arrow

Arrástrame al infierno

5,7
17.830
votos
Sinopsis
La joven Christine Brown (Alison Lohman), ambiciosa apoderada de un banco de Los Ángeles, sale con un hombre encantador, el profesor Clay Dalton (Justin Long). El trabajo de Christine consiste en conceder préstamos hipotecarios. Un día la señora Ganush, una misteriosa anciana (Lorna Raver), va al banco para pedirle una moratoria, pero Christine se la niega, y la señora Ganush pierde su casa. La anciana decide entonces vengarse ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 10 20 30 49 >>
user-icon GeckoBrother   Gijón (España)
Buena
4 de Julio de 2009
128 de 148 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Drag Me To Hell" es un soplo de aire fresco a un trillado ya género de terror actual, de la mano de uno de los astros del fantástico, Sam Raimi. Partiendo un guión escrito con su hermano en los tiempos de "Army Of Darkness", desde el primer fotograma uno parece darse cuenta de que Raimi ya estaba un poco asqueado de tanto Spiderman (y eso que su hasta ahora trilogía es un acierto no sólo como adaptación sino también como enfoque de la misma) y buscaba una vuelta a sus orígenes, a los tiempos en los que se lo pasaba en grande poniendo a su amigo Bruce Campbell en apuros luchando contra demonios de otra dimensión.

Aquí el planteamiento no es muy diferente al de su (fantástica, cachonda, genial, divertida, gamberra) trilogía "Evil Dead". Una empleada de banca, interpretada formidablemente por Alison Lohman, cae en la maldición de una extraña mujer a la que le deniega un aumento de su crédito. A partir de entonces, Raimi se pone manos a la obra y ofrece un auténtico festín de autoparodia, humor macabro y unos juegos de cámara que mucho recuerdan a su cámara kamikaze de sus primeros títulos. Mención especial merece Lorna Raver, que hace que su Mrs. Ganush ya sea todo un icono, realizando una interpretación excelente de una personaje que por méritos propios es el epicentro del film. Excepcional este personaje (puramente Raiminiano) que aterroriza y hace reir a partes iguales.

Raimi se auto homenajea constamentemente. Consigue, como ocurrió en su "The Evil Dead II" hacer una película de terror que muy inteligentemente combina terror (cachondo, eso sí) con un soplo de gamberrismo y sentido de la diversión que muy pocos saben plasmar. Y encima, nos deleita contando con muchos de sus colegas de fechorías, como Robert Tapert a la producción, Bob Murawsky al montaje y Peter Deming de director de fotografía (hubiese estado muy bien haber rescatado a Joe Loduca para la música, aunque Christopher Young hace un score fabuloso).

También cabe mencionar, que a los fans del director nos congratuló sobremanera ver que su coche "1973 Oldsmobile Delta 88", que muchos sabrán que aparece en todas sus películas (excepto en "The Quick and the Dead" por motivos obvios), hace en "Drag Me To Hell" una aparición más meritoria que en sus últimas películas, ya que es protagonista de una escena clave (escena que tiene un "gag" Raiminiano 100 por 100). Y otro par de curiosidades: nuestro querido Bruce "Ash" Campbell no pudo hacer una pequeña aparición en el film debido a que estaba liado con otro rodaje, y en los créditos finales podemos escuchar una pieza de Lalo Schifrin que fue deshechada para "The Exorcist".

En definitiva, Raimi ofrece una muestra de como hacer cine de género diferente, no dejando a un lado su peculiar forma de afrontar las películas de terror y mostrando que aún tiene el talento suficiente con el que encandiló a los fans del fantástico en los años 80.
GeckoBrother
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Grandine   Honor al Sabadell! (España)
Buena
30 de Julio de 2009
65 de 76 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hacía tiempo que no veía a una actriz maltratada de ese modo en pantalla y que, además, resultase tan creíble como lo resulta Lohman en "Arrástrame al infierno". Zarandeada, golpeada y empapada, de vez en cuando, de sangre, ojos y demás casquería, la actriz estadounidense ofrece un recital de descaro y, con tremenda eficacia, se sobrepone tanto a las situaciones en las que su personaje debe adquirir un tono más macarra, como a aquellas donde el gesto asustadizo debe hacerle ver que se cierne sobre ella.

Raimi, acompañando en la dirección, actúa del mismo modo. Pese a no haberse prodigado durante los últimos años en el género que le vio nacer (sólo se podría contar la intentona que fue "Premonición"), el creador de la mítica trilogía "Evil Dead" demuestra que, no sólo está en plena forma, sino además, es capaz de confabular un espectáculo que adquiera un tono más formal en el que, sin embargo, se vayan colando esos pequeños tintes humorísticos y de lo más gamberros que hicieron disfrutar a toda una generación y que aquí no se ven dilapidados por la intención del director de ofrecer un producto más "serio" (según palabras del propio Raimi). Es una gran noticia, pues, que no sólo 20 años después de concluir la saga que dejó montones de adeptos el norteamericano siga manejándose con total soltura y entereza, sino también que sepa, a partir de una historia ya conocida, otorgarle un cauce adecuado y convertirla en una exhibición de lo más cachonda sin restarle un ápice de las virtudes que le hicieron dar el salto definitivo.

"Arrástrame al infierno" supone, de este modo, un anexo tan inteligente como bien cuadrado del filón abierto por Raimi en la década de los 80 que, visto en el panorama de terror actual, resulta un ejercicio refrescante e hilarante en el cual, ni las ya conocidas maldiciones (tema tan mánido), ni la duda que podía sembrar una nueva generación de actores que no parece ofrecer las garantías que ofrecían antaño los Campbell, Russell, Lee Curtis y demás (y que, por suerte, sólo queda en eso: duda), ni las exigencias del mainstream, han podido con una película que termina resultando la resurrección de un genio terroríficamente bueno, terroríficamente vivo, tras tanto tiempo.
Grandine
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon ChuckyGoo   Granada (España)
Buena
22 de Julio de 2009
48 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nuestra dosis de terrores veraniegos queda garantizada gracias a "Drag me to hell", una pequeña gran película que supone la confirmación de la actriz Alison Lohman como estrella imparable y, por supuesto, la vuelta a los orígenes del director Sam Raimi.
Rebienvenido sea.

Es este un film desprejuiciado, cargado de escenas impactantes y palomiteras. Una propuesta que consigue entablar un dinámico juego con el espectador, gracias a un vaivén constante entre tensión-diversión.

Ya desde los primeros minutos, el divertido guión escrito por Sam & Ivan Raimi consigue captar nuestra atención. Ojo, la historia de posesiones que nos ofrecen no es nada del otro mundo, pero lo que sí es encomiable es la forma en que está contada. Y es que, al film hay que reconocerle un enorme afán por entretener, de tal forma que siempre haya espectación por descubrir que nueva ocurrencia o salvajada veremos en la pantalla. Entretenídisimos noventa minutos de metraje que mantienen a la audiencia en sorpresa constante.

Un nuevo clásico del terror ha nacido en 2009, este revival ochentero contiene un sinfín de escenas macabras, golpes de efecto, sustos por doquier ... y todo ello aderezado con un sútil y bien recibido humor presente en toda la historia. Una terrorífica diversión que está a punto de poseernos.

Lo mejor: La escena en el cementerio.
Lo peor: Los altísimos efectos de sonido con los que se acompaña cada susto.
ChuckyGoo
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Favio Rossini   http://cinemaadhoc.info/ (España)
Notable
4 de Agosto de 2009
39 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
Salgo del cine con la sensación de haber estado hora y media pasándomelo como un niño con zapatos nuevos. Sam sabe como nadie mezclar el terror con el humor más gamberro y cerdo que puede verse en la gran pantalla. La clave está en el factor sorpresa, algo que el director estadounidense controla como nadie. Nunca se sabe por donde puede tirar la mente enferma y brillante de Raimi, que en "Arrástrame al infierno" vuelve al tono y la mesura presupuestaria de sus conocidos films de culto de los ochenta después de unas dignas entregas del hombre araña de la Marvel.

La película nos cuenta la historia de una mujer en la que recae una infernal maldición y que hará que pase tres días, digamos, algo ajetreados. Un argumento sencillo que hace suya aquella desgastada frase de “cine sin pretensiones” que tanto se utiliza para productos comerciales de poca emoción y nula gracia.
"Cine sin pretensiones" quiere decir que su argumento no busca profundizar en el alma humana sino simplemente hacerte pasar un rato ameno, que no tiene nada que ver con que te lo den todo mascado y no haya que pensar para verla, ni mucho menos. Si no me hace pensar seguramente será porque estoy dormido, soñando con otra cosa. Con orejitas, la prota, por ejemplo. Que delicia de muchacha.

Una dignísima obra del cine más personal de Sam Raimi.
Favio Rossini
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Taylor   Terrassa (Polonia)
Buena
27 de Agosto de 2009
35 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
Amantes del cine de terror, escuchad atentamente. Si estáis dispuestos a retroceder en el tiempo y a asistir a una auténtica resurrección de la mítica década de los ochenta, ésta es vuestra oportunidad. El gran Raimi, autor del mejor film de terror ochentero -“Evil Dead”-, renace cuál ave fénix y, aparcando momentáneamente sus lucrativos proyectos murcielagueros, nos ofrece con “Drag me to hell” una dignísima propuesta que, sin lugar a dudas, os satisfará a espuertas.

Bizarra, terrorífica, macabra y divertida, la peli de Raimi destaca por su inconfundible aroma a serie B y, fundamentalmente, por su efectividad. Ciertamente su argumento no es nada del otro mundo, pero todos y cada uno de los engranajes del cine de terror más convencional y digestible (pulso narrativo, tensión, ‘sustos’, música, acción, casquería y giro final) se encuentran impecablemente ejecutados y pertinentemente administrados.

Arrebujaos, pues, en la butaca o en el sofá y disponeos a disfrutar como niños pequeños. El panorama actual no está para desaprovechar oportunidades como ésta.

Eso sí, las palomitas y la coca-cola corren por cuenta vuestra.
Taylor
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
1 2 3 4 10 20 30 49 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados