arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Terrassa
Voto de sans2222:
7
6,3
2.930
votos
Sinopsis
En 1911, embajadores de toda Europa acuden a Londres para asistir a la coronación de George V y la reina María. Uno de estos enviados pertenece a la embajada del reino de Carpatia y no es otro que el propio regente del país, el Gran Duque Carlos. En su primera noche en la capital británica, el Gran Duque decide visitar el Coconut, un cabaret en el que actúa como corista la señorita Marina. (FILMAFFINITY)
25 de diciembre de 2008
14 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Londres, 1911. Ante la coronación del rey inglés Jorge V muchos son los invitados de distintas casas reales de toda Europa: Entre ellos, el regente de Carpatia, el Gran Duque Charles (Laurence Oliver) y su hijo Nicholas (Jeremy Spenser), quien en breve se convertirá en el próximo rey del país balcánico.
Tras acudir a una representación teatral, el Gran Duque requiere la presencia en su residencia de una chica de corista llamada Elsie Marina (Marilyn Monroe).

Una comedia con el único (y gran) interés que mostrar juntos a dos grandes personajes de la historia del cine: el actor shakesperiano Laurence Oliver y la sex symbol Marylin Monroe.
“El príncipe y la corista” adapta una obra teatral del dramaturgo británico Terence Rattigan (autor de “Mesas separadas”) significada por el encuentro sentimental entre dos caracteres centrales distanciados a nivel social y económico, con el manido asunto del “pez fuera del agua” en un contexto de comedia ligera y romántica.
La película, narrada con estilo y de manera rítmica por Olivier y dotada de una exquisita dirección artística, plena de refinamiento, lijo y boato, fracasa en parte por la flojedad de su guión, que poco más ofrece de relevancia que el primer intento de ligoteo por parte de Olivier, quien en principio solamente desea sexualmente a una Marylin enfundada en un ajustado vestido blanco, ofreciéndole una divertida cena tras acudir a contemplar su función en el West End londinense.
Este intento de conquista y juego de seducción, repetido posteriormente de manera muy diferente, con brillantes diálogos, una meritoria puesta en escena y una considerada química entre dos estrellas, es lo más salvable de una película que con posterioridad parece no despegar hacia ningún lado.
Ni la subtrama política que conlleva un miramiento a la relación paterno-filial y a los procedimientos dictatoriales, ni el aspecto más sentimental del film deparan grandes momentos cinematográficos.
El apreciable talento de Marylin Monroe para la comedia y sus atractivos atributos físicos no pasarían desapercibidos para Billy Wilder, quien posteriormente la haría brillar en “Con faldas y a lo loco” y “La tentación vive arriba”.
sans2222
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados