Wilfred (Serie de TV)

6,9
2.113
votos
Sinopsis
Serie de TV (2011-Actualidad). Adaptación de la serie homónima australiana. Ryan (Elijah Wood) se hace amigo del perro de los vecinos. Mientras él lo ve como un hombre disfrazado con un traje de perro, el resto de personas tan sólo ve un perro. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
añadir crítica ver por títulos
user-icon Maldito Bastardo   Raccoon City (Estados Unidos)
Buena
17 de Julio de 2011
57 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Primer episodio, “Happiness”, felicidad, segundo “Trust”, confianza, tercero “Fear”, temor, y cuarto “Acceptance”, aceptación…

“Wilfred” era uno de esos proyectos que habitaba entre la noticia televisiva alternativa. Una apuesta peculiar y particular. La serie no es original ya que procede de un previo australiano, con mucho éxito de crítica y público, y se mantiene fiel al original fichando al Wilfred que conquistó premios a ladridos (Jason Gann) y a una estrella de renombre como Elijah Wood para el papel protagonista de Ryan. El argumento es bastante bizarro y parece sacado de clip de Michel Gondry, Charlie Kaufman o Spike Jonze. De hecho la fuente utilizada, color, fondo y diseño del logo de “Wilfred” nos remite a la utilizada en “Donde viven los monstruos”. Pero el monstruo aquí es el mejor amigo del hombre y protagonista y también puede convertirse en su mayor enemigo.

El arranque de cada episodio se realiza con frases célebres de Mark Twain, Thomas Fuller, Mahatma Gandhi, George Orwell… remarcando cada título del episodio. Pero no es una serie de auto-ayuda aunque el protagonista, en un intento de suicidio, descubra a un amigo como Wilfred que le ayuda a enfrentar y superar sus temores y traumas con dudosos y caninos métodos. ¿Está loco? ¿Drogado? ¿Muerto? Poco importa. En un verano en el que sólo habita la decepción por las nuevas series como “Alphas” o “Falling Skies” y en el que nos hemos quedado sin “The IT Crowd” nos queda el consuelo de “Wilfred”.

Las situaciones de esta sitcom para adultos cuentan con droga, tacos, violencia carnal y peluda y referencias sexuales (zoofilia por su puesto en el menú). Aceptemos, entonces, que después de “Wilfred” ya no podremos ver un perro de la misma forma. Aceptemos, por lo tanto, que “Wilfred” va a ser nuestra sitcom para el verano del 2011. Que no se quiere suicidar en las parrillas televisivas. Que quiere vivir. Ladremos al unísono a los cuatro vientos para celebrarlo alejando nuestros temores. Bienvenidos a la comedia absurda donde la locura va ligada a la felicidad, ¿a nuestra felicidad?
Maldito Bastardo
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Loco8   http://criticasen8mm.wordpress.com (España)
Notable
17 de Enero de 2012
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Wilfred es una de esas series que aparecen de la nada y se diluyen entre los grandes éxitos del año, pasando a formar parte de las series veraniegas sin demasiado éxito. Es una sitcom diferente y le da mil vueltas a Modern Family (sigo sin verle la gracia), por poner un ejemplo. Todo comienza con el intento de suicido de Ryan (Elijah wood), un ex abogado que se siente fracasado y decide poner fin a su vida sin éxito. Es en ese momento tan delicado cuando Ryan conoce a Wilfred (Jason Gann) un perro, mascota de su vecina Jenna (Fiona Gubelmann), con el que Ryan trabará una especial amistad. El problema para Ryan es que, mientras que Jenna y los demás personajes, ven un perro normal y corriente, Ryan (y el espectador) ven a un hombre con traje de perro: Wilfred. Ryan, como no podía ser de otra forma, se enamora de Jenna e intentará ordenar su vida para poder ofrecer al mundo, y a Jenna, un nuevo Ryan, no obstante, Wilfred no se lo pondrá fácil. Este es inicio de una de las grandes parejas que las sitcom americanas (aunque es un remake de una serie homónima australiana) han parido en mucho tiempo. Wilfred no tiene la friki-verborrea de Sheldon, ni la chulería explicita de Hank Moody, pero si tiene un punto wilfredfilosófico y manipulador que es, sencillamente, genial.

Lo que me gusta de Wilfred es su sucia forma de ver la realidad, nublada por el humo de la marihuana, el porno y el alcohol. La moralidad vista por un perro que mientras te dice lo que tienes que hacer le da una metódica calada a un porro y encula, a lo cabra en el risco, a un oso de peluche gigante. Wilfred es un viaje bizarro a lo más profundo de la sensibilidad humana y el aprendizaje personal. Es una sitcom llena de momentos cómicos y gags magníficos, pero con un cierto poso aleccionador que, sin duda, hace de ella una serie atractiva para disfrutar si calentarse la cabeza demasiado. O no

la serie avanza explorando aspectos psicológicos de Ryan y de su vida pasada contrapuestos con los problemas de su vida actual. Wilfred lo pondrá a prueba constantemente y lo hará culpable de infinidad de cosas con la personal idea de que así ayuda a Ryan a superar el estado actual de su vida. ¿Lo conseguirá? Es difícil saberlo. Con el tiempo, la serie se vuelve paralelamente más bizarra a la vez que más psicológica. Ya no será sólo Ryan el perjudicado por los constantes desvarios de Wilfred, sino que el espectador también participará de ellos.

La serie llega a su punto culminante en el último minuto del último capitulo donde todo, absolutamente todo, se pone en entredicho. La integridad psicológica de Ryan se ve, si cabe, más dañada por un juego del que él es participe y culpable y que lo lleva a explorar en su subconsciente para poder comprender en su totalidad el mensaje que Wilfred había testimoniado a lo largo de su relación, pero es en ese momento cuanto la gran pregunta que todos nos hicimos surge: ¿Quién es Wilfred?
(El resto de la crítica puede contar partes de la película) Ver todo
Loco8
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon perfe   Málaga (España)
Buena
29 de Mayo de 2013
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil.
El principio del primero episodio ya prometía, una serie entretenida y amena, de una apariencia peculiar y divertida, pero que guarda mucho más ... mi pregunta, y la que muchos se harán o creerán la respuesta: ¿Quién es Wilfred?

Nos vemos con un tipo con apariencia de pringado, al que todo el mundo utiliza y que se deja mangonear, que no tiene más ganas de vivir porque se verá así para siempre y no puede afrontarlo entonces ... aparece Wilfred y le hace ver el mundo de otra forma, un perro con el que puede hablar, el cual ve el como un tipo vestido de persona, y Wilfred le hace ver las cosas desde otro punto de vista, y le enseña lecciones, a veces pasándose de la ralla, dándole por culo (es una expresión que lo dice todo) molestando y perturbando a Ryan, nuestro protagonista ... aunque el reaccione normalmente con un cabreo suave o directamente sin el.

Es un gran punto fuerte las lecciones de Wilfred en la serie, ya que además, cada episodio tiene el nombre, la cosa sobre la que se va a dar una lección, comenzando con una frase inicial célebre (todas muy buenas) y de ahí la lección, muy originales las maneras diversas en las que Wilfred transmite el mensaje a Ryan ... o ... ¿es a sí mismo?, ¿puede que sea Wilfred Ryan? ... realmente es el gran misterio de la serie, y el mismo Ryan busca la respuesta, aunque por el último episodio de la temporada 2 se va vislumbrando algo.

Los guiones mordaces, las características de cabrón y porrero de Wilfred, el inocente, patético y buenazo de Ryan , los amores, desamores, las lecciones ... y un humor de perros son las delicias de la serie, una serie entretenida y de episodios amenos, de las que podemos aprendernos unas cuantas lecciones y bueno, como serie merece ser vista.

Pero yo aún me sigo preguntando ... ¿Quién es Wilfred?
perfe
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon carlos magic   cadiz (España)
Interesante
21 de Febrero de 2013
5 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Como dicen en otra crítica de por aquí, demasiadas preguntas y pocas respuestas.
Lo que más me soprende de esta serie es la puntución de los usuarios.
No es una serie que te haga pensar o hacer un viaje filosófico ni nada de eso. Se trata de un perro antipático con malas ideas y un desequilibrado depresivo.
Risas, sí. Pero tampoco se le saltan a uno las lágrimas. Aparte de las gracias de turno, nada. Ni suspense, ni nada de eso. Tan solo entretenimiento. Si es eso lo que buscas, está bien para pasar un rato.
carlos magic
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados