arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de GonzaloyGracias
Ordenadas por:
117 críticas
1 2 3 4 10 20 24 >>
8
26 de octubre de 2015
21 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Magnífica película de un debutante Thomas Bidegain.
Desde el inicio juega con el equívoco: estamos en una feria de música country, con los participantes disfrazados de cawboys, con las bandera de las barras y de las estrellas ondeando al viento... Pero los aficionados al country hablan francés. Y en breve se inicia el drama, un drama tremendo, la hija de uno de los participantes ha desaparecido siguiendo los pasos de un novio yihadista.
A partir de aquí el padre, preocupado y finalmente obsesionado inicia una búsqueda sin cuartel por Francia, Bélgica, Holanda. Las relaciones con su pareja, con su trabajo y su entrono se deterioran irremediablemente. El padre es un macho alfa y encara la situación como tal... y casi siempre de forma equivocada.
En un extraordinario cambio de escena, observamos que han pasado varios años y que el padre continúa la búsqueda de su hija acompañado por su hijo, que en el inicio del film era un niño y ahora es un joven.
Si hasta aquí parece que nos encontramos ante un Centauros del desierto (The searchers) contemporáneo, el director da un giro de tuerca bastante lógico, y es el hijo, el hermano de la desaparecida, quien continúa la búsqueda.
Un gran guion pleno de giros lógicos, con personajes poderosos, cercanos, comprensibles, y una conclusión final que va más allá de la que aportó el guion de Centauros, propia de un género que nos hablaba de un territorio mítico en el que movían héroes míticos.
Cawboys habla de un mundo real y cinematográfico desmitificado
GonzaloyGracias
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
25 de octubre de 2015
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sobre la entrevista entre Truffaut y Hitchcock, a petición del primero, y el libro posterior del cineasta francés, gira este película con aportaciones de Scorsese, Wes Anderson, Linklater, Bogdanovich... Desde Cahiers André Bazin y los futuros cineastas de la nouvelle vague reivindicaron el cine de Hitchcock como cine con el sello de la autoría, un cine que superaba el cliché de cine de entretenimiento, de cine comercial, en el que estaba encasillado Hitchcock. Un director, es cierto, de estudio y que pensaba al hacer sus películas en el público.

Lo dice Hitchcocck en la entrevista -de la que conservan imágenes, audio y fotografías- "yo busco el cine puro, un cine que sea entendido por japoneses e indios, porque las imágenes que vean les produzcan sentimientos parejos.

Como la imaginación de Hitchcock era visual, en forma de imágenes, y su formación fue la de un director del cine mudo, sus películas podrían entenderse, en buena parte, si prescindiéramos de los diálogos. La planificación de los filmes por parte de Hitchcock era milimétrica, y no importaba tanto la verosimilitud de la historia, como su fuerza poética, valga para Vértigo, Psicosis, y tantas otras.

Usted hace películas con un trasfondo moral que camufla con tramas policiales o criminales, le pregunta o afirma Truffaut... Sí, responde el maestro. La culpa, verdadera o supuesta, ronda buena parte de sus argumentos.

Un buen documental. Una buena aproximación a uno de los maestros del cine, por parte de otro maestro de otra generación cinematográfica
GonzaloyGracias
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
17 de diciembre de 2014
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una gran comedia "loca" de Saénz de Heredia, que recoge lo mejor del humor La Codorniz, y de ese grupo de humoristas encabezados por Mihura. En esta película cristaliza, a mi entender, ese humor negro, absurdo, aunque de tono amable y castizo, de la revista y de su grupo de humoristas. El guión es una joya de precisión, así como su desarrollo cinematográfico. Los actores -todos- están "superiores", consiguiendo algo tan propio de nuestro cine -y del clásico en general- que es que hasta los actores de reparto o secundarios tengan sus momentos "cúlmenes" cuando aparecen: Gómez Bur, Bódalo, Rafael Alonso, Amparo Soler Leal, Gracita Morales..., están que se salen.
Y volviendo a la historia descabellada de este hombre "de paz" que quiere evitar un duelo a navaja con un señor chulesco... y que casi acaba provocando la "tercera" (guerra mundial, se entiende), y en el camino un enfrentamiento
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
GonzaloyGracias
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
27 de octubre de 2016
24 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
“España en dos trincheras. La guerra civil en color” es un documental sobre la guerra civil española en el que se ha dado color a las filmaciones, a las imágenes en blanco y negro. Es una versión, por tanto, en color de la las filmaciones de la guerra. Tal coloreado se ha hecho en otros documentales -en otros países- con las filmaciones de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Reconozco que me “duele” comentar esta película documental. Los directores y productores supongo que han sido conscientes de que la guerra civil no es solo historia, sino que sigue siendo "memoria viva" a través de la memoria transmitida a sus descendientes por los que participaron o fueron víctimas en ella.

Por tanto, reconociendo el esfuerzo de los directores en su buceo de imágenes de la guerra civil en la Filmoteca Nacional y su esfuerzo de síntesis para ofrecer una visión integral a través de esas imágenes, debo pasar a intentar resumir porqué a "mi" me parece un proyecto fallido:

1. Desde el punto de vista historiográfico el documental es bastante superficial en el análisis de las causas de la guerra civil: despacha con trazo tópicos los conflictos sociales y políticos, los partidos y las fuerzas en liza... El desarrollo de la guerra se mueve a la altura de un manual de secundaria, despachando los distintos conflictos producidos en el gobierno de la República o en el mando de los sublevados con referencias muy generales. Las tensiones entre los partidos y sindicatos de la República, la represión y sus motivaciones, la toma de decisiones de los responsables políticos, la política internacional… son meros apuntes. Inclusive la terminología es dubitativa, aceptando, a veces, la que transmitió la propaganda de los combatientes (levantamiento...).

Faltan los testimonios, la voces, de los protagonistas: dirigentes, soldados, víctimas... Es una decisión que tendrá sus motivos, pero le resta fuerza y autenticidad al documental. Apenas se lee en el documental una carta de un combatiente. Es de suponer que el documental se dirige a un público amplio, que quizá no tenga un especial conocimiento de la guerra civil. Aparte de intentar no ofender a las distintas visiones sociales y políticas de la guerra que siguen existiendo en la sociedad española.

2. Desde el punto de vista cinematográfico, los directores y productores de documental afirman que no han tratado de “colorear” las imágenes, sino de restituir el color a lo que lo tuvo en su momento: la vida. Después de ver el documental, creo que el coloreado no aporta “más vida” sino que resta vigor a las imágenes. Por una razón: esas imágenes, de una gran fuerza y dramatismo muchas de ella, las hemos visto -incluso las no vistas- siempre en blanco y negro. Ahí están en nuestra memoria y seguirán estando.

Muy recomendable, de todas formas, para ver filmaciones en buena parte inéditas para el espectador. Y para debatir.
GonzaloyGracias
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
15 de octubre de 2015
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lamento no coincidir con la crítica que me antecede, pero a mí evidentemente me ha parecido una versión nostálgica, edulcorada, y probablemente reduccionista de la historia de Corea del Sur desde la guerra civil hasta nuestros días. El homenaje a la generación de los padres del director, de su memoria individual trasladada a la memoria colectiva de un país, puede que inaugure un nueva épica coreana, pero resulta difícil asimilar por un espectador no coreano. Que ha gustado a un amplio público en Corea es obvio pues la película les pone enfrente, como un espejo deformante, una visión amable y justificativa de sus vidas en las que su país ha pasado de la pobreza a la riqueza, de la lucha por la superviviencia a la estabilidad, que no la paz.

Especialmente irritante puede ser el uso de lo melodramático para concitar la solidaridad, o la misma lágrima, del espectador coreano. En los espectadores no coreanos es difícil que lo consiga, pienso. No se produce la necesaria identificación con lo que ocurre en pantalla, que no supera una operación de "reality show de calité".

Grandiosa, en cambio, en su dimensión de cine espectáculo: la retirada durante la guerra de Corea, o el accidente en la mina de Alemania.

Y poco más.
GonzaloyGracias
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 24 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados