arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Córdoba
Críticas de Fran
Ordenadas por:
12 críticas
1 2 3 >>
4
7 de junio de 2020
9 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Misbehaviour (Rompiendo las normas) trata de 50 mujeres que intentan cumplir su sueño en el festival Miss World de 1970, entre las que se encuentran dos mujeres negras (las primeras de la historia en participar), Jennifer Hosten (Gugu Mbatha-Raw) y Pearl Jansen (Loreece Harrison). La primera de Granada, la segunda de África del Sur (Que no Sudafrica, puesto que enviaron a una chica blanca y a otra negra).

Pero claro, hablando de los años 70, la película trata del feminismo radical, del apartheid, del racismo y toca muchísimos temas que no se pueden abarcar en tan poco espacio de tiempo. Este es un error de la película, ya que van saltando de un lado a otro sin centrarse en un tema concreto y hace que sea difícil empatizar con alguna de las protagonistas.

En la película incluso se llega a tocar la parte de cómo a última hora entró un nuevo juez de Granada en concurso, y muchos tildaron esta decisión, junto con la victoria de la concursante de Granada como un "tongo", e incluso hubo protestas y manifestaciones gritando Sweden, Sweden.

Toda la parte del apartheid y del racismo, la verdad es que me ha gustado bastante, pero luego está el tema del feminismo radical, en el que unas mujeres intentan boicotear el concurso y dañar los sueños de las concursantes. Aquí la película es benevolente con ellas, la realidad es bastante diferente y no es contada en la película.

En cuanto a la actuación, Keira Knightley siendo protagonista no llega a transmitir nada, al igual que Jessie Buckley, Greg Kinnear, o Keeley Hawes. Sin duda las mejores actuaciones las tienen las dos concursantes: Gugu Mbatha-Raw está magnífica, al igual que Loreece Harrison.

Hay dos escenas que son claves en toda la película, dos escenas en las que los diálogos son fantásticos: Una es cuando en una fiesta hablan las dos concursantes, y la otra es al final de la película, en el cuarto de baño. Especialmente en esta última escena, está toda la clave.
Fran
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
6 de junio de 2020
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lost Girls nos llega a transmitir una sensación de impotencia, de incomprensión y de cercanía a partes iguales. Impotencia por no poder hacer nada en un caso recientemente ocurrido sobre el asesino en serie de Long Island. Incomprensión en la actuación de la policía y en cómo al ser victimas de una clase social especial no les prestan la suficiente atención. Cercanía con las familias de las chicas desaparecidas que sufrieron tanto.

La trama de la película nos muestra como una mujer independiente, con tres hijas y dos trabajos, lucha para sacar adelante a su familia hasta el momento en el que una de sus hijas desaparece. Con el tiempo descubrirán que es no es la única chica que ha desaparecido. Que todas las desaparecidas comparten profesión y que a nadie excepto a sus familias les importa lo ocurrido. En parte recuerda a Jack el destripador y podría haberse basado la historia en él, si no fuese por tratarse de una historia igual de aterradora e igual de real.

En el reparto nos podemos encontrar a una maravillosa Amy Ryan (recordada por actuaciones en películas como Gone Baby Gone o Birdman), en el papel de la sufrida madre. También Thomasin McKenzie (Jojo Rabbit, Leave No Trace) destaca sobremanera en el papel de la hermana de la desaparecida. Y no podemos olvidarnos de Gabriel Byrne (El fin de los días, Stigmata) haciendo del policía que lleva el caso. Son tres buenas actuaciones que destacan cada una en su papel.

Dicen que la vida real supera cualquier guión de película, y al final de esta, podemos comprobar que así es. Por desgracia, en este mundo, se encuentran tanto mujeres luchadoras como psicópatas sueltos.
Fran
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
13 de junio de 2020
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Artemis Fowl es el "maestro del crimen". Un niño con una alta capacidad intelectual, cuyo padre Artemis Fowl Sr (Colin Farrell) se dedica a historias de hadas y robar cosas de museos o algo parecido.

Y poco más se puede contar de la trama, una trama que en principio podría dar de que hablar muchísimo, pero que cuyo desarrollo termina por estampar contra el suelo. Parece que la película ha tenido diversos recortes, uno tras otro, y hay muchas secuencias que no tienen mucho sentido. Se pasan toda la película corriendo, sin dar tiempo a pensar sobre lo que está sucediendo y el por qué de las decisiones.

El otro gran fallo de la película son las actuaciones, unas actuaciones muy malas, pero que son comprensibles si pones a dos niños como protagonistas. Y el resto de secundarios no terminan por cumplir su papel. Ni siquiera Judi Dench.

Ahora, lo positivo de la película es sin duda ese maravilloso diseño de personajes, todos muy representativos y que identificas fácilmente. Están muy bien construidos. El diseño de producción también es destacable con unos escenarios espléndidos, que llegan a enamorar. Y la música que acompaña toda la película, esa BSO irlandesa, que nos lleva a las leyendas medievales de aquella fantástica tierra.

Por desgracia, esto no es suficiente para hacer que una película cumpliera, y más con una premisa tan alta por lo que podrían haber construido, por la película que podrían haber realizado con tan potente mundo.
Fran
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
10 de junio de 2020
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Half of It (Conquista a medias) es una película adolescente sobre el enamoramiento que se tiene en esa etapa de la vida. Y eso es lo que parece en todo momento, excepto en el final, donde realmente nos explica que "el amor es arriesgarse en convertir un cuadro bueno en un cuadro perfecto".

Una chica (Leah Lewis) introvertida, tímida, sin amigos, que recibe dinero a cambio de escribir cartas o trabajos de clase, decide realizar un encargo de un chico (Daniel Diemer) que está enamorado de otra persona (Alexxis Lemire). Y esta es la historia en sí, aunque realmente abarca un poco mas de lo que se espera en un principio.

Introduce la homosexualidad de una forma natural, muy cercana, sin forzar ninguna marcha. Las personas son así, aman así, y no buscan más. Además, la directora Alice Wu (con más experiencia en la actuación que en la dirección) ha sabido mantener la historia, aunque a veces se hiciera demasiado tediosa y lenta, en un buen aprobado.

Los actores no destacan demasiado, tanto Leah Lewis como Daniel Diemer o Alexxis Lemire son actores novatos y se nota su juventud y su poca experiencia. Lo que sí destaca es la fotografía, es lo que más me ha entretenido de la película y sin duda tiene unas imágenes preciosas llenas de simbolismo y de transcendencia. Greta Zozula hace un trabajo espléndido y parece que nos puede dar grandes fotografías en próximas películas como puede ser Becky.

Por último destacar que The Half of it ganó el premio Tribeca a Mejor narrativa.
Fran
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
13 de junio de 2020
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Capone nos muestra el último año del que fue el capo de la mafia más conocido de Hollywood. Una obra sublime que pone los pelos de punta.

Impresionante es quedarse cortos, Tom Hardy hace una magnífica actuación haciendo de un Capone con demencia senil, y lo clava a la perfección. Las personas que hemos estado cerca de una persona con estos problemas nos podemos ver perfectamente reflejados en esta película.

Cada escena rodada nos lleva a algún momento que cualquier persona haya podido experimentar con un familiar o amigo que hubiera tenido estos problemas. Con una diferencia: Capone no es cualquier persona, por lo que además de la enfermedad de la demencia senil, se le añaden problemas propias de él: arrepentimiento de su pasado, dudas de sus familiares y amigos, sospechas, y casi llega a una esquizofrenia leve.

Pero es que además, buena parte de la película se ve desde la óptica de Capone, es decir, desde la óptica de una persona con demencia senil y todo lo que acarrea. El no conocer a las personas que te rodean, el experimentar visiones que realmente no se dan, la pérdida del tiempo y del espacio. Y todo eso es capaz de mostrarlo esta película.

No es una película para todo el mundo, quizás algunas personas no lleguen a comprender ciertas situaciones, pero sin duda es un reflejo muy fiel y muy bien llevado por parte del director Josh Trank de lo que es una persona con demencia.
Fran
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados