arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Hermanas

4.6
2,550
votos
Año
2015
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Comedia | Familia
Sinopsis
Dos hermanas, ya adultas y distanciadas desde hace tiempo, deciden pasar un último fin de semana en la casa de su infancia, antes de que sus padres la pongan a la venta. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
11 de abril de 2016
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sisters no es la comedia del año ni mucho menos, pero Amy Poler y Tina Fey son un duo que funciona tan genial que podría estar toda la vida viendolas trabajar juntas.

Más por favor.
Attomsk
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de abril de 2016
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muchos veces los críticos buscamos la excelencia, o que se acerque lo más posible a ella, cuando visionamos y posteriormente reseñamos una película; sin embargo, este hecho no es una condición indispensable para que el filme en cuestión sea bueno o tenga su interés, ya que de vez en cuando puedes toparte con alguna propuesta desinhibida y sin pretensiones, que aunque no llegue a ser una buena película, si que nos permite pasar un buen rato, sin pedir nada excepto dejarse llevar y evadirse de las rutinas diarias. También es necesario comentar que es mucho más difícil hacer reír que realizar un drama, o una cinta de acción o aventura, ya que se necesita de un toque ingenioso o contar con un comediante que tenga la suficiente capacidad y talento para arrancarnos las carcajadas. Por desgracia, en la película que nos concierne, titulada "Hermanísimas", no hay nada ingenioso en su propuesta; no obstante, tenemos la suerte de contar con un comediante (o en este caso dos, mejor que mejor) que eleve la calidad de un producto rutinario, o hasta la tontería más grande jamás imaginada. Y es aquí donde entran en escena Tina Fey y Amy Poehler, unas cómicas surgidas de esa estupenda "cantera estadounidense de cómicos" llamada "Saturday Night Live", y que quizás sean en la actualidad las mejores comediantes femeninas de su generación (junto con Kristen Wiig y Melissa McCarthy, claro está).

Fey y Poehler en la vida real son muy amigas, y esa química y complicidad se nota y está impresa en cada uno de los fotogramas de este largometraje. Asimismo cabe decir que son muy populares en tierras norteamericanas, sobretodo por las excelentes series de televisión como "Rockerfeller Plaza" (30 Rock) y "Parks and Recreation"; también han realizado diversas películas juntas, como "Chicas malas" (Mean Girls, 2004) estando en un segundo plano tras la protagonista Lindsey Lohan, y "Mamá de alquiler" (Baby Mama, 2008) siendo en ésta protagonistas absolutas. Aunque en nuestro país no son demasiado conocidas, salvo por haber presentado en múltiples ocasiones las ceremonias de entrega de los premios Globos de Oro.

La película se centra en Kate y Maura, dos hermanas de treinta y tantos completamente distintas entre si. La mayor Kate (interpretada por Tina Fey) es una caótica madre soltera y sin empleo, que a su vez es muy juerguista y ordinaria; por otro lado, la menor Maura (interpretada por Amy Poehler) es más responsable, meticulosa y servicial, y además trabaja como enfermera en un prestigioso hospital de la ciudad. Tras estar alejadas la una de la otra desde hace algún tiempo, se vuelven a encontrar en la casa que vivieron en su infancia, la cual sus padres les comunican que planean venderla. Así que ambas deciden montar una grandiosa fiesta de despedida para la casa, invitando antiguos amigos de la adolescencia convirtiendo este regreso a la nostalgia en un auténtico desfase.

Su director Jason Moore, en su segunda incursión tras las cámaras —después de la estimable "Dando la nota" (Pitch Perfect, 2012)—, nos presenta una comedia absurda, trillada y gamberra protagonizada por unos adultos inmaduros que no aceptan el paso del tiempo ni asumen sus responsabilidades, algo conocido como el síndrome de 'Peter Pan'. A pesar de no transmitir demasiado bien su mensaje emocional, debido al flojo guión de Paula Pell (una guionista veterana del "Saturday Night Live" en su primer trabajo en la gran pantalla), la película funciona bastante bien cuando se muestra alocada y desmedida... y es que no hay nada mejor que una fiesta salvaje para crear gags y situaciones desternillantes... o sino, que se lo digan al granuja con ritmo John Belushi y su "Desmadre a la americana" (National Lampoon's Animal House, 1978), también a Tom Hanks y su "Despedida de soltero" (Neal Israel, 1984), a Will Ferrell y "Aquellas juergas universitarias" (Old School, 2003) o los adolescentes impúdicos de "American Pie" (Paul Weitz, 1999).

Aparte del desparpajo y alta capacidad de improvisación de las 'hermanísimas' Poehler y Fey, por la fiesta desfilan diversos personajes realmente pintorescos, como el 'roba planos' pasado de vueltas Bobby Moynihan (impagable su imitación del Tony Montana de "Scarface"); también a un cachondo John Leguizamo; a una jovial Greta Lee (la cual podemos destacar la genial escena en el salón de belleza); así como a una melodramática Maya Rudolph; y sobretodo al pétreo John Cena (conocido especialmente por su faceta de luchador profesional) que encarna a Pazuzu, un peculiar y musculoso vendedor de droga.

En definitiva, a pesar de no estar al nivel de algunas propuestas similares (como las firmadas por Paul Feig o Judd Apatow —este último muy habil en contar siempre lo mismo pero con diferentes matices—), "Hermanísmas" es una película graciosa, ligera y muy entretenida, que nos hará disfrutar y pasar un buen rato, caso tanto como Fey y Poehler al filmar esta comedia; y es que con la que está cayendo, se agradece que de vez en cuando haya alguna película bobalicona nos hagan reír un poco.
La Taverna del Mastí
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de marzo de 2016
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo dice una de las críticas profesionales y es el mejor resumen de la película "Boba, pero divertida". Sisters es una película boba, típica, tópica y por momentos ridícula. Recicla la enésima versión de la fiesta-destroyer en la casa de los padres ausentes, con el principio, el desarrollo y el final de siempre.

Pero cambia al adolescente/s hiperhormonado por una pareja de hermanas que hace décadas que no tienen espinillas y entrega el mando de la situación a un par de actrices en estado de gracia (por el humor) y que al juntarse destilan una química extraordinaria.

Habitualmente me desesperan estas comedias creadas a mayor gloria de los humoristas de Saturday Night Live (véase la despiadada crítica que le hice a Trainwreck) pero en este caso, por extraño que parezca, el invento funciona. Las hermanísimas divierten, sus chorradas entretienen y es imposible no empatizar con este par de desastres andantes que tienen hartos hasta a sus padres.

Y en esa aceptación de la tontería, en ese humor de trazo grueso con una pincelada de sentimentalismo, en esos tópicos tan descaradamente aplicados se consigue algo inesperadamente entretenido. La forma de enfocar el paso del tiempo y los estragos de la edad se camufla entre tanta payasada, pero es terriblemente vitriólica...

Tampoco es que vaya a ser la película que cambie la historia del cine, pero hay momentos muy logrados, como por ejemplo la visita a la tienda de ropa o la manicura coreana. De hecho, lo menos entretenido es la fiesta en si, que es la parte más floja, curiosamente.
Cornapecha
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de mayo de 2016
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta es la historia de dos hermanas. Una es ordenada, eficiente y con un puesto como enfermera bien remunerado, lo que le permite vivir en una gran casa bien luminosa. La otra es desorganizada, inestable, va encadenando un trabajo con otro mientras que se hospeda en pisos de conocidos, todo ello teniendo una hija adolescente a su cargo. Pese a las diferencias evidentes y a la distancia, ambas hermanas se quieren y se aprecian aunque no se vean a menudo. Sin embargo, una reunión familiar es inminente cuando los padres de ambas anuncian que van a vender la casa en la que ambas crecieron. Por ello, las hermanas viajan a Florida a recoger sus cosas y de paso, despedirse de su hogar con una última fiesta.

Desde el principio vemos que el film sigue la estela de comedia femenina que supuso un soplo de aire fresco en el género, erigiéndose como mayor estandarte la excelente Bridesmaids. Esto quiere decir que son las actrices quienes toman el protagonismo y que, aunque sus personajes no sean representaciones fidedignas de la mujer, al menos no son caricaturas o simples adornos como de costumbre, sino personajes verosímiles con sus defectos y virtudes.

Todo parecía indicar que la película iba a suponer un retrato de una familia disfuncional, con sus discusiones, enfados y reconciliaciones pero no se trata de eso en absoluto. El gran acierto de Sisters son los cambios de subgénero según van pasando las dos horas. Tras el lado nostálgico de humor blanco cuando las protagonistas comienzan a contactar a sus amistades del instituto, el film pasa a otro registro.

En la fiesta, vemos cómo los invitados se han vuelto gente gris al llegar a la cuarentena y hay una ligera reflexión sobre el espíritu jovial, la edad como simple cifra y la reivindicación de la diversión a cualquier edad. Justo cuando parece que la película sigue un cauce.., el desfase. El humor gamberro de sexo y drogas aparece en los gags a la par que las protagonistas tienen que intentar que la fiesta pase desapercibida a ojos de vecinos, policía y padres. Todo esto con la archienemiga del instituto acechando entre los arbustos para boicotear el evento; una Maya Rudolph más divertida que nunca.

La recta final de la cinta mezcla un humor que roza lo escatológico, al más puro estilo de los Farrelly con los enredos y guiños a Todo en un día y La chica explosiva. El desmadre que se va acumulando a medida que nos acercamos al final y vemos que dentro de cada cuarentón en crisis sigue habiendo un joven héroe de película de John Hughes dispuesto a pasar la mejor noche de su vida.
harryhausenn
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de marzo de 2016
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hermanísimas, de Jason Moore, es una comedia basada en dos hermanas cuarentonas que una vez se enteran de que sus padres van a vender la casa donde se criaron, deciden pasar un fin de semana en ella antes de la venta y organizar así una fiesta. Con este argumento, el director expone un divertido entramado que será del agrado de todos aquellos que les guste el cine comercial sin demasiadas complicaciones, logrando con ello hacer reír gracias a las ocurrencias y situaciones insólitas que ofrecen unas hermanas que ya vienen de vuelta en la vida, y que están dispuestas a todo por pasar una gran noche con los amigos de la infancia.
En cuanto a la parte técnica, el film es competente y no cojea por ningún lado. La fotografía usada es lumínica y competente en una vistosa labor que es estéticamente apropiada. La música es rítmica y estimula al público con sonidos que añaden diversión, además, son usadas de forma acertada canciones de los 80 y los 90, época en la que eran jóvenes las hermanas y sus invitados. Los planos y movimientos de cámara consuman una decente labor técnica mediante el uso de los plano-contraplanos, aéreos, grúas, seguimiento, generales y cámara en mano, que sacan lo mejor de las interpretaciones y las escenas. Como nota negativa, el montaje seguido y acompasado marca un buen ritmo aunque le sobran varios minutos de metraje.
El guion, escrito por Paula Pell, es jocoso en su idea de mostrar a dos hermanas ya creciditas despedirse a su manera de la casa de sus padres mediante una fiesta en la que invitan a sus amigos de la juventud, generando con ello multitud de situaciones divertidas que consiguen aunque no sea un gran film, al menos sea una cinta cumplidora que agrada ver y hace pasar un buen rato al espectador. Esto es llevado a cabo con una narrativa insinuante y desde luego expresiva, que contiene unos diálogos disparatados repletos de mordacidad y un tono burlón que gusta escuchar.
Por el lado interpretativo, destacar que las actuaciones son genuinas en un inesperado dúo femenino que hará reír al público. Como protagonistas, Tina Fey y Amy Poehler están estupendas en unos jocosos papeles que será del agrado de todos aquellos que se aventuren a ver la película. Cuenta también con las colaboraciones de John Leguizamo, Maya Rudolph, John Cena y Santino Fontana entre otros. Para estos emplea la dirección artística unos vestuarios y caracterizaciones sugestivos y comunes de cada personaje, en una correcta labor que junto con los decorados cumplen con su cometido para trasladar al público al lugar en cuestión.
En definitiva, la considero una película con detalles hilarantes en la que los adolescentes con ganas de marcha, son sustituidos en esta película por adultos ya creciditos, que después de tantos años de "aparente" formalidad, pasan una noche loca para hacer pasar un rato agradable al público que no espere films trabajados, sino comedias sin excesivas complicaciones más allá del humor basado en situaciones insólitas y acidez en las palabras que utilizan para llenar de risas su visionado.
Elcinederamon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados