arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Barcelona
Críticas de SCuenca
Ordenadas por:
286 críticas
<< 1 3 4 5 10 58 >>
4
13 de julio de 2012
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pocas veces he salido del cine decepcionado, pero en esta ocasión ha sido la única en la que me hubiera ido quince minutos antes de que acabase. Por respeto no lo hice porque iba acompañado, ya que no es plan de fastidiar a alguien a quien sí puede gustarle el film, lo cual es totalmente respetable.

No entendí por qué pese a que “Spider-Man 3” (2007) no cumpliese las expectativas esperadas (escasa aparición del traje negro, baja forma física de Tobey Maguire, etc.), decidieron tildarlo de fracaso. Un fracaso que sólo señalaba a Sam Raimi como único culpable. Quizás lo que más me fastidió es que no dejaran a Raimi ni siquiera la oportunidad de enmendar de su error, cosa que podrían haber hecho ya que pese a que a niveles generales no logró las expectativas esperadas, la taquilla y sus 890.900.000 dólares de recaudación dan para pensar en segundas oportunidades.

Nos encontramos ante una adaptación más moderna enfocada hacia un público juvenil amante de las sagas “Crepúsculo” y “Los juegos del hambre”. Un film que aparte de tener desmesurados fallos de guión (es incomprensible ver a Peter Parker con una cámara de los años 80 y después con un móvil que lleva cámara incorporada jugar al “bubble shooter”) no llega ni siquiera a ser fiel a los cómics.

La historia comienza directamente con el abandono de los padres de Peter Parker (Andrew Garfield) siendo un niño, dejándolo bajo la responsabilidad de sus tíos, quienes se hacen cargo del chico. Ya adolescente en el instituto, Parker investigará por qué fue abandonado y qué secretos escondían sus padres. A su vez, la picadura de una araña en los laboratorios Oscorp provocará que su vida cambie de la noche a la mañana adquiriendo increíbles poderes. Unas habilidades que no serán suficientes para enfrentarse a un enorme lagarto que acaba de aparecer en la ciudad al cual tendrá que combatir.

Creo que uno de los problemas más gordos que ha tenido este film ha sido el reparto. Todos los actores han cargado sobre sus espaldas con el peso de los anteriores films de Spider-Man. El hecho de intentar hacer una interpretación diferente ha provocado que sus actuaciones salgan extremadamente forzosas, provocando que acaben siendo mediocres. Es el caso de Sally Field (“Dos semanas“, 2006) que interpreta a la May Parker menos creíble que he visto en mi vida. De siempre, repito, de SIEMPRE, tia May ha sido una mujer anciana de pelo canoso, agradable y tierna. Es decir, siempre ha sido una persona querida a quien Peter Parker ha respetado como máxima autoridad. Aquí nos encontramos ante una May relativamente joven (podría decirse que cincuentona aunque no lo es) de pelo oscuro, gritona y malhumorada casi siempre. Se dirá lo que se quiera decir, pero empiezo a volver a acordarme de Sam Raimi.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento por falta de espacio)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SCuenca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
30 de marzo de 2010
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
En ocasiones, cuando uno vuelve a ver una película que había visto por última vez en la infancia, puede arrepentirse de haber vuelto a repetir la experiencia, quizá por que ahora, se puede llegar a comprender más su contenido. También es cierto que puede suceder que se disfrute incluso más, recordando por qué a uno le gustó tanto por aquel entonces, que es lo que me ha ocurrido a mi exactamente con La Máscara. Una película que vi cuando era un crío y que, pasados los años, he vuelto a ver para poder disfrutar una vez más de esta maravilla de película.

La historia empezará mostrándonos la vida de Stanley Ipkiss (Jim Carrey), un empleado de un banco al que constantemente toman el pelo y le mangonean. Es entonces cuando, por casualidades de la vida, Tina (Cameron Díaz) aparece en el banco donde trabaja Ipkiss para solicitar un préstamo bancario. Lo que éste no sabe es que las intenciones de Tina van más allá de sus operaciones bancarias, pues quiere fotografiar la caja fuerte del banco. Tina es la chica de Dorian Tyrell (Peter Greene), un delincuente que posee el nightclub Coco Bongo que desea expandir su imperio y desbancar al rey del crimen de la ciudad de Edge City, Niko (Orestes Matacena). Charlie, el amigo de Ipkiss, le consigue a éste unas entradas para ir al Coco Bongo pero por desgracia no logra entrar en el local y se queda fuera. Después de acabar un día más de la peor manera posible y hecho un desastre, al terminar el día se encuentra con una máscara de madera flotando en el puerto de la ciudad, llevándosela a casa, poniéndosela y descubriendo que obtendrá una serie de poderes propios de los dibujos animados. Esta máscara le permite a Ipkiss sacar el lado más reprimido de su personalidad y hacerlo florecer mostrándose tal y como a él le gustaría ser.

Jim Carrey es el principal protagonista de la película por su papel de Stanley Ipkiss, un hombre tímido y patoso al que todo el mundo toma el pelo pero que, tras ponerse la máscara su personalidad cambia radicalmente. Llevar la máscara también le implica el poder proyectar sus propias fantasías y manipular a la gente. Peter Greene será la otra cara de la moneda al interpretar a Dorian Tyrell, un tipo sin escrúpulos que desea convertirse en el mayor criminal de la ciudad. Cameron Díaz salta a la gran pantalla realizando la que es su primera película realizando el papel de Tina Carlyle.

Destacar que la película, al igual que otras muchas de superhéroes, está basada en un cómic que tiene también el mismo nombre y está creado por la editora Dark Horse Comics. La versión original es bastante diferente a la realizada en el film, por lo que encontraremos bastantes diferencias como, por ejemplo, que en el cómic la máscara es originaria de los indios amazónicos mientras que en la película se comenta que es de los países nórdicos.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento por falta de espacio)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SCuenca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
1 de septiembre de 2012
54 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
Andrew Dominik es muy consciente del mensaje que quiere dejarnos. De que cuando pasen treinta años o sesenta hubo una época de nuestro tiempo marcada por la crisis que el propio director se encarga de reflejarnos todo el rato de forma casi directa. Que mientras dos pazguatos roban en una partida de póquer sin ser conscientes de que van a ser hombres muertos y el matón de Brad Pitt va ir tras ellos, la crisis estuvo ahí. Que tras la maraña de diálogos que hay, se esconde un telón de fondo bastante grande.

El film es en su esencia lo que he comentado, diálogos. Su trama pasa a ser secundaria, sin llegar a tener más importancia que las palabras que hablan. La puesta en escena de Gandolfini es impecable, pero su personaje acaba siendo desaprovechado, como si estuviera demasiado inflado de aire para al final soltar unas palabras que se las acaba llevando el viento. Una verborrea excesiva que concluye con Brad Pitt acaparando aún más los focos. Aún así, no desprecio ni un ápice el trabajo del neojerseyano, puesto que la dirección es la que no ha sabido aprovechar mejor al actor. Pitt da vida a Cogan, un asesino a sueldo que será contratado para acabar con los dos que robaron en la partida de póquer. Implacable interpretación de Pitt dando vida a un más que creíble asesino a sueldo con la frialdad necesaria para manejar el asunto que le han encomendado. Es destacable también ver la perspectiva que Cogan tiene sobre los negocios. Como, pese a ser un personaje aparentemente distante, llegamos a conocer a través de sus diálogos, escuchando algunas confesiones que pueden dejar al espectador con los pelos de punta. Brillante Brad Pitt sin duda. Y entre medio de todo “el tinglao” quiero mencionar a Ray Liotta y a Ben Mendelsohn. Ambos son destacables.

Otro de los aspectos que me han gustado, son los largos silencios que transcurren en el film (destacable la entrada y salida al edificio donde van a realizar el robo). Son silencios fríos, los cuales me han mantenido en tensión, expectante ante cualquier suceso inesperado.

Dominik, al igual que en su anterior film, logra realizar una buena película que quizás es algo espesa en cuanto a diálogos, lo que no quiere decir que no sean nada interesantes.
SCuenca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
31 de enero de 2011
31 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Blake lo entendía. Los humanos son de naturaleza salvaje. Por mucho que intentes adornarlo, disfrazarlo… Blake vió la verdadera cara de la sociedad y escogió ser una parodia de ella, un chiste.”

Imaginen que existe un mundo paralelo en que los Estados Unidos ganan la guerra de Vietnam y que Richard Nixon sigue gobernando en 1985. Además, existen los superhéroes, pero no son tal y como los vemos, es decir, no todos tienen poderes sobrehumanos ni tienen una percepción del bien como imaginamos. ¿Se imaginan un mundo así? Pues si no es así, vean “Watchmen”, porque les aseguro que el mundo que se ve, pese a ser irreal, no es muy diferente al que vivimos.

La historia está basada en los años de la Guerra Fría en la que el poder del miedo es el que domina el mundo. Los superhéroes, también llamados vigilantes, están prohibidos y desacreditados. Muchos de ellos buscaron otro modo de supervivencia como “El Comediante” que dedico sus últimos años a trabajar para la CIA. Pero misteriosamente, una noche alguien viene a visitarlo y lo asesina, desembocando lo que podría ser una conspiración para matar a superhéroes.

Algunas de las escenas se narran con una increíble belleza que se consigue gracias a una excelente combinación musical que ensalza la película a un nivel superior. Prueba de ellos son por ejemplo, la escena de inicio de “El Comediante” o la del Dr. Manhattan

El director Zack Snyder (“300”, 2006) ha sabido llevar a la pantalla unos personajes bien pincelados y desarrollados. En “Watchmen” veremos cómo los personajes ahondan en su pasado mediante flashbacks con los que conoceremos más a fondo su vida, quiénes son y porqué hacen lo que hacen.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento por falta de espacio)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SCuenca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
30 de marzo de 2012
29 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin llamarme mucho la atención en principio y habiendo en su momento otros films más destacables e interesantes en cartelera, vi “Chronicle” debido a que a mi acompañante le llamaba bastante y a mí tampoco me parecía una mala opción. Al fin y al cabo, uno no puede decir “de esta agua no beberé” hasta que no la prueba. Pues bien, tras “beber” del film de Josh Trank sólo puedo decir que las sensaciones han sido buenas, aunque incompletas. Es un film inacabado pero bien desarrollado del que destaca el gran acierto con el que estos adolescentes van asumiendo sus nuevos poderes adquiridos.

Llama mucho la atención ver que es una película que va mas allá de los poderes que adquieren estos chicos, pues no los poseen desde un primer momento. Esto nos permite ver la evolución de la personalidad de cada uno antes y después de los poderes. Y es quizá en esto en donde el film logra gustarme. Porque da importancia a cómo deben usarse esos poderes y con qué fin. A que según las circunstancias personales de cada uno, dichos poderes son usados de un modo u otro. Un poder que puede usarse de modo responsable o que puede apoderarse de uno y hacer aflorar sentimientos vengativos, causando destrucción.

Todo empieza como cualquier día para los protagonistas de este film. Cada uno con sus respectivas vidas y problemas. Andrew (Dane DeHaan) vive con un padre -que le da a la bebida- y con su madre enferma; Matt (Alex Russell) es el primo de Andrew e intenta que se relacione con la gente del instituto, mientras intenta escalar posiciones para ser “guay” y más popular. Por último, Steve (Michael B. Jordan), el chico más popular del instituto y que tiene la vida que cualquier estudiante desearía. Por causas del destino, los tres descubrirán fuera, en los alrededores del bosque, un agujero de gran profundidad. Deciden entrar sin ser consecuentes del peligro que podría haber hasta que descubren que dentro hay algo que los cambiará para siempre, dotándolos de poderes. Unos poderes que empiezan a ejercitar poco a poco como si de un músculo se tratase. En principio lo llevarán en secreto, pero poco a poco, el asunto se les irá de las manos teniendo consecuencias catastróficas.

A niveles interpretativos, el trió protagonista de actores que son Dane DeHaan, Alex Russel y Michael B. Jordan, realizan unas amenas interpretaciones, las cuales tienen un valor extra por el modo en el que se toman el “don” con el que han sido agraciados. Destaco la interpretación de Alex Russel (“Almost Kings”, 2010), quizás por algunas afinidades que tiene, entre ellas la de ser un chico que es capaz de aprender de los errores o la capacidad de decisión frente a los poderes, estableciendo normas para controlarlos.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento por falta de espacio)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SCuenca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 3 4 5 10 58 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados