arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · almeria
Voto de TOM REGAN:
6
6,4
19.184
votos
Título
Cuenta final
Año
2001
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Intriga | Crimen. Robos & Atracos
Sinopsis
Nick Wells (de Niro), un ladrón profesional, proyecta un robo tan complejo que se ve obligado a buscar la ayuda de un hábil cómplice (Norton), vulnerando así la regla de oro de su trabajo: actuar siempre solo. Además, este golpe echaría por tierra los planes de Nick de abandonar el mundo del crimen para irse a vivir con su novia. (FILMAFFINITY)
30 de noviembre de 2017
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
271/15(18/11/17) Thriller ordinario dirigido de modo plano por Frank oz, encuadrado en el sub-género “heist” (atracos), rodado de modo elegante, sin originalidad, a ratos entretenido, funcional y sin chispa, que lo salva de la inanidad su potente trío actoral protagónico, buques insignia de tres generaciones de intérpretes, Robert DeNiro, Edward Norton y el majestuoso Marlon Brando, en su última aparición en cine a sus 77 años (moriría tres años después, en 2004, a los 80), moriría estos dos últimos trabajando por primera vez juntos, curiosamente Brando y DeNiro son los dos únicos oscarizados por dar vida al mismo personaje, Vito Corleone “El padrino” y “El padrino II” respectivamente. Con guión de Kario Salem (“1492: Lla conquista del paraíso”), Lem Dobbs (“Dark City”), y Scott Marshall Smith (“Hombres de honor”), la cinta que se atiene con disciplina a todos los clichés del cine de robos sofisticados como el profesional estajanovista en su último golpe, el joven arrogante, el viejo dinosaurio que prepara los objetivos, un plan que ha de acelerarse en el último momento, todo esto aderezado por un giro final que da grima de lo previsible que es. Frank Oz demuestra que lo suyo es la comedia (“Que pasa con Bob?” o “Bowfinger”), y no desarrollar tensión dramática, todo en su evolución resulta manido, con escenas manufacturadas en lo que a ya muy vistas se refiere, donde los personajes carecen de dimensión, son estereotipos sin hondura, donde solo Edward Norton aporta algo de sustancia su dual labor (en un rol similar al de su debut en cine con “Las dos caras de la verdad”, 1996), Marlon Brando es un disfrute en sí mismo con esas improvisaciones, se nota que está desatado, como en esa escena que sin sentido alguno está con una gran toalla en la cabeza, pero poco o nada puede hacer con un papel sin chicha, y DeNiro (originalmente pensado para Michael Douglas) actúa en un rol ya muy ajado para él, solitario taciturno, profesional al margen de la ley, como en “Heat” (1995) o “Ronin” (1998), pero aquí dotándolo de la nada, mero rol vacío de contenido que parece actuado con el mando a distancia, y es que esta fue una década penosa para el actor neoyorkino, donde solo se salva la parodia del mafioso en “Una terapia peligrosa”. Durante la producción, Brando discutió repetidas veces con Oz y lo llamó "Miss Piggy", el Muppet a quien Oz manejó desde 1976 hasta 2001, Oz más tarde se culpó de la tensión y citó su tendencia a ser más confrontativo que a alimentar en respuesta al estilo de actuación de Brando, este finalmente se negó a tomar la dirección de Oz e insistió en que De Niro dirigiera sus escenas.

La historia nos habla de la relaciones intergeneracionales, de las diferentes posturas ante la vida que nos da la edad, de la mesura, veteranía, tranquilidad y cinismo con que el hombre mayor (Max encarnado por Brando), del tipo de mediana edad (Nick encarnado por Robert DeNiro), experimentado de acción, pero reflexivo, con código moral estricto, y el joven (Jack encarnado por Edward Norton), impetuoso, amoral, impulsivo, no aceptando consejos. El realizador pone el piloto automático para ofrecernos una cinta impersonal, que no mala, pero sin adoleciendo de punch, de frescura, donde los fans del subgénero atracos pasaran un rato ameno sin más, pero a la postre solo quedará que hay una película en la que trabajaron los tres actores ya referidos, resto del relato quedará difuso y olvidado en el baúl de los recuerdos. Añadiéndose momentos metidos con calzador que van de lo confuso (por qué Nick visita escondidas la mansión de Max y este está en soledad en un jacuzzi vacío con un albornoz y una toalla liada en la cabeza? Porque Nick le habla soliviantado sobre un tal Teddy Salida del que nada sabemos y tampoco llegaremos a saber?), a lo ridículo (Max ofrece a Nick 4 millones por el botín, Nick exige 6 y asunto resuelto sin regatear, de verdad se da un 50% tan alegremente?),llegando a lo rancio con el final (spoiler).

Frank Oz demuestra que se ve más suelto en los escasos tramos de humor que en estructurar una intensidad emocional, me refiero a las escenas en que entra en acción un pirata informático, Stephen (buen Jamie Harrold), operando desde un dormitorio con varios monitores, mientras juega a un videojuego, jactándose de lo bueno que es como hacker, ello a la vez que discute con su madre a grito pelado, madre a la que no vemos, en lo que puede ser un guiño al papel (Rupert Pumpkin) de Robert DeNiro en “El rey de la comedia”, en que también peleaba con su madre desde el dormitorio sin ser vista ella; O el tramo (intrascendente orgánicamente y solo metido para colar algo de tensión a empujones en la historia) en que Nick y Jack deben conseguir unos códigos secretos a través de unos tipos, creando algo de humor en la charla que Nick tiene con ellos hablando de los primos de unos y otros.

Robert DeNiro actúa con el modo ralentí, como si estuviera en otro día en la oficina, muy plano; Marlon Brando es un Coloso en todos los sentidos (en lo físico y en lo actoral), se nota que está en su propia película aparte de la que está filmando, se nota haciendo lo que le da la gana, como lanzando bolas curvas a DeNiro, no le da hondura alguna su personaje, como bien he leído es un clon del otro enorme, Sydney Greenstreet (“Casablanca” o “El halcón maltés”), pero eso no importa estamos viendo en su último papel a uno de los más grandes, es Brando!!!; Edward Norton se toma muy en serio su rol, y este si deja huella en medio de un personaje sin chicha, sabe darle sustancia y aristas, muy bueno; Lo de Angela Basset es solo entendible porque tenga alguna hipoteca que pagar urgentemente, pues su papel es penoso como mujer-florero, seguro que escogida por los gustos étnicos de DeNiro.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
TOM REGAN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados