arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Sibila de Delfos
Ordenadas por:
2.897 críticas
7
1 de abril de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Correcto thriller de aventuras dirigido por Kevin Macdonald, cuya mejor película sigue siendo, sin duda, El último rey de Escocia (aunque La sombra del poder tampoco estaba nada mal).
Macdonald es un cineasta arriesgado cuyo estilo de dirección está lleno de pasión y planos muy bien pensados para resultar arrebatadores. De hecho, siempre lo he visto un poco como un alumno aventajado de Michael Mann, sin llegar a la maestría del maestro, por supuesto, pero especialmente en la mencionada película sobre Idi Amin Dada siempre me dio la impresión de que esos planos de África y esas escenas tan intensas podrían haber venido firmadas por el director de Heat o Collateral. Ese Macdonald intenso y clásico vuelve a aparecer en Black Sea, una cinta de aventuras y un thriller con paralelismos espirituales reconocidos con El tesoro de Sierra Madre, la obra maestra de John Huston. La película es correcta, notable incluso, gracias al trabajo del director, de un Jude Law estupendo (sobreponiéndose al hecho de que su estilismo esta vez no resulta muy creíble para un viejo lobo de mar como se supone que es su personaje) y de una historia que, aunque no cautiva, sí entretiene y mantiene el interés en todo momento.
No es una obra maestra, depende en exceso de su protagonista y de la relación cuasi paterno-filial entre Robinson y el joven Tobin, pero es correcta y elegante. Muy elegante.
Sibila de Delfos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
31 de marzo de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
3 generaciones (aunque su título original, About Ray, es mucho mejor y más apropiado), es una película agradable, sin duda, emotiva y entretenida.
También tiene un aire inconfundible de telefilme, todo sea dicho, como se aprecia en su estilo de dirección de plano-contraplano y en su cierto abuso del sentimentalismo. Sin embargo, merece la pena ser vista, porque hace una gran representación de las dificultades que encuentran las personas trans, especialmente los adolescentes como Ray, para ser quienes desean ser y poder reflejarlo también burocráticamente. Los personajes de Ray y Maggie están muy bien delineados y desarrollados, aunque sorprende que Ray sea casi un secundario en toda esta historia, con muchos menos minutos en pantalla que su madre o incluso su abuela. Un personaje este, el de Dolly, que, pese a estar interpretado por la gran Susan Sarandon, no tiene demasiado que hacer en la historia, como tampoco lo tienen otros personajes secundarios y sus respectivas tramas (atención a la conversación de Maggie con su amante Jake mientras están en la cama). Por suerte, la trama principal, la de Ray y sus dos padres, es suficientemente interesante e intensa como para mantener el interés durante sus ajustados minutos, lo cual sin duda es un acierto (no tenía sentido estirarla más).
Elle Fanning, una excelente actriz que brilla siempre en todos sus trabajos (incluso en aquellos en los que no tiene apenas espacio o el guión no acompaña mucho, como le ocurre en las dos partes de Maléfica), demuestra con su sensible interpretación que su elección era correcta, aunque hubiera protestas en su momento. Más que si el actor o la actriz es trans o cisgénero, lo que de verdad importa es que el guión haga una representación fidedigna de la realidad de estas personas y que la interpretación del intérprete escogido sea correcta, y 3 generaciones tiene ambas cosas. Fanning está estupenda, como siempre, entregada en cuerpo y alma a dar vida a Ray. A su lado, Naomi Watts, con un personaje precioso, hace una de sus mejores interpretaciones de los últimos años de una carrera que tuvo su momento álgido con la dupla 21 gramos-Mullholland Drive, pero en la que abundan grandes personajes como los que ha hecho en St Vincent, Birdman, The Ring o, por supuesto, Lo imposible.
En definitiva, una película agradable y correcta, aunque no perfecta, desde luego.

Lo mejor: Elle Fanning y Naomi Watts, estupendas, y el retrato tan acertado de las dificultades burocráticas que sufre la adolescencia trans.
Lo peor: Las tramas secundarias no aportan nada, y hay un cierto tufillo a telefilme.
Sibila de Delfos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
31 de marzo de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Poca gente lo sabe, pero Mélanie Laurent, la actriz francesa revelada al mundo por Tarantino en Malditos bastardos, también es cineasta y tiene ya unas cuantas películas a sus espaldas como directora.
Galveston, la primera que rodó bajo bandera americana, es una muy grata sorpresa. Se trata de una muestra notable de cine negro, thriller puro, con un aire noir bastante clásico que transpira desde la fotografía (siempre oscura, llena de colores fríos) hasta el decorado (ambientes "sucios", peligrosos, solitarios), pasando por los personajes, que resultan creíbles y cercanos, y el tono de violencia y peligro que se mantiene durante sus ajustadísimos y acertadísimos 90 minutos de duración. No por casualidad, la película adapta una novela de Nic Pizzolatto, recordado ya por siempre como el creador de la fabulosa True Detective. Laurent maneja la cámara con brío, controlando todas las aristas del relato y triunfando tanto en las escenas de más acción como en las más intimistas, que describen el romance lleno de emotividad entre Roy y Rocky. Por suerte, además, Laurent ha tenido el buen ojo de escoger como protagonistas a Ben Foster y Elle Fanning, dos intérpretes superlativos que realizan dos trabajos estupendos en la piel de estos dos amantes a la fuga y en constante peligro. Foster es simplemente perfecto para este personaje tan complejo que es Roy, y a Fanning sencillamente no hay género ni personaje que se le resista. Una superdotada, a sus jóvenes años.
En definitiva, una película a descubrir, recomendar y disfrutar.

Lo mejor: Su aire noir, puro cine negro, y el carisma y talento de su pareja protagonista.
Lo peor: En realidad nada, salvo que no es una obra maestra tampoco.
Sibila de Delfos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
30 de marzo de 2020
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los deportes en el cine, o para el caso en una serie de televisión, nunca lo tienen fácil para gustar. Quitando algunas excepciones honrosas (Carros de fuego, Rocky, Million dollar baby o Toro salvaje... el boxeo parte con ventaja, sin duda), los deportes en la ficción no terminan de calar en el espectador. No son muy cinematográficos, que digamos, pese a las posibilidades que ofrecen para contar historias de superación y emociones.
Un juego de caballeros sufre un poco de este síndrome. Es una producción elegante, cuidada, bien interpretada (por actores, además, bastante desconocidos, o por lo menos que no se prodigan en todo lo habido y por hacer, lo cual siempre es refrescante) y bien escrita, como no podía ser de otra forma siendo británica y siendo Julian Fellowes su creador, pero sencillamente la historia no engancha, no motiva, no apasiona. Los personajes están bien desarrollados, sí, y resulta curioso poder conocer cómo comenzó el fútbol profesional en Inglaterra tal como lo conocemos hoy en día, pero el resultado general de la serie es correcto, sin más. Y esto es así porque le falta emoción e interés.
Con todo, una producción curiosa y recomendable, especialmente para los más aficionados al deporte más popular del mundo.
Sibila de Delfos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
28 de marzo de 2020
2 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Javier Gutiérrez es uno de los mejores actores de España. En televisión, cine o teatro, en comedia o en drama, trabajando la aventura o el thriller, es siempre un modelo de cómo construir un personaje y defenderlo con todos sus matices y emociones para que resulte cercano al espectador. Sin embargo, en esta ocasión, la película no acompaña.
Los hermanos Pastor, como ya demostraron en Los últimos días, son dos cineastas voluntariosos, que saben cómo trabajar el género, apasionados, valientes y llenos de ilusión. Tienen además un estilo tras la cámara que es envidiable y resulta ciertamente internacional, por lo que no sería raro verlos en el futuro dirigiendo algo bajo bandera americana. Sin embargo, una vez más les vuelve a fallar el guión. En Hogar, la idea es buena, muy buena, incluso, pero el desarrollo no produce la tensión y el misterio que debería. El resultado es, por tanto, descafeinado y algo decepcionante, y depende en exceso del virtuosismo de Gutiérrez, secundado además por intérpretes que no terminan de encontrar su sitio, incluyendo a un Mario Casas que ha estado mejor otras veces (por ejemplo en Mi gran noche, Grupo 7, La mula o Las brujas de Zugarramurdi).

Lo mejor: Javier Gutiérrez, siempre fabuloso. Qué monumental actorazo.
Lo peor: Le falta mucha tensión e interés.
Sibila de Delfos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados