arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Fidji Fidji · Atlántida
Críticas de KesheR
Ordenadas por:
95 críticas
<< 1 2 3 4 10 19 >>
9
7 de octubre de 2005
69 de 80 usuarios han encontrado esta crítica útil
El director de Antes del amanecer y Antes del atardecer explora nuevos formas cinematográficas mediante la combinación de imagen real y animada (rotoscopio, algo así como "colorear" los fotogramas) y la ausencia casi absoluta de argumento. Evidentemente estos recursos no son nuevos, pero yo me he quedado con la sensación de no haber visto jamás una película ni remotamente parecida. Y eso que he visto cine raro en mi vida.

La película está formada por muchas facetas, y a la vez es tremendamente simple. La mayor parte de la "historia" la forman diversos monólogos aparentemente inconexos que parecen dar un repaso a los grandes temas de la filosofía: libre albedrío, la evolución del ser humano, la consciencia colectiva, el existencialismo, el mundo de los sueños, la muerte, La Vida Con Mayúsculas... La mayoría resultan tremendamente atractivos y enriquecedores, aunque algunos pecan de ser demasiado técnicos y difícilmente comprensibles por alguien no versado en la materia. Otras piezas de la película son microhistorias autoconclusivas, genialmente interpretadas, que capturan un momento dramático que tiene peso por sí mismo. Y por último, otro bloque de la película intenta autojustificarse, analizando los límites autoimpuestos de la narración clásica: "tiene que haber un argumento", "tiene que seguir una estructura narrativa de planteamiento, nudo y desenlace"...

Al hacer una película así es muy probable que caigas en el tedio, que la falta de argumento aburra al espectador. No es el caso. El guión se nota muy trabajado, los monólogos son interesantes (algunos fascintes y envueltos en una performance animada impresionante) y las actuaciones (recordemos que en el fondo casi todo lo que vemos fue filmado) son impresionantes.

¿En su contra? Algunos conceptos filosóficos demasiado técnicos, algún bajón de interés... poca cosa. En realidad es una obra de arte. En mi opinión es una película imprescindible para cualquier cinéfilo.
KesheR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
18 de enero de 2009
64 de 70 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Rebelión en la Granja" NO SÓLO critica al comunismo autoritario SINO QUE TAMBIÉN critica con igual pasión al capitalismo. Fuera o no la intención original de Orwell, lo que salió de su pluma fue un absoluto y rotundo himno libertario que elabora una metáfora sobre la famosa frase aquella de que "la liberación del pueblo sólo podrá ser llevada a cabo por el pueblo mismo". La mayoría de las críticas que hay en la web sobre ambas películas solamente inciden sobre el antiestalinismo de la historia, sin darse cuenta (o sin querer darse cuenta) que Mr. Jones es tan malvado como Napoleón.

Esta película es buenísima porque mantiene completamente el espíritu anarquista original. Los animales son más felices y trabajan más y mejor cuando autogestionan ellos mismos sus asuntos; cuando se les arrebata la riqueza que producen, BIEN sea a manos de Napoleón O BIEN sea a manos de Mr. Jones, trabajan menos y peor porque no están esforzándose para ellos mismos sino para enriquecer a otros.

El final difiere con el de la novela, pero no me molesta porque es una película también para niños (lo cual es importante, es muy educativa para ellos). Además, no puedo dejar de sentir emoción ante este final.

"Permaneced siempre, y por toda la vida, fiel al principio de la solidaridad del trabajo, pues la traición más pequeña a este principio, la más ligera desviación de esta solidaridad, es, ante los ojos de la Internacional, el más gran crimen y vergüenza con que un obrero puede ensuciarse." -- MIJAÍL BAKUNIN
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
KesheR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
6 de octubre de 2006
64 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de las joyas de la corona de la televisión mundial. Una de las mejores series que he visto nunca. Dos series, de hecho: la original, producida por la BBC en el 2001, ha conocido recientemente un remake muy similiar por parte de la NBC. The Office (en ambas versiones) tiene una factura aparentemente sencilla que al espectador que pase por allí haciendo zapping puede parecerle cutre y sin interés y quitarla. Grave error.

Al más puro estilo mockumentary (falso documental), lo que ya de entrada la hace interesante, The Office refleja la vida en una oficina de trabajo cualquiera. Se dedican a distribuir productos de papelería, pero podría ser cualquier otra cosa. Aquí lo importante son los personajes; o más bien las personas, porque la naturalidad con la que interpretan los actores te hace olvidarte de que estás viendo ficción. La serie está rodada cámara en mano, con recursos propios del documental: primeros planos con testimonios, planos medios reflejando momentos significativos, planos largos y escondidos tras una maceta cuando se graba algo disimuladamente. Incluso, y esto me parece magistral, los personajes actúan de forma diferente cuando tienen las cámaras delante, evitando ser políticamente incorrectos y haciéndose los graciosos.

Pero, quiero dejarlo muy claro, ante todo es una comedia con mayúsculas. Es imposible no reírse con el jefe (un auténtico crack) y su asistente. El primero se esfuerza por ser gracioso constantemente, con lo que termina consiguiendo que todo el mundo le odie (lo que potencia su comicidad). El segundo es un frikazo insufrible que sólo busca hacerle la pelota al jefe.

Todo lo anterior vale para ambas versiones; las diferencias entre ellas se reducen básicamente a los actores. Tenemos al jefe: en la inglesa, un graciosillo cargante preocupado por quedar bien; en la americana, un histriónico que pone los nervios de punta. Tenemos al asistente del jefe: en la inglesa, un ex-militar rarísimo obsesionado con el ejército y con un físico siniestro; en la americana, un frikazo feo más cerca de Star Trek que de Vietnam. Tenemos al guaperas: en la americana, más guaperas. Tenemos a la secretaria: en la americana, mucho más buenorra. Y, en general, en la versión americana se exagera todo un pelín más que en la inglesa (como es de esperar), pero sin dejar en ningún caso ese ambiente hiperrealista.

¡Vedla!

P.D.: sólo se puede ver en V.O., cualquier otra cosa sería un pecado.
KesheR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
2 de julio de 2008
88 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿qué es esto?
me pregunto
observo a Mickey Rourke hacer
el puto
gilipollas
poner cara de gilipollas
moverse como un gilipollas
hablar como un gilipollas
con el culo hacia fuera como un
gilipollas
peleando como un gilipollas
escribiendo como un gilipollas
y como un
retrasado mental
además

¿qué es esto?
me pregunto
Bukowski no es esto

Bukowski es la dignidad del perdedor
Bukowski es emborracharse en una habitación a oscuras
Bukowski es mirar cómo trepa una araña por la pared
Bukowski es una puta de cincuenta años fumando un cigarrillo
Bukowski es tener una resaca que te arranque el alma del cuerpo
Bukowski es no coger el teléfono
Bukowski es leer a Hemingway sobre un charco de vómito
Bukowski es olvidarte de tu cumpleaños
Bukowski es cenar un bocadillo en Nochebuena
Bukowski es escuchar a Mozart en una radio de dos dólares
Bukowski es escribir un poema sobre la puta de Van Gogh
Bukowski es vivir un infierno trabajando de cartero

Bukowski es seriedad
Bukowski es suciedad
Bukowski es oscuridad

Bukowski no es
poner cara de gilipollas
moverse como un gilipollas
hablar como un gilipollas
con el culo
hacia fuera
como un
puto
gilipollas
KesheR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
10 de noviembre de 2008
56 de 58 usuarios han encontrado esta crítica útil
Fundido en negro.

Un bosque. Una colección aparentemente inofensiva de troncos indiferentes. La cámara se adentra poco a poco en aquel mundo ajeno, extraño, fantasmagórico. Alguien va caminando por la carretera y se aparta rápidamente al paso del equipo de filmación. No quiere formar parte del documento, no quiere formar parte del bosque, no quiere formar parte de la Historia.

Esto, básicamente, es Shoah: fantasmas y una Historia que no quiere ser filmada, que se resiste a quedar de algún modo explicada y encerrada en un documento. Ninguna crítica puede, pues, aspirar a capturar lo que supone este documental, pues transitivamente éste mismo se resiste a cualquier resumen o acotación. Shoah no puede ser explicado y no puede ser comprendido en su totalidad. Shoah sólo podría ser descrito mediante un poema.

Fundido en negro.

- Aquí estaban los judíos, aquí en esta misma Iglesia. Venían unos camiones y se los llevaban.
- ¿Sabían que los iban a gasear?
- Sí, yo creo que lo sabían... Gemían al entrar.
- ¿Cuántos camiones hacían falta para vaciar la Iglesia?
- Unos cincuenta...
- ¿Unos cincuenta?

Fundido en negro.

- Yo trabajaba en la policía. Me ofrecieron la oportunidad de trabajar menos, así que me apunté. Cuando llegué allí, me hicieron firmar un juramento de silencio. A continuación me dijeron que estábamos allí para llevar a cabo la Solución Final.
- ¿Se lo dijeron con esas mismas palabras?
- Así mismo: la Solución Final. Yo no había oído eso en mi vida.

Fundido en negro.

- Uno de los camiones volcó en una ocasión al dar una curva. La puerta trasera se abrió de golpe y los judíos cayeron. Todavía estaban vivos, se arrastraban. Un oficial de la SS sacó su pistola y comenzó a matarlos a todos. Después llamaron a los judíos de trabajo para que levantasen el camión y metieran los cadáveres dentro.

Fundido en negro.

Un tren se dirige lentamente hacia Treblinka. Lanzmann va detrás de la Historia, pero no la persigue. Más bien la seduce, se empapa de ella, deja que la Historia venga a él. Lanzmann captura la imagen del maquinista, guardada para siempre: Historia marcada en un cuerpo humano. Mientras nos acercamos a Treblinka junto a la cámara, los fantasmas nos saludan desde ambos lados de la vía. Algo está pasando. Algo se remueve en el corazón mismo de la Humanidad. Lanzmann no sabe lo que es, nadie lo sabe. Él sólo puede aspirar a acariciar los bordes de la sinrazón, probar sutilmente su sabor. Las grandes preguntas permanecen invariablemente encerradas bajo siete sellos de hueso, mientras que la enajenación y la indiferencia quedan plasmadas para siempre en un objetivo.

Algo no está bien, algo se retuerce en el aire inquieto. La cámara filma los túmulos donde millones de esqueletos no descansan en paz todavía.

Porque algo, sencillamente, sigue sin estar bien.

Fundido en negro.
KesheR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 19 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados