arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Gigante

7,4
24.257
votos
Sinopsis
El joven terrateniente Jordan 'Bick' Benedict (Rock Hudson) llega a su inmenso rancho de Texas con su flamante esposa Leslie (Elizabeth Taylor), una rica y bella muchacha del Este. No tardan mucho en descubrir que pertenecen a mundos radicalmente opuestos y que los separa un abismo. Jett Rink (James Dean), un joven y arrogante empleado de los Benedict, tiene la suerte de encontrar petróleo en unas tierras que le ha dejado en su ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 9 >>
7 de noviembre de 2010
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gigante es una película estadounidense de 1956 dirigida por George Stevens, basada en la novela del mismo título de Edna Ferber. Con más de tres horas de metraje, George Stevens (Gunga Din, La mujer del año, El asunto del día, Un lugar en el sol, Raíces profundas, La historia más grande jamás contada) ofrece una historia nada convencional, que incluye un estudio psicológico hondo y sutil de sus personajes. Rock Hudson es el marido texano, buena persona pero terco, que irá madurando. Elizabeth Taylor da vida a su esposa, una mujer aguda, inteligente y cariñosa, que sabe gobernar su familia, y que sabe sobreponerse a las inevitables dificultades conyugales de todo matrimonio.
Es una descripción histórica de más de 50 años, de la sociedad estadounidense desde el surgimiento del petróleo, y cómo transformó a muchas familias en nuevos ricos. La película toca aspectos de racismo y discriminación hacia los inmigrantes hispanos, que en esa época estaban en un punto extremadamente álgidos, sobre todo, en la mayoría de los territorios sureños. Si una película define de alguna manera a Texas, el estado de "la estrella solitaria" en EE.UU., esa película es sin duda Gigante. Una película tan grande como su título.
De nuevo la Taylor se faja una espectacular interpretación. Ni hablar de Rock Hudson que durante varios años su carrera estaba estancada.
La carrera de Liz estaba siendo menospreciada por la Metro, ya que solo la incluían en producciones históricas donde no había mucha oportunidad de mostrase. Solicitada por George Stevens (ya la había dirigido en Un lugar en el sol), Liz fue prestada a la Warner Bros para protagonizar junto a Rock Hudson y James Dean, la ambiciosa superproducción, sustituyendo al Grace Kelly, elegida en un principio (se había comprometido en matrimonio con el príncipe Rainiero). El rodaje de la película no resulto agradable para Liz; su espalda comenzó a mostrar los primeros síntomas de afección. Además de soportar imperturbablemente el duro golpe de la muerte en accidente automovilístico de James Dean, del cual eran grandes amigos. Curiosamente para el papel de Dean se había pensado en un principio en Richard Burton, su interpretación le valió una nominación al premio de la academia como mejor actriz, curiosamente la interpretación de la Taylor se supera a sí misma en la segunda mitad del filme, cuando su pelo empieza a encanecer.
Con respecto a Rock Hudson, sus últimas apariciones en la pantalla ya la habían dado un lugar importante en la industria cinematográfica. Nadie esperaba en Hollywood que Rock desbancara ha estrellas de la talla de Clark Gable, Gary Cooper o William Holden por el papel de Dick Benedict el ranchero de Reata. Esta interpretación no solo consolido de su status de estrella cobro por ella 250.000 dólares, una fortuna si se comparaba con lo que recibía de su contrato con la Universal.
Diez candidaturas al premio de la academia del cual fuera triunfadora en la categoría del mejor director George Stevens.
Hector Zuleta
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de mayo de 2007
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nos encontramos ante una obra maestra del cine clásico en la que tratan diversos temas, tanto la familia, el progreso de la sociedad (las personas con poder económico ya no son lo que eran... lo que se diría "nuevos ricos") y el amor. La historia que se cuenta es muy buena y sobre todo realista dentro de lo que es el contexto del estado de Texas de la primera mitad del siglo XX. Dado que desde el comienzo de la película hasta el final pasan muchos años podemos ver como evolucionan los personajes, sobre todo James Dean y Rock Hudson, de una manera totalmente espectacular...

En definitiva, todo un clásico que merece la pena ver.
Gema
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de junio de 2010
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ambiciosa superproducción basada en la novela de Edna Ferber y que narra la vida de Jordan Benedict Jr. (Rock Hudson), un adinerado sureño, a partir de su encuentro con la terca y obstinada (pero de gran corazón) Leslie (Elizabeth Taylor). Aunque su relación no comienza con buen pie pronto se casan y ella se va a vivir junto a su recién estrenado marido a los terrenos que éste posee. Terrenos que dirige con mano firme junto a la inestimable ayuda de su arisca hermana, Luz (Mercedes McCambridge). Una vez allí Leslie se dará cuenta de la grandeza del lugar y de las miserias de la clase obrera, a la vez que hará amistad con el extravagante Jett (James Dean), un tipo que trabaja para los Benedict y por quien Luz procesa un cariño especial, aunque no sea del agrado de Jordan.

Stevens recrea con soltura tan compleja historia, la cual abarca buena parte de la vida de los protagonistas. Si bien, lo cierto es que para ello necesita más de tres horas, lo que, lógicamente, hace que el relato se resienta, por muy interesante que sea, que sin duda lo es. Aún y con todo, la historia intenta abarcar tanto que, a pesar de la duración (el mayor problema al que se enfrenta la película), nos deja con la sensación de que existen lagunas en algunos de sus pasajes por la precipitación con que se suceden los acontecimientos.

La película cuenta con un magnífico plantel de actores en el que destacan su popular trío protagonista. Rock Hudson encarna a la perfección al rudo y algo osco cabeza de familia y propietario del lugar, mientras que el aura de inconformismo (y malditismo) de James Dean casa perfectamente con su autodestructivo personaje, por su parte, Elizabeth Taylor tiene a su cargo uno de los papeles más agradables y agradecidos de la función, realizando una espléndida interpretación que fue injustamente olvidada en las nominaciones a los Oscar. Igual de injusta y flagrante fue la casi nula repercusión que tuvo la película en dichos premios, de diez nominaciones que acumuló sólo fue recompensada con un premio: mejor dirección. Algo ilógico, sobre todo teniendo en cuenta que al estupendo trabajo de dirección y de sus intérpretes habría que sumar su buen acabado técnico. Puede que Gigante no sea una película redonda, pero sí un gran trabajo y una historia emotiva y llena de valores.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ddarko_1980
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de septiembre de 2012
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Larguísimo film que adapta la novela de Edna Ferber, que contó con tres superestrellas de Hollywood como son Elizabeth Taylor, James Dean y Rock Hudson. El productor y director George Stevens (autor de Un lugar en el sol y la maravillosa e inolvidable Raíces profundas) es el encargado de realizar este estupendo melodrama sureño lleno de ambiciones, arrogancia, odio, cariño y orgullo, con unos personajes racistas y conservadores, que son contrastados con mentalidades más abiertas y altruistas.

Más de tres horas de metraje, que si bien es cierto se hacen bastante largas pero pasaderas, para una película que se ha convertido en todo un clásico. Gigante estuvo nominada a 10 categorías de los Oscars, entre ellas, mejor película, mejores actores principales (James Dean y Rock Hudson) o mejor director, que fue la única estatuilla que se llevó. A destacar la espléndida partitura de Dimitri Tiomkin y la luminosa fotografía de William Mellor.

En el reparto, a parte del fantástico trio de actores protagonistas, también hay que mencionar a la actriz que pronto se convertiría en un pequeño sex symbol, Carroll Baker (interpretando a la hija menor de Leslie Benedict, cuando en realidad era un año mayor que Liz Taylor) y a un joven Dennis Hopper.

Por último decir, que Gigante se trata de la tercera y última película del actor James Dean, que falleció en un trágico accidente de automóvil poco después de terminar de rodar todas sus escenas.
Angel Lopez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de diciembre de 2014
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gigante de George Stevens es un drama romántico de cine épico sobre una bella joven del este que se casa con un rico tejano con el que mantiene sus diferencias, pero que a pesar de ello, pasa los años junto a él observando como uno de sus antiguos empleados encuentra petróleo y se enriquece en unas tierras que heredo de la hermana del rico tejano. Dirigida con un ritmo pausado y con el estilo habitual de melodramas de vida rural americana, es una obra que profundiza en sus personajes y su entorno, centrándose sobre todo en sus defectos para mostrar tal cual son y sacar así todo el jugo posible a uno de esos films que cualquier cinéfilo clásico amante del género debe ver al menos una vez en su vida, concluyendo una película hermosa con enormes interpretaciones y provocadora trama.
La fotografía es lumínica y vistosa al mostrar de forma evocadora cada lugar, cumpliendo con una labor hermosa y cuidada en detalles grandiosos que cautivan haciendo gran juego de claroscuros que sacan lo mejor de la historia. La música es melódica y bella en sus sonidos agradables y autóctonos que acompañan el film en una excelente tarea según el momento de la acción, encantando con ello a todos los públicos. Los planos y movimientos de cámara consuman una estupenda labor técnica mediante el uso de los panorámicos, primeros planos, reconocimiento, seguimiento, avanti, retroceso y generales que sacan lo mejor de la acción y las interpretaciones. Cabe destacar también, el montaje lineal y seguido que no se toma prisas en exponer la historia y mostrar los fallos y virtudes de sus protagonistas.
Las actuaciones son soberbias y excepcionales. Como protagonistas Elizabeth Taylor está radiante y rebelde en su sentido personaje, Rock Hudson trabaja con carácter y firmeza y James Dean está auténtico en un magnífico papel, siendo cumplidoras las interpretaciones de Carroll Baker, Jane Withers, Chill Wills, Mercedes McCambridge, Sal Mineo y Dennis Hopper entre otros. La dirección artística emplea para estos unos vestuarios y caracterizaciones distinguidos e impolutos por un lado y elegantes y evocadores a Texas por el otro, marcando en todo momento la diferencia de clases sociales, al igual que con los ostentosos decorados de interiores según el lugar que te transportan in situ.
El guion, escrito por Ivan Moffat y Fred Guiol y basado en la novela de Edna Ferber, es profundo y se toma su tiempo tanto para exponer la historia como por indagar y desmontar a los personajes y sus difíciles formas de ser, logrando un melodrama histórico tanto en sus interpretaciones como en su extensa y sustanciosa historia hermosa que es para ver tranquilo en casa, sin prisas por finalizarla, ya que es un film para deleitarse al completo y disfrutar de todos sus detalles cinematográficos. Además, tiene el aliciente de tocar temas tan delicados como el racismo y el distinto trato según la clase social. Esto se lleva a cabo con una narrativa clásica y profunda, que de un modo expresivo e insidioso deja clara la personalidad de cada protagonista.
Para finalizar, la considero una obra indeleble e insustituible en el séptimo arte que no se toma prisas en explicar la historia y dar a conocer a unos personajes con muchos defectos, concluyendo un film que aunque algo largo cumple ampliamente con su cometido y cautiva a los amantes de los melodramas envueltos en un trasfondo histórico, político y racial. Recomendable por su dirección, guion, actuaciones, fotografía, música, montaje, planos, vestuarios, caracterizaciones y narrativa que vuelven a Gigante, un film atractivo en los puntos del amor, la riqueza, la lealtad, el racismo y la integridad familiar en los malos momentos.
Elcinederamon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 9 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados