arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Néstor Juez
Ordenadas por:
674 críticas
6
15 de agosto de 2019
3 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine español crece año a año, como está demostrando un gran año 2019 de fuerte presencia en festivales internacionales. El cine de Industria se encuentra en un momento atractivo de calidad, y entre la cinefilia y la crítica especializada está ya muy asentada y apreciada nuestra gran corriente de cine independiente. Y dentro de este universo no hay realizador más consolidado y con mayor legión de aficionados que el ya no tan joven Jonás Trueba, un integrante más de una larga familia de cineastas. Breve es su filmografía pero en algunos circuitos culturales (vaya usted a saber porqué, pero no entremos en esos cenagales) empieza a tomar un cariz de leyenda. Servidor no lo tiene estudiado pero la única película que ha visto de este señor le satisfizo realmente poco. La que nos ocupa, sin embargo, ha sido aplaudida fuera de nuestras fronteras. Ganó el premio Fipresci de la crítica y la Mención especial del jurado de la Sección Oficial de Karlovy Vary. Esta es La virgen de Agosto. Filme que se estrena en un momento adecuado, de manera que la realidad hace eco a la ficción, y que hasta cierto punto sirve de homenaje y remanente de la labor cultural del Madrid de Carmena. Cine local sobre, por, para y en honor de su espacio, narrado con la sensibilidad y maneras de un cine independiente de escuela elevadamente validado. Deseoso de que el filme llevara la contraria a mis prejuicios y de descubrir al fin un filme que me hiciese reconocer el susodicho talento, acudí a la cobertura de este estreno con indisimulable interés. Me place escribir de una película sin atisbos de excelencia, pero sin duda una buena película. Una historia sobre una semana de cambios personales en el interludio estival sencilla en contenidos y formas, pero sensible y moderada en su puesta en escena y creación de momentos. Película de la vida habitual que no desentona y captura verdad.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Néstor Juez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
5 de mayo de 2019
3 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
El jueves comenzaron los cuatro días de maratones de cine de género, por segundo año consecutivo con el 8M y las manifestaciones por los derechos de la mujer en el horizonte cercano y, como ya es costumbre consolidada, con la elección de un taquillazo de gran productora que se estrenaba al día siguiente como preestreno de apertura de la muestra. En esta ocasión era el turno de Capitana Marvel, película de Anna Boden y Ryan Fleck que es la entrega número 21 del Universo Cinematográfico de Marvel, la inmediatamente anterior a Vengadores: Endgame y la primera protagonizada enteramente por una mujer. En los años 90, Carol Danvers es una piloto que pierde la memoria tras adquirir sus poderes, pasando los siguientes años de su vida entrenada para el combate por la Armada Kree en su guerra intergaláctica contra los Skrull. Pero cuando el conflicto la lleve de vuelta a la Tierra, descubrirá de dónde viene y descubrirá las verdaderas intenciones de ambos bandos del conflicto. Una película amena y divertida, un adecuada pasatiempo para abrir la Muestra. Una película completamente olvidable, sí, pero sobre la que se ha descargado más odio del que merece. El Nick Furia de Samuel L. Jackson da mucho picante a la película, rejuvenecido digitalmente con mucho tino, y el gato es un estupendo alivio cómico. La cosmología del personaje es atractiva, así como se agradecen los giros argumentales con los villanos. El guión, cierto es, se encamina por meandros tortuosos, el personaje protagonista de Brie Larson es romo y pobre y su arco emocional nos deja extremadamente indiferentes. Pero considerando lo que suelen dar de si las aperturas, aceptable.
Néstor Juez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
26 de enero de 2019
2 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Del mismo modo que hay directores venerados desde la admiración y el respeto, algunos son venerados desde el desprecio y la polémica. Con tantos fieles como detractores, y un amplio sector de la crítica y opinión pública preparados para vapulearlos a cada paso que dan. No hay realizador que mejor se ajuste a esta definición que el veterano danés Lars Von Trier. Un realizador para el que cada nuevo trabajo supone revuelo en los medios, generalmente sólo para demonizar lo bestias o violentos que son sus trabajos. Una postura que ha anulado la valoración de sus méritos artísticos. Si la decepcionante La ninfómana ya levantó las alarmas con el sexo explícito, llegaba el momento de la violencia extrema con su nuevo y esperadísimo (desde esta web) trabajo; La casa de Jack, presentada fuera de concurso en el último Cannes. También gustó en el Festival de Sevilla, y servidor ansiaba verla pese a sus recelos con la película anterior. Aprecio mucho el cine de Von Trier, en el que aún debo sumergirme mucho más, de las que Dogville o Melancolía me fascinan. Había motivos para esperar grandeza, y un tema y punto de vista para desarrollarlo que llamaban nuestra atención, por lo que me haciné en el primer pase de prensa que me fui posible. Y disfruté sobremanera con un largometraje que superó mis expectativas, contemplando otra de sus grandes películas, llamada a ser una de mis obras favoritas de 2019. Una película incómoda, desagradable y algo regodeada, pero también crítica, densa en su carga textual y artísticamente tan rica como cabía esperar. Una disección metafórica muy incisiva.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Néstor Juez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
5 de mayo de 2019
3 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras casi tres horas de gloria cinéfila, a las 22:00 se proyectaba una llegada más de Sitges, de los platos fuertes del certamen y de la película más oportuna a nivel argumental considerando las fechas en las que el evento se celebraba. Hablamos de la rebelde y protestataria Nación asesina, de Sam Levinson.
Un grupo de muchachas adolescentes se ven expuestas al escarnio, repudio y persecución pública en su comunidad cuando estas hagan pública en Internet información íntima de los ciudadanos, desatando una ola de violencia y odio irrefrenable. Un uso irresponsable del poder subestimado de los smartphones que desata una caza de brujas contemporáneas. Reflexión satírica de los peligros de los juicios sin pruebas en Internet, de la crueldad para demoler sin contexto ni contacto y de la facilidad de mover la opinión de los masas con el odio como pilar sustentada en la hipérbole, en la presentación de una realidad paralela exagerada que lleva esta confrontación de caracteres a la realidad más física, lacerante y bélica. Una manera, hasta cierto punto, potente de transmitir su mensaje. Todo ello a través de un poderoso lenguaje visual, de gran montaje, fotografía y recursos visuales. Un filme febril y rabioso, que produce emociones fuertes, atrapa, caldeó la sala y emocionó al respetable. Todo ello no es óbice de detectar una apuesta por el tremendismo efectista, el oportunismo (el feminismo de titular y tuit rebosa por cada minuto del metraje) y la banalización del discurso moral, simplificando algunas conductas y exagerando otras para que el mensaje quede prístino. Pero se nos traslada el discurso, no se transmite orgánicamente. Se juego todo a la baza del epatamiento y el exceso. Película que se cree más importante y madura de lo que es, y en última instancia es más una protesta hipster que cualquier otra cosa.
Néstor Juez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados