2009
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Todos tenemos como mínimo un sueño en nuestra vida, algo que consideramos irrealizable pero que nos encantaría poder hacer, la mayoría de nosotros ni siquiera nos planteamos la posibilidad de llevar a la realidad ese sueño, sin embargo hay personas que dedican gran parte de su vida a intentar cumplir un sueño, aunque parezca imposible.

Cada vez que Philippe Petit aparece en pantalla algo se ilumina, es un hombre con una energía desbordante al que le brillan los ojos cuando cuenta cómo consiguió cruzar de una de las torres gemelas de Nueva York a otra caminando sobre un alambre.

No sólo es una historia sobre una persona que quería algo imposible y lo consiguió, también es la historia de una persona que quería desafiar las normas establecidas y que consiguió hacerlo de la manera más bella que se podía hacer: caminando sobre el cielo.

Es bonito oír a las personas que estuvieron allí decir lo mágico que fue ver a Philippe caminar sobre un alambre durante 45 minutos ante la atónita mirada de las personas que se agolpaban en la calle y de la policía que no sabía que hacer para detenerle.

La magia y la belleza del momento se nos transmite a través de este documental que cuenta cómo se preparó la hazaña de boca de sus propios protagonistas, que quedaron marcados para siempre por esa experiencia, se puede palpar en sus miradas la emoción con la que lo cuentan, y cómo, aunque hayan pasado 34 años, aún no han podido olvidar lo que sintieron aquel día.

El documental está realizado de una manera exquisita y bella, con muchos toques de humor y con una música perfecta para un documental sobre un "loco" que logró un sueño imposible. Además el director tiene el acierto de no tocar el tema del 11-S, que hubiera convertido a la película en algo muy diferente.
Patri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
17 de noviembre de 2007
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
El Ultimo Show es la despedida de Robert Altman, poco tiempo después de acabar y cuando aún no había sido estrenada esta película, falleció. Él ya sabía que se estaba muriendo, y eso se nota por el tema elegido para la película y por el tono, entre cómico y triste. La muerte está presente a lo largo de todo el film pero no de una forma trágica, sino con resignación y algo de tristeza, tal vez un reflejo de cómo él se tomó la inminencia de su propio fallecimiento.

La película se desarrolla durante la última emisión de un programa de radio que lleva 30 años en antena y que se emite en directo desde el Teatro Fitzgerald. Es un programa a la antigua usanza de la radio americana, con actuaciones musicales y anuncios cantandos. Pero no solo veremos cómo se emite programa sino también lo que ocurre detrás del escenario, situaciones tanto cómicas como dramáticas que afectarán a todos los que están allí de una manera u otra.

En algunos momentos para el espectador que ni siquiera conozca ese mundillo de la radio como es mi caso, puede llegar a ser un poco aburrida, pero en general la película están bien planteada y tienen algunos buenos momentos.

Hay un buen reparto de actores, como es costumbre en las películas de Altman, destaca sobre todo Meryl Streep, a la que yo nunca había oído cantar y aquí lo hace realmente bien. Me gustó mucho Kevin Kline, para mí el mejor personaje de la película, es un papel de un tipo que supuestamente se encarga de la seguridad del teatro, pero más bien parece que le tienen allí por pena o amistad, ya que es un desastre y un tipo muy raro, siempre vestido con ropa de los 50.
También aparecen Woody Harrelson, John C. Reilly, Lily Tomlin, Tommy Lee Jones, Virginia Madsen y Lindsay Lohan, que no me gustó nada, me pareció algo sobreactuada sobre todo al final.

El Último Show no pasará a la historia, pero sirve como despedida de un buen director, y al verla se pasa un buen rato, aunque no te guste el country.
Patri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
30 de marzo de 2007
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Melinda y Melinda no es de las mejores películas de Woody Allen, aunque el planteamiento es muy bueno, no llega a conseguir su objetivo. Podría haber sido una película muy interesante, con dos historias paralelas, una dramática y otra comedia, pero el problema está en que la comedia no hace reír y el drama no es tan dramático, por lo que al final lo que hay son dos historias bastante insulsas y predecibles, sin ningún interés.

En algunos momentos no se aprecia la diferencia entre las dos tramas, ya que no hay suficiente humor en la comedia, a pesar de contar con el humorista Will Ferrel, que es el único que hace alguna gracia. El drama no es trágico, porque el espectador no se llega a implicar con la protagonista y por lo tanto nos da igual lo que le ocurra.

Esta película prometía mucho pero es una decepción darse cuenta que hay veces en las que Woody Allen no sabe hacer comedia, mejor quedarse con el recuerdo de Match Point, una joya.
Patri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 4 5 6 10 20 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados