arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de MFEnguita
Ordenadas por:
14 críticas
1 2 3 >>
6
24 de junio de 2013
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película de culto para el magisterio español, basada en un relato de Manuel Rivas. Bien hecha y emotiva, pero un tanto estereotipada. Insensiblemente pasa del reconocimiento a los maestros represaliados por el franquismo a una especie de pasión en la que el maestro ocupa el papel de Cristo: denunciado por el sanedrín, negado por sus discípulos, sacrificado. Lo "crí­tico" aquí­ -sobre todo desde la perspectiva de un docente- no sería salir enardecido por el mensaje sino más bien distanciarse un poco del mismo y, sobre todo, de la generalización de sus pretensiones hagiográficas.
MFEnguita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
21 de mayo de 2014
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muy buena película. Basada en un caso paradigmático. Pero la parte más interesante quizá sea aquella a la que se presta menos atención, sin la cual se parece demasiado a la respetable pero típica y tópica historia de profesor carismático con alumnos que otros darían por perdidos. Me refiero a las dificultades de Escalante para llevar adelante su trabajo y su proyecto en un contexto de compromiso profesional limitado, burocracia y mediocridad.
La película no está prácticamente en ningún sitio, ni de pago ni pirata, pero siempre hay alguna oportunidad. Ahora, por ejemplo, en Vimeo: http://vimeo.com/29438202
MFEnguita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2
24 de noviembre de 2015
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si te acabas de estrenar como profesor y es la primera película que ves sobre tu oficio puede que te guste, pues reúne todos los tópicos del género. Profesor comprometida supermaja con alumnos alienados superbordes hace que le vida real entre en la clase y ¡plaf!, se produce el milagro. Como, además, es profesora de historia, nada mejor que el tema del holocausto y una víctima real para renegar del academicismo estéril e invocar la oportuna idea de que aprendiéndola, la historia, no estarás condenado a repetirla. Pero, por ello mismo, más previsible y, por cierto, una idea plagiada de Freedom Writers (de Richard LaGravenese, son Hillary Swank de profe, Scott Glenn, Patrick Dempsey...).
Si necesitas echar unas lágrimas por el gremio, mejor La lengua de las mariposas o El club de los poetas muertos, que al menos son buen cine, aunque también con truco. Si eres sociólogo, o aficionado a, no te dejes embaucar por el título Les Heritiers, porque el asunto no tiene nada que ver con Bourdieu et al.
MFEnguita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
21 de mayo de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
¡Qué buena serie! Confirma lo que mi hijo insistía en decirme y yo me resistía a aceptar: que la alta calidad está ahora en las series más que en el cine de sala.
La serie es casi un curso de sociología por el que van desfilando el cuerpo de policía, la clase obrera y sus sindicatos, la política local y estatal, la escuela pública... Todo ello contra el panorama desolador de la desindustrialización y la decadencia económica de Baltimore.
En mi entorno he oído hablar de ella, sobre todo, por la cuarta temporada, centrada en buena parte en una escuela secundaria del centro urbano y sus alumnos. En ella se reflejan la falta de motivación de alumnos y profesores, la burocracia administrativa y, quizá lo más novedoso, los efectos perversos del los mecanismos vigentes de evaluación externa (el llamado high stakes testing).
Pero, en mi opinión, su relevancia para la discusión de problemas propios de la educación dista mucho de limitarse a la cuarta temporada, con su énfasis sobre los alumnos y los tests. Eso vale para quienes piensen que los problemas están siempre del lado de los alumnos y de las administraciones.
El retrato que se hace de la policía a lo largo de la serie es válido para cualquier cuerpo burocrático y él mismo, por cierto, una mejor expresión de la ley de Campbell -con el permanente vaivén entre indicadores de resultados en la lucha contra el crimen, cada uno de los cuales conduce a un disparate de distinto tipo-, que la tímida alusión a los tests escolares en la cuarta temporada.
El panorama del grupo de trabajo en que se centra la serie parece, en sí mismo, un claustro: policías que creen en su trabajo que terminan arrinconados y amargados en oficinas, o en tareas irrelevantes, o haciendo manualidades, o detestados por sus jefes y también por sus compañeros; triperos, alcoholizados o no, que se pasan el día ideando como conseguir una baja médica y sólo esperan el momento de la jubilación; jefes, algunos, cuya único objetivo parece ser que nada funcione; pero también agentes que viven para su trabajo, o que empiezan como patanes pero evolucionan hasta convertirse en espléndidos profesionales.
El retrato del sindicato de estibadores, incluido el de su variada fauna -desde trabajador de ética inquebrantable hasta el más repugnante cantamañanas, pasando por el delegado dispuesto a lo peor por su sindicato o por el buen esposo dispuesto a delinquir por el chalecito, y todos ellos en la misma familia- es extremo, como corresponde al gremio (recuérdese La Ley del Silencio), pero rebajándolo unos grados, es también de aplicación general, un simple ejemplo de la disyuntiva moral entre los fines y los medios.
Hay mucho más, sobre todo para quienes busquen elementos relacionados con la política, las relaciones interétnicas, la homosexualidad, la sociología urbana, las políticas sociales, la "gentrificación", etc. A mí, una de las cosas que más me llamó la atención fue la casi universal condición de trepa, que el agente McNulty señala en algún momento como la clave del problema (no recuerdo bien los detalles, pero sí el fondo): demasiada gente preocupada por su futuro, es decir, por hacer carrera. Lo están los políticos, como bien sabemos todos por el cine y como nos complace con morbo recordar en estos tiempos, pero lo están también los policías, los profesores... y hasta los camellos, todo el día pensando en si les van a pasar esto o lo otro, si los van a mandar aquí o allá y cómo ascender en la jerarquía.
Para decirlo con un buen tópico: un fresco inigualable.
MFEnguita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
25 de julio de 2013
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película que se deja ver muy bien, con una interpretación realmente magistral de Brody (y no es precisamente santo de mi devoción, este tipo que se dedicar a conducir a más de 200 km/h por las vías públicas y a hacer todos los anuncios imaginables), pero se trata de una trama ya manida en extremo. La historia cien veces vista del profesor que encandila a los alumnos más difíciles en unos pocos meses, porque cree en ellos, aunque muy bien representada. Entre los tópicos, la alumna maltratada por su padre por su inclinación artística y por sus compañeros por su peso, la adolescente entregada a la prostitución más cutre, el chico negro superviolento, la psicóloga al borde de un ataque de nervios, el malentendido sobre un encuentro con una alumna...
Película de 2011, por lo tanto hecha en pleno debate sobre la reforma educativa, la evaluación de los centros, la labor del profesorado, NCLB y las charter, etc. en los EEUU, no resiste su propia triangulación. Por un lado, el instituto es un desastre, que es lo que da valor al nuevo profesor, pero, por otro, los demás profesores son estupendos (sólo ha habido uno que odiaba a los alumnos, pero ya murió... y, por cierto, era negro -los demás, blancos y los alumnos de todo un poco), con lo cual lo que se viene a decir es que no bastan los buenos profesores sino que se necesita a alguien con superpoderes, los de Barthes-Brody, que parecen venir de que ha sufrido tanto como sus alumnos. Por otro, el villano de la película es el representante de la administración, que viene con la ya sabido: los malos resultados académicos, la amenaza de cerrar el centro y sustituirlo por una charter, la preocupación porque la mala fama del instituto está haciendo caer los precios de los inmuebles en la zona... Los profesores se rebelan, eso sí, en nombre de lo que dicen o creen hacer pero no parece que hayan hecho.
MFEnguita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados