arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Jaén
Críticas de JACHi
Ordenadas por:
417 críticas
1 2 3 4 10 20 84 >>
6
8 de agosto de 2009
50 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de nada, resumiré mis impresiones técnicas. No es muy imaginativa, y los apartados de dirección, fotografía y sonido los encuentro deficientes; no tanto así el montaje y las interpretaciones, bastante logradas y acorde con los personajes, los cuales, eso sí, debo decir que no los veo del todo acabados, como si cogieran fuerza al principio pero luego perdieran "fuelle". Vamos, que podría pasar sin problemas por el capítulo de una (buena) serie española.
Ahora entremos en lo importante. Como bien pudimos adivinar todos al mirar el cartel, la cosa va de un muchacho de escaso éxito social -pero buena gente- en cuya vida hace súbita aparición un demonio con cara y piernas de ángel que, como es de esperar, encandila a nuestro entrañable prota con sus simpatías, sus (falsas) confianzas y sus caricias (NOTA: no te fíes de alguien que es tan maravilloso contigo en tan poco tiempo). Él se ilusiona y cree tener posibilidades con ella, cuando…no es así. Y me temo que algunos en la sala sentíamos como nos metían los dedos en unas llagas que escuecen de verdad.
PERO HABíA QUE DECIRLO. La peli se ha hecho con la idea de advertir a los potenciales Pagafantas del mundo para que huyan cuanto antes de la engañosa humillación a la que son sometidos por sus enamoradas (/os) a cambio de cuatro caricias, un par de abrazos y una o dos noches AL AÑO en que les permiten dormir a su lado, por supuesto, con las manos quietas. Mientras, cómo no, se trincan al maromo de turno delante de sus narices.
Con esto voy a lo que adelantaba en el título, que si Pagafantas da lugar a esa situación, la Cobrafantas o FANTAPAGADA es la verdadera culpable. Y es que se ve que hay un tipo de tías que tienen que embaucar forzosamente a un pobre pringao -no sabemos si por satisfacción de ego, por sadismo puro, o por llana estupidez- que les soporte las comeduras de tarro, mientras el "trabajo duro" de hacer guarreridas se lo dejen al cabrón-chulo-mierda que FP asegura odiar, siendo mentira, en contraposición al tierno amor que le tienen al PF, más mentira aún. O sea, abriendo su corazón al pringao y sus piernas al maromo, ¡¿por qué no pueden ser las dos cosas al mismo?! Tsss, como FP se entere de esto, significará que sólo querías estar con ella porque la deseabas:
1- Qué tendrá eso de malo.
2- ¿Por qué no le recriminan eso al maromo, que es quien está sólo para beneficiársela?
Lo curioso es que además se tienen que liar con uno que sea opuesto al PF: si es rubio y flaco, se enrollará con un moreno fornido; y si PF odia a los jipis, descuidad que moverá cielo y tierra para que esa misma noche PF huela el aroma a porro.
Todo esto viene reflejado en la película en clave de humor, si bien el asunto de chiste tiene poco. Aprendamos pues de la triste experiencia de Chema y no caigamos más en la amarga tiranía de quienes no nos quieren. Un, desde ayer, ex-pagafantas veterano de años y años de escuchar gemidos sexuales en el cuarto contiguo, os conmina a abandonar ese ingrato rol.
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
6 de octubre de 2020
40 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ese es el nivel medio de la serie. Lo digo para no crear falsas ilusiones a los fans de Lily Collins (club que fundé yo mismo hace años), cuyo talento aquí es totalmente prescindible hasta el punto que te das cuenta de que este mismo guión protagonizado por Mila Kunis, Jennifer Love Hewitt o cualquier otra actriz nula de rostro resultón, habría dado exactamente el mismo resultado...
(el resultado es horrible, adelanto)

Vaya mi reseña dedicada a los cuatro o cinco que no leen revistas sino libros, que no ven concursos ni salseos televisivos sino documentales y películas -y más aún a los que directamente han dejado de ver la tele-, y a los que tienen correo electrónico y whatsapp pero no Tik-Tok ni Instagram. Estos últimos (los... las del Tik-Tok y el Instagram) puede que sean el público potencial (el “target” que dirían los cursis) de esta comedieta superficial, chiclosa, pretendidamente modernera y más anodina e intrascendental que un capítulo de ‘First Dates’. En ese sentido, es hija de estos tiempos vanales y falsarios.

Desde lo artístico, la serie no es nada. Actores no dirigidos (que no paran de moverse y gesticular en todo momento) interpretando a clichés andantes; alguna penosa referencia al gran éxito gabacho del siglo, AMELIE (escena de rompiendo la crema catalana con la cuchara). Una canción famosa cada 3 minutos, colorín, tomas de drones de la ciudad, gente guapa y bien vestida (discutible esto último)... Que por cierto, ¿y la gente fea? ¿Y las gordas, los tíos raros, la gente normal de la calle? No los verás aquí: de nuevo, hija de nuestro tiempo.

Y la cosa no empezaba del todo mal, como una interesante puesta a punto de la antipatía y la miseria moral francesas, pero termina siendo otro folleto turístico más. Y de los chabacanos (no, de elegante no tiene nada). ¿Cuántas postales en forma de series/películas van ya sobre París? ¿12 millones? Habría jurado que íbamos por 14...
El número de veces que dicen "los franceses" da puta rabia: ‘es que los franceses esto’, ‘es que en Francia aquello’... Es muy irritante, ese gusto hollywoodiense por lo, según ellos, exótico de lo extranjero. Un poco como en MI GRAN BODA GRIEGA o LA BODA DE MI NOVIA (esta última “exotiqueando” con Escocia, como si en ese país aún viviesen como en el siglo XV). Y llama la atención que tanto los que han hecho la serie como a los que les va a gustar se crean que hay sofisticación o “alto nivel” (no sabemos de qué) en el guión de EMILY EN PARIS, porque... ¿Cómo se les llama a los que desde la ignorancia se ilusionan y fascinan con el escaparate lejano de un lugar, un modo de vida y de unas personas supuestamente sofisticadas y elitistas?
Exacto: catetos.

Pero despiecémosla mientras aún la tengo fresca, pues tengo la sensación de que en un par de días se me olvidará para siempre:

- La regla de oro es que la serie se vuelve más y más frívola a cada minuto.
- La cantidad de encuentros inesperados en una ciudad de varios millones de habitantes es impresionante.
- Las amigas casuales... ¿Soy yo el raro, si digo que jamás en mi vida he hecho amigos casuales por la calle?
- El doblaje de las chicas parece más propio de un anime.
(sigue en spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
18 de mayo de 2008
39 de 58 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los fans incondicionales del genio del cine mudo -y sonoro también- seguramente renegarán de esta película, lo cual ocurre mucho con las pelis de biografías (es un género difícil, en el que creo que 'MALCONM X' destaca junto a muy pocas más... pero entre ellas 'CHAPLIN'). Y es que hablan poco de su arte y sí de sus amoríos y tal. Pero no es un filme romántico sin más. Utiliza el hilo conductor de la vida de Charles Chaplin para mostrarnos una historia melancólica, sentimental y muy bella. En la que por cierto los actores se salen.
Es un validísimo homenaje.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
29 de abril de 2013
24 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Voy a aprovechar la última entrega de la pentalogía vengadora creada por Michael Winner y protagonizada por el semi-dios Charles Bronson, para comentar todas las partes de la saga, pues considero que todas ellas tienen la calidad suficiente como para tenerse en cuenta (como serie y como películas sueltas).

Yo me considero a mí mismo un tío alineado con las "Fuerzas del bien". Es decir, quiero que ganen los buenos, y los malos pierdan. Pero también me defino como "de la línea dura", o sea que, dado que todas las armas y artimañas viles están en poder de los otros y que juegan con muchísima ventaja, pues me parece encomiable que los buenos, en determinadas situaciones, tengan el valor de hacer uso de las propias técnicas de los malos para combatirlos.

Hace poco criticaba otra gran saga del cine de acción, SOLDADO UNIVERSAL, que la encuentro maravillosa y al mismo tiempo, muy muy pero que muy tétrica y siniestra (especialmente, en sus dos últimas entregas). EL VENGADOR ANóNIMO no es de ese tipo. Paul Kersey no es un tío oscuro, creo yo. De hecho, es un personaje de lo más entrañable: es educado, galante, caballeroso, responsable, diligente... Le encanta llevarse bien con los vecinos, trabajar en lo que le gusta, tener alguna novieta y hacer planes de futuro con ella... No es un ex-combatiente desquiciado con ansias de matar mafiosos, qué va. Él quiere vivir en paz, como cualquiera de nosotros querría. Es sólo que el destino le ha hecho víctima de estos nuevos tiempos, en los que a uno que va paseando tranquilamente por su calle, cuatro mal nacidos pueden darle una paliza y robarle sus bienes y su dignidad, y quedar tan impunes. Es así, por desgracia, lo hemos visto en las noticias, es algo que ocurre. Pero es que, al mismo tiempo que es un hombre pacífico, también es alguien que no se resigna. Y si un macarra le toca los cataplines más de la cuenta, o ve que está agrediendo a alguien que no se puede defender, coge y le mete dos tiros, ASÍ DE FáCIL, SEÑORES.

La existencia del señor Kersey se justifica como un sueño de la clase media. La clase media que no quiere follones, que no se mete en líos, que no cree en las drogas, que trabaja y ahorra, que cuida de su casa y de su familia, que le gusta entretenerse sin grandes pasiones, salvo el fútbol y cuatro pasatiempos inocentes más. Y cuya seguridad se ve amenazada por el aumento numérico de esa otra clase más conflictiva: la que no trabaja, la que busca pelea, la que trafica y abusa de las drogas, la que maltrata a su propia familia, la que vive con muy poco que perder. En una palabra, LA GENTUZA. Esa chusma que crece y crece cada día en todas las ciudades, y que cada vez está más chulita, y comen más terreno a los que son honrados, a los que son tranquilos... Y a los que son cobardes. Sí, en efecto. Charles Bronson sólo repartió justicia en la ficción. No existen tipos así. Y es algo vergonzoso, a mi parecer. Si un mierda te ataca, uno debería ser lo bastante entero y valiente como para plantarle cara, como mínimo.

En vez de eso, la clase media recurre a un sistema judicial que se manifiesta exasperantemente inútil contra estos individuos, demasiado astutos como para dejarse embaucar por él. Y si la policía, los jueces, los legisladores y todos aquellos que están en la obligación de darnos protección contra estas alimañas han decidido renunciar irresponsablemente a su cometido, que surja un Paul Kersey con una magnum para bajarles los humos, es algo que me parece no ya simpático, sino absolutamente comprensible y lícito.

De acuerdo que los macarrillas que salen en estas películas han debido tener una infancia muy dura, y que se han criado a lo mejor sin padre, o con una madre alcohólica y prostituta, y que un cabrón les hizo adictos cuando tenían doce años, y que abusaron sexualmente de ellos, y que han crecido en ambientes violentos y marginales. Pero ni yo, ni Kersey, ni la ancianita a la que le acaban de robar el bolso, ni el pobre tendero al que acaban de destrozar el escaparate tenemos ninguna culpa. Ahora bien, sí tenemos la solución... ¡ COMED PLOMO, MARICONES !*
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
5 de agosto de 2009
33 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mis últimas diez críticas han sido dedicadas a lo que para mí eran los esperpentos cinematográficos y audiovisuales más dolorosos y trágicos que he tenido el disgusto de contemplar en todos estos años de incondicional afición al mundillo. Y debo decir, acabada tan ingrata tarea, que me sentí hecho polvo, triste, desanimado y confuso.
Es por esto que necesitaba como el aire desahogarme viendo alguna de esas pelis no de estas que dices 'eh, qué guay, vamos a verla' o 'es interesante, me ha gustado mucho', no. Yo requería una película con mayúsculas, UN PELICULóN, una obra maestra, una cinta que desde el primer fotograma hasta el ultimísimo me recordara que todavía existen cosas en la tierra por las que merece la pena seguir respirando. Por las que merece la pena, no sé... hasta LUCHAR.
En este filme, todos y cada uno de los elementos que lo componen (música, texto, historia...) están puestos para elevarnos por encima de las estrellas; para aliviar nuestras cargas espirituales; para obligarnos a no olvidar* lo que somos, o lo que podemos llegar a ser.
Al igual que el aficionado a las drogas consume sustancias alucinógenas para obtener a través de su cuerpo y de su mente sensaciones extremas, yo me pongo el DVD de EXCALIBUR para que todos mis cabellos se ericen y la piel se me ponga de gallina al escuchar 'O Fortuna' con los caballeros de la Mesa redonda cabalgando; o 'Parsifal' y 'Tristán e Isolda' amenizando esos cuadros perfectos de un país remoto, antiguo y virgen, ya destruido u olvidado.
Hay dos reacciones posibles cuando uno ve EXCALIBUR: o bien se aburre por culpa del "poético" ritmo de ciertas partes de la película, y por el aire ciertamente cutre-salchichero de ciertas escenas de acción; o bien, mira más allá y se queda hipnotizado y con las lágrimas cayéndosele de admirar tanta belleza. Si alguna vez yo he estado cerca de padecer el curioso síndrome de Stendhal, ha sido a causa de la contemplación de esta maravilla.
No es para verla con los amigos, es para disfrutarla solo. O quizá lo diga porque me avergüenza que mis amigos me vean con los ojos llorosos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
JACHi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 84 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados