arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Barcelona
Críticas de AMQE
Ordenadas por:
352 críticas
1 2 3 4 10 20 71 >>
6
14 de octubre de 2020
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
No parece mala idea resucitar al viejo cine de catástrofes para devolver al público a las salas en plena época de pandemia. Disfrutar del espectáculo en pantalla grande, ver como los personajes sufren los caprichosos azotes de la naturaleza, ayuda, no cabe duda, a empatizar más si cabe, con ellos, cuando la realidad se vuelve igual de dura e inhóspita para la población mundial. Y en realidad, los responsables del producto no inventan nada. Ni el guión de Chris Sparling, ni Ric Roman Waugh a la dirección ofrecen nada novedoso que no se haya visto una y mil veces en películas similares. De hecho, el John Garrity al que da cuerpo y alma un Gerard Butler entregado a la causa, podria estar emparentado con el Ray Ferrier que luchaba contra invasores alienígenas en la piel de Tom Cruise en “La guerra de los mundos”. Ambos harán de la protección de su familia la prioridad absoluta ante la amenaza que llega del cielo, y su lucha por llevar a los suyos a buen puerto será el motor que guie la narración. El mérito principal será, pues, el hacer de una historia trillada algo atractivo y que funcione, aunque podamos adivinar sin demasiado esfuerzo el desarrollo y final del relato. Y, en este sentido hay que reconocer que Ric Roman Waughn cumple con creces el cometido, apoyado en la tormenta visual y sonora que envuelve los mejores momentos de un film, salpicado de referencias a la lucha de clases y la condición humana en situaciones extremas. No son méritos cinematográficos que le vayan a permitir pasar a la historia, está claro, pero este “último refugio” en forma de odisea para la supervivencia, al menos supondrá un halo de esperanza para mantener viva la llama del cinéfilo más sediento de estrenos en la gran pantalla.

Lo mejor: su honestidad y falta de pretensiones.

Lo peor: que ya nos la sepamos de memoria.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
6 de marzo de 2020
13 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nadie le puede discutir a Salvador Calvo la oportunidad, que no oportunismo, de tocar, en su nueva película, un tema de candente actualidad como es el drama de la inmigración proveniente de África. Dividido en tres líneas narrativas, cuyo engranaje no siempre acaba de funcionar, se establecen de entrada tres claros referentes, como el continente africano personificado en Adú, el pequeño protagonista, héroe a su pesar, la vieja Europa incapaz de hacer frente al problema, a la vez que se autoengaña pensando que está haciendo lo correcto, en la piel de los miembros de la Guardia Civil, y finalmente esa cara amable del primer mundo, a los que dan cuerpo los personajes de Gonzalo y su hija, Sandra, colaboradores humanitarios que a la vez lavan una conciencia que se sabe demasiado culpable. Todo ello está narrado a una cierta distancia, con cuidado de no entrar a fondo en terrenos demasiado truculentos, dejándolos en simples apuntes. De hecho, toda la película mantiene en todo momento un tono de miniserie, de indisimulada vocación mainstream, lo que la aleja de los circuitos festivaleros a la vez que ayuda a hacerla accesible al gran público. Esa opción de mostrarla digerible para todo tipo de estómagos obviamente trae consigo sus desventajas, pero también hace que su mensaje se amplifique y acabe resultando más efectivo. Funciona por tanto la película de Calvo, en cuanto su mezcla de denuncia y aventura se deglute con agrado, y en conjunto la película, aunque no alcance momentos que inviten a pensar que vayan a perdurar en la memoria, ofrece un acabado aceptable.

Lo mejor: el mérito en sacar del pequeño Moustapha Oumarou una interpretación más que notable.

Lo peor: el diferente interés que despiertan las tres líneas narrativas.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
28 de febrero de 2020
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Alejado hace unos años de la actividad cinematográfica, ha vuelto Brian de Palma, si no con una gran película, como muchas de las que forman su filmografía, sí con un honesto divertimento en forma de thriller con sabor añejo. Sea por la destreza del director a la hora de abordar las escenas más intrigantes, sea por la banda sonora de un Pino Donaggio en plena forma, lo cierto es que “Domino”, com todas las incongruencias de un guión tan plano como el perfil de sus personajes, es cien por cien disfrutable para los aficionados al género, que además de reencontrarse con los lugares comunes de las clásicas películas de policías y ladrones (en este caso, terroristas islámicos, retratados sin ningún rubor ni complejo) podrán hacer un ejercicio de nostalgia cinéfila recordando el tono y el ritmo de aquellas viejas películas policíacas setenteras, que hacían de los escenarios europeos el perfecto marco para sus frenéticas tramas. Es cierto que el De Palma que todos conocemos (y añoramos) aparece en cuentagotas, que escenas que a priori prometían están mal resueltas, cuando no deficientemente planificadas. Y que todo el conjunto acaba por tener una apariencia de decadente serie b. Pero precisamente en su sencillez y su falta de pretensiones se encuentra el alma de una película que sabe ir al grano, que no se entretiene en subtramas que alejen al espectador de lo principal, y que sabe ofrecer una escasa hora y media de puro entretenimiento. Porque al fin y al cabo, la base del thriller es esa. ¿O no?


Lo mejor: la taurina resolución de la trama, brillante “bolero raveliano” con dilatado climax final.

Lo peor: que el excelente director de joyas como “Los intocables” haya quedado para esto.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
22 de febrero de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Más allá de la virguería de filmar toda la película en un (falso) solo plano, hay que reconocer que “1917” es, visualmente hablando, un espéctaculo con mayúsculas. En tiempos de alta tecnología, cromas y pantallas verdes, tiene un gran mérito la exhibición en la dirección que nos ofrece Sam Mendes, sirviéndose solo de la cámara, la luz y los propios escenarios naturales en los que se desarrolla la trama. La capacidad para extraer belleza del horror es tan impresionante como la aventura que han de vivir sus dos protagonistas, y nos regala planos tan magníficos como el de la ciudad derruída iluminada por las llamas del combate. Escenas que a buen seguro perdurarán en la memoria cinéfila del buen aficionado. Y aunque en el aspecto narrativo se le pueda poner más de una objeción, no es menos cierto que ello no es impedimento para disfrutar de una historia en la que el espectador puede sentir la fuerza y el horror de la guerra en primera línea. Mendes recupera la épica del clásico cine bélico, no esquiva los lugares comunes pero gracias a un guión ajustado que sabe mantener el interés de la historia hasta el final, regala un espectáculo superlativo, visual y sonoro. Sin duda, la mejor película de guerra de lo que llevamos de siglo.

Lo mejor: su impecable poderío visual.

Lo peor: la sensación de superhéroe que por momentos desprende uno de sus protagonistas.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
7 de febrero de 2020
6 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Obviando el evidente simbolismo paralelo que intenta establecer Roman Polanski entre su propia historia y la del falso culpable que rige en su nueva película, hay que decir que “El oficial y espía” es un experimento fallido. Lo es en cuanto su vocación de crónica histórica se ve lastrada por la incapacidad de darle vida al relato en su paso al formato cinemaográfico. Nada que objetar al trabajo de ambientación y puesta en escena. El tratamiento del color y la fotografía, si bien no ayudan en demasía a hacerlo atractivo ni facilitan el seguimiento de la trama, sí muestran una coherencia visual y estilística enmarcada en un férreo rigor histórico. Pero, si uno no está muy al caso de los sucesos que se nos narran, difícilmente podrá seguir y disfrutar del sinfín de personajes y situaciones que se van sucediendo. Polanski filma con alma de funcionario. Su académico formalismo olvida insuflarle vida a las acciones, todo se presenta muy frío, demasiaso plano para que el espectador pueda sentir la más mínima empatía por los personajes, que se presentan distantes, y la emoción en los momentos cúlmines brilla por su ausencia. Pecado mayúsculo cuando sobre el relato gira la injusticia, el racismo y la corrupción al más alto nivel. Términos que quedan diluídos en meros formularios de denuncia si no les acompaña el alma de los personajes que los sufren. En una película que, aunque va claramente de menos a más, no consigue trascender más allá de la potencialidad dramática de la propia historia.

Lo mejor: la pulcritud de su puesta en escena.

Lo peor: la dificultad para engancharse al relato.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 71 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados