Haz click aquí para copiar la URL

Pequeño pez

Ciencia ficción. Romance Una pareja lucha por sacar adelante su relación cuando un virus que hace perder la memoria amenaza con borrar la historia de su amor. (FILMAFFINITY)
1 2 >>
Críticas 7
Críticas ordenadas por utilidad
8 de febrero de 2021
19 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Little Fish" trata sobre una pareja que está intentando mantener su relación a flote en una pandemia en la que un virus hace que las personas pierdan sus recuerdos poco a poco.

Estamos ante un film independiente americano que mezcla ciencia ficción y romance para contar una historia creativa y original, al mismo tiempo que dolorosa y real. Este tipo de películas sobre pandemias, o enfermedades que tienen contagios masivos podrían haber sido catalogadas hace unos años de distopías o futuros lejanos. Pero a día de hoy, por desgracia asumimos como posibles porque estamos dentro de una de ellas, no película -que ojalá- sino pandemia.

Desde que empiezas a ver la película, sabes que va a ser angustiosa, e incómoda. Pero la incomodidad no se produce por la situación de la sociedad en conjunto debido a lo que está sucediendo, sino por lo que ocurre en cada hogar de forma individual a todos aquellos que empiezan a padecer la enfermedad y como esto afecta en sus vidas personales y en sus relaciones. Algo así como una degeneración del ser, un retroceso intelectual y cognitivo que nos aleja un poco de lo que a un humano se refiere, y que hace que nos sintamos débiles e indefensos. Nosotros seguimos la pista de Emma y Jude, y de como esta intenta hacer todo lo posible para que su marido, consiga mantener la memoria y que no se olvide de ella, como ha estado ocurriendo con todos aquellos a los que el virus ha afectado anteriormente.

El valor fundamental que tiene la película es el tipo de perdida que refleja. que pese a que en la película esté asociado al virus, en la vida real está asociado a otros parámetros. Me recuerda un poco a lo que nos está ocurriendo actualmente a nivel social. Debido a la monotonía de nuestros días, a los pocos planes que se pueden hacer, al tiempo que llevamos todos sin ver a nuestros amigos y a todo lo que conlleva el bucle temporal macabro que estamos experimentando. Sufrimos cierta pérdida dentro de nosotros. Ya no retroalimentamos el presente con vivencias e historias que nos mantengan ocupados. Ahora solo nos refugiamos en casa y esperamos a que pase algo. Nos aferramos a un recuerdo que cada vez está más borroso de tanto recordarlo y, el hecho de no estar dentro de la normalidad a la que solíamos someternos, hace que sea imposible volver a construir ciertos recuerdos de una manera sólida. Porque.. ya lo dice Emma en la película:

- ¿Cómo vamos a construir un futuro... si no somos capaces de reconstruir el pasado?.

Como he dicho anteriormente, en la película ese sentimiento de pérdida está asociado al virus o a la pandemia, pero en la realidad, esa ausencia que se ve reflejada, puede aparecer en la monotonía, en el aburrimiento, en la falta de chispa o también en el paso del tiempo, y como eso hace mella en nuestros cerebros.

Un ejemplo de ello es echar la vista atrás e intentar recordar a nuestros abuelos fallecidos. La imagen que tenemos en nuestras mentes actualmente es muy diferente a la que teníamos de ellos el día que murieron, ahora más borrosa, difuminada e incompleta que por entonces.

En cuanto a los actores protagonistas, Olivia Cooke ( "Me and Earl and the Dying Girl" 2015) y Jack O'Connell ( "Unbroken", 2014) ("Skins", 2007), hacen una interpretación muy buena y acorde con la historia, convirtiéndose en uno de los motivos por los que esta película merece la pena.

A pesar de ser una cinta dolorosa, verosímil e incómoda en ciertas ocasiones, ha sido muy agradable haberla encontrado debido a su originalidad, a su rápido visionado y a la atmósfera tan creíble que los protagonistas crean en torno a ellos. Me recuerda un poco a la islandesa "Bokeh" (2017), con trazas de "Eterna Sunshine of Spotless Mind" (2004). Es importante que no la juzguen por tratarse de un romance, la importancia de esta no es la historia de amor sino como los protagonistas hacen frente a una realidad compleja que a todos nos va a afectar tarde o temprano.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Eufo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de enero de 2022
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Posiblemente la mayoría de las personas que conozcan esta historia la relacionarían con la situación mundial que estamos viviendo. Es inevitable. No obstante, personalmente me ha dado bastante pánico pensar que quizás no es tan ciencia ficción como se presupone. No por la temática pandémica actual, sino simplemente porque refleja una versión, a priori bastante "irreal", sobre algo que existe en nuestra realidad.

Existe, por desgracia, una enfermedad que hace que la memoria de las personas se pierda y los recuerdos de toda una vida se desvanezcan. A medida que el cuerpo va envejeciendo, también lo hace la mente....
Me ha hecho reflexionar más de lo que esperaba y para mí, cuando eso ocurre, es suficiente para recomendarla.

Así mismo, trata de amor. Es una historia de amor, inventada, real, triste, desgarradora y bonita a la vez. Creo que habla de una realidad sobre la idealidad efímera de los recuerdos.

Cada persona tiene una memoria, unos recuerdos y las vivencias de cada uno son únicos. A pesar de vivir el mismo momento con otra persona nunca habrá dos recuerdos iguales. Al mismo tiempo, nos muestra la tergiversación de la mente humana. Es fascinante.
Pero, sobre todo, en definitiva, te hace valorar mucho más; si eso es posible, nuestros recuerdos.


" A veces las cosas no son como las recordamos, sino como queremos recordarlas" (gracias)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
GenmaGenma_sn
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de mayo de 2021
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Little fish es una historia de amor nada o muy poco edulcorada, quizás también de interacciones humanas, en un marco de ciencia ficción que nos es bastante cercano, como es el de una pandemia. Digo esto porque la razón por la que me acerqué al filme fue por esa etiqueta de sci fi, y la de cine independiente, que a veces nos regalan notables joyas. Y la vi sin tener idea de su argumento, una práctica que reconozco arriesgada, pero que en este caso fue bastante grata.

Lo primero que destacaría de esta película, y sobre lo que creo que se sostiene, al menos principalmente, deben ser sin duda el dúo actoral entre Olivia Cooke y Jack O’Connell, quienes cumplen con creces con interpretaciones creíbles y cercanas. Por otro lado, del guion se percibe un buen manejo del ritmo y los cambios de tono de la película, pues la combinación de los factores -historia de amor + contexto de ciencia ficción- hace que la intriga y una especie de sensación de thriller vayan emergiendo con el paso de los minutos que, contado como está, enriquece la historia.

La película, además, tiene para mí otro punto a su favor y se trata del final, que sin ser nada del otro mundo, se siente como un cierre certero, verosímil y con un último detalle para el espectador para cerrar el relato y dejarnos pensando. La dirección y la cinematografían lucen bastante bien también, resultando, tal vez, un punto más discreto que sin embargo es parte de un buen engranaje. Recomendable
Ricardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de septiembre de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sacar esta película en tiempos de pandemia nos verifica que a pesar de que un virus nos ha asolado y puesto en alerta, hay otras cosas que podrían ser mucho peor en esta vida. La de perder la memoria de lo que fuiste puede ser la peor de todas.
Es una obra dramática sublime que te hará hasta sacar una lagrimita en algún momento. Una música sensacional de Keegan Dewitt.
Seeker
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de enero de 2023
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Little Fish utiliza la excusa de un virus para concentrar lo que en esencia es el ser humano. Somos hijos de nuestros propios recuerdos, cimientos sobre los que, como arquitectos, tratamos de levantar sueños que no son más que el fruto de lo que somos y fuimos, siempre desde nuestro exclusivo punto de vista porque lo principal es sobrevivir. Esta reflexión no debe desarrollarse aquí, pero Hartigan la tiene muy clara al abordar el tema principal.

Little Fish es una película tan fresca como triste y tan triste como auténtica. Ha sido toda una sorpresa, en general y en lo otro, llena de huevos de pascua. Tiene tanto sobre la pérdida constante como sobre la fugacidad de los momentos y la importancia de aprehender lo que no puede conservarse. Es hermosa y vital, conmovedora y alegre, tierna y devastadora. Se trata de una cinta encantadora, llena de contrastes, profunda pero liviana, importante y pequeña. Completa.

Su propuesta narrativa es original y la presentación de personajes es muy viva. Avanza de forma fácil gracias a un buen guión, pero se sostiene con dos interpretaciones de lujo, conectadas con una complicidad absoluta. Olivia Cooke está magnífica en un papel lleno de matices y contradicciones en el que consigue encontrar un equilibrio delicado. Jack O’Connell, con su compromiso habitual con sus personajes, vuelve a dar un nivel tan extraordinario que podría llegar a pasar inadvertido. No se le conoce un papel peor que bueno. Tremendos ambos para dotar de sentido a esta particular y frágil historia de amor.

La impresión general ha sido tan positiva que me cuesta destacar los puntos fuertes de la película. En mi opinión, su virtud principal es reducir el universo a dos vidas muy concretas. Y esas vidas, esa vida, se convierten de alguna manera en la del espectador durante hora y media de emociones y sensibilidad. Somos frágiles. El mundo se hunde dentro de las casas. Hay un virus suelto, y es la vida misma.
javi_crm
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow