arrow
Haz click aquí para copiar la URL

The Shepherd of the Hills

6,6
387
votos
Año
1941
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Western. Drama
Sinopsis
Un forastero se establece en un pueblo de las montañas de Ozark. Su presencia resulta beneficiosa para la vida de sus vecinos, personas rudas y llenas de odio. Pero el recién llegado no logrará vencer la desconfianza de un joven que vive obsesionado con la idea de matar a su padre, al que considera culpable de la muerte de su madre y de todas sus desgracias. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
5 de junio de 2010
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bonita película de Henry Hathaway que, como en aquellos tiempos de primeros de finales de los treinta y comienzos de los cuarenta, adapta una buena novela, en este caso de Harold Bell Wright.
Al igual que hizo con "El camino del pino solitario", con la que tiene bastantes puntos en común, crea un western por sus referencias temporales y circunstanciales, pero escorado de lleno en el puro y duro drama. Por ello se podría muy bien considerar un drama más que "una del oeste", pero tanto la ambientación, como vestuario, psicología de los personajes y época y lugar en la que se desarrolla la historia, entran con pleno derecho en el género rey por excelencia.
Está muy bien narrada y solo resulta negativa en cuanto a su previsibilidad, aunque también hasta cierto punto. Lo principal, que es la verdadera personalidad del forastero recién llegado (un sobrio y excelente Harry Carey, el verdadero protagonista del film), ya se sabe desde que aparece, pero no qué sucederá al final, un final un tanto atípico aunque completamente consecuente con la historia.
Soberbia fotografía a todo color, que magnifica unos bellísimos paisajes, duros pero preciosos al mismo tiempo, con sus montañas escarpadas, sus frondosos bosques y sus cristalinos lagos. Una tierra que, no obstante, encierra peligrosas leyendas que hablan de malos augurios y a donde hay que adentrarse lanzando sortilegios voz en alta.
Estupendas interpretaciones, sobre todo de las brillantes actrices: una dulce Betty Field, una inclemente y envenenada Beulah Bondi y una humana Marjorie Main.
Buenas escenas, como la pelea puñetazo limpio entre John Wayne y "su primo" Ward Bond, en medio de un buen puñado de ovejas, o la humorística de la tienda con el dueño buscando dinero de entre sus muy variados utensilios, donde ha guardado los billetes durante años.
Ignacio Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de enero de 2011
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me estreno con esta porque no he podido evitar quedar de nuevo maravillado por la maestría de Hathaway, en esa escena donde el personaje interpretado por Marc Lawrence (Pete) intenta atrapar los destellos de polvo iluminados por la luz de la ventana, por la vitalista y reconfortante presencia de Betty Field (inolvidable en “El Sureño” de Jean Renoir), por ese color impecable en el que deberían haberse rodado todas las películas (de color), por la literatura emocional que transmite Hathaway, el genio de Hathaway (imprescindible “Sueño de amor eterno”)...

Recomiendo esta película a cualquiera que ame el cine o aspire a hacerlo.
Chon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de enero de 2012
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El pastor de las colinas" narra la historia de un forastero que se instala en un valle donde sus habitantes están dominados por sus temores y sus supersticiones.
Espléndida película en todas sus facetas: dirección, interpretación, fotografía, calidad narrativa, puesta en escena, ambientación... También el guión es más que notable así como fascinante es la complejidad de los personajes. Es una magnífica lección de cine por parte de Hathaway.
Sólo una cosa se opone a que la cinta alcance el grado de excelencia: el tema, y quizás el halo de misticismo de ciertas secuencias. Superstición y superchería terminan convirtiéndose en dos colores demasiado grisáceos que afean el paisaje romántico y misterioso dibujado por Hathaway.
el chulucu
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de agosto de 2019
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
No hace falta entrar mucho en el debate sobre si es o no es un western. Podría serlo sólo por el icono que significa Wayne, aunque lo importante aquí es sin duda el drama y el entorno en el que nos encontramos. Gracias a una maravillosa fotografía en color daremos cuenta de un mundo rural en el que se insiste no sin razón que la pobreza y la enfermedad se encuentran en cada esquina, en cada rincón. El protagonismo hay que dárselo a una familia de la que Wayne es pieza clave, una familia que arrastra su propia condena y que posee una reputación que todos conocen.

Wayne arrastra el peso de esa condena, aunque no va a ser hasta que las piezas (que el guión va aportando poco a poco) acaben encajando que el espectador se dé cuenta de la magnitud de esa realidad familiar. Por ello, la presencia de un forastero será clave, y siendo como es tan importante no podía menos que tener una presentación a la altura. Ciertamente, el personaje que interpreta Harry Carey debería ser considerado como protagonista de cabo a rabo.

Así que western o no tenemos a un Wayne violento, adaptado a esas colinas malignas, que tira de escopeta y que precisa de una liberación interior que, afirmarlo o no ya sería un clamoroso spoiler, está por descubrir. Cojea en según qué partes, desde luego, hay muchas cosas que son porque sí (ay, lo de la ciega...), pero esto es cine, hay que aceptarlo por el bien del desarrollo de la película y también por una cuestión de gustos.
Luisito
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de abril de 2014
2 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Extraña película respecto a su género, realización y técnica. Sin duda su principal virtud es la modernidad en cuanto al color (excelente para la época) el vestuario, las texturas o su magnífica fotografía.
Lo menos bueno: su argumento, flojo, manido y hasta incomprensible; y las interpretaciones, por lo general demasiado cercanas a los tempos de expresión facial del cine mudo, pero con una perturbadora inexpresividad corporal, sin gesticulación y, sobre todo, carentes de naturalidad.
A todo ello ayuda una pobre ambientación, la falta de naturalidad de gentes rudas de montaña, sus ropas, no por modestas menos pulcras y aseadas, sus perfectos peinados y sus maquillajes algo grotescos (especial mención para el patriarca de la familia deshonrada) dan a la pelicula una pátina totalmente teatral, a la que se suma la ausencia casi total de primeros planos.

En definitiva una película muy personal, extraña y poco convencional, que si bien huye de los arquetipos del género, fracasa en explorar las vías alternativas que se proponía.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Roberto_mim
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados