arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de el hombre del coco
Ordenadas por:
496 críticas
1 2 3 4 10 20 100 >>
9
22 de noviembre de 2016
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Año 1964 de nuestra era, se estrena en cines la película La Caída del Imperio Romana y resulta (redoble de tambores) un tremendo, monumental y gigantesco fracaso en taquilla.

¿Y eso porqué pudo ser? ¿Es acaso mala la película?
En absoluto, para mi, el principal motivo del fracaso de la cinta es que llega fuera de tiempo, en un momento en el que este tipo de películas ya sufrían un gran desgaste y el público o sí o sí las iba a dar ya la espalda.
Anthony Mann y seguramente es seguramente uno de los directores de cine más injustamente olvidados de Hollywood. Es verdad que casi toda su mejor filmografía vive del western o de películas que convierte en western encubiertos (El Cid, 1961) pero vivió al final de su carrera una breve etapa española bajo la tutela de Samuel Bronston y fruto de esta película nació La Caída del Imperio Romano. Y seguro que habría sido más sino hubiera fracasado como lo hizo la película.
¿Qué clase de película es? De la misma época, más o menos, tenemos otras dos películas que definen mucho el cine de la época. Cinco años antes se estrena Ben-Hur, otra de romanos con connotaciones religiosas. Comienza con un breve prólogo seguido por unos títulos iniciales que nos hablan del protagonismo único y épico de Ben-Hur (es la música quien habla) sin eliminar cierto espectro religioso. Dos años más tarde llega Spartacus (cinta que empezó a dirigir Anthony Mann, por cierto) y su inicio es muy sobrio, seco y con una música de Alex North que nos presenta a una Roma que es la mala de la película. Es una Roma militarista y fría.
Pues en 1964 Anthony Mann ya ha tenido otra oportunidad de hacer su propio pemplun y vaya si lo hace (me gusta La Caída del Imperio Romano pero aunque piense que es el propio Samuel Bronston quien lastra la película, por suerte Spartacus no tuvo el acabado que tuvo La Caída del Imperio Romano). El comienzo de la cinta es más colorido y su música nos habla en un lenguaje muy pomposo, muy recargado, muy solemne y nos habla también de un drama, de una historia de amor (la historia de Livio y Lucila). Ya no hay connotaciones religiosas (en Spartacus ya habían desaparecido), solo espectáculo.
Realmente es la historia de Livio y Lucila la que lleva el peso de la película, pero por suerte no están solo ellos: Mel Ferrer, Omar Sharif y otras muchas caras conocidas. Pero lo mejor lo dejo para el final: a la Loren (aunque no sea la mejor actriz del mundo ella es mucho Sofia Loren y llena como nadie la pantalla) y Stephen Boyd (me gusta mucho en la película y tuvo mala suerte, tanto por el cáncer del pulmón como porque sus dos papeles más conocidos fueran un fracaso, éste, y un éxito donde hacía de villano, el Messala de Ben-Hur, y en los dos con aspectos muy muy diferentes) se les suman Christopher Plummer como Commodo (sensacional, hace un poco de robaplanos), Alec Guiness (otro robaplanos) como Marco Aurelio y sobretodo James Mason (el robaplanos oficial de la película). Mason en su papel de Timónides es para mi el eje de la película, él ayuda a estructurar toda la película y su personaje se define a la perfección con una frase de Marco Aurelio “los soldados han descubierto el secreto de Timónides, pregúntale qué hora es y el te explicará la historia del calendario”.
Todos los personajes ayudan a arropar una historia de poder, ambición pero sobretodo la historia de Livio y Lucila (a través de ellos se explica el porqué de la caída de Roma).

La película es a ratos excesiva y eso la hace irregular, pero indudablemente tiene momentos únicos e impagables (no me preguntéis porqué pero en casi todo ellos sale Timónides) y pese a lo irregular de la cinta, es una notabilísima cinta de romanos. Y me temo que lo que lastra a la narración de Mann es la necesidad impuesta casi seguro por Bronston de hacerlo todo cuanto más grande mejor (se anunciaba la película como la cinta con la mejor carrera de cuadrigas jamás filmada). Lo que me lleva a otro aspecto: Ben-Hur, El Cid, 55 días en Pekín,… todas cuentan con Charlton Heston y dos ellas con Miklós Rózsa. ¿Hasta qué punto Stephen Boyd era un plan B? Se intentó que Heston protagonizara la película pero no fue posible y el “premio” fue para Boyd.

Eso sí, para la posteridad no solo varias escenas de la película, la partitura de Tiomkin tiene una pequeña rareza: suena menos “romana” incluso que el Spartacus de North, pero es sin dudarlo una gran banda sonora.
el hombre del coco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
16 de noviembre de 2016
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
John Milius dirige y de qué manera. Y reescribe un guión original de Oliver Stone y de qué manera tan inteligente. Es capaz de concebir una historia que, como un buen maestro artesano, escribe escena a escena, creando momentos todos ellos únicos y que beben de otro cine. El Conan de Milius es capaz de beber de John Ford, de Kurosawa, de Bergman, es capaz de beber de un clásico como Apocalypse Now (el paralelismo entre la muerte de Kurtz y Thulsa Doom es innegable), es capaz de dibujar una cinta donde los diálogos son algo menor, donde se crea un concepto operístico donde la historia se narra casi sin palabras (miren sino cuando es la primera línea de diálogo aparte del breve monólogo de William Smith al mudo Jorge Sanz o ese final en donde desde los preparativos de la batalla final y un diálogo eliminado entre Subotai y Conan hasta el final solo hay unas breves líneas de diálogo: de Mako, de Conan rezando a Crom porque dos se van a enfrentar a muchos o las líneas finales de Thulsa Doom), es capaz de crear diálogos únicos y contundentes (las líneas de Max Von Sydow son apabullantes y otras líneas del guión son también de un lirismo brutal, como las de Valeria cuando le dice a Conan que acepten lo que tienen, o las de Thulsa Doom alias James Earl Jones que cada vez que abre la boca suelta auténticas perlas).
En definitiva es un cine muy completo. Como bien dice el título de la película, es Conan, el bárbaro, y la cinta lo es también.
Se reiventa el personaje de Robert E. Howard y se crea un nuevo Conan más cercano al comic de Buscemi y un Conan para el cual Schwarzenegger no tiene que actuar, solo ser él mismo y aceptar una dirección, por parte de Milius que es capaz de dibujar los rasgos que definen a Conan: brutalidad, barbarismo, pero capaz de sobreponerse a todo; la película hace un poco de apología de cierta filosofía alemana (Nitzsche) y su superhombre (se le cita al principio de la cinta: todo aquello que no nos mata nos hace más fuertes); y Conan es ese superhombre, fuerte y filósofo (sí, filósofo, aunque no lo parezca y no hable mucho).

De verdad, una cinta a reivindicar. Mejor, mucho mejor que otras cintas del género: ni Red Sonja, ni Conan el Destructor (basura), ni remake de Conan el Bárbaro (basura), ni trilogías de espada y brujería de Peter Jackson (sobrevaloradísimas todas ellas). Y mejor, claro, que otras cintas ochenteras y algunas de los noventa del género. Pero no solo es que sea mejor: es arte, es una de las mejores cintas de los ochenta y una de las mejores de Arnie (actor más que limitado pero con una carrera más que envidiable: solo sus dos primeros terminators ya justifican toda su filmografía).

Y, por supuesto, imposible no mencionar a Basil Poledouris: su mejor trabajo y la banda sonora por la que pasará a la historia. Poledouris firma un trabajo digno de Rózsa o Tiomkin. Miento, firma un trabajo digno del mejor Rózsa o Tiomkin y consigue un nivel que jamás llegará a alcanzar (ni en obras como It’s my party o Les miserables).

Añado, para finalizar, en el fondo temo los rumores de una nueva cinta de Conan con Schwarzenegger, Conan el Rey. Le tengo miedo porque no es Sc quien crea la magia: es su conjunto. Conan el destructor la produjo Rafaela di Laurentis sustituyendo a su padre y la rodaron en México (más barato que en España) y sobre todo, el facha de Milius fue reemplazado (¿será su carácter fascistoide el que le hace difícil tener una carrera decente?) y es Milius el alma de la película (él y su amigo y difunto Basil Poledouris). Y los tiempos que corren hoy no invitan a que se pueda repetir lo que en su día se produjo: magia.
el hombre del coco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
27 de enero de 2016
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Efectivamente, si fueran los Monty Pyton los que firmaran la película mucha gente se rendiría ante ella, pero no sería mejor.

El precedente más cercano en el cine español es "Amanece que no es poco", pero esta cinta va mucho más allá porque Fesser empaqueta dentro de la cinta un mundo muy particular que en cierto modo repite en su siguiente cinta, Mortadelo y Filemón.
Visualmente muy lograda. Llena de gags tremendos. Llena de surrealismo (o puede que de humor absurdo, pero esa diferencia es lo que menos importa). Sobretodo destaca un Luis Cuerda que está fabuloso de principio a fin y lleno de momentos auténticamente antológicos.

Lo único menos bueno, que a ratos puede perder fluidez porque puede que los gags tengan más relevancia que la narración en sí... pero creo que jamás nadie ha críticado lo mismo a los Pyton o a los Marx.

Cinta que, con todo lo bueno y malo que tiene, es imprescindible.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
el hombre del coco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
2 de febrero de 2017
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cameron se saca de la manga la que será una de las sagas más importantes del cine de ciencia ficción con una estética cercana a la serie B. Reúne un reparto interesante con Linda Hamilton, Michael Biehn, Lance Henriksen, Bill Paxton y Arnold Schwarzenegger. En verdad no crea nada nuevo, junta muchos elementos de diferentes películas y consigue crear un algo especial que funciona más que bien y de ahí que la cinta fuera capaz de crear la mitología que le siguió.
Y sobretodo el villano de la cinta resulta un villano antológico.

Se me hace además imposible no mencionar algo que no deja de ser una curiosidad y pequeña delicia para los amantes de la ciencia ficción: tiene una breve aparición el famoso cazarrecompensas de Expediente X.
A parte de todo esto, los efectos de la película no han envejecido del todo bien pero la película tiene un encanto que se incrementa gracias a la secuela que le siguió. Y lo que ha envejecido muy bien es la música de Brad Fiedel (que en su segunda parte volvió para ser mejorada).
el hombre del coco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
6 de mayo de 2016
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Veo una nota media elevada pero muchas críticas muy duras con la película. Y no lo entiendo. Creo que buena parte de los palos provienen de auténticos puristas que quieren más y más sin contar que todo tiene un principio o unas bases.

En fin, lo primero que diré: entre Star Trek y Star Wars tiro por Star Trek (y detesto la labor de Abrams en el mundo trekkie). Pero Abrams es un artesano y un seguidor de Star Wars confeso. Si han hecho lo que han hecho, con sus fallos y aciertos, es por algo.

No puedes empezar de cero sin presentar un nuevo escenario y unos nuevos personajes. Las precuelas, por ejemplo, no presentaban a personajes nuevos (parte de ellos sí, claro) pero contaban una historia y con un personajes de los que ya sabíamos su resultado (por cierto, creo que el Episodio I no es tan malo como muchos quieren decir... pero Jar Jar Binks es infumable).

Por tanto, el Episodio VII lo que hace es crear un nuevo emboltorio que sirve a la vez para honrar el mundo de Star Wars haciendo un homenaje (alias copia) de la estructura del Episodio IV. Y lo hace bien. Incluso mejora las formas del Episodio IV (claro, lo tiene más fácil, no tiene que crear todo un universo y una legión de fans como hizo el Episodio IV, solo tiene que continuar lo creado). Es algo que ya se ha repetido antes con éxito y con muchas críticas a la vez (El Padrino III repite esa fórmula, Coppola planteó el cierre de la trilogía como una ópera de tres actos A-B-A' que lleva a conectar el principio con el final y crear así una cohesión; no es una falta de imaginación, es crear una cohesión más que narrativa, que también, del los personajes y el mundo en el que viven).

Además, la película hay que verla como parte de una trilogía (el Episodio IV no contaba con esa ventaja porque no sabían que fueran a rodar más películas, pero aquí no había duda). Por cierto, añado, he dicho que mejora las formas del Episodio IV y sé que mucha gente me odiará por lo que diré: el Episodio IV es una película flojísima y vulgar que tiene el enorme mérito (y suerte) de crear una pseudo-religión, pero como película roza en partes de su metraje lo amateur. Y respondiendo a lo que mucha gente dice de que esta película no cuenta ninguna historia nueva y tal, no solo afirmo que se dedican a crear un nuevo entorno para nuevos personajes y a la vez integrarlos en Star Wars, sino que comparemos con otras cintas de Star Wars. Para mucha gente el Episodio V es la mejor película de Star Wars. Su narrativa es absurda y solo se entiende por ser la parte central de una trilogía (la película empieza con una persecución y acaba con el final de la persecución, pero no tiene un principio, un desarrollo y un final). Pero lo que la hace grande es su enorme carga emotiva por el final, porque ganan los malos y por lo mal que lo pasan los protagonistas. Pero como película es absurda (descontextualizada, claro). Por contra, El Retorno del Jedi tiene una estrucura más clásica como película y nadie duda que es inferior. ¿Conclusión? Las mismas personas que critican a la cinta de Abrams por no decir nada nuevo, tienen que valorar la película como una parte de un conjunto no acabado. Y por ahora lo visto tiene sus altibajos pero sin dudas un ritmo tremendo.

La historia es muuuy tonta. La aparición del Halcón Milenario es muuuy casual. La aparición de Solo es muuuy casual. Muchas casualidades y tonterías. Pero la historia y la narración es entretenida.

Y sigamos, Ridley bien, Boyega a ratos apunta a un nuevo Han Solo y correcto (nota mental en voz alta: Han Solo es uno de los personajes más sobrevalorados de la historia del cine), Driver no es que esté mal pero desde luego tienen que cambiar cosas para que esté a la altura de su predecesor. John Williams al principio me dejó tibio, pero luego he sabido ver que ha hecho un buen trabajo. Max von Sydow, papel corto pero como siempre brillante. Serkis y sobretodo Nyong'o para mi entre mal dibujados sus personajes y desaprovechados (pero creo que tendrán mayor recorrido en todo lo que está por venir). El Capitan Phasma (creo que se llama así) es un personaje que espero le saquen partido, sino me parece que por ahora sobra totalmente. Por cierto, oí durante la película el nombre de un tal Poe Dameron, ¿alguien me sabría decir quien es?
Y sigo en la zona spoiler.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
el hombre del coco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 100 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados