arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de La Claqueta Metálica
Ordenadas por:
92 críticas
1 2 3 4 5 10 19 >>
5
29 de marzo de 2017
153 de 201 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace 22 años se estrenaba la película ‘Ghost in the Shell’. Debido a su estética rompedora y su reflexión sobre la naturaleza de la conciencia, no tardó en convertirse en una obra de culto. Sirviendo de inspiración a otras películas de ciencia ficción como, por ejemplo, ‘Matrix’. Ahora llega a nuestras pantallas el remake, con la difícil tarea por delante de adaptar a la acción real el espíritu de la anterior entrega.

Al igual que la original, esta versión de ‘Ghost in the Shell’ nos traslada al año 2029 para contarnos la historia de “Major”(Scarlett Johansson). Una ciborg miembro de la sección 9, que se dedica a combatir el crimen. Un mundo futurista en el que los avances tecnológicos y los implantes cibernéticos están difuminando, más que nunca, la línea que separa a las máquinas de los humanos.

A nivel superficial no hay duda de que la película cumple las expectativas. Con una lograda estética Cyberpunk que, pese a estar sobrecargada de efectos especiales, logra ser lo suficientemente realista para dejar que nos sumerjamos en la historia. Dando lugar a una ciudad que parece estar más viva que los propios protagonistas que la habitan.

Sin embargo, respecto a su contenido, se podría decir que la nueva película que nos llega sufre de la misma perdida de humanidad que experimenta “Major”‘ al transformarse en ciborg. Y es que, en su esfuerzo por adaptarse al gran público, la nueva ‘Ghost in the shell’ ha perdido todo aquello que convirtió a la original en algo tan especial. Al simplificar y reducir la complejidad de la trama, han abandonado la reflexión profunda e interesante que se hacía en ella sobre la humanidad y la autoconciencia. Y en su lugar, nos han colocado una reformulación del síndrome de Frankenstein; una criatura rebelándose contra su creador.

Quizás el listón estaba demasiado alto, al tratarse de la adaptación de una obra de culto. Tal vez, si tuviera otro nombre, no seríamos tan duros con ella. Pero cuando alguien hace un remake, debe saber que el beneficio publicitario del nombre también conlleva una cierta responsabilidad con la obra original. Y en este caso, no hay duda de que esta versión de ‘Ghost in the Shell’ no ha sabido estar a la altura de su título.
La Claqueta Metálica
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
24 de abril de 2017
132 de 185 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un monstruo recubierto de tentáculos cae del espacio , los Guardianes de la Galaxia se preparan para luchar contra él, y un pequeño Groot enchufa el altavoz con el que comenzará a oírse “Mr. Blue Sky” a todo volumen. Groot comienza a bailar con ritmo pegadizo mientras la acción queda en un segundo plano. Y en unos escasos cinco minutos que dura la escena, James Gunn logra presentarte a cada uno de los miembros de Guardianes de la Galaxia tal y como los recordábamos de la primera parte.

UNA CUESTIÓN DE EGO

Esta segunda entrega la trama cambia de escenarios, enemigos e incluso aliados. Pero lo que no cambia es la esencia. James Gunn tiene claro que quiere entretener por encima de todo, y no le faltarán recursos para lograrlo. Vuelve la acción, la aventura, los viajes entre galaxias, un sinfín de civilizaciones nuevas, y sobre todo vuelven ellos, Los Guardianes de la Galaxia. El terrestre y ex cazatesoros Quill, el canalla mapache Rocket, la salvaje y guerrera Gamora, el duro Drax y nuestro árbol humanoide favorito en su versión mini, Groot.

En esta nueva trama además hará aparición estelar Ego, el padre biológico de Quill, para dar paso a una trama más emotiva y personal que la que se nos brindó en la primera entrega, pero igual de divertida y apasionante que su predecesora. La historia cohesiona subtramas de la primera parte, y las une a la segunda para contar una historia redonda en su conjunto. Un buen guion que introduce nuevos personajes como Mantis o da más protagonismo a otros como Yondu.

El ritmo es trepidante. La acción te lleva de un punto a otro de la galaxia en un universo tan rico como atractivo, visualmente colorido e incluso extravagante en el buen sentido. Donde una civilización de gente dorada que lucha en bicicleta estática tiene cabida.

LA COMEDIA ES ALGO SERIO

Tomarse demasiado en serio una película como esta sería un error. Ese toque gamberro, el choque constante entre personajes, la explotación de los defectos tanto como las virtudes, los antihéroes que de repente se convierten en los defensores de la galaxia; todo ayuda a crear una atmósfera tan divertida como canalla que entretiene al público desde el primer momento

La cultura popular, sobre todo basada en los años 80, se hace un hueco, y grande, en esta producción que nos trae las ganas de nuevo de rescatar es antiguo walkman de nuestro armario y ponernos a ver series como ‘Cheers’.

I AM GROOT

Groot vuelve, en tamaño de bolsillo pero dispuesto a convertirse en la estrella de la película. Uno de los personajes más tiernos, graciosos y con los mejores gags y momentos de la película. Lo veremos bailar, pelear, sufrir, disfrutar, enfadarse, trepar; y aún así, cuando acaba la película, nos vamos con la decepción de que no exista un Groot en la vida real al que arropar por las noches.

LA MÚSICA NO AMANSA A LAS FIERAS, PERO ANIMA LA PELÍCULA

Si la BSO de la primera película se convertía en un personaje más en la aventura, esta nueva entrega vuelve con otra tanda de canciones que cobran vida propia en cada escena. “Father and son”, “Wham Bam Shankg-a-Lang”, “The Chain” son algunos ejemplos que nos podemos encontrar. Y es que descubrir qué canciones se han elegido para acompañar a los guardianes, se ha convertido en un atractivo casi tan grande como la trama.

5 ESCENAS POSTCRÉDITO

Ni una, ni dos, ni tres; hasta cinco escenas postcrédito podrán disfrutarse al terminar la película. Y eso acompañado de escenas de créditos muy animadas. Marvel se está proponiendo no dejarnos salir de la sala hasta que se enciendan por completo las luces y nos eche el acomodador del cine.

Estamos por lo tanto ante una película tan divertida y carismática como la primera entrega, pero más emotiva y personal. Donde conoceremos a nuevos aliados y enemigos al ritmo de un banda sonora de excepción, y todos tendrán su propia pareja de baile. Pero sobre todo es la película que convertirá a Groot en el merchandasing más buscado esta Navidad, y motivos no le faltan.

Más en: www.laclaquetametalica.com
La Claqueta Metálica
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
14 de marzo de 2017
55 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Se oye una canción, que hace suspirar y habla al corazón de una sensación grande como el mar…”.

Cuando en 1991 “La Bella y la Bestia” ganó el Oscar a mejor canción y mejor banda sonora, sabíamos que su música nos acompañaría durante mucho tiempo. El clásico de Disney nos trajo una historia de amor, donde los prejuicios y la superficialidad cobraban factura. Una hechicera, haciéndose pasar por mendiga, llevó una maldición a toda una corte. Una maldición que solo cuando el amor verdadero cobrara auténtico sentido podría romperse.

La historia usa la misma fórmula que la de 1991, con una historia y desarrollo de los acontecimientos prácticamente igual que la original. Pero la producción consigue separarse lo suficiente de la versión de animación, adquiriendo un carácter muy propio en aquellas aspectos que las diferencian. Centrándose más en las historias de los personajes y en las relaciones entre ellos, tanto de los protagonistas como de los secundarios.

Además logra atar algunos cabos que en la original quedan sueltos. Quizás prescindibles entonces, pero necesarios ahora. Estamos ante una producción más madura y sobre todo, perteneciente a otra época. Los personajes no habrán cambiado, pero nosotros sí. Y Disney hace tiempo que se ha dado cuenta de ello.
labella y la bestia
-Lo importante hija mía, no es el exterior, es el interior…de la cartera.

“¡Qué festín!¡Qué festín! Una película de postín”

Como el banquete que ofrece Lumiere, la película muestra un despliegue de ornamentos que nos trasladan a un cuento de hadas donde la magia está presente hasta en la cubertería. Los escenarios de la original, se multiplican visualmente y lo romántico y lo gótico se entremezclan transportándote a un castillo donde todo cobra vida. En definitiva, visualmente espectacular, como un cuadro del que conocemos el resultado pero que disfrutamos con cada pincelada.

Lo mejor de la película vuelve a ser la banda sonora original. Comenzando con “ Belle”, una canción que nos presenta una aldea francesa con el mercado como escenario principal, y los vecinos hablándonos de lo peculiar de la protagonista.“Gastón”, donde el antagonista es alabado por todos y sobre todo por él mismo, así como “¡Qué festín!” que se convierte en un gran musical donde la cubertería baila al compás. Y claro, por supuesto, la canción principal, “La Bella y la Bestia”, la que nos enamoró hace 25 años y nos vuelve a enamorar hoy en día. Sin embargo, las canciones creadas exclusivamente para esta ocasión, ni se acercan a la calidad de las anteriores.

“Nunca está con los demás, no se sabe a dónde va, nuestra Bella es una chica peculiar.”

Bella es una de las princesas Disney más conocidas y queridas por el público. Una mujer decidida, apasionada, curiosa y con un libro siempre entre las manos. Disney nos trajo a una salvadora, no a una mujer que necesitaba ser salvada. Emma Watson nos trae la parte más dulce y bondadosa de Bella, aunque no acaba de matizar todos los aspectos de la original. Una mujer con carácter y valiente, que no teme ser la prisionera de una Bestia por salvar a su padre. Algo que Emma Watson no consigue transmitir del todo.

Hablar de la Bestia es complicado, con los efectos especiales ocultando al actor, Dan Stevens, como la bestia oculta al propio príncipe. Sin embargo, si hay un personaje característico del cuento de Disney, es el antagonista, el mismísimo Gastón. Estamos ante un enemigo diferente; no es un dragón, ni un ogro, ni una madrastra, ni siquiera tiene poderes. Es un hombre presuntuoso y egoísta, egocéntrico y engreído. Un villano alejado de lo que nos había ofrecido Disney hasta entonces; avisándonos de que el peligro puede estar más cerca de lo que pensamos. Y el actor encargado de interpretarlo “Luke Evans“, ha sabido plasmarlo a la perfección.

Los extras tienen más protagonismo en esta nueva versión, con historias y relaciones que van más allá de dar el toque cómico. Además, son interpretados por actores de lujo como Emma Thompson, Ewan McGregor, Ian McKellen, Kevin Kline y Josh Gad.

…Nace una ilusión, tiemblan de emoción Bella y Bestia son”

Y así es como nos hemos emocionado con la nueva producción. Con la ilusión de cuando éramos niños y la esperanza de que guste a los que ahora lo son. Y recordando de nuevo las canciones, el vestido amarillo de Bella, el desparpajo de Lumiere, a Chip haciendo burbujas con el té y sobre todo la lección más importante, que la belleza siempre está en el interior. Y sino, pues a vivir del cuento.

Más en: www.laclaquetametalica.com
La Claqueta Metálica
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
2 de mayo de 2017
22 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
El peculiar estilo narrativo de la serie es, sin duda, una de sus mayores virtudes. Alternando entre flashbacks de la historia de Hannah y escenas del presente de Clay, para mostrarnos así el antes y el después de todos los personajes que participaron, en mayor o menor medida, en cada una de las cintas. Un formato que podría ser complejo, pero que está tan bien realizado que en este caso resulta tan claro como efectivo.

‘Por 13 razones’ nos atrapa desde el primer instante debido a la curiosidad que sentimos sobre lo que ocurrió. Se aprovecha de tenernos enganchados para poder ir metiéndonos poco apoco en la historia, asegurándose de que comprendemos por completo las implicaciones de cada uno de los elementos de la trama. Y es que, en este caso, saber en que desemboca la historia ayuda a darle una mayor profundidad a lo que, en otras circunstancias, podría haber sido una simple historia de adolescentes.

Así es como a fuego lento, a veces demasiado lento de hecho, nos va atrapando en su relato. Y nos va demostrando como un suceso dramático no siempre nace de un impactante suceso, sino que, en ocasiones, proviene de la suma de muchos gestos en apariencia pequeños. Una reflexión necesaria, que ayuda a comprender mejor lo duros que pueden ser determinados aspectos de la vida de un adolescente.

Sin embargo, hay un aspecto de la trama que estropea, en parte, este mensaje. El cual incluiremos en la zona reservada para spoilers.

En cualquier caso ’Por 13 razones’ es, sin duda, una serie interesante. Tanto por su peculiar narración como por la importancia del tema que trata. Los fallos que pueda tener, se perdonan con facilidad por lo bien que logra hacer que nos introduzcamos en su historia. Por eso no lo dudes, escucha las 13 cintas, y pásalas al siguiente al acabar.

Más en: www.laclaquetametalica.com
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
La Claqueta Metálica
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
22 de junio de 2017
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estamos ante una colección de personajes planos definidos de forma automática. Un catalán tacaño (David Guapo) , un facha de derechas seguidor del Real Madrid (Jordi Sánchez), un perroflauta despreocupado y de apariencia dudosa (Salva Reina), y un gay negro vasco (Bore Buika) forman esta gama cromática social sobre la que se basará la propia comedia. También están ellos, los hijos, Eduardo Casanovas, Megan Montaner y Silvia Alonso que tratan de traer los momentos más tiernos y nostálgicos. A pesar de la dudosa calidad de los personajes, estamos ante un elenco actoral aceptable, con mejores cualidades interpretativas que las que pueden demostrar en la película. Aunque si alguien consigue brillar y sobresalir es sin duda Rossy de Palma, comiéndose la película en aquellos momentos en los que hace aparición.

“Señor dame paciencia” es una mezcla de comedia y drama, y a pesar de que trata de dar más peso al primer género, es de la parte dramática de la que se puede sacar más provecho. Porque en la parte cómica nos volvemos a encontrar con un humor facilón que queda resumido en una sucesión de chistes poco originales que parecen metidos con calzador. Hacer chistes sobre tópicos no justifica no trabajar las bromas, y aquí parece una vaga función de buscar la risa fácil. Además, hay personajes e historias que no trascienden más allá de su imagen (claro ejemplo el de Andrés Velencoso y Bore Buika).

La imagen, la luz y los paisajes sí que logran iluminar una producción que brilla poco, y el pueblo de Sanlúcar de Barrameda queda mejor parado que la propia película. Con una casa que parece de exposición, y que se covierte en un personaje más de la trama. Y una furgoneta, al más puro estilo de Pequeña Miss Sunshine, de la que esperábamos más presencia al aparecer en los propios carteles promocionales.

Con “Señor dame paciencia” estamos ante una historia que no sorprende, ni cuenta nada nuevo; unos personajes que ya hemos visto muchas veces, y un guión que nos lleva a un desenlace poco trascendental. Si el público no va en busca de algo diferente o sorprendente puede llegar a entretener, pero quizás la solución no sea hacer lo mismo una y otra vez, sino explorar nuevas formas de comedia y traer a la cartelera productos atractivos y novedosos que ayuden a nuestro cine patrio.

Más en: www.laclaquetametalica.com
La Claqueta Metálica
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 19 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados